Etimología de Cannabis: Los Nombres del Cannabis y Sus Orígenes

Como planta de innegable valor para todas las culturas con las que se ha encontrado, no es de extrañar que hayan surgido nombres locales para referirse al cannabis en muchas de las zonas en las que se ha establecido su uso. Con algunos de estos nombres, es posible representar la expansión del cannabis por todo el mundo.

Vamos a explicar la etimología de todas las palabras que se utilizan con mayor frecuencia para referirse al cannabis, así que vamos a empezar con la que todos conocemos:

Etimología de «Cannabis»

La raíz de una palabra protoindoeuropea (pIE) para cannabis nos ha proporcionado muchos de los cognados modernos, incluida la propia palabra cannabis. Se cree que la raíz de la palabra es*kan (n)aB-. La*B representa a las consonantes oclusivas bilabiales sordas *b o *p (ambas se pronuncian presionando los labios para impedir el paso del aire, siendo los sonidos más comunes p y b ). Puesto que las lenguas han evolucionado a lo largo de los siglos, esta raíz nos ha proporcionado una serie de cognados para las palabras cannabis y cáñamo, entre los que se incluyen la palabra checa «konopí», la hebrea «qannabbôs», y la inglesa «cannabis».

Siguen siendo objeto de debate los linajes etimológicos de algunos nombres modernos para el cannabis y el cáñamo. Por ejemplo, no está claro si el nombre hebreo «qannabbôs» (y su posible predecesor «kanbos») se deriva de la palabra del griego antiguo «kannabis» o viceversa. Sin lugar a dudas, la palabra moderna «cannabis» procede directamente del término latino «cannabis, » que a su vez proviene directamente del griego.

Se cree que el término griego «kannabis» (el primer término documentado para referirse a la planta) era una transcripción directa de un cognado idéntico de origen escita o tracio, que a su vez pudo haber evolucionado a partir del término protogermánico *hanapiz, de un compuesto ugrofinés *kéne(cáñamo) y de *piš(quemar; ortiga). No obstante, no es más que una mera hipótesis. Existe otra teoría que sostiene que la etimología sería la siguiente: griego «kannabis»< árabe «kunnab» <siríaco «qunnappa» <hebreo «qaneh» o «pannag» (= «bhanga» en sánscrito y «bang» en persa).

Etimología de «Cáñamo»

Hay mucha polémica en torno a la etimología exacta de multitud de palabras modernas, debido a las complejas interacciones entre poblaciones dispares durante los últimos miles de años, que en algunos casos han dado lugar a palabras que se prestaban de un idioma a otro hasta el punto en que no parece estar muy claro su origen exacto.

Sin duda, resulta complicado determinar el origen de la etimología de cáñamo y cannabis. Sus usos son tan diversos y numerosos como para que palabras distintas, pero relacionadas, hayan encontrado su lugar en muchos idiomas, para describir diferentes usos o formas de la planta. Sin embargo, se cree que ambas palabras derivan en última instancia de la misma raíz pIE.

Se cree que la palabra moderna inglesa «hemp» (cáñamo), así como la palabra holandesa «hennep», la alemana «hänf»y la escandinava «hamp» o «hampa», provienen de la raíz *hanap-, que a su vez deriva de *hanapiz. El cambio consonántico de k- a h- se corresponde con la Ley de Grimm, también conocida como la primera mutación consonántica del germánico, por la que muchas consonantes sonoras, incluida la k-, comenzaron a volverse sordas, como por ejemplo la h- (que también se indicada como x- y que en alemán moderno se pronuncia como la -ch en «Bach»).

Etimología de «Marihuana»

Marihuana, un término poco claro antes de que se popularizase con la campaña de EE. UU. para prohibir el cannabis en los años 20 y 30, puede derivarse de la palabra náhuatl «mallihuan», que significa «prisionero», aunque también puede ser un caso de homofonía casual. Asimismo, puede provenir en parte del nombre español María Juana (Mary Jane, en inglés).

Y explica en parte la aparición de diversas prácticas rituales relacionadas con la Virgen María, como la Doctrina de Santa María, un grupo religioso brasileño que utiliza el cannabis para sus rituales. Su desarrollo también puede corresponder en cierto grado a la introducción de la palabra china «ma hua» (que significa «flores de cannabis/cáñamo») en la lengua vernácula local cuando los emigrantes llegaron a trabajar a la zona.

Sin embargo, es posible que la relación entre ambas palabras sea mucho más antigua. Puede que tanto marihuana como «ma» se deriven del grupo consonántico semítico mrr (la mayoría de las lenguas semíticas, incluido el hebreo moderno, no usan vocales). Se cree que la palabra china ma procede de la raíz mrj, pronunciada *maraj  o *mraj; por lo tanto, se cree que la raíz semítica compartida por ambas palabras se ha convertido en el término moderno marijuanaa través de un préstamo árabe que los musulmanes llevaron a España.

Etimología de las palabras inglesas «Weed«, «Pot» y «Kush«

Aunque puede resultar difícil rastrear la etimología de algunos de los nombres más científicos del cannabis, es mucho más fácil seguir el paso de los términos empleados en el argot.

  1. La palabra «pot» (cazuela, en inglés) no tiene nada que ver con un recipiente para cocinar. Este apelativo para referirse al cannabis proviene de la «potación de guaya» española, abreviada a «potiguaya», que se traduce literalmente como «bebida del dolor». Esta bebida se elaboraba macerando las flores de cannabis en el vino.
  2. Por otro lado, es probable que la palabra «weed» (hierba, en español) haya surgido como un término del argot en los años 70 que usaban los jóvenes para poder hablar con discreción del tema. Naturalmente, parece probable que el nombre provenga del hecho de que el cannabis crece de forma muy parecida a una «mala hierba» (weed, en inglés) en muchas partes del mundo.
  3. Por último, “Kush” es hoy en día un término que usa mucha gente para referirse nada más que al cannabis de buena calidad. Kush es en realidad el nombre de una cadena montañosa situada en Pakistán, el lugar de donde procede la variedad Hindu Kush. De ahí viene el nombre de la variedad, y de ahí viene también la palabra del argot «kush» introducida en la lengua occidental moderna.

Etimología de «Bhang»

La palabra «bhang», así como sus diversos cognados relacionados (en egipcio «banga», en Tamil «bangi») viene del sánscrito «bhanga», que a su vez se cree que proviene de la palabra hebrea «pannag» o «bannag» (la p y la b son intercambiables en gran medida en hebreo). El sánscrito es la lengua más estrechamente relacionada con las antiguas lenguas iraníes, como el antiguo persa y el avéstico, y se cree que los emigrantes del noroeste llevaron el término a la India y Pakistán durante el segundo milenio  a. e. c.

Actualmente, tanto el término «bhang» como los cognados utilizados para referirse al cannabis se pueden encontrar en el sur de Asia y gran parte de África oriental y meridional, así como en algunas zonas del norte de África. Durante los siglos X y XV, los comerciantes árabes, asiáticos y, más tarde, los portugueses llevaron la planta de cannabis de Asia a África oriental, desde donde luego se extendió por todo el continente gracias a los comerciantes locales y a las tribus.

En 1609, el sacerdote dominico Joao dos Santos describió la costumbre de mascar hojas de cannabis a las que los locales sudafricanos se referían como «bangue», y a partir de las que hacían una bebida alcohólica con el mismo nombre.

Etimología de «Ganja»

El cannabis es conocido como «ganja» en gran parte del mundo, aunque el término proviene de la India. «Ganja» es un buen ejemplo de un nombre que se originó en una región concreta y luego se extendió a otros lugares, ya que los aspectos culturales del cannabis se exportaban junto con la propia planta. Asimismo, puede que, en última instancia, «ganja» se derive de la misma raíz pIE *kan(n)aB-, aunque de ser así, su paso al lenguaje moderno se produjo a través de rutas diferentes.

Se cree que tanto «ganja» como sus cognados relacionados (ganjari, gunja, kanchavu) provienen de otro término sánscrito para cannabis, gāñjyā-, que a su vez puede haberse derivado de una palabra sumeria encontrada en lápidas que datan al menos del 700 a. e. c.,»ganzigunnu», en la que «ganzi-» es cognado de «ganja» y»-gunnu» de «qaneh» o «kunneh». Por tanto, el término «ganzigunnu» conjuga perfectamente el grupo de palabras que proviene de oriente próximo con el grupo de extremo oriente.

Además, se especula que la palabra «ganja» se deriva de la palabra «Ganga», el nombre sánscrito para referirse al sagrado río Ganges que atraviesa el norte de la India. En el Ganges y sus alrededores, el cannabis crece de forma silvestre.

Otras palabras para referirse al cannabis

Existen otros términos para referirse al cannabis que no proceden de la raíz pIE *kan(n)aB-, pero que pueden tener cierta ascendencia común o una relación más reciente, como la palabra del español mejicano «marijuana» y la china «ma».

Hay pocas sustancias en el planeta que hayan adoptado tantos apelativos como la planta de cannabis. Su uso está tan profundamente arraigado en tantas culturas que, naturalmente, han surgido muchos nombres diferentes. Algunos de estos nombres son nombres de cultos religiosos, mientras que otros no son más que un mero producto de la evolución etimológica.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor

  • Profile-image

    Sensi Seeds

    El equipo editorial de Sensi Seeds incluye botánicos, expertos médicos y legales, además de activistas de renombre como el Dr. Lester Grinspoon, Micha Knodt, Robert Connell Clarke, Maurice Veldman, Sebastian Marincolo, James Burton y Seshata.
    Más sobre este autor
Ir arriba