Cannabis en Reino Unido: Leyes, Uso y Historia

Es ilegal poseer o vender cannabis en el RU. Sin embargo, se está reformando la legislación del cannabis, pero muy despacio. El uso de cannabis medicinal se legalizó en 2018, y el CBD ya está a la venta. A pesar de que el cultivo es ilegal, el RU sigue siendo el mayor exportador mundial de cannabis medicinal, y también es el mayor exportador ilegal.

    • Capital
    • London
    • Habitantes
    • 67,334,000
    • Productos de CBD
    • Legal por debajo de 0.2% THC
    • Cannabis recreativo
    • Ilegal
    • Cannabis medicinal
    • Legal desde 2018

Legislación del cannabis en el RU 

¿Se puede poseer y consumir cannabis en el RU? 

El cannabis se ilegalizó completamente en el RU en 1971, en la Misuse of Drugs Act (Ley de Abuso de Drogas). 

Sigue siendo ilegal poseer o consumir cannabis en el país, aunque las sanciones no son demasiado severas si se es descubierto con pequeñas cantidades para uso personal. Se clasifica como una droga de «Clase B», junto con las anfetaminas, la codeína, la ketamina y los barbitúricos. 

Si la policía encuentra a alguien en posesión de una pequeña cantidad de cannabis, es más probable que reciba una amonestación o que tenga que pagar una multa en el acto de £ 90. Esto se aplica independientemente de si el cannabis pertenece al detenido o no. Si se es menor de 18 años, la policía tiene derecho a informar a los padres o tutores del detenido. 

Según algunos informes, las autoridades generalmente adoptan un enfoque relajado hacia el procesamiento del uso y posesión de cannabis. Por ejemplo, el número de casos que llegan a los tribunales en Cornwall y Devon es tan bajo como el 15%, y la policía de Durham han afirmado que su objetivo ya no son los consumidores recreativos en absoluto.  

Las sanciones se pueden ajustar, en función de: 

  • La cantidad de cannabis en poder del detenido. 
  • Dónde se encontró al delincuente y el cannabis (por ejemplo, si era una cantidad mayor fuera de una sala de ocio nocturno, existe la sospecha de que el acusado tenía la intención de vender el cannabis a terceras personas). 
  • Antecedentes personales (delitos de drogas anteriores, etc.). 
  • Otros factores agravantes. 

La pena máxima por posesión de cannabis es de un máximo de cinco años de cárcel, una multa por determinar o ambas cosas. 

El gobierno del RU ha revisado sus políticas de drogas a principios de 2019. Para decepción de los defensores del cannabis de todo el país, se ha anunciado que no se van a realizar reformas. Sin embargo, la presidenta designada para tal fin, Dame Carol Black, ha afirmado que va a revisar el impacto de la reforma en otros países (como Portugal y Canadá, ambos conocidos por sus leyes progresistas).  

Un defensor, que ha escrito para The Guardian, ha destacado las ventajas de la reforma de la legislación del cannabis, al afirmar que “bajo la regulación legal, el cannabis solo se vendería a los adultos, el mercado podría estar sujeto a impuestos, los costes policiales disminuirían y habría más dinero para gastar en intervenciones razonables de prevención, tratamiento y reducción de daños”. 

No obstante, de momento, parece poco probable que el RU dé pasos para despenalizar el uso o posesión de pequeñas cantidades de cannabis.  

¿Se puede vender cannabis en el RU? 

La venta y la distribución de cannabis se consideran delitos mucho más graves en el RU. Las personas sorprendidas vendiendo o suministrando cualquier sustancia estupefaciente de Clase B (incluido el cannabis) pueden ser condenadas a hasta 14 años de prisión, una multa por determinar o ambas cosas. 

En realidad, estas penas se imponen en raras ocasiones, a menos que la operación de tráfico sea a gran escala o de perfil alto. Por lo general, las sentencias se aplican en función del historial del individuo, la cantidad de cannabis con la que se le ha sorprendido, y de cómo tenía intención de suministrarlo. 

La «Categoría de Daño» también se tiene en cuenta. Se considera un delito de Categoría 1 si la cantidad de cannabis es de 200 kilogramos o más. La categoría 2 está entre 40 y 200 kilogramos, la categoría 3 está entre seis y 40, y la categoría 4 a partir de 100 gramos o más.  

Hay otros actos que también se consideran «intención de suministro» en el RU. La Ley de Tráfico de Drogas (1994) define el tráfico no solo como proporcionar o vender cannabis a terceros, sino también como el transporte, almacenamiento, importación o exportación del mismo.  

¿Se puede cultivar cannabis en el RU? 

La producción o fabricación de cualquier sustancia estupefaciente es ilegal en el RU, y esto incluye el cultivo de cannabis. Sin embargo, un informe de la ONU revelaba que se cultivaron 95 toneladas de cannabis en el RU en 2016 para uso medicinal y científico. Esto representa casi la mitad del total mundial. 

Además de esto, el RU es también el mayor exportador de cannabis ilegal del mundo y proporciona el 67,7% del total mundial, para consumirse en otros países. 

Como era de esperar, algunos han calificado el cultivo extensivo con fines medicinales como hipócrita, dado lo difícil que es obtener cannabis medicinal en el RU. Philip May, que es el marido de la primera ministra del RU, Theresa May, es un importante inversor de GW Pharmaceuticals: los productores de Sativex, uno de los productos de cannabis medicinal más utilizados en el mundo.  

¿Es legal el CBD en el RU? 

En 2017, el RU finalmente reconoció el CBD como medicina. La Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MRHA, por sus siglas en inglés) clasificaba el CBD como un ingrediente medicinal, en función de su eficacia y del hecho de que cumple con sus estándares de seguridad y calidad (que deben mantener los productos de CBD). 

La Home Office del RU permitía la venta de aceite de CBD en el país, siempre que no contuviera más del 0,2% de THC (la sustancia responsable de producir en los usuarios el efecto psicoactivo o «subida»). 

Todavía no se han concedido licencias para el uso de aceite de CBD como medicina, pero el CBD se puede vender legalmente, siempre que no se haga ninguna afirmación sobre sus beneficios medicinales. Algunos comerciantes, como el supermercado de comida sana, Holland and Barrett, venden una gama de productos de CBD, como suplementos alimenticios y productos tópicos, que contienen CBD.  

¿Se pueden enviar semillas de cannabis al RU? 

Las semillas de cannabis se pueden usar, comprar y vender legalmente en el RU. También es legal que se envíen por correo al país y desde el país al extranjero. Sin embargo, no pueden utilizarse para germinar, ni pueden cultivarse con el fin de que se conviertan en plantas de cannabis.  

Cannabis medicinal en el RU

Los productos de cannabis medicinal se legalizaron en el RU en 2018, y se dio permiso a los médicos colegiados para recetar estos productos a los «pacientes que los necesitan». El acceso actualmente está restringido a un número limitado de profesionales de la salud, pero es probable que se amplíe a medida que más médicos reciban formación en materia de cannabis medicinal. 

Las leyes se reformaron en base a dos casos muy mediáticos de principios de año, el de Billy Caldwell y Alfie Dingley, quienes padecen epilepsia infantil. En abril de 2018, la familia Dingley se vio obligada a «introducir de contrabando» aceite de cannabis procedente de Canadá para tratar la enfermedad de su hijo. Los medios de comunicación del RU se unieron en su apoyo, y presionaron al gobierno para que revisara su postura a nivel jurídico.  

Mientras que la decisión de legalizar el cannabis medicinal fue bien recibida por muchos, algunos comentaron que las leyes eran demasiado restrictivas, lo que significa que los productos solo estarían disponibles para unos pocos pacientes. 

Alex Fraser, especialista en acceso de pacientes de Grow Biotech, comentaba a Wired: «Hemos visto una gran reticencia de los médicos y farmacias a poner en riesgo sus licencias al facilitar el acceso. La gran mayoría de la gente (…) se sigue viendo obligada a depender del mercado negro para obtener sus medicación». 

Sir Mike Penning, copresidente del All Party Parliamentary Group on Medical Cannabis Under Prescription (Grupo Parlamentario de Todos los Partidos por el Cannabis Medicinal Recetado), criticaba aún más las acciones del gobierno. Según ha comentado: «Los responsables de este resultado cruel y mal hecho deberían agachar la cabeza avergonzados». La orientación y las recomendaciones asociadas han acabado con la política de manera efectiva, acabando con las esperanzas de muchos miles de pacientes y sus familias».  

Actualmente, solo hay 3 productos a disposición de los pacientes. Son estos: 

  • Sativex: que solo se prescribe a pacientes con EM 
  • Nabilone: solo se receta para tratar los efectos secundarios asociados con la quimioterapia 
  • Epidiolex: solo se receta a niños y adultos con epilepsia 

Estos medicamentos solo se recetarían en caso de que todas las demás opciones de tratamiento hayan fracasado.  

Cáñamo industrial en el RU 

El RU tiene un pequeño mercado de cáñamo industrial, y es legal cultivar la planta con una licencia del gobierno. La licencia cuesta £ 580, y el coste de la renovación asciende a £ 326. Los cultivadores también deben proporcionar detalles sobre el tipo de semilla que utilizan, el contenido de THC y si la semilla está aprobada por la UE o no. 

Hay ciertas restricciones en vigor. Por ejemplo, es posible que algunas ubicaciones no estén permitidas o que requieran un reconocimiento (por ejemplo, cerca de escuelas o áreas públicas). La policía local también debe ser informada de cualquier cultivo de cáñamo que tenga lugar. 

Organizaciones como la Asociación Británica del Cáñamo están intentando ampliar la industria, en gran parte mediante investigaciones realizadas en la Universidad de York y en otras instituciones.  

La política y el cannabis en el RU 

Los políticos del RU han cambiado las actitudes hacia el cannabis. Muchos de los parlamentarios más relevantes del país han admitido abiertamente haber consumido cannabis en el pasado, y cuando se propuso la legalización del cannabis medicinal, la mayoría de los parlamentarios manifestaron su «apoyo firme» o «apoyo en parte». William Hague, ex líder del Partido Conservador, ha llegado a afirmar que las leyes actuales del cannabis eran: «inapropiadas, ineficaces y totalmente obsoletas«. 

Norman Lamb, un diputado de los demócratas liberales, se pronunciaba a favor de legalizar la posesión y el consumo de cannabis. Presentó un proyecto de ley que, según él, ofrecía una «alternativa más racional a este lío». El proyecto de ley fue rechazado por 66 votos frente a 52.  

A continuación, un breve resumen de los principales partidos políticos y su postura ante el cannabis. 

Los Conservadores 

El Partido Conservador tradicionalmente ha adoptado un enfoque no liberal ante las leyes relativas al cannabis, y ha manifestado con frecuencia la creencia de que el uso recreativo debe seguir siendo ilegal. El gobierno conservador actual supervisó la introducción de los test de tráfico de detección de cannabis y cocaína (que acarrea una pena de un año de cárcel y multas de hasta £ 5000 si se descubre que se está conduciendo bajo los efectos de las drogas). Esto ha sido objeto de duras críticas, ya que se fijaron unos niveles permisibles de THC en la sangre extremadamente bajos.  

Los Laboristas 

El Partido Laborista ha tenido una relación variada con la legislación del cannabis. Por un lado, el ex primer ministro laborista Tony Blaire reclasificó el cannabis pasando de la Clase B a la Clase C. Cinco años más tarde, su sucesor, Gordon Brown, lo cambió nuevamente a la Clase B. 

A pesar de la adopción tradicional de un enfoque mucho más liberal que el de los conservadores, el Laborismo nunca ha mencionado la despenalización del consumo recreativo del cannabis. 

Los Demócratas Liberales 

Bajo el liderazgo de Nick Clegg (que luego formó un gobierno de coalición con el Partido Conservador), los demócratas liberales manifestaron la necesidad de una reforma significativa, que incluye la despenalización del cannabis para uso personal.  

El Partido Verde 

El Partido Verde es el único partido político que declara abierta y consistentemente que el consumo de cannabis debe ser despenalizado. También abogan por la disponibilidad del cannabis medicinal para todos aquellos que lo necesitan. 

El Partido Nacional Escocés 

El Scottish National Party (SNP) han declarado en el pasado que quieren que la política de drogas pase a ser competencia del Parlamento escocés, en lugar de estar bajo el control del RU en Westminster. Nicola Sturgeon, el actual líder del SNP, también se ha pronunciado a favor de despenalizar el cannabis. 

UKIP 

Aunque el UKIP es un partido relativamente de extrema derecha y no es conocido por sus políticas liberales, el ex líder Nigel Farage ha afirmado que habría que despenalizar todas las drogas, ya que la guerra contra las drogas se había perdido «hace muchos, muchos años».  

Conviene saber 

Si vas a viajar al RU (o actualmente resides en el país), puede interesarte saber lo siguiente:  

  • El consumo de cannabis es frecuente en el RU, a pesar de que es ilegal. El 11,5% de los adultos jóvenes (de 16 a 34 años de edad) lo han consumido en el último año, y el país ocupa actualmente el puesto número 26 del mundo en cuanto a número de consumidores. La hierba de cannabis (marihuana) es la sustancia estupefaciente incautada con más frecuencia, seguida de la resina de cannabis (hachís). 

Historia del cannabis del R.U.  

Se cree que el cáñamo y el cannabis se han cultivado en el RU durante siglos. Se han descubierto semillas en un pozo en York, que según los expertos se remontaban a un asentamiento vikingo del siglo X. Otras excavaciones han revelado que se cultivaba principalmente alrededor de las áreas costeras, lo que sugiere que los habitantes del RU utilizaban la fibra con propósitos marineros: por ejemplo, para hacer cuerdas y redes de pesca. 

De hecho, el cáñamo era tan importante para los habitantes del país que el rey Enrique VIII creó una ley en 1533, que insistía en que todos los propietarios de tierras tenían que cultivar parcelas de cáñamo. Más tarde, su hija, la reina Isabel I, aumentó las cuotas que tenían para cultivarse e introdujo sanciones para aquellos que no cumplieran con los objetivos exigidos.  

El cannabis no empezó a percibirse como un fármaco o medicina hasta mediados del siglo XIX. William Brooke O’Shaughnessy estudió los efectos de la planta mientras trabajaba en la India, y sus informes llamaron la atención de los expertos médicos del RU y más allá sobre el cannabis. 

Aunque el cannabis comenzó a prohibirse en las colonias del RU, tardó un poco más en prohibirse en el propio país. La British Indian Hemp Drugs Commission (Comisión Británica del Cáñamo de la India) afirmaba que su uso había causado «poco daño». No fue hasta 1928 cuando finalmente se reconoció como una «droga peligrosa» y se prohibió

A pesar de que el cannabis se siguió utilizando en el país después de esto, su uso no se generalizó hasta la década de 1960. La cultura hippie significó que un número creciente de jóvenes comenzó a experimentar con el cannabis, lo que llevó a la policía a realizar considerablemente más arrestos. 

En 1971, el cannabis se clasificó como una droga de «Clase B», la segunda categoría más peligrosa. 

Actitudes culturales 

Muchos habitantes del Reino Unido tiene una actitud relativamente relajada ante el consumo de cannabis, sobre todo con los más jóvenes. Una encuesta de YouGov ha revelado que el 43% de los encuestados apoya su legalización completa. Sin embargo, casi la misma cantidad se opone. 

Cuando se preguntaba si el cannabis debería ser despenalizado o legalizado, los encuestados respondieron lo siguiente:  

  • El 40% cree que debe seguir siendo ilegal consumirlo 
  • El 24% cree que debe despenalizarse 
  • El 27% cree que debe legalizarse 
  • El 9% no estaba seguro   

La mayoría de los británicos también consideraron el cannabis como menos dañino que el tabaco o el alcohol. 

¿Y qué hay del cannabis medicinal? Otro estudio ha demostrado que el 76% del público británico consideraría tomar un producto de cannabis medicinal si se lo prescribiera su médico. Entre la gente más joven (de 18 a 24 años de edad) lo consideraría el 81% en total.  

Clubes sociales de cannabis del RU 

Hay unos 80 clubes sociales de cannabis en funcionamiento en el RU. Algunos incluso tienen sus propias instalaciones, y la mayoría cuenta con entre 100 y 150 miembros, así como con miles de personas afiliadas. 

Los clubes sociales de cannabis del Reino Unido están inspirados en gran medida en los clubes pioneros de España, que proporcionaron a los miembros un entorno seguro para cultivar y consumir cannabis, al mismo tiempo que sabían exactamente qué tipo de variedad era y qué potencia tenía. 

El Comité Nacional de Clubes Sociales de Cannabis del RU (UKCSC) tiene tres objetivos clave: 

  • Que el gobierno del Reino Unido permita a la gente cultivar cannabis en sus propios hogares. 
  • Legalizar el intercambio de cannabis sin temor a ser procesados. 
  • Legalizar el consumo de cannabis en un grupo social, dentro de los límites de un club o establecimiento privado. 

¿Se legalizará el cannabis en el futuro? 

A día de hoy, ninguno de los dos principales partidos políticos (laborista o conservador) ha manifestado su intención de despenalizar el cannabis con fines recreativos. 

Aunque la legalización del cannabis medicinal marca un paso adelante, sus restricciones actuales significan que las medicinas a base de cannabis no están disponibles de forma generalizada. El gobierno ha expresado sus intenciones de rectificar esta situación. Solo el tiempo dirá si sucede o no.  

  • Disclaimer:
    Aunque se ha hecho todo lo posible para garantizar la exactitud de este artículo, no está destinado a proporcionar consejo legal, ya que las situaciones individuales serán diferentes y deben consultarse con un experto y/o abogado.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor y revisor

  • Profile-image

    Sensi Seeds

    El equipo editorial de Sensi Seeds incluye botánicos, expertos médicos y legales, además de activistas de renombre como el Dr. Lester Grinspoon, Micha Knodt, Robert Connell Clarke, Maurice Veldman, Sebastian Marincolo, James Burton y Seshata.
    Más sobre este autor
  • Maurice_Veldman

    Maurice Veldman

    Maurice Veldman es miembro de la Asociación Holandesa de Abogados Penales y uno de los abogados más destacados del campo del cannabis de los Países Bajos. Con 25 años de experiencia en dicho ámbito, su conocimiento del derecho penal y administrativo apoya a los vendedores de cannabis y a los productores de cáñamo al abordar la cuestión de las desigualdades entre el individuo y el estado.
    Más sobre este revisor
Ir arriba