by Sylent Jay on 06/11/2013 | Uncategorized

David Nutt galardonado con el Premio John Maddox 2013

David Nutt es un nombre bien conocido en el ámbito de prevención en materia de drogas y del activismo en favor del cannabis. Entre otras muchas cosas, David Nutt es un ilustre neuropsicofarmacólogo británico, dedicado a la investigación en el campo de las drogas; más específicamente, su investigación se centra en cómo las drogas afectan al cerebro y en cómo podrían aliviar síntomas observados en personas con depresión y en adictos.


David Nutt es un nombre bien conocido en el ámbito de prevención en materia de drogas y del activismo en favor del cannabis. Entre otras muchas cosas, David Nutt es un ilustre neuropsicofarmacólogo británico, dedicado a la investigación en el campo de las drogas; más específicamente, su investigación se centra en cómo las drogas afectan al cerebro y en cómo podrían aliviar síntomas observados en personas con depresión y en adictos.

Tras un largo y arduo forcejeo con los poderes fácticos, el profesor David Nutt ha recibido este año el premio John Maddox por la Defensa de la Ciencia.

La historia de un pertinaz buscador de la verdad

Desde el año 1978, David Nutt se ha concentrado en el estudio de las drogas y de su impacto en el organismo humano, investigando tanto sustancias ilegales como medicamentos que se obtienen con receta para demostrar que algunas de las sustancias consideradas ilegales por los gobiernos podrían ser utilizadas para fines médicos, mientras que ciertos compuestos permitidos son considerablemente nocivos para los pacientes que los consumen.

En 2007 publicó un trabajo de investigación que desencadenó una gran polémica. Dos años más tarde, esto condujo a que David Nutt alcanzara una fama inesperada, al ser despedido por el gobierno británico de su puesto de asesor oficial en materia de drogas por el mero hecho de haber escrito dicho trabajo de investigación. Según las conclusiones del estudio, que aún hoy sigue siendo citado en diversas publicaciones que tratan del daño causado por el cannabis y otras drogas, el cannabis (así como el LSD y el éxtasis) era menos dañino que el alcohol o el tabaco, tanto para el consumidor individual como para la sociedad en su conjunto.

Los resultados del estudio desacreditaban la política gubernamental en materia de drogas vigente en aquel momento, demostrando que sus reglas estaban motivadas más por objetivos políticos que por datos científicos. La consiguiente toma de conciencia del público en general respecto a este tema provocó asimismo numerosas reacciones negativas por parte de funcionarios gubernamentales, así como desacuerdos con otros miembros de la comunidad científica.

Científico interrumpido

No obstante, David Nutt continuó difundiendo su mensaje por medio de conferencias y artículos, así como a través de su puesto en el gobierno británico. Efectivamente, Nutt fue nombrado presidente del ACMD (Advisory Council for the Misuse of Drugs o Consejo Asesor sobre el Uso Indebido de Drogas) en 2008, mientras proseguía su investigación y su campaña de concienciación pública. Esto desencadenaba con frecuencia airadas reacciones de los ministros del gobierno al intentar que se prestara atención a la reclasificación de aquellas sustancias de las que había demostrado previamente que eran prácticamente inofensivas.
Finalmente, en 2009 publicó un folleto en el que combinaba los resultados de sus estudios de 2007 con los de otros estudios más recientes para abogar una vez más por la reclasificación de numerosas sustancias. David Nutt definió el cannabis como una droga de categoría C (el tipo menos nocivo), mientras que clasificaba el alcohol y el tabaco como drogas de categoría B.
La reacción del gobierno del Reino Unido a la definición del científico no se hizo esperar: el día siguiente a la publicación del folleto, Alan Johnson, ministro del interior en aquel entonces, pidió a David Nutt que abandonara su puesto como presidente del ACMD y principal asesor del gobierno en materia de drogas.

Afortunadamente, este incidente no tuvo únicamente consecuencias negativas. A raíz de la destitución de David Nutt, varios compañeros científicos y expertos en el ámbito de la política en materia de drogas dimitieron del ACMD y fundaron el Independent Scientific Committee on Drugs o Comité científico independiente en materia de drogas, una organización independiente cuyo objetivo es «asegurarse de que el público pueda tener acceso a una información clara y basada en la evidencia sobre las drogas, sin la intromisión de intereses políticos o comerciales».

Desde entonces, David Nutt ha dado a conocer de forma incesante los hechos científicos que condujeron a esta infame polémica. Ha seguido investigando los posibles usos medicinales de sustancias ilegales y difundiendo los resultados, no solo a través del previamente mencionado comité en materia de drogas, sino también en numerosas publicaciones y – naturalmente – en el lmperial College London, donde ocupa la cátedra Edmond J. Safra de neuropsicofarmacología.

Otra consecuencia relativamente positiva del despido de David Nutt del ACMD fue la creación de los Principios de asesoramiento científico al gobierno, que «fijan las reglas que rigen la relación entre el gobierno y aquellos que le ofrecen asesoramiento científico y sobre ingeniería» y resaltan la importancia de fuentes científicas libres de toda persuasión política. En la actualidad, estos principios forman parte de las directrices adoptadas por la Oficina para la Ciencia del gobierno del Reino Unido, y podrían ser – con suerte – uno de los pilares que conduzcan a una mejor regulación de las drogas en el Reino Unido.

El premio John Maddox, una confirmación del trabajo de David Nutt

Es de justicia que David Nutt fuera premiado por el enorme trabajo que ha ofrecido a lo largo de los años a su país y al mundo entero.
Por esta razón, el hecho de que David Nutt haya ganado el premio John Maddox en 2013 no ha supuesto una gran sorpresa para el mundo del cannabis ni para los defensores de las medicinas alternativas. De hecho, el objetivo general de este premio describe a la perfección la lucha de David Nutt:

«El premio John Maddox por la defensa de la ciencia premia a una persona que haya impulsado los conocimientos científicos sólidos y la evidencia en temas de interés público, con un énfasis especial en aquellos individuos que se hayan enfrentado a dificultades o hayan sufrido hostilidad por esta actividad».

En Sensi Seeds nos complace enormemente ver que se recompensan los esfuerzos y el trabajo de David Nutt, ilustre pensador independiente con una mente centrada en los hechos, y deseamos – como siempre – que tanto en el Reino Unido como en el resto del mundo acabe aplicándose una política más razonable en materia de drogas.

Sección de comentarios

¿Tienes una opinión? Háznosla saber dejando un comentario

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?