Al utilizar esta página web, aceptas el uso que hacemos de las cookies y/o tecnologías similares para mejorar esta web y tu experiencia de compra. Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Semillas de Durban Feminizada


  • Semillas de cannabis feminizadas
  • Frío / Fresco
  • Planta alta
  • Floración 50 - 70 días
  • Rendimiento elevado
  • 90% Sativa
€27.50
in stock
Formas de Pago: Visa, Master, Transferencia Bancaria y Efectivo

  • Semillas de cannabis feminizadas
  • Frío / Fresco
  • Planta alta
  • Floración 50 - 70 días
  • Rendimiento elevado
  • 90% Sativa
Compra semillas de Durban Feminizada online
Su pedido será entregado discretamente
Los pedidos se entregan al día siguiente laborable
Garantía de Calidad: Certificado de Genética Original
  • Semillas de Durban Feminizada Descripción


    Fuera de su continente, Durban es la variedad de cannabis africana más famosa. Esta gruesa sativa subtropical crece en abundancia al sur de África y se disfruta en el mundo. Durban Feminizada es una sativa de exterior perfecta para cultivadores con todo tipo de experiencia. Es rápida, resiste a los hongos y una gran productora, ¡hasta en veranos inestables!

    Durban sigue siendo una de las variedades sativa de exterior más puras de Sensi Seeds. Se ha puesto un gran cuidado en preservar la línea familiar original y el genotipo en nuestra siguiente actualización de este clásico. Igual que nuestra primera variedad de semillas Durban se aclimató sólo mediante la cría de plantas selectas de su antiguo y estable patrimonio genético, las semillas de Durban Feminizada se desarrollaron realizando retrocruces dentro de ese mismo linaje.

    Durban se clasifica como sativa porque se origina en una zona subtropical y puede crecer perfectamente en un fotoperiodo con pocas horas de diferencia entre 12/12 todo el año. Pero la variedad suele ser algo más baja, tiene un periodo de floración más rápido, y el genotipo Durban produce grupos de flores mucho más compactos.

    Las semillas de Durban Feminizada producen plantas con fuertes ramas laterales alrededor de un tallo principal grueso. La floración es rápida y prolífica; los cálices compactos se agrupan en los internodos, llenando la mayoría de los huecos en la mitad superior del tallo y las ramas. Los pistilos son cortos y gruesos, y suelen presentar tonos pastel antes de oscurecerse al madurar.

    En su tierra, las grandes cosechas de Durban suelen cultivarse con el mínimo cuidado, porque se consideran resistentes ¡para cuidarse solas! Naturalmente, los aficionados al cannabis y los cultivadores medicinales proporcionan a sus plantas muchos más cuidados. Las semillas de Durban Feminizada perdonan los errores frecuentes de los cultivadores. Encarnan la naturaleza robusta y resistente de su línea familiar, y pueden producir una gran cosecha en la variable temporada del norte.

    Las plantas tienen una estructura uniforme y crecen a un ritmo constante. El aumento de altura en exterior durante la floración es manejable y las plantas pueden mantenerse en unos 150cm. Para maximizar el tamaño de la planta y de la cosecha, se pueden empezar el cultivo en interior en marzo, y las plantas pueden terminar con unos 250cm si no se podan ni se usan técnicas para modificarlas durante el crecimiento y la floración.

    La Durban de Sudáfrica cultivada comercialmente se puede encontrar en muchas partes del mundo. Se caracteriza por un fuerte efecto cerebral que se mezcla suavemente con un efecto corporal potente y reconfortante. Muchos fumadores pueden reconocer instantáneamente esta “dagga” importada por su aroma terroso y cítrico. Incluso después de secarse al sol, prensarse en ladrillos y viajar por medio mundo, sus sabores y efectos característicos le han dado la reputación de que no debe tomarse a la ligera.

    No hace falta decir que todas esas cualidades se aprecian mejor cuando se prueba en origen – cuando sus cogollos se han cultivado y secado con cariño. ¡Las semillas de Durban Feminizada te dan la oportunidad de convertir tu jardín en el punto de origen ¡de esta excelente variedad!

    Con buenos cuidados, los cogollos de Durban Feminizada presentan una rica y compleja gama de aromas y sabores. Los más comunes son los aromas dulces y afrutados con toques intensos a limón y más sutiles a anís. Las plantas que presentan hojas de un color más oscuro suelen tener un olor más a tierra cuando alcanzan la floración, que más adelante madura convirtiéndose en aromas que recuerdan al chocolate, café o sándalo.

    Durban Feminizada tiene una excelente producción de resina. Los cogollos maduros se forman a partir de grupos compactos de cálices angulares que borbotean en cada internodo y bráctea. Las colas que ocupan el tallo superior y la parte superior de las ramas se cubren con una gruesa capa de glándulas de resina, igual que los bordes de las pocas hojas que crecen de los grupos de cogollos más grandes.

    Esta variedad tiene un distintivo efecto cerebral sativa mezclado con un fuerte efecto corporal. Algunos admiradores de Durban de siempre la llaman “sativa narcótica” por su efecto cerebral tranquilizante. Los fumadores experimentados van a poder con el efecto cerebral de imaginación y ojos rojos que proporciona Durban en dosis mayores. Aunque Durban Feminizada es muy potente, no produce el “colocón corporal” de sopor y falta de energía de algunas indicas.

    Durban puede crecer y florecer perfectamente en cualquier clima, de templado a tropical. Si piensas cultivar una sativa en un jardín normal o un balcón, buscas plantas cuyas características las hagan más fáciles y manejables. Durban Feminizada tiene todas estas características importantes: es resistente, se adapta y produce plantas feminizadas que no crecerán demasiado. También tiene una rápida floración y es una potente planta medicinal o recreativa, muy productiva.