by Ben Sensi on 07/11/2011 | Cannabis Noticias

De acuerdo con el Gobierno holandés, el cannabis fuerte es ahora una droga dura


El Gobierno holandés tiene previsto clasificar el cannabis con un contenido de THC superior al 15% como droga dura con efectos nocivos para la salud. Este plan fue anunciado recientemente por Maxime Verhagen, viceprimer ministro y ministro de economía holandés, quien indicó que el cannabis “ha contribuido a perjudicar aun más la salud pública”. THC significa tetrahidrocannabinol, uno de los principales ingredientes psicoactivos del cannabis.

Una decisión política con un trasfondo científico

A raíz de un informe del instituto holandés Trimbos acerca de los porcentajes de THC, CBD y CBN en el cannabis a la venta en los coffeeshops, el gabinete ha decidido que una tasa de THC superior al 15% causa problemas psicológicos que van desde la esquizofrenia hasta ataques de ansiedad. A pesar del vínculo entre el cannabis y estos trastornos psicológicos, el informe no ha demostrado una causalidad directa. La decisión de prohibir el cannabis con altos niveles de THC refleja tan solo la interpretación que hace el Gobierno holandés de la naturaleza de este vínculo.

Haciendo un porroCoffeeshops en el punto de mira

Ivo Opstelten, ministro holandés de Justicia, mostró una vez más su determinación de ver cerrados los coffeeshops y su antipatía hacia los propietarios de estos establecimientos: “Es responsabilidad suya. Si no pueden medirlo (el THC), entonces tendrán que cerrar sus establecimientos”.
De acuerdo con el Gobierno holandés, los coffeeshops estarán ahora obligados a enviar muestras de cannabis para su análisis. Actualmente, esto cuesta alrededor de 700 € por muestra y, con frecuencia, los menús de los coffeeshops incluyen docenas de variedades de cannabis diferentes.  Marjan Heuving, del instituto Trimbos, que – además de realizar análisis de drogas – investiga la salud mental y las adiciones, explica que la tasa de THC puede variar incluso dentro de una misma planta. Para los propietarios de coffeeshops, esta obligación de analizar cada una de las variedades de marihuana que pueda tener un contenido cercano al 15% por miedo a perder sus licencias, conducirá inevitablemente a un aumento de los precios.

Un mercado negro listo para aparecer

No cabe duda alguna de que si los precios del cannabis a la venta en coffeeshops aumentan, esto conducirá a un incremento del mercado negro, como en todos los modelos reglamentarios que elevan los precios para reducir el consumo. Así, por ejemplo, los precios más elevados del tabaco han conducido a una explosión del contrabando de cigarrillos que nunca había obtenido tantos beneficios.
Ten Bloomendal, portavoz de VOC (Asociación para la abolición de la prohibición del cannabis), teme que esta prohibición dé lugar a un mercado clandestino para las variedades más fuertes de cannabis. Considera que la implementación de análisis es complicada, “por no decir imposible”, alegando que las concentraciones pueden variar considerablemente de una muestra a otra y que ni los empleados, que no consumen necesariamente cannabis ellos mismos, ni los inspectores de sanidad estarán en condiciones de saber con seguridad la tasa exacta.

¿Qué ocurre con el cannabis medicinal?

 

Bedrocan flos
Bedrocan cannabis (19% THC)

El único cannabis vendido en los Países Bajos con un nivel de THC garantizado es el producido por Bedrocan. Esta empresa tiene un contrato con el Ministerio holandés de Sanidad para producir cannabis medicinal. El contenido en THC de las cuatro variedades, cada una de ellas con su propia concentración, varía entre el 6 y el 19%. En la actualidad no está claro si las variedades más fuertes de cannabis medicinal vendido en farmacia seguirán estando disponibles con receta médica, ya que están siendo cultivadas para el Gobierno con el objetivo de garantizar una tasa de THC superior al 15%. (Bedrocan Flos tiene un contenido en THC del 19 %).
Otra cuestión que sigue sin abordarse es el resto de cannabinoides activos que contiene el cannabis. Además de THC, el cannabis contiene más de 85 cannabinoides adicionales, incluyendo el CBD (cannabidiol), que produce el efecto más sedativo o relajado. Con frecuencia, las variedades más potentes de Cannabis Indica pueden contener una tasa baja de THC y una tasa más alta de CBD, lo que supondría que sería posible que una marihuana extremadamente potente pudiera seguir vendiéndose en los coffeeshops sin incumplir la normativa gubernamental.

Sección de comentarios

¿Tienes una opinión? Háznosla saber dejando un comentario

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?