Embalaje discreto Entrega rápida Calidad superior

Semillas de Candy Buds Autoflorecientes

Kosher Kush x Lowryder

Tipos de semilla
Semillas Autoflorecientes
Banco de semillas
Fat Beans
Producción / Cosecha
Rendimiento grande
Zonas climáticas
Soleados / mediterráneos
Altura
Planta compacta
Tiempo de Floración
Periodo de floración Largo
Sativa / indica
Híbrido indica / sativa
€29,00
Agotado
Embalaje discreto Entrega rápida Calidad superior Envío gratis en pedidos superiores a €75,00

Acerca de Semillas de Candy Buds Autoflorecientes

La Candy Buds Autofloreciente es una variedad 70% índica y 30% sativa creada a partir del cruce de una Kosher Kush con una Lowryder, y su nombre hace referencia a sus aromas y sabores únicos. Con unos deliciosos matices ácidos, terrosos, diésel y afrutados ¿quién no desearía un perfil de terpenos así de completo? La Candy Buds Autofloreciente puede prosperar tanto en interior como en exterior. Es una variedad fácil de cultivar, de bajo mantenimiento y muy resistente a plagas y enfermedades indeseables.

La Candy Buds Autofloreciente es una variedad 70% índica y 30% sativa creada a partir del cruce de una Kosher Kush con una Lowryder, y su nombre hace referencia a sus aromas y sabores únicos. Con unos deliciosos matices ácidos, terrosos, diésel y afrutados ¿quién no desearía un perfil de terpenos así de completo? La Candy Buds Autofloreciente puede prosperar tanto en interior como en exterior. Es una variedad fácil de cultivar, de bajo mantenimiento y muy resistente a plagas y enfermedades indeseables.

 

Patrón de cultivo de Candy Buds Autofloreciente  

Los rasgos de crecimiento de la Candy Buds Autofloreciente, predominantemente índica, son un fiel reflejo de sus progenitores, la Kosher Kush y la Lowryder. Su estructura compacta y robusta se puede atribuir a la influencia de la Kosher Kush, mientras que su capacidad para florecer automáticamente procede de su linaje Lowryder. Se trata de una autofloreciente feminizada, por lo que las plantas florecerán de forma independiente sin necesidad de iniciar el proceso manualmente.

La Candy Buds Autofloreciente comienza su floración de forma autónoma, extendiéndose durante un período que ronda los 50-55 días. Las plantas pueden medir entre 70 y 100 cm en espacios interiores controlados. Bajo el sol, los ejemplares pueden superar el metro de altura. Presenta una estructura compacta, con ramas robustas y una distancia internodal corta. Debido a ello, estamos ante una planta tupida con un follaje verde brillante que puede necesitar una ligera defoliación.

El rendimiento de la Candy Buds Autofloreciente puede llegar a los 250-300 gramos por m2 en interior si se dan las condiciones ideales. En exterior, a cielo abierto, se han registrado rendimientos del orden de los 160-200 gramos por ejemplar. Las flores presentan una estructura Kush clásica y, si se cultiva de forma natural, la planta genera una cola de gran tamaño con algunas ramas laterales bien desarrolladas y coronadas por cogollos voluminosos. Las flores son densas y compactas. La Candy Buds Autofloreciente puede cultivarse en regiones mediterráneas.

 

 

Efecto, sabor y aroma de Candy Buds Autofloreciente  

Que una planta sea predominantemente índica no significa que no pueda ofrecer algunos efectos deseables propios de las sativas. La Candy Buds Autofloreciente reúne lo mejor de ambos mundos, comenzando con una sensación estimulante y eufórica que se manifiesta de inmediato. Los efectos corporales toman el relevo una vez que el subidón comienza a desvanecerse. Una sensación balsámica libera y relaja los músculos tensos, pero el cuerpo permanece alerta y plenamente funcional. Se trata de un efecto relajante, perfecto para consumidores de cualquier nivel.

El limoneno, el mirceno y el menos conocido farneseno son los principales terpenos del perfil de la Candy Buds Autofloreciente, la cual ha sido descrita como "super dank". En las últimas semanas de crecimiento, la planta emite un perfume floral que puede inundar el ambiente del cuarto. Tras la cosecha emergen sus aromas genuinos. Cuando huelas la flor seca, descubrirás una mezcla de frutas tropicales y cítricos ácidos que recuerdan a naranjas recién peladas. Estas fragancias están acompañadas de matices amargos a sándalo, tierra y diésel.

La Candy Buds Autofloreciente hace la boca agua pues su perfil de sabor es genuinamente delicioso. Sus sabores dulces y acaramelados seducen las papilas gustativas, pero también ofrece un toque ácido y cítrico que complementa a la perfección los sutiles aromas a bayas recién recolectadas y frutas tropicales. La combinación de todos estos exquisitos sabores impacta en el paladar con un sabor que sin duda recordarás. La Candy Buds Autofloreciente es perfecta como tema de conversación.

 

¿Sabías que…?  

  • En los análisis de laboratorio se han detectado niveles de THC de hasta el 25%.
  • La Candy Buds Autofloreciente es una variedad fácil de cultivar, ideal para principiantes.
Tipos de semilla
Semillas Autoflorecientes
Candy Buds Automatic es una variedad feminizada autofloreciente que florece independientemente del ciclo de luz
Banco de semillas
Fat Beans
Producción / Cosecha
Rendimiento grande
Candy Buds Automatic puede producir un gran rendimiento sin el cuidado adicional necesario para algunas de las cepas de mayor rendimiento
Zonas climáticas
Soleados / mediterráneos
Candy Buds Automatic se puede cultivar fuera en un clima cálido, soleado y con largos veranos.
Altura
Planta compacta
Candy Buds Automatic una ganancia en altura relativamente pequeña durante la fase de floración.
Tiempo de Floración
Periodo de floración Largo
Candy Buds Automatic tendrá un tiempo de floración relativamente largo.
Sativa / indica
Híbrido indica / sativa
La variedad Candy Buds Automatic es un híbrido sativa / indica.

Reseñas de productos

Aún no hay opiniones, ¡sé el primero!

Escribe una reseña
  • Solo los usuarios registrados pueden escribir reseñas
Malo
Excelente
*
*