Los 10 Espacios de Cultivo Ocultos Más Alucinantes

¡Los cultivadores de cannabis hacen todo lo posible para evitar ser detectados, lo que resulta en algunos lugares de cultivo raros! ¡No te pierdas nuestra lista para saber más sobre espacios de cultivo subterráneos que se han descubierto en lugares tan rocambolescos como una iglesia, un búnker nuclear e incluso justo al lado de una comisaria de policía!

Debido a las políticas absurdas y draconianas que siguen imponiendo a la población los gobiernos de todo el mundo, la gente llega a extremos increíbles para cultivar marihuana y evitar ser descubiertos. En este artículo, enumeramos nuestros diez ejemplos favoritos de espacios de cultivo raros y sorprendentes:

1. En un complejo de contenedores subterráneos

Enterrar las operaciones de cultivo en remolques o contenedores subterráneos no es precisamente algo inaudito, pero lo que convierte este caso en especial es la maravillosa creatividad de los tipos que dirigían el cotarro.

En enero de 2015, dos hombres británicos fueron detenidos en relación con un gran cultivo de cannabis descubierto en un campo remoto del condado inglés de Somerset, más conocido por su sidra y sus acentos, incomprensiblemente bucólicos.

El cultivo se encontraba ubicado en un total de cuatro contenedores de carga enterrados bajo tierra, todos conectados por un complejo sistema de túneles, a los que se accedía por ¡una trampilla construida en el suelo de una caravana!

2. En unas obras de alcantarillado

En el Reino Unido, se han dado por lo menos dos casos de cultivo de cannabis ilegal descubiertos en plantas de tratamiento de aguas residuales.

En agosto de 2005, se descubrieron plantas de cannabis en una zona remota de un lugar en Hampshire después de que un hombre fuese interceptado e preguntado por los trabajadores de las obras, mientras se dirigía a ocuparse de su cosecha. Después, en septiembre de este año, se ha descubierto un cultivo de 80 plantas de cannabis que medían hasta 1,5 metros de altura en unas obras de alcantarillado en Wiltshire.

Por desgracia, parece que ocultar el olor no fue suficiente para evitar ser descubiertos ¡antes de tener tiempo suficiente para cosechar!

3. En una piscina

Aunque Florida está empezando poco a poco a legalizar el cannabis, no lo hizo hasta 2016. En general, este es un estado muy de derechas que ha demostrado un profundo desprecio por la idea de la legalización de las drogas. Al mismo tiempo, Florida siempre ha tenido un ambiente de mucha fiesta y mucha gente con mucho dinero en efectivo.

Por lo tanto, hay cultivos de cannabis por todas partes, y en enero de 2014, la policía de Miami-Dade descubrió uno ¡en una piscina abandonada! Sin embargo, la clorofila llena cloro no suena muy atractiva, así que esperamos que no se ponga de moda…

4. En una mansión señorial

Parece que estos tipos confundieron el dicho «cultiva a lo grande o vete a casa» por «cultiva a lo grande en grandes casas», cuando decidieron dar un nuevo uso a una mansión clasificada como edificio histórico en Cumbria, al norte de Inglaterra, y convertirla en una operación de cultivo con un valor estimado por la policía local de € 7,1 millones.

Puede que pienses que una mansión no es la opción más discreta para una operación oculta de cannabis. Pero la ocultaron lo bastante bien como para producir un total de 263,25 kg de cannabis en solo un año, hasta que la policía les descubrió, claro.

5. En túneles de ferrocarril

Oficialmente, este sombrío escenario ubicado en un túnel ferroviario en Bangor, Gales, era una operación de cultivo de setas, pero cuando la policía echó un vistazo detrás de las múltiples series de enormes puertas de acero que salvaguardan las instalaciones, se encontró algo mucho más verde, con más olor y más rentable que incluso la mejores colmenillas, trufas o matsutake. Se habían montado cuatro salas subterráneas enormes dedicadas al cultivo de cannabis, en una operación ¡con un valor estimado de unos € 2,7 millones al año!

6. ¡En una iglesia!

En un intento de producir un poco de humo sagrado de verdad, se ha informado de que unos personajes, aún no identificados, habían reutilizado una pequeña iglesia de la comunidad de Escazú, en Costa Rica, como espacio de cultivo que contenía 226 plantas y 8 kg de cannabis seco.

Según consta, el Ministerio de Seguridad Pública (MSP) «no ha especulado sobre si la marihuana podría tener algún significado espiritual, pero el descubrimiento de un pequeño revólver 38 Especial hallado por la policía ¡no augura nada bueno para la cuestión de la libertad religiosa!»

7. En un búnker nuclear de la Guerra Fría

Durante la Guerra Fría, los túneles de Drakelow – un amplio sistema de túneles construido en primer lugar como una fábrica durante la 2 ª Guerra Mundial – se convirtieron en un búnker nuclear secreto, diseñado para albergar y proteger a los miembros del gobierno regional en el caso de un bombardeo nuclear, una jugada que causó polémica y protestas generalizadas cuando la población local se enteró de su existencia.

En 2013, también fue el escenario de otra polémica cuando resultó ser el emplazamiento de un gran cultivo ilegal que contaba con más de 400 plantas, ¡con un valor estimado de € 885.000! Esto lleva el cultivo “subterráneo” a un nivel totalmente nuevo.

8. Al lado de una comisaría de policía

En un caso cuyos autores demostraron ser tan tontos como osados, la policía descubrió el mes pasado una operación de cultivo que comprendía 146 plantas maduras y una cantidad no especificada de cannabis cosechado y seco.

No está claro cómo recibió la policía el soplo de la presencia del espacio de cultivo, pero, desde luego, se las apañaron para completar por lo menos una cosecha ¡antes de que les cogieran!

9. En un jardín botánico

En 2008, la policía acudió al Jardín Botánico Matthaei en la Universidad de Michigan para lo que posiblemente podría ser la razón más ridícula de toda la historia de las llamadas de la policía: se habían encontrado unas plantas creciendo en un jardín botánico.

Por supuesto, estas plantas (de las que solo había once, y al parecer «muy pequeñas») eran nada menos que nuestra gran amiga, ¡la insidiosa hierba del diablo! No se sabe si algún estudiante de la clase de Botánica Avanzada que acude allí cada semana fue el responsable. Hay que decir a favor de la policía que no dieron la impresión de estar demasiado interesados en seguir ninguna pista.

¿Plantas de cannabis escondidas en un jardín botánico? Sin duda, es la obra de un genio del camuflaje.

10. En un sistema de cuevas naturales de 75 metros

Este espacio de cultivo puede encabezar la lista de los lugares subterráneos más rocambolescos para cultivar. En Tennessee, a las afueras de Nashville, la policía descubrió un escenario verdaderamente épico en 2005, y se cree que la operación había funcionado durante varios años antes de que finalmente fuera descubierta.

Tras un chivatazo de la compañía eléctrica sobre que la red local estaba experimentando una fuga misteriosa de energía, la policía irrumpió en la típica casa familiar en forma de A, donde descubrieron un pasadizo que conducía a una cueva natural de 75 metros, que había sido modificada por expertos para dar cabida a unas ¡1.000 plantas de cannabis que medían hasta 1,8 metros de altura!

¿Se nos ha olvidado alguno? ¡No dejes de compartirlos con nosotros y los añadiremos a la lista!

  • Disclaimer:
    Las leyes y regulaciones relativas al cultivo de cannabis difieren de un país a otro. Por lo tanto, Sensi Seeds recomienda encarecidamente que se revisen las leyes y regulaciones locales. No se debe actuar en contra de la ley.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor

  • Profile-image

    Sensi Seeds

    El equipo editorial de Sensi Seeds incluye botánicos, expertos médicos y legales, además de activistas de renombre como el Dr. Lester Grinspoon, Micha Knodt, Robert Connell Clarke, Maurice Veldman, Sebastian Marincolo, James Burton y Seshata.
    Más sobre este autor
Ir arriba