Los canales de YouTube relacionados con el cannabis se han cerrado

canales de YouTube ¿Qué está pasando con los canales de cannabis en YouTube? YouTube (propiedad de Google) está cerrando los canales dedicados al cannabis, y no solo los pequeños. Cada vez se está apartando a más creadores de contenidos relacionados con el cannabis de las ondas virtuales. Para los propietarios de esos canales, parece no haber forma de recurrir para la restitución.


El comportamiento del que les acusa YouTube, en forma de un correo electrónico que explica que infringen las condiciones del servicio, no parece coincidir con el contenido de esos canales.

¿Cuántos canales de cannabis ha cerrado YouTube hasta ahora?

No vamos a mentir, ¡creemos que esto es personal! El primer canal del que Sensi Seeds se enteró que se había cerrado ha sido Marihuanatelevision.tv. No solo somos uno de sus patrocinadores principales, sino que han visitado con frecuencia Ámsterdam, donde siempre están interesados en informar sobre en lo que estamos trabajando. ¡Uno de sus miembros incluso se ha acercado a nuestra empresa de cáñamo industrial HempFlax para filmar sus verdes campos de cáñamo!

Se cierran los canales de YouTube relacionados con cannabis

Siguiendo muy de cerca a esta noticia, llegaba otro golpe; Cannaweed, el principal foro francés dedicado al cannabis, además de amigos de Sensi Seeds, también había perdido su canal. Se reactivó brevemente el 19 de abril, y se enteraron de que el motivo de su cancelación había sido un video sobre la germinación de las semillas de cannabis. En una vuelta más de tuerca, el canal Cannaweed volvió a cerrarse unas horas más tarde.

El canal de Sensi Seeds sigue, hasta la fecha, activo en YouTube. Pero es muy posible que sus días estén contados. A otros bancos de semillas también les han cancelado sus canales de YouTube. Cannabis Culture, la página web de la revista canadiense, ha visto como les cerraban su propio canal Pot TV después de ocho años de emisión en YouTube.

Y el sacrificio selectivo no se limita a los canales de empresas. Se extiende a las cuentas de individuos como el paciente legal de cannabis Joel Hradecky, conocido en YouTube como Customgrow420 y, con 1,5 millones de suscriptores y 193 millones de reproducciones de video, el «cannatuber» más popular, a quien han cancelado la cuenta el 18 de abril.

Otros individuos como ‘ThatWeedCouple’ y ‘BorisPetis’ han puesto sus videos en ‘privado’ después de que al parecer les hubieran borrado algunos. ‘UrbanRemo’, un activista canadiense del cannabis que también llevaba en YouTube ocho años y había acumulado 190.000 suscriptores, ha visto como le cerraban su canal sin previo aviso. Sorprendentemente, a su hijo ‘UrbanMichael’ le cerraron su canal de YouTube solo por hablar sobre lo que le había sucedido a su padre en un video titulado: ‘The End of WeedTube?’.

iSmoke – que, por desgracia, se ha unido a la lista de canales de cannabis cancelados – ha realizado un reportaje excelente sobre este tema.

¿Cuánto tiempo lleva sucediendo?

La pista nos lleva de vuelta a lo que se conoce entre los fans de YouTube y los creadores de contenidos como Adpocalipsis. A pesar de que YouTube ha estado desmonetizando (es decir, eliminando los anuncios de) los videos desde 2012, a los creadores no se les informó de lo que estaba pasando hasta 2016.

El año anterior, el algoritmo que controlaba si un video era adecuado para los anunciantes se modificó para que fuera más sensible a los contenidos potencialmente relacionados con el terrorismo. Obviamente, eso está bien, pero conlleva los problemas habituales de un proceso automatizado. Se puede solicitar una revisión por parte de un ser humano de los videos marcados como inadecuados, pero esto no siempre asegura que sean remonetizados.

¿Cómo decide YouTube qué videos son inapropiados?

A pesar del tamaño y de los ingresos de YouTube, que (después de Google) es el segundo sitio web más grande del mundo, opta básicamente por externalizar la supervisión de los contenidos inadecuados para sus usuarios. La opción «marcar como inapropiado» es similar a las políticas de denuncia de Facebook e Instagram, donde cualquier usuario descontento puede denunciar una publicación. Cualquier video marcado como inapropiado es revisado por un empleado de YouTube para decidir si debe eliminarse o no.

Como era de esperar, al tener 1,3 mil millones de usuarios y casi la misma cantidad de videos, a veces los contenidos apropiados se marcan de forma incorrecta y los contenidos inapropiados con frecuencia siguen en la plataforma. Como protesta por la continua publicación de videos ofensivos, en los que se incluían sus anuncios, los anunciantes comenzaron a retirar su dinero. Se trata de anunciantes de los que dependen muchos canales para obtener ingresos, y que generan miles de millones de dólares para YouTube y su empresa matriz, Google. El Adpocalipsis había empezado.

¿Puede YouTube hacer esto o está incumpliendo sus propias normas?

El efecto en cadena se ha transmitido a los creadores de cualquier contenido que pudiera considerarse incluso un poco arriesgado para YouTube. Los videos que mencionan temas LGTB, por ejemplo, fueron denunciados y desmonetizados por tener contenidos de naturaleza sexual. También en la lista de razones para que los videos se desmoneticen se encuentra la «promoción de drogas y sustancias reguladas, incluida la venta, uso y abuso de dichos artículos».

Una de las primeras víctimas de esta norma fue un canal de salud médica que trataba temas como los tratamientos para la diabetes y el coste de los medicamentos recetados, que fue denunciado por promover el consumo de drogas, lo que demostró que el algoritmo no es tan preciso como debería.

“Investigar el asunto”

La desmonetización (eliminar los anuncios de los videos y, como consecuencia, el dinero que se ingresa por ellos) es una cosa, y otra muy distinta es eliminar videos y canales. Los niveles de censura contra los canales de cannabis practicados por YouTube son asombrosos. Un “cannatuber” ha informado de que, en febrero de 2018, aproximadamente al “50% de la comunidad” le habían cerrado sus canales, y la única respuesta de YouTube había sido un correo electrónico que decía que estaban «investigando el asunto».

Pero de la misma manera que la creación de una cuenta de Instagram, Facebook o cualquier otra cuenta de redes sociales implica estar de acuerdo con los términos del servicio del proveedor, subir videos a YouTube significa que aceptas la posibilidad de que puedan ser eliminados.

Sensi Seeds ha tenido experiencia de primera mano al respecto, cuando nuestra anterior cuenta de Instagram se canceló sin previo aviso, y Facebook eliminaba varias publicaciones y fotografías de la página de Facebook de Sensi Seeds.

Actualmente, no está claro si el sacrificio selectivo ha terminado o si acaba de ponerse en marcha. Los rumores de que Google ha contratado a 10.000 empleados más en noviembre de 2017 con la intención expresa de «limpiar» YouTube siguen sin confirmarse, pero podrían explicar los acontecimientos.

Hasta donde sabemos, ninguna de las cuentas cerradas o canceladas se ha restablecido a pesar de las solicitudes de revisión por parte de un humano.

¿Te han cerrado tu canal de YouTube? ¿Echas de menos a tus CannaTubers favoritos y te preguntas dónde se han ido? Cuéntanoslo en los comentarios, y estate atento para tener más noticias.

Sección de comentarios

Publica un comentario

jose maria diaz garcia

A nosotros nos han cerrado el canal de seguimientos en el que salen plantas creciendo a diario y musica de fondo... Una lastima lo que esta ocurriendo... Ahora usamos weedly. O subimos los vídeos al blog directamente
NO NOS PARARÁN Un saludo

11/05/2018

Miranda

Hola José María,

Esperamos que esta cruzada sinsentido contra los canales dedicados al cannabis termine pronto. Estamos completamente de acuerdo: No nos pararán.

¡Saludos!

14/05/2018

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?
Read More
Read More