by Tasha Kerry on 21/12/2018 | Legal & Política

La Nueva Regulación del Cannabis de Colorado Potencia su Mercado Creciente

Colorado Colorado sigue potenciando su mercado del cannabis al actualizar la regulación de su industria para incluir un nuevo proceso de auditoría y la aprobación de los productos infusionados, certificación ISO, análisis de metales pesados y el reciclaje de productos no consumibles. La nueva regulación del cannabis de Colorado entra en vigor el 1 de enero de 2019.


Tras el anuncio en septiembre de que el mercado del cannabis de Colorado había generado más de $ 1 mil millones en impuestos en agosto de 2018, alcanzando el objetivo mucho antes de lo previsto y llenando las arcas del estado con más de $ 200 millones en ingresos fiscales, está claro que el paso de la industria del negro al verde va por buen camino.

Una de las tendencias que incrementa las ventas es la preferencia de los consumidores por los productos comestibles y concentrados. Durante los primeros seis meses de 2018, las ventas de unidades de concentrados de cannabis aumentaron en un 94,6 por ciento, mientras que las ventas de unidades de comestibles subieron más del 13 por ciento. El aumento impresiona todavía más cuando se tiene en cuenta la caída del precio de las flores en Colorado.

Debido al exceso de producción, el precio de aproximadamente medio kilo en Colorado ha bajado de $ 1.300 a $ 800 en los últimos doce meses, lo que ha resultado en un exiguo incremento del 1,4 por ciento en las ventas de cogollos secos. Aunque el aumento de la popularidad de los productos infusionados con cannabis ha reforzado el mercado, la proliferación de productos y la preocupación por el uso de ciertos productos ha hecho que sea necesario revisar el cumplimiento de las normas por parte de la industria. Para ver una versión completa de la normativa, haz clic aquí.

La Nueva Regulación del Cannabis de Colorado la Ha Impulsado la Industria

La Marijuana Enforcement Division o MED (División de Control de la Marihuana) es el organismo estatal encargado de regular el mercado del cannabis de Colorado, aunque trabajan estrechamente con la industria para desarrollar sus normas. «Existe un interés mutuo entre los reguladores estatales y los miembros de la industria de la marihuana para que los titulares de licencias cumplan voluntariamente con toda la normativa del Código de la Marihuana Comercial y Medicinal», explica Shannon Gray, especialista en comunicación sobre marihuana del Departamento del Tesoro de Colorado (CDOR).

“Muchas partes interesadas diferentes de Colorado, incluidos los titulares de las licencias, han participado de manera exhaustiva y activa en este proceso legislativo y de fijación de las normas, incluidos los grupos de trabajo de los interesados y el período de tiempo ampliado para comentarios del público. Dicha participación de las partes interesadas ha permitido que el Departamento escuchara e incorporara gran parte de los comentarios de las partes interesadas en la normativa que se ha adoptado finalmente», dice.

La nueva regulación del cannabis de Colorado beneficia a la industria

La MED se reúne de forma periódica con las partes interesadas de la industria para conocer sus inquietudes e identificar las mejores prácticas. Las nuevas normas relativas a los productos infusionados surgieron de una reunión en la que ciertos miembros mostraron su preocupación por el uso indebido de concentrados como supositorios por parte de los jóvenes que buscaban un efecto psicoactivo o «una subida más rápida y más fuerte«. En respuesta a estas preocupaciones, la MED organizó una ronda extra de auditorías aplicada a los supositorios, así como a los espráis nasales e inhaladores.

Además de las nuevas auditorías, la nueva regulación del cannabis de Colorado incluye los requisitos de certificación de la Organización de Normas Internacionales (ISO) para que todas las instalaciones de análisis cumplan la normativa global de laboratorios, los análisis obligatorios de metales pesados y micotoxinas, y la posibilidad de reciclar las raíces, tallos y tallos de la marihuana para fabricar productos no consumibles con las fibras. La nueva normativa de reciclaje representa un paso en una nueva dirección para la industria.

“Antes de la legislación que permite este tipo de reciclado, todos los residuos de la marihuana, incluidos todos los restos de material vegetal, tenían que (a) inutilizarse y dejarse irreconocibles y (b) ser desechados en un sitio de desechos sólidos o instalaciones de destrucción que cuenten con un Certificado de Designación del órgano de gobierno local”, explica Gray. El reciclaje del material vegetal podría potencialmente conducir al desarrollo de nuevos productos como papel, combustible, textiles, ropa de cama, material aislante, materiales de construcción e industriales.

Establecer las Normas de Cumplimiento

La industria del cannabis de Colorado no solo va por el buen camino, sino que también está estableciendo las normas de cumplimiento en todo el mercado. Aunque la nueva normativa exige que los ocho laboratorios del estado cumplan con la norma ISO el 1 de enero, los laboratorios Rm3 Labs recibieron su certificación ISO en marzo de este año, específicamente para anticiparse a los cambios en el cumplimiento.

La nueva regulación del cannabis de Colorado beneficia a la industria

“Rm3 Labs hemos optado por asegurarnos nuestra certificación ISO 17025 incluso antes de que fuera requerida por Colorado para proporcionar a nuestros clientes los datos más fiables y de mayor calidad posible. Queríamos que nuestro sistema de gestión de calidad estuviera documentado y aplicado para garantizar que siempre se sigan los protocolos adecuados al analizar muestras y comunicar datos”, explica Evan Contreras, director de prensa de Rm3.

Señala que el entorno regulatorio claro abre el camino para la evolución del mercado, mientras que la industria todavía sigue «resolviendo asuntos». Por ejemplo, aunque existe amplia evidencia científica que ha informado sobre las tolerancias de pesticidas federales en nuestros alimentos, no disponemos de la misma literatura para basar las tolerancias de pesticidas en productos inhalables. Esta es una de las razones por las cuales las regulaciones sobre el cannabis son estrictas, necesitamos más conocimientos y experiencia», dice.

Añade que Rm3 «trabaja duro para asegurarse de que establecemos unas normas ejemplares porque beneficia a todos y ayuda a legitimar a la industria en su conjunto. Creemos que, si bien la industria del cannabis de Colorado está estrictamente regulada, seguirá creciendo siempre que los cultivadores y fabricantes éticos sigan innovando con nuevos productos para consumidores y pacientes».

Todo el Mundo Gana con una Regulación Clara

El objetivo principal de la industria del cannabis de Colorado es ser un excelente ejemplo de cumplimiento de las normas para el resto del mundo, motivo por el que las partes interesadas trabajan tan estrechamente con la MED. «La característica fundamental de la industria del cannabis de Colorado es la línea abierta de comunicación entre sus partes interesadas y el gobierno, así como la disposición de la MED para abordar y revisar las normas en respuesta a las preocupaciones de la industria», dice Greg Huffaker de Think Canna, asesor legal de la industria del cannabis.

La nueva regulación del cannabis de Colorado beneficia a la industria

Para hacer cumplir la normativa, las empresas del sector del cannabis están sujetas a inspecciones regulares, hasta 12, por parte de varios departamentos a lo largo del año. Estas inspecciones no se anuncian, lo que significa que las compañías deben estar atentas en todo momento y funcionar efectivamente bajo el microscopio, ya que se puede detectar cualquier número de problemas de cumplimiento. Eso es lo que le sucedió a la empresa del cannabis con sede en Colorado, Sweet Leaf, cuando el personal fue arrestado el año pasado acusados de vender más cannabis por cliente del que se permite (looping, en inglés).

En el caso de Sweet Leaf, dos ex ejecutivos están cumpliendo 30 días en la cárcel, pero ese tipo de sanciones no son lo habitual, y Huffaker dice que en su mayoría ve multas de unos $ 2.000, aunque se imponen multas más grandes. «La MED no está destinada a penalizar a las empresas», dice, «Están más interesados en hacer que el cumplimiento sea posible para las empresas y actuar en el mejor interés de una industria en crecimiento». Ante el caos que actualmente afecta a mercados como el de California, no hay duda de que las cosas parecen ir mucho más suavemente en Colorado. Huffaker está de acuerdo: “Todo el mundo gana con una regulación clara”, dice.

Sección de comentarios

¿Tienes una opinión? Háznosla saber dejando un comentario

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?
Read More
Read More