El Futuro del Cannabis Medicinal en Canadá

Canadá El 17 de octubre de 2018, Canadá ocupó los titulares internacionales cuando se legalizó el cannabis en todo el país. Aunque este evento ha despertado un gran entusiasmo entre los consumidores de cannabis recreativo, los pacientes están preocupados y se preguntan si el gobierno va a mantener su programa de cannabis medicinal.


Contexto de la Situación del Cannabis Medicinal

Desde 2001, los canadienses que quieren usar cannabis como tratamiento médico han tenido acceso a él de acuerdo con el Reglamento de Acceso a la Marihuana Medicinal (MMAR, por sus siglas en inglés). Se ha permitido que “los individuos en posesión de la autorización de un profesional de la salud tuvieran acceso a la marihuana seca con fines medicinales mediante la producción de sus propias plantas de marihuana, designando a alguien para que las produjera o comprando el suministro de Health Canada”.

El procedimiento para conseguir cannabis de un productor autorizado es relativamente sencillo. En primer lugar, los pacientes deben reunirse con un profesional médico para determinar si el cannabis puede ser beneficioso para tratar sus síntomas. Si es así, este último proporciona a los pacientes un certificado médico requerido para registrarse en uno de los 132 productores autorizados por Health Canada. Entonces, los pacientes pueden comprar cannabis fresco o seco, o aceite de cannabis. Según las regulaciones, no se permite a ningún intermediario vender cannabis medicinal a los pacientes. Los dispensarios y los “clubes compasivos” son ilegales, aunque hayan estado más o menos tolerados y presentes en el panorama canadiense hasta la reciente legalización.

El programa canadiense de cannabis medicinal se estableció en el contexto del consumo ilegal de cannabis. Ahora que ya no es así, ¿sigue siendo pertinente este programa?

La Asociación Médica Canadiense (CMA)

Antes de profundizar en esta pregunta, vamos a tener en cuenta el contexto en el que el gobierno puso en marcha su programa medicinal. Se permite a los pacientes tener acceso al cannabis medicinal sin peligro de ser criminalizados. La Asociación Médica Canadiense (CMA, por sus siglas en inglés) estaba claramente en contra de que sus miembros recetasen cannabis a los pacientes.

El Futuro del Cannabis Medicinal en Canadá

Cabe señalar que la CMA representa a los médicos canadienses, que se dedican a promover, entre otras cosas, políticas, estrategias y acceso a unos servicios sanitarios de calidad. Sus argumentos son que no hay evidencia clínica suficiente sobre los beneficios medicinales del cannabis, y que los datos disponibles sobre las indicaciones, la potencia (niveles de THC, CBD) y los efectos adversos son aún muy escasos.

Además, la CMA alega que la profesión médica no tiene que autorizar el uso de cannabis, ya que no ha pasado por el proceso regular de aprobación de la regulación farmacéutica de Health Canada. Como se indicaba en la presentación de su propuesta de agosto de 2016 al gobierno, la Asociación considera que “es importante que se apoye la investigación de la marihuana para desarrollar productos que puedan estar sujetos a estándares farmacéuticos, como es el caso del dronabinol (Marinol®), nabilona (Cesamet®) y THC/CBD (Sativex®)”. Según el Dr. Jeff Blackmer, Vicepresidente de la CMA, “a ocho de cada nueve médicos de Canadá les incomoda hablar o proporcionar acceso al cannabis medicinal”.

A pesar de su obvia oposición, y en respuesta a la implementación del programa medicinal, la CMA ha cumplido con los deseos del gobierno. Pero la legalización completa del cannabis ha cambiado la situación. Ahora que el cannabis recreativo es legal, la CMA pide la abolición del programa de cannabis medicinal, e intenta de forma activa desvincularse de él.

Diferentes Opiniones sobre el Cannabis en la Comunidad Médica

Para preparar la legalización del cannabis recreativo, el gobierno realizó una consulta popular. La Asociación Médica Canadiense participó una vez más. En su propuesta a Health Canada de enero de 2018, recomendaba firmemente que solo debe haber un sistema y un reglamento para el cannabis medicinal y el recreativo. Se repetía lo que ya había afirmado en su primera propuesta con respecto a su desacuerdo con la prescripción de cannabis como medicina.

Como el Dr. Jeff Blackmer afirmaba públicamente en un importante congreso médico que reunió a científicos, médicos, farmacéuticos y enfermeras, un tiempo antes de que entrara en vigor la Ley del Cannabis, “nuestra opinión es que ahora que el gobierno obviamente intenta legalizarlo, una vez que sea una sustancia que está disponible para todos los canadienses, realmente no hay necesidad de que los médicos sigan jugando el rol de guardián”. Su afirmación fue tan tajante que se produjo una protesta y la audiencia le abucheó; el Dr. Blackmer abandonó la sala.

También estuvo presente en el congreso el Dr. Mark Ware. Dirige el Registro de Cannabis de Quebec y es el presidente del Consorcio Canadiense para la Investigación de los Cannabinoides, el organismo responsable del congreso. El Dr. Ware es un destacado investigador y profesor de la Universidad de McGill que ha dedicado su carrera a investigar los cannabinoides y el dolor crónico, y que recientemente ha dejado el mundo académico para convertirse en Director Ejecutivo de Canopy Growth, el mayor productor de cannabis del mundo. Este especialista cree que sería un error abandonar el programa de cannabis medicinal, ya que todos los productos de cannabis se considerarían posteriormente para uso recreativo. Sin la supervisión y el seguimiento de los profesionales de la salud, los pacientes se quedarían solos.

Los Pacientes de Cannabis Medicinal Abandonados por los Profesionales Sanitarios

El Futuro del Cannabis Medicinal en Canadá

El Dr. Ware también cree que los productos elaborados con cannabinoides aislados (opciones terapéuticas que los médicos preferirían prescribir) no son tan efectivos como las flores secas debido al efecto de séquito. Reconoce que la ciencia aún tiene mucho que entender sobre las complejas interacciones de los cannabinoides y los terpenos contenidos en la planta de cannabis. Hace falta mucha más investigación.

La Asociación Canadiense de Enfermeras (CNA, por sus siglas en inglés), que representa a más de 139.000 enfermeras, también apoya la permanencia del programa, y afirma que “sin la distinción entre los dos tipos de cannabis, la producción de este producto se basará únicamente en la demanda del consumidor”. La directora de programas y políticas públicas de la CNA, Karey Shuhendler, señala que incluso aun siendo la misma planta, el cannabis que se usa con fines medicinales difiere mucho del cannabis que se usa con fines recreativos, sobre todo porque contiene menos THC y más CBD.

Además, si se suprimiera el programa medicinal, los pacientes ya no podrían beneficiarse de la supervisión médica para evaluar los efectos terapéuticos y adversos, y las posibles interacciones farmacológicas. Como resultado, se dejaría a su suerte a los aproximadamente 300.000 pacientes canadienses que consumen cannabis medicinal, algo que también preocupa al Dr. Ware.

Por parte de los pacientes, existe la misma preocupación. James O’Hara, un usuario de cannabis medicinal y presidente de la Organización Canadiense para el Acceso Equitativo a la Marihuana Medicinal, insiste en que los médicos siguen dedicados a la investigación y quieren integrar el cannabis como un tratamiento en lugar de retirarlo de la ecuación. Añade que los pacientes medicinales suelen necesitar variedades que se han desarrollado específicamente para tratar sus afecciones (ansiedad, náuseas causadas por tratamientos contra el cáncer, convulsiones) y que, en ausencia de un contexto médico, no puede haber ninguna garantía de que dichas variedades sigan estando disponibles. Además, la organización está preocupada por el estigma asociado con el uso de cannabis medicinal, que solo aumentaría si se suprimiera el programa medicinal.

Esta opinión también la comparte la organización Dravet de Canadá, que cree que es “crucial para los pacientes que el cannabis se considere una medicina real“. De hecho, los pacientes afectados por el síndrome de Dravet, como todos los demás titulares de un permiso de cannabis medicinal, se benefician, en concreto, de la cobertura del seguro sanitario y del suministro regular de cannabis.

¿Dónde Quedan los Pacientes Canadienses de Cannabis Medicinal en Todo Esto?

La escasez de cannabis recreativo en Canadá solo unas pocas semanas después de la legalización es una fuente de preocupación que afecta a los usuarios medicinales. De hecho, los mismos productores autorizados suministran ambos tipos de cannabis. Desde el 17 de octubre de 2018, muchos pacientes han tenido dificultades para obtener las variedades que solían comprar. Estos productores habían prometido a sus clientes medicinales un suministro ininterrumpido, pero parece que la alta demanda de cannabis recreativo y las exportaciones al exterior están afectando a las reservas medicinales. Los productores autorizados no están obligados por ley a reservar existencias para la demanda medicinal, aunque Health Canada espera que se prioricen las ventas medicinales.

Estas empresas justifican la escasez refiriéndose a un aumento repentino del número de registros de pacientes medicinales solo unos días antes de la legalización recreativa. Además, muchos pacientes que anticiparon la escasez hicieron pedidos justo antes del 17 de octubre de 2018, lo que aumentó la demanda medicinal. El gobierno está instando a los productores autorizados a ser transparentes e informar a sus pacientes sobre la duración de los retrasos. Sin embargo, en la web de Tilray, los pacientes no encuentran nada muy informativo: “Agotado. Próximamente”.

De momento, el gobierno ha acordado seguir con el programa medicinal durante otros cinco años más. ¿Qué va a pasar mientras tanto? No hay duda de que la legalización completa es un hito muy positivo. Pero en el caso de Canadá, hace falta una supervisión rigurosa y un compromiso por parte de todas las partes implicadas para garantizar el acceso al cannabis a quienes más lo necesitan, aquellos que han abierto el camino para la legalización del cannabis recreativo: los pacientes.

Sección de comentarios

¿Tienes una opinión? Háznosla saber dejando un comentario

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?
Read More
Read More