Las historias y preguntas más divertidas sobre el cannabis que hemos oído en Sensi Seeds

Hay dos tipos de personas en este mundo: las que piensan con lógica y las que van tirando sin usar mucho la cabeza. En este artículo, nos interesa más la segunda clase. Una colección de historias y preguntas sobre del cannabis que la mayoría de la gente nunca se atrevería a plantear.

Admitámoslo. Todos tenemos una parte tonta. Sí, tonta. Esa parte interior que nos confunde y hace que soltemos frases o preguntas absurdas que hacen que a mucha gente se le pongan los pelos de punta o los ojos en blanco. Algunas de las joyas son: «¿Qué era lo que había dos, hígados o riñones? ¿Dónde está la materia gris del cerebro? ¿Cuál fue primero, la Primera Guerra Mundial o la Segunda? ¿Las vacas beben leche?». ¿A que es fascinante?

Son preguntas que he escuchado: lo juro. No me las estoy inventado. Navegando por Internet, he leído algunas barbaridades como: «¿Es verdad que beber petróleo es bueno para el corazón? Tengo celiaquía, ¿dónde puedo conseguir cocaína sin gluten? ¿En qué zoo puedo ver un velocirráptor? ¿Le puedo enseñar a hablar a un gato? ¿Los Beatles le copiaron el peinado a Justin Bieber?». Y así podríamos seguir todo el día… ¡o varios días! ¡Meses, semanas, años!

Así son las preguntas desesperadas de los cultivadores novatos

El hecho es que lo que cuento ES VERDAD, tan real como la vida misma y la cosa no es distinta cuando se trata de cannabis. Hoy repasaremos algunas de las experiencias del equipo de Sensi Seeds y otras personas que han tenido que dar respuesta a preguntas surrealistas. Espero que, además de echarse unas risas, aprenda qué hay que preguntar y qué NO cuando se habla con un entusiasta del cannabis. Aquí tiene una escogida selección.

¿Puedo fumar al aire libre cannabis de semillas que he cultivado en interior?

Esta es, sin duda, una de mis favoritas. A ver, vamos a explicarlo despacito, ¿vale? Aunque todos los tipos de cannabis se pueden cultivar en interior, las variedades de cannabis de interior están especialmente recomendadas para interior. Así es como va. De hecho, cultivarlas en interior significa que te aseguras un entorno estable y sin sorpresas, porque no se depende del tiempo que haga fuera ni de las condiciones climáticas.

Cultivarlo es una cosa, pero… ¿dónde se fuma? Por si hay alguien con dudas al respecto: el cannabis, ya sea cultivado en interior o en exterior, en Pekín o en Marte, ¡puede fumarse donde a uno le apetezca! Pues claro que se puede fumar en el exterior cannabis de semillas plantadas en interior, insisto (siempre que sea legal), se lo puede uno fumar DONDE QUIERA.

¿Se puede cultivar cannabis en una caja de zapatos y con una linterna?

A quien hizo esta pregunta, me gustaría preguntarle: ¿Tú de dónde has salido? ¿Dónde vives? ¿Estás secuestrado? Si no, no lo entiendo… Podrías ser parte de una expedición a la Antártida que se perdió y lo único que tienes es un puñado de semillas de cannabis en el bolsillo. También podrías estar huyendo de los Lannister, en cuyo caso tienes todo mi respeto y ya comprendo por qué quieres cultivar cannabis así.

PERO si no te encuentras en ninguna de estas situaciones… ¿por qué quieres cultivar tus semillas en una caja de zapatos a la luz de una linterna? ¿Es que es algún tipo de ritual? Amigos, hay muchas maneras de cultivar: en interior, en exterior, en invernadero, cultivo de guerrilla… ¡Incluso tenemos la opción del microcultivo! No te compliques la vida…

¿Me puedo comer o fumar las propias semillas para colocarme?

Sí que te puedes comer o fumar las propias semillas. Lo que no conseguirás es colocarte. Como mucho, alucinarás un poco con el dolor de tripa, pero nada más. En el fondo, esta pregunta me da ternura, porque me recuerda a aquellos maravillosos años en que nos hacíamos porros con orégano, albahaca, tomillo, perejil y cáscara de plátano, y nos reíamos sin parar pensando que realmente estábamos «de subidón».

 ¿Vendes semillas para cultivar hachís?

Amigos míos, si hubiera semillas para cultivar hachís y que saliera directamente de la tierra, el mundo no sería como lo conocemos hoy en día. De verdad.

 ¿Puedo hervir las semillas?

Esta pregunta se ha planteado muchas veces, porque los cultivadores novatos creen que es un método rápido para hacer que las semillas broten o «se abran», que es lo que pasa cuando germinan. Lamento informarle de que lo único que va a conseguir hirviendo semillas es agua sucia o una extraña especie de sopa. Las semillas no germinarán. Lo único que pasará es que se pondrán blandas… E, insisto, recuerde: solo los moluscos se abren cuando se ponen a hervir.

Confesiones cannábicas que no te dejarán dormir

Además de las preguntas, el personal de Sensi Seeds también ha recibido algunas «confesiones». Lo que viene a continuación es solo una muestra…

Confundir el cannabis con las ortigas

Algún alma cándida confundió las ortigas con el cannabis y las cultivó en una sala durante semanas y semanas, creyendo que en realidad estaba cultivando plantas de marihuana. Llegados a este punto, no sé qué es peor: el tiempo (y los recursos) que malgastados cuidando la planta en cuestión o la decepción y profunda tristeza al descubrir que esa «cosa» no iba a dar la cosecha esperada.

Fumar cannabis mohoso

¡Debe tener cuidado con estas cosas, ya que es su salud la que está en juego! Se podría pensar que no pasa nada, porque no es que vayas a ponerte a comer cannabis mohoso como el que come queso azul, ¡pero mucho cuidado! Viene a ser lo mismo o peor. De hecho, hay gente que ha fumado hierba llena de moho y ha acabado con hongos en los pulmones.

Da miedito, ¿eh? Así que si no quiere que le pase lo mismo, mejor deshágase del cannabis enmohecido. Sí, es una pena tener que tirar algo que te encanta, pero todo en la vida son decisiones, así que ¡procure tomar las adecuadas!

Llamar a la policía porque te han robado las plantas de cannabis (ilegales) y acabar arrestado

Un miembro del equipo de Sensi Seeds hizo una vez esta confesión, aunque no estamos seguros de si se trataba de esa persona o de alguien a quien conocía. Vamos a detenernos aquí un poco.

Entiendo perfectamente la frustración y el enfado. O sea, uno se esfuerza un montón en evitar problemas con la ley, la policía y los vecinos curiosos. Entonces llega alguien y le roba las plantas. Tiene sentido darse una vuelta por el barrio e incluso intentar atrapar al ladrón. Pero, se mire como se mire, llamar a la policía para recuperar bienes ilegales no es la solución. ¡Más vale dejarlo correr y comprarte otras semillas! A veces la vida es dura.

Decorar el salón con cannabis creyendo que son flores

¡Esta me encanta! Un clásico donde los haya. Imagínese a una encantadora viejecita plantando cannabis en su pequeño jardín y cuidando su planta (doy por hecho que está fascinada por su fragancia). Al final, la pone en un bonito jarrón y decora con ella su hermoso salón. Precioso.

Cultivar plantas de cannabis que llevaban cincuenta años escondidas bajo la alfombra y obtener una buena cosecha

Por muy sorprendentes que parezcan, algunas historias han tenido un final glorioso. Ya sea pura suerte o por simple coincidencia, ¡es algo que demuestra con contundencia que la marihuana es una planta con un poder y una resistencia invencibles!

No se corte y comparta sus experiencias y comentarios sobre este artículo. Seguro que publicamos una segunda parte. Lo que está claro es que, en lo tocante al cannabis, es difícil pensar con la cabeza en lugar de con el corazón. ¡Y estas historias impagables sobre su planta favorita son la prueba!

  • Disclaimer:
    Las leyes y regulaciones relativas al cultivo de cannabis difieren de un país a otro. Por lo tanto, Sensi Seeds recomienda encarecidamente que se revisen las leyes y regulaciones locales. No se debe actuar en contra de la ley.

Comments

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor

  • Profile-image

    Sensi Seeds

    El equipo editorial de Sensi Seeds incluye botánicos, expertos médicos y legales, además de activistas de renombre como el Dr. Lester Grinspoon, Micha Knodt, Robert Connell Clarke, Maurice Veldman, Sebastian Marincolo, James Burton y Seshata.
    Más sobre este autor
Ir arriba