by Tasha Kerry on 05/12/2018 | Cultural

Hacer Frente a la Escasez de Cannabis en Canadá

Canadá En las semanas posteriores a que Canadá se convirtiese en el primer país del G7 en legalizar el cannabis, muchas tiendas físicas y digitales están luchando para satisfacer la demanda inesperadamente alta. La escasez de cannabis en Canadá es tan grave que muchos consumidores han vuelto al mercado negro. Algunos culpan a las nuevas regulaciones de la escasez.


La Escasez de Cannabis en Canadá No Sorprende

Antes de la legalización, el mercado del cannabis canadiense producía alrededor de 80.000 kilos al año para unos 200.000 pacientes de marihuana medicinal. En 2017, la Oficina de Presupuestos del Parlamento de Canadá publicó un informe que afirmaba que, en 2018, los canadienses consumirían hasta 655.000 kilos de cannabis y que, para 2021, esa cifra podría aumentar a 734.000 kilos al año, que abastecerían a más de 5 millones de usuarios de cannabis.

Avanzamos rápido hasta octubre de 2018, y pocos días después de la legalización, se habla de dispensarios físicos que tienen las estanterías vacías, miles de pedidos por internet sin procesar, largas colas fuera de las tiendas, muchos minoristas y consumidores frustrados y páginas web colgadas. SQDC, un dispensario de Quebec, realizó más de 12.500 transacciones en la tienda y recibió 30.000 pedidos por internet el primer día, superando ampliamente las expectativas.

Hacer Frente a la Escasez de Cannabis en Canadá

En British Colombia (BC), solo había un dispensario abierto la mañana de la legalización, BC Cannabis Store en Kamloops. High North, un dispensario familiar ubicado en Labrador, se quedó sin suministros apenas tres horas después de su apertura, y no tiene ni la menor idea de cuándo tendrán más. Living Skies Cannabis es un minorista con sede en Saskatoon que está listo para vender, pero que no puede conseguir un suministro de fiar. “Sencillamente no hay muchos suministros”, ha manifestado Cierra Sieben-Chuback, el dueño de la tienda. “Es lo que se dice por todo el país”.

En New Brunswick, 12 de las 20 tiendas de las provincias cerraron brevemente debido a la falta de existencias. En un comunicado de la página web, el sitio de la agencia estatal responsable de la venta de cannabis ha manifestado: “Los minoristas de todo el país están experimentando una situación similar”. En Ontario, algunos productos de la tienda minorista online se agotaron y el reabastecimiento se retrasa debido a los largos tiempos de espera.

Bruce Lipton, director ejecutivo de Canopy Growth, ha pedido paciencia, recordando a la gente que la legalización es un “proceso“. No habrá 14.000 tiendas [de marihuana] el primer día. Durante un período de tiempo, cuenta con que haya más personas que quieren comprar cannabis que las que tienen acceso al cannabis”. Vic Neufeld, director ejecutivo de Aphria, ha dicho que la demanda es más elevada de lo esperado y que los problemas de la cadena de suministro son normales porque” es como una autopista de cinco carriles que se fusionan en un solo carril”.

¿Cuál es la causa de la escasez de cannabis en Canadá?

Health Canada, el organismo estatal responsable de otorgar las licencias a los productores, reconocía el problema de escasez en 2017 y se propuso agilizar el proceso de solicitud para dar paso a los nuevos productores lo más rápido posible. De momento, hay 132 productores autorizados de cannabis en Canadá. Tienen capital para aumentar la producción hasta 500.000 kilos, pero los expertos advierten que se puede tardar hasta tres años en cubrir la demanda.

Según Health Canada, la oferta actual puede cubrir entre el 30 y el 60 por ciento de la demanda. Dicen que los productores han enviado más de 14.500 kg (32.000 lb) de cannabis en seco y 370 litros (81 galones) de aceite de cannabis hasta la fecha, y han comunicado que han inventariado más de 90.000 kg de producto seco y 41.000 litros de aceite.

Pero muchos echan la culpa de los problemas al estricto control del gobierno sobre la distribución y la venta de cannabis. Mientras que BC, Alberta, Newfoundland y Labrador permiten que el sector privado entre en el mercado minorista, en Quebec, Isla del Príncipe Eduardo, Ontario, Nueva Escocia y Nuevo Brunswick, solo pueden vender marihuana las tiendas aprobadas por el gobierno.

Hacer Frente a la Escasez de Cannabis en Canadá

El número de dispensarios de cada provincia también va a variar mucho. En Alberta, se espera que se abran hasta 250 tiendas el primer año, mientras que en Ontario esa cifra es de solo 40, y en Quebec y New Brunswick, es incluso inferior a 20. En cada provincia, el proceso de concesión de licencias es largo, lo que implica retrasos, incertidumbre y frustración tanto para las empresas como para los consumidores.

A principios de noviembre, el gobierno de Ontario aprobaba sus regulaciones para las tiendas privadas de cannabis. Las solicitudes de licencias comenzarán el 17 de diciembre, y no se concederán a ningún minorista de cannabis que opere después de la fecha de legalización del 17 de octubre. Cualquiera que tenga vínculos con la delincuencia organizada o que no pueda demostrar el cumplimiento de sus obligaciones fiscales también será excluido de la industria.

Los consumidores también se quejan de los precios, que presentan grandes discrepancias en las provincias. Por ejemplo, el precio de Lemon Skunk varió de $ 11,22 el gramo en la Colombia británica a $ 15,50 por gramo en New Brunswick. El precio sin impuestos de las flores se estima en unos $ 7,50 el gramo. Uno de los primeros compradores de la tienda Cannabis NB de Moncton, New Brunswick, se fue sin comprar nada porque los precios eran demasiado altos.

¿Cuál es la Solución para la Escasez de Cannabis en Canadá?

En 2015, cuando el Primer Ministro Trudeau anunció los planes para legalizar el cannabis, dijo que su objetivo era acabar con las “organizaciones delictivas” que lo venden. Como resultado, las nuevas regulaciones imponen multas mucho más duras a cualquiera que venda sin una licencia. Antes de la legalización, un arresto por vender hierba se traducía, en el peor de los casos, en una condena corta.

A día de hoy, cualquiera que infrinja la ley vendiendo sin licencia o vendiendo a menores de edad puede enfrentarse a multas de hasta $ 5 millones de dólares canadienses y/o hasta 14 años de prisión. En una publicación de Twitter del 9 de noviembre, Jodie Emery, una de las activistas del cannabis más importante de Canadá, decía los siguiente: “¿Escasez de cannabis legal? ¿Por qué no legalizar a los miles de proveedores de cannabis existentes que han abastecido la demanda, de forma pacífica, consensuada y sin fuerza ni coacción, durante décadas? BC es famosa en todo el mundo por tener toneladas de cannabis de alta calidad. Ya existe”.

Los camellos del mercado negro están felices de que se hayan cerrado muchos dispensarios, su mayor competencia. Esperan que los clientes se mantengan leales debido a los precios más bajos. “La mayoría de la gente no es experta y no tienen mucho dinero para gastar en marihuana”, decía un camello en una entrevista con The Guardian.

“Quieren un buen trato y no les importa, o saben, mucho acerca de la calidad. Si el precio del gobierno es demasiado alto, no le está dando a esa gente una opción, por lo que se quedarán en el mercado negro”. Debido a que la marihuana aprobada por el gobierno también se va a limitar a aproximadamente el 20 por ciento de THC, muchos consumidores se quedarán en el mercado negro para comprar cogollos de mayor calidad.

“¿Qué sabe el gobierno del cultivo de marihuana?” ha sido un sentimiento que quien aquí escribe ha tenido a menudo cuando visitaba Toronto en verano, una opinión compartida por otro camello: “[la marihuana del gobierno] se va a producir en masa, como la cerveza de Labatt o Budweiser, lista para consumir, genérica, tendrá el mismo sabor siempre. No tendrá mucha fuerza, así que es como si realmente estuvieras comprando un sabor”.

A Rosalie Wyonch, analista de políticas del CD Howe Institute, no le ha sorprendido la escasez de cannabis en Canadá y predice que el gobierno podría perder hasta $ 800 millones en ingresos a favor del mercado negro. En una entrevista con Merry Jane, Emery criticaba las nuevas regulaciones y decía: “La legalización debe significar la legalización de la industria que ha crecido a pesar de la prohibición, no la exclusión de los pioneros [de la industria] y de las víctimas de la prohibición”.

Sección de comentarios

¿Tienes una opinión? Háznosla saber dejando un comentario

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?
Read More
Read More