by Seshata on 18/12/2012 | Legal & Política

Se legaliza el Cannabis en Washington y Colorado – ¿cómo responderá el Gobierno Federal?

Las últimas semanas han sido singularmente importantes en la larga lucha, que ya dura décadas, por terminar con la prohibición mundial del cannabis. Las históricas votaciones en Washington y Colorado han causado un efecto domino en toda la industria, afectando a las políticas sobre el cannabis en todo el mundo.


Las últimas semanas han sido singularmente importantes en la larga lucha, que ya dura décadas, por terminar con la prohibición mundial del cannabis. Las históricas votaciones en Washington y Colorado han causado un efecto domino en toda la industria, afectando a las políticas sobre el cannabis en todo el mundo.

Christine Gregoire, 22ava Gobernadora del Estado de Washington
Christine Gregoire, 22ava Gobernadora del Estado de Washington

Sin respuesta definitiva del gobierno federal

Pese a las declaraciones iniciales del gobierno federal que afirmaban que su postura con respecto al cannabis se mantiene sin cambios, los legisladores están presionando para conseguir una respuesta definitiva a la cuestión candente: ¿ permitirán los federales los establecimientos de venta de cannabis , o continuarán con las mismas tácticas agresivas como por ejemplo el cierre de dispensarios médicos en California ?
Debido al éxito de La Enmienda 64 de Colorado y La Iniciativa 502 de Washington, tanto los partidarios como los detractores planean su próximo paso. A muchos les preocupa el hecho de que el gobierno federal tiene la intención de presentar una demanda ante la Corte Suprema para bloquear las leyes antes de su entrada en vigor.

La situación en Washington

La gobernadora de Washington, Christine Gregoire, ha mantenido conversaciones con el ayudante del fiscal general de EE.UU., James Cole, para discutir la aplicación de la nueva ley, y aunque el representante federal no dio una respuesta definitiva, los funcionarios estatales se están preparando ya para la despenalización.
La propia Gregoire ha sido una partidaria cautelosa de la despenalización del cannabis durante algunos años, llegando incluso a presentar una solicitud ante la Administración de Control de Drogas de EE.UU. en 2011 para pedir la reclasificación del cannabis en la Categoría I de la Ley de Sustancias Controladas. Sin embargo, no apoyó la Iniciativa 502 debido a los continuos conflictos que surgen cuando se trata de legislar el cannabis y, al mismo tiempo, éste continua en la prohibitiva clasificación de la Categoría I .

La controversia sobre la nueva ley de circulación

Se está informando a los oficiales de tráfico del Estado de Washington sobre la aplicación de la Parte V de la nueva ley, que se refiere a la conducción, y que establece que toda persona mayor de 21 años a la que se le encuentre un nivel en sangre de THC de 5 nanogramos por mililitro (ng / mL) está automáticamente cometiendo un delito por conducir bajo la influencia de estupefacientes.
Los abogados de Washington ya se están preparando para los desafíos legales de esta limitación per se, ya que muchos creen que es una medida arbitraria que criminalizará a los conductores que no estén afectados. Anteriormente, la responsabilidad recaía en la fiscalía que era la encargada de probar el grado de afectación en los casos de los conductores acusados por conducir bajo la influencia de alguna sustancia.
De ahora en adelante, el grado de afectación será inicialmente determinado por la observación policial, lo que puede llevar a errores de juicio, y también puede que los usuarios de cannabis medicinal corran el riesgo de conducir bajo los efectos debido a los altos niveles de THC, que con frecuencia resultan del uso normal de la medicación. A pesar de la controversia en torno a este aspecto de la nueva ley, se ha considerado que es una parte necesaria de la legislación debido al fracaso de la Proposición 19 de California en 2010, basandose en que el proyecto de ley no abordó las preocupaciones sobre la conducción bajo los efectos de los estupefacientes.

Los casos pendientes por delitos menores de posesión son destimados

Junto a las nuevas leyes de tráfico, los funcionarios de Washington deben decidir ahora cómo regular la venta y producción de cannabis. La nueva ley entra en vigor el 9 de diciembre, aunque los fiscales estatales ya han sobreseído con anticipación más de 220 casos pendientes por posesión de cannabis . El fiscal del Condado de King, Dan Satterberg, ha declarado que “no hay razón para continuar buscando sanciones penales” para estos casos, aunque en los casos más graves, tales como conducir bajo los efectos de alguna sustancia, la posesión de cannabis todavía puede ser perseguible. En Seattle, los casos de simple tenencia se han considerado como no procesables desde 2010.

Bajo los términos de la I-502, la simple posesión de hasta 40 gramos ya no es un delito; la posesión de grandes cantidades llevará a un cargo de delito grave que puede reducirse a un delito menor en el ‘plea bargaining’, proceso por el cual se llega a un acuerdo con la acusación. Aunque las ciudades progresistas del oeste como Seattle ya ven la posesión de cannabis como algo insignificante, las zonas del este más conservadoras interpretan la ley de manera diferente.

El ayudante del fiscal jefe penal del condado de Spokane , Jack Driscoll, declaró recientemente que las tiendas autorizadas por el estado son la única salida legal para el cannabis, y que el mercado negro de cannabis sigue siendo ilegal. Teniendo en cuenta que estas tiendas no abriran sus puertas hasta diciembre del próximo año como muy pronto, puede que los residentes locales deban mantener la cautela por el momento. Sin embargo, Driscoll ha declarado que no tiene intención de procesar ningún nuevo caso de posesión.

Doble liberalización del alcohol y el cannabis

Hasta el año pasado, el estado de Washington se responsabilizaba del monopolio de la venta de alcohol, una circunstancia que se había mantenido desde que la prohibición terminó, y aún ahora se encuentra entre los cinco estados más estrictos en el control del alcohol. Como el apoyo público a la liberalización de las leyes del alcohol aumentó en el período previo a la aprobación de la Iniciativa 1183, ese apoyo al parecer se extendió también al cannabis . El estado, sin duda, encontrará desafíos diversos en el camino hacia la liberalización completa, pero será interesante ver cómo se trata el tema del alcohol en comparación con el del cannabis.

El Cannabis más popular que Obama en Colorado

John Hickenlooper, Gobernador del Estado de Colorado
John Hickenlooper, Gobernador del Estado de Colorado

John Hickenlooper, Gobernador del Estado de Colorado

En Colorado, donde más gente votó a favor de la legalización del cannabis que a favor de Obama, el gobernador John Hickenlooper ha declarado que sus funcionarios respetarán la decisión de los votantes, pero que deben esperar hasta que el Departamento de Justicia dé unas directrices claras sobre cómo proceder antes de tomar cualquier decisión final.

Junto con el Fiscal General de Colorado John Suthers, Hickenlooper habló con el fiscal general de EE.UU. Eric Holder la semana pasada instando a una rápida solución del problema. Aunque no se obtuvieron conclusiones, mantener éste diálogo es importante en este momento para reducir la probabilidad de un conflicto serio entre el estado y el gobierno federal más adelante.

Colorado tiene derecho, al igual que Washington, a desestimar los casos pendientes relacionados con el cannabis inmediatamente después de la certificación de la elección. Esto tendrá lugar el 6 de diciembre, pero no se espera que Hickenlooper añada su firma hasta un máximo de 30 días después, a más tardar el 5 de enero de 2013.

Los Demócratas de Colorado presionan para la modificación de la Clasificación

Sin embargo, como en Washington, la regulación de la venta y la producción es un asunto diferente. Es probable que el gobierno federal espere hasta que los estados emitan declaraciones relativas a la aplicación de la ley antes de hacer pública su respuesta, la cual puede consistir en presentar una demanda en contra de los planes o simplemente en empezar a hacer arrestos. Mientras que los federales no persigan los casos de posesión, es más que posible que arremetan contra las tiendas de la misma manera que han atacado a los dueños de dispensarios en el pasado.

Para contrarrestar esta posibilidad, los miembros demócratas del Congreso en Colorado están trabajando en una enmienda a la Ley de Sustancias Controladas que eximiría a los estados que ya han legalizado el cannabis. Se espera que el proyecto de ley sea presentado como muy pronto la próxima semana.

En la actualidad, la sección 903 de la ley establece que el gobierno federal puede anular la ley del estado en el caso de un “conflicto positivo”; la enmienda propuesta se limitaría a añadir terminología que eximiera a cualquier legislación estatal “relacionada con la marihuana”.

David Sirota, presentador y comentarista político liberal
David Sirota, presentador y comentarista político liberal

Amplio apoyo a la legalización

El presentador del un famoso programa de debates, David Sirota, también ha presentado una petición en línea a través del programa “We the People , solicitando que el gobierno federal apoye la enmienda propuesta. La petición fue presentada el 12 de noviembre, dos días más tarde, su objetivo de conseguir 25.000 firmas fue alcanzado.

La rapidez con la que las firmas se recogieron da credibilidad a la declaración anterior de Sirota, en la que explica que el apoyo a la legalización de la marihuana ya no es una posición extremista, sino que es centrista, y que aquellos que desean seguir la “guerra contra las drogas” son en realidad los extremistas . Aún está por verse como responde a esto el gobierno de Obama.

Por su parte, los representantes Ron Paul (R-Texas) y Barney Frank (D-Mass) han escrito a Obama pidiéndole respeto por la ley estatal y por la voluntad del elector, refiriendose también a “la responsabilidad que todos los funcionarios federales tienen para encontrar la manera de retener gastos imprudentes e innecesarios “- en referencia a los 10,7 mil millones de dolares gastados anualmente en la prohibición de la marihuana. Frank y Paul son desde hace mucho tiempo partidarios de poner fin a la prohibición, y en junio de 2011 presentaron el proyecto de ley HR 2306, que tiene por objeto eliminar el cannabis de la lista de Categorias de sustancias por completo.

Veinticinco estados disfrutan ya de algun tipo de despenalización, como el cannabis medicinal, o de incluso la legalización total, por lo que es muy probable que la enmienda gane un importante apoyo en la Cámara. De hecho, si los Estados siguen ocupandose en perosona de los asuntos legislativos, es posible que se pudieran conseguir las tres cuartas partes necesarias para una enmienda constitucional dentro de unos años.

Sería un tanto apropiado que el cannabis se convirtiera en legal gracias a que un estado ratificase la convención, ya que esta medida legislativa unicamente se utilizó en 1933, para la derogación de la Ley Seca.

No son sólo los EE.UU. los que se ven afectados por estas votaciones históricas; los legisladores de América Latina están prestando especial atención al diálogo que se está llevando a cabo en EE.UU. El legislador mejicano Fernando Belaunzarán, del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), ha presentado un proyecto de ley al Congreso que regularía la producción, la venta y el uso de cannabis, aunque no es probable que obtenga un apoyo importante dada la amplia oposición de Méjico a la legalización total.

En Uruguay, los acontecimientos en los EE.UU. han hecho que la rabia se incremente en el ya furioso debate entre los dos bandos de la batalla de la legalización. Se ha presentado una nueva ley al Congreso con la que se pretende crear un Instituto Nacional de Cannabis que regule su uso con fines recreativos, médicos e industriales. A los usuarios se les permitiría así cultivar hasta 480 g, y los clubes de hasta 15 personas podrían solicitar una licencia para producir hasta 7.200 g al año.

Un grupo de líderes de América Latina, representando a México, Belice, Honduras y Costa Rica, recientemente hizo unas declaraciones aludiendo a la dificultad de hacer cumplir la prohibición de una sustancia ahora legal bajo las leyes estatales de algunos estados de Estados Unidos, e instó a la Organización de los Estados Americanos (OEA) a evaluar el impacto de las recientes votaciones en Washington y Colorado. También pidieron una sesión especial de la Asamblea General de la ONU que debería celebrarse para el año 2015 a más tardar, con el objetivo de reconsiderar completamente el enfoque global de la prohibición.

Cualquiera que sea la respuesta de la administración Obama, está claro que el paradigma global ya ha cambiado a favor de la legalización. Si el gobierno federal no actua con decisión apoyando los deseos de los Estados a favor de la legalización, demostrará una clara indiferencia hacia la voluntad de varios millones de ciudadanos, y dará lugar a preguntas más serias sobre la agenda de EE.UU. en la guerra contra las drogas.

 

 

 

Sección de comentarios

¿Tienes una opinión? Háznosla saber dejando un comentario

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?