by Micha on 01/08/2018 | Legal & Política

Un paso atrás: ¿Prohibirá Austria las semillas y las plántulas de cannabis?

Las semillas de cannabis y las plantas de cannabis sin flores son legales en Austria, pero esto está a punto de cambiar. El gobierno de coalición de derechas de Austria planea una prohibición a nivel nacional. De momento, no se ha decidido nada sobre cuándo y cómo se supone que sucederá, pero el gobierno parece decidido a seguir adelante.


Hasta ahora, en Austria, tanto las semillas de cannabis como las plantas de cannabis sin flores han sido legales. A diferencia del resto de la UE, en Austria, es posible comprar plántulas de las variedades «White Widow«, «Jack Herer» o «Early Skunk«, siempre que no se hayan formado los cogollos. Sin embargo, la nueva coalición gobernante formada por el ÖVP y FPÖ quiere acabar con esto pronto.

En la página 44 del programa legislativo del gobierno, que se negoció en diciembre de 2017, se enumera lo siguiente en relación con el tema «Ley de Sustancias Adictivas»:

– reforzar las disposiciones individuales de la Ley de Sustancias Adictivas (SMG), especialmente para proteger a los menores

– prohibición de la venta de semillas de cannabis y de plantas de cannabis

Hasta ahora, la Ley de Sustancias Adictivas de Austria solo ha penalizado el cultivo de cannabis con el objetivo de obtener sustancias estupefacientes. No prohíbe el cannabis per se, solo define la razón por la que no se puede cultivar ningún tipo de marihuana. Por este motivo, las plántulas de todos los tamaños sin cogollos, junto con las plantas con flores con bajo contenido de THC, hasta ahora han quedado fuera de la prohibición en Austria.

Esta laguna legal la descubrieron hace unos 20 años los pioneros del primer growshop de Viena: «Was denn?» (Traducción: ¿Qué pasa?). Fue la primera tienda que empezó a vender plántulas. Pero a pesar de que la situación legal es clara, durante mucho tiempo la policía austríaca no ha querido permitir ninguna planta legal de cannabis.

Con el cambio de siglo, surgieron por toda Viena nuevas tiendas de plántulas germinadas, que la policía volvía a cerrar. Algunas de las tiendas fueron a los tribunales, basándose en la Ley de Sustancias Adictivas, para impugnar la confiscación de sus plantas y en repetidas ocasiones ganaron sus casos.

Desde 2006, se ha podido producir plántulas en la Viena liberal y sus tranquilos alrededores, mientras que, en otras partes del país, sigue existe la posibilidad de entrar en conflicto con las autoridades policiales.

Desde la sorprendente absolución del mayor cultivador de cannabis de Viena, todo el país ha vivido un verdadero boom con la proliferación como setas de las tiendas de cannabis por todo el país. Este nuevo modelo de negocio legal es muy popular, sobre todo en las regiones fronterizas con la República Checa, Italia, Suiza y Alemania.

No hay un plan detallado por parte del gobierno

Una planta de cannabis en Viena cuesta entre € 5,00 y € 10,00, dependiendo de lo grande que sea y del medio utilizado para cultivarla. En Viena, además de un puñado de mayoristas bien establecidos, hay numerosos pequeños minoristas que se han especializado en nichos como las plántulas orgánicas o las plantas femeninas en crecimiento vegetativo a partir de semillas feminizadas.

Cuando las compra, se te advierte de que siempre debes asegurarte de que la planta tenga por lo menos 18 horas de luz; de lo contrario, podría florecer y eso la convertiría en ilegal. Oficialmente, «Jack Flash» y «White Widow» se venden como plantas de interior, o para aromaterapia, y los productores se aseguran de que sus plantas reciban 18 horas de luz y no tengan ni el más mínimo cogollo.

No importa lo pequeño que sea, podrían interpretarlo como un intento de producir una sustancia adictiva, lo que haría que la planta fuese ilegal. Si un cliente permite que una planta florezca, en contra del consejo del vendedor, al reducir la iluminación a 12 horas, ya no es asunto del vendedor.

La exportación de cannabis sigue prohibida, pero los controles fronterizos en el espacio Schengen – que incluye a Suiza, un estado no miembro de la UE – solo se llevan a cabo de forma excepcional. Austria se ha colado con disimulo en la primera linea de la exportación de genéticas de cannabis. Las semillas de cannabis se transportan mucho más fácilmente a Alemania o Suiza en forma de clones.

El gobierno ha utilizado la postura anómala de Austria en relación con las plantas de cannabis para justificar la inclusión de las medidas planificadas en el programa del gobierno, por lo que es muy posible que el «paraíso austriaco de las plántulas» pronto deje de existir.

A la izquierda, se muestra el emblema del FPÖ (Partido de la Libertad de Austria) y, a la derecha, el emblema del ÖVP (Partido Popular Austríaco).

A una consulta realizada en mayo sobre si y cuándo el gobierno piensa que podría implementar sus medidas contra el cannabis, un portavoz del FPÖ, del Ministerio Federal de Trabajo, Asuntos Sociales, Salud y Protección al Consumidor, respondió de manera bastante vaga:

«Estamos trabajando en los puntos del programa gubernamental acordado. Cuando empecemos a trabajar en esta área, haremos los anuncios pertinentes».

Incluso si sigue sin haber una hoja de ruta detallada sobre la prohibición de las plántulas de cannabis y de las semillas de cannabis, el gobierno de coalición parece tener la intención de mantener sus planes con el fin de dejar a los cultivadores de cannabis de Austria en la ilegalidad durante este período legislativo.

Siguen siendo legales «las flores y semillas que brotan en las plantas de cannabis»

Así lo confirmaba la «Verein Hanfmuseum» de Viena (Asociación del Museo del Cáñamo) en 2015, de la siguiente manera:

«La jurisprudencia austriaca no califica la aparición de flores y de semillas en las plantas de cannabis como producción de sustancias adictivas. Solo la cosecha de plantas que no están permitidas con fines comerciales con flores y semillas claramente formadas representa la producción de una sustancia adictiva según la ley», fue lo que el Ministerio del Interior austriaco manifestó en aquel momento.

Con esta declaración oficial, en 2015, la Asociación del Museo del Cáñamo – como parte de la inauguración de la Hemp Embassy (Embajada del Cáñamo) en Esterhazygasse 34 en Viena – llegó a atreverse a enseñar en público algunas plantas de cannabis en floración, que estaban protegidas del acceso no autorizado detrás de unas vitrinas de cristal. Desde entonces, ha habido una «exposición pública de cogollos de cannabis».

Foto de ka exposición Hemp Embassy, ubicada en Esterhazygasse, 34 (Viena). La fotografía muestra unas plantas de cannabis grandes en vitrinas. Las baldosas conforman una representación de una hoja de cannabis.

Incluso se puede oler el aroma específico de una variedad de manera bastante legal. Cuando los visitantes hacen cola en masa frente a estas vitrinas, se abre un orificio de ventilación para permitir que se libere el aroma de las plantas. Las plantas maduras se llevan luego al sitio de incineración de residuos en Simmering y se destruyen, bajo la supervisión de notarios. Para mantener todo el proceso público y trasparente de principio a fin, todo el proceso de floración es filmado por la Asociación y publicado en Internet para garantizar que nadie empiece a pensar que ha sido un truco para empezar a producir en secreto unos gramos para uso privado.

«La planta en sí es la embajadora. No somos un movimiento por la legalización, sino que estamos intentando encontrar una forma sensata de influir en el debate», explicaba el promotor Stivi Wolyniec en la inauguración.

Si las autoridades austriacas también estuvieran dispuestas a ser razonables, entonces los valiosos cogollos no terminarían en la basura, sino que también podrían haberse utilizado desde el principio para fines de investigación, así como también de información.

Pero a diferencia de los Países Bajos o Alemania, Austria ni siquiera cuenta con una legislación que se ocupe del uso medicinal del cannabis. En las farmacias, solo puedes conseguir Dronabinol (Marinol) y Sativex. Si se prolonga su situación ilegal, se mantendrá una situación tan obsoleta e inútil para los pacientes de cannabis austriacos como la destrucción de medicamentos o la prohibición prevista de las plántulas y las semillas.

Sección de comentarios

¿Tienes una opinión? Háznosla saber dejando un comentario

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?
Read More
Read More
Read More
Read More