by Olivier on 22/06/2018 | Legal & Política

Cannabis y Conducción en los Países Bajos – Parte 3: Cómo ha surgido la nueva ley

Cannabis y Conducción Con todo lo relacionado con la conducción, la legislación holandesa es cruel. Da igual si eres apto para conducir o no, la ley establece que si tienes THC en la sangre, pagas. La razón por la que esto no ayuda a la seguridad vial se explica en una serie exclusiva de varias partes de Cannabis News Network. La Parte 3 se centra en cómo surgió la nueva ley.

Desde el 1 de julio de 2017, la policía ha estado realizando controles a los conductores no solo de alcohol, sino también de otras sustancias, como anfetamina, cocaína y cannabis. Cualquiera que esté por encima de un determinado límite se enfrentará a sanciones. Aunque suene sensato en teoría, en la práctica resulta ser un fiasco. Pero primero vamos a echar un vistazo atrás.

Antes, la situación era la siguiente: si había alguna sospecha de consumo de drogas, la policía interrogaba al conductor. Los conductores que admitían el consumo tenían que entregar su permiso de conducir, que se enviaba a la Oficina Central de Permisos de Conducir de los Países Bajos, la Centraal Bureau Rijvaardigheidsbewijzen (CBR). Así comenzaba esta pesadilla burocrática.

Por qué la nueva legislación es un disparate

Desde el año pasado, la policía ha estado utilizando unos equipos móviles para realizar el test de saliva. Si el resultado es positivo, entonces se requiere un análisis de sangre. Recientemente, se han creado unas tablas para el cannabis que asignan un nivel específico de sanción a un nivel específico de cannabis en la sangre. Esto es similar a lo que ocurre con el alcohol. Pero ahí es donde comienza el problema.

El efecto del cannabis es diferente del efecto del alcohol. El hecho de que alguien tenga THC en la sangre o no, no indica que seas capaz de conducir. Es muy posible que alguien fume un porro por la noche y siga presentando un nivel excesivo de THC en la sangre la mañana siguiente. La ley discrimina sobre todo a las personas que usan cannabis con fines medicinales.

Los expertos critican los límites de THC aplicados. También lamentan que haya otras sustancias que ni siquiera están incluidas en la legislación. Por ejemplo, las benzodiazepinas, como el Valium, son conocidas por su fuerte efecto narcótico.

A los políticos les gustan las soluciones fáciles

Para establecer el límite de THC, el Ministerio de Justicia y Seguridad ha basado su planteamiento en un estudio del Dr. Franjo Grotenhermen. Posteriormente, dicho doctor ha criticado abiertamente la forma en que se ha promulgado la legislación. Ha afirmado que es imposible definir un valor de THC que distinga a aquellos que están en condiciones de conducir de los que no.

Entonces, ¿cómo ha surgido la tan criticada ley actual? «A los políticos les gustan las soluciones fáciles», ha dicho el Dr. Grotenhermen en una entrevista con Cannabis News Network. La legislación actual en los Países Bajos parece ser un excelente ejemplo de lo que sucede cuando las soluciones dogmáticas y populistas se hacen realidad: una realidad peligrosa, con consecuencias de gran alcance para los afectados.

En el cuarto artículo de esta serie, Cannabis News Network acompaña a Shiva Maniotidis-Spaarenberg, quien descubre de primera mano por qué el tema de la CBR y el cannabis sigue causando tanto disgusto.

Sigue a Cannabis News Network para estar al día de todas las noticias relacionadas con el cannabis. ¿Te apetece leer más? Sigue a Cannabis News Network  en FacebookTwitter y Vimeo.

Sección de comentarios

¿Tienes una opinión? Háznosla saber dejando un comentario

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?
Read More
l