7 variedades ideales para cultivadores experimentados

Una mujer con bata blanca, anteojos y portátiles que inspeccionan las plantas de cannabis y un botón de crecimiento a la derecha

A medida que los cultivadores se sienten más cómodos con su espacio de cultivo, su confianza aumenta y se atreven a probar variedades más exigentes. A todos les encanta conocer mejor la planta y las técnicas de cultivo más eficaces en función de la estructura de la planta, su resistencia a las plagas, la duración del periodo de floración, etc.

Las variedades locales que no han sido objeto de hibridación son las más difíciles de cultivar. Se han desarrollado a lo largo de los siglos y son autóctonas de una región concreta. Como tales, no se han estabilizado, y se sabe poco sobre el proceso de cultivo si se compara con las genéticas disponibles en los bancos de semillas. Gracias a sus robustos programas de cultivo, los bancos de semillas pueden proporcionar a la comunidad cannábica unas genéticas consistentes y uniformes.

Aunque las semillas de marihuana feminizadas de fotoperiodo y autoflorecientes son mucho más fáciles de cultivar, muchos jardineros experimentados desean tener la oportunidad de producir plantas tanto macho como hembra. Las semillas regulares ofrecen a los expertos en cannabis la oportunidad de cazar fenotipos y llevar a cabo programas de cría.

Las genéticas complejas requieren más tiempo y experiencia en el jardín. Las sativas a menudo alcanzan una altura superior a las índicas y, por tanto, necesitan más atención durante el proceso de cultivo. Las variedades con una etapa de floración más larga exigen una mayor dedicación, pero también un programa de alimentación sustancial durante el largo periodo de floración.

¡Así pues, déjanos enseñarte 7 variedades fantásticas para cultivadores experimentados!

1. Jack Herer

Jack Herer fumando una articulación y una planta de cannabis de Jack Herer en el lado izquierdo

¡Esta es una variedad que no necesita presentación! Lleva el nombre del mismísimo Emperador del Cáñamo, Jack Herer. Este estimulante híbrido ha sido un clásico en la escena de los coffeeshops de Ámsterdam desde mediados de los 90. Se creó cruzando nuestra famosa Northern Lights #5 con una Shiva Skunk y una Haze.

Esta variedad ganadora de numerosos premios es célebre por tener cuatro fenotipos: tres sativas altas y esbeltas y una índica compacta. Es una variedad muy compleja de cultivar, con una etapa de floración que puede durar hasta 12 semanas y una predilección por los climas más cálidos y mediterráneos. Sin embargo, para los entusiastas del cannabis, las recompensas son extraordinarias.

Estamos ante un híbrido perfecto 50/50 de subidón prolongado, el cual produce una relajación cerebral y un colocón corporal reconfortantes. La variedad Jack Herer cuenta con un perfil de terpenos único, con abundancia de terpinoleno, cariofileno y pineno, así que prepárate para disfrutar de sus notas fuertes, dulces, cremosas y afrutadas, con sutiles toques de sándalo.

Tras iniciar la etapa de floración, la Jack Herer prolifera y tiene potencial para alcanzar alturas desmesuradas y aumentar sustancialmente el rendimiento, por lo que se recomienda aplicar técnicas de entrenamiento, las cuales tienen como objetivo romper la típica estructura de cola apical y proporcionar un crecimiento más horizontal, maximizando al mismo tiempo la distribución de la luz. Así que para los que buscan rendimientos XL, y no les importa la atención extra durante el ciclo de cultivo, ¡la Jack Herer es una opción excelente!

2. Northern Lights #5 x Haze

Creamos esta emblemática variedad cruzando la mundialmente conocida Northern Lights #5 con una Haze clásica para producir un extraordinario híbrido 70% sativa / 30% índica. Recibió premios en las High Times y High Life Cannabis Cups a principios de los 90, y desde entonces sigue siendo la favorita de los cultivadores de marihuana artesanales.

Ben Dronkers sosteniendo una copa ganadora durante su discurso y a Northern Lights #5 x Haze Strain

Con un perfil de terpenos dominado por el terpinoleno y el beta-cariofileno, posee un sabor deliciosamente dulce, con notas cítricas ácidas y matices de hachís picante. Al igual que cualquier sativa clásica, la Northern Lights #5 x Haze produce un subidón cerebral estimulante y eufórico, mientras que su 30% de linaje índica se hace evidente en un colocón corporal ligeramente relajante.

Los cultivadores agradecen su prolongada etapa de floración, que puede llegar hasta los 75 días, y la Northern Lights #5 x Haze puede alcanzar una altura excepcional, con ramas largas y esbeltas y una gran distancia internodal. Es esencial sujetarla bien durante las últimas semanas de floración, ya que las ramas pueden romperse bajo el peso de los densos cogollos. Debido a su porte relativamente alto, las técnicas de supercropping y cropping son ideales para reducir la estatura.

Si se mantiene en una etapa vegetativa constante bajo un horario lumínico de 18/6, la Northern Lights #5 x Haze puede ser una planta madre excepcional, ideal para la clonación. Con las técnicas de entrenamiento correctas, ¡los cultivadores de exterior pueden conseguir rendimientos extraordinarios, de hasta 800 gramos por planta!

3. Michka

Michka Seeliger-Chatelain fumando una articulación y una planta de cannabis de Michka

Desarrollamos a Michka durante nuestro programa de crianza Eagle Bill. ¡Esta sativa elegante y ácida es un homenaje a la Gran Dama de la marihuana, y a nuestra gran amiga, Michka Seeliger-Chatelain!

Destaca por su perfil de terpenos tropical y exquisito, con notas intensas a limón recién pelado y mango, acompañadas de sutiles toques florales. Es una sativa icónica famosa por su subidón estimulante, creativo y cerebral. Michka aumenta la productividad y te hace escribir hasta altas horas de la madrugada.

Es una sativa muy vigorosa con una etapa de floración extraordinariamente larga (de 85 días), la cual puede alcanzar alturas impresionantes en exteriores. Las técnicas de entrenamiento como el lollipopping y el SCROG ayudan a repartir la energía uniformemente por toda la planta, contribuyendo a que todas las ramas laterales sean iguales.

La gran distancia internodal, las hojas grandes en abanico y los cogollos alargados, en forma de lanza y de estructura abierta son rasgos comunes de esta resistente sativa. Es una variedad perfecta para cultivadores experimentados que dispongan de veranos largos o climas mediterráneos.

4. X Haze

La X Haze reúne todos los rasgos clásicos de una Haze y los combina con una índica resistente, pues es un híbrido 60% sativa y 40% índica. Los aficionados a la marihuana podrán experimentar un subidón cerebral refrescante con un perfil de sabor repleto de limoneno, que recuerda al limón fresco y las naranjas.

Posee la clásica estructura Haze y larguísimas ramas laterales. Durante la etapa de floración, de 80 días, en exteriores este coloso puede llegar a duplicar su tamaño, alcanzando alturas de hasta 4 metros. Dispone de amplios espacios internodales y cogollos alargados, de estructura abierta y formación densa, gracias a su herencia índica. Muchos cultivadores insisten en que el apoyo es crucial durante toda la etapa de floración debido al excesivo peso de las flores.

X planta de cannabis de Haze y un campo de cannabis en el fondo

Como la mayoría de variedades con predomino sativa, la X Haze sólo acepta climas cálidos y mediterráneos, o zonas de cultivo con altura suficiente. La técnica de Screen of Green (SCROG) resulta ideal para aumentar el rendimiento, ya que cada rama se estira sobre una malla, recibiendo así la misma cobertura lumínica. Debido a su porte elevado, el supercropping y el lollipopping también funcionan bien con la X Haze.

Aunque la larga etapa de floración de 80 días resulta desalentadora para algunos cultivadores, ¡aquellos más experimentados pueden cosechar los apreciados frutos de esta variedad Haze única!

5. Ed Rosenthal Super Bud

La Ed Rosenthal Super Bud combina genéticas de Afganistán, Tailandia, México, el norte de la India y África para crear un híbrido 50/50 perfectamente equilibrado.

Ed Rosenthal Super Bud Cannabis Plant y Ed Rosenthal

Debe su nombre al destacado activista cannábico Ed Rosenthal y proporciona al consumidor un subidón lúcido, calmante, eufórico y relajante. Es una mezcla ideal de sativa e índica. Las altas concentraciones de beta-cariofileno, mirceno y limoneno producen un perfil de terpenos con un intenso aroma a piña, un trasfondo picante y potentes notas a limón recién exprimido.

Debido al variopinto linaje de sativas puras afganas y ecuatoriales que posee esta variedad, es posible que aparezcan diferencias de fenotipos que pueden ahuyentar a algunos cultivadores principiantes. Sin embargo, la configuración de los cogollos sigue siendo similar, con una estructura abierta y cálices muy resinosos, hinchados y puntiagudos.

Esta variedad necesita un programa de alimentación generoso, y durante la etapa de floración, la Ed Rosenthal Super Bud puede aumentar su altura en un 150%. Así que los cultivadores de interior deben asegurarse de tener suficiente espacio por encima de la cabeza. Debido a su herencia afgana, la Ed Rosenthal Super Bud es ideal para aplicar la técnica de Sea of Green (SOG).  

6. Amnesia White 

Esta deliciosa variedad dulce se creó cruzando una sativa tailandesa única con una afgana terrosa. La Amnesia White es un 70% sativa y un 30% índica y sólo está disponible en forma de semillas regulares. Recuerda a las variedades Haze clásicas, con intensas notas florales y especiadas entre un fondo de cítricos dulces y tierra fresca. Es ideal para aquellos aficionados que buscan una madre robusta y estable, siendo perfecta para producir esquejes vigorosos y resistentes.

A pleno sol, este cultivo puede llegar hasta los tres metros de altura. Como la mayoría de las variedades sativa, la Amnesia White sólo es adecuada para climas mediterráneos o cultivos de interior. Sin embargo, cuenta con una etapa de floración más corta y la estructura floral es más densa, a diferencia de la mayoría de las variedades con predominio sativa. El subidón inicial empieza con un agradable y estimulante colocón cerebral, que aumenta la productividad y la creatividad, antes de disiparse en un relajante colocón corporal.

Para obtener un rendimiento óptimo, los cultivadores deben ser muy detallistas durante todo el ciclo de crecimiento. Es necesario eliminar el follaje pesado durante la etapa vegetativa y las hojas de abanico más grandes para garantizar que la luz llegue a las zonas bajas de los cogollos, aumentando así el flujo de aire por las ramas inferiores y limitando el desarrollo de mohos patógenos. Para los cultivadores de interior con poco espacio, las técnicas de Screen of Green (SCROG) o Sea of Green (SOG) también pueden ayudar a aumentar el desarrollo de las flores.

7. Honey Melon Haze

Presentada en nuestra colección Sensi Seeds Research 2022, la Honey Melon Haze es un híbrido 65% sativa y 35% índica con un perfil exótico. Se desarrolló cruzando la famosa California Orange Bud con una Orange Haze.

Planta de cannabis de Haze Haze de miel y el puente Golden Gate

La Honey Melon Haze es una planta ideal para climas mediterráneos, con una estructura alta, amplia distancia internodal y cogollos abiertos en forma de lanza. Este cultivo, con una prolongada etapa de floración que llega a los 70 días, puede alcanzar alturas desmesuradas (de más de 2 metros en suelo abierto) por lo que no es una opción recomendada para cultivadores inexpertos con poco espacio disponible.

La Honey Melon Haze es una variedad de mantenimiento intensivo que necesita atención extra durante la etapa de floración para poder sostener los pesados cogollos y limitar las roturas laterales. Los cultivadores experimentados que busquen un rendimiento XXL de hasta 600 gramos pueden emplear las técnicas de entrenamiento SCROG, SOG, Supercropping y Lollipopping.

Los entendidos podrán disfrutar de un perfil de terpenos excepcionalmente dulce y afrutado, con marcadas notas cítricas y anaranjadas compuestas por terpinoleno, limoneno y beta-cariofileno en abundancia. El subidón empieza con una elevación cerebral que se disipa gradualmente en un colocón corporal ligeramente relajante, siendo la Honey Melon Haze una variedad excepcionalmente agradable para aumentar la creatividad y elevar la consciencia.

¿Te apuntas al reto? 

La marihuana es una planta robusta y resistente que puede crecer en casi cualquier parte del mundo. Sin embargo, cuando tratamos con variedades complejas, se necesita paciencia y experiencia. Por tanto, es hora de que prepares el jardín para acoger a esas genéticas difíciles de cultivar.

Las variedades con cosechas mínimas, largas etapas de floración y que exigen unas condiciones climáticas óptimas pueden resultar complicadas. Sin embargo, con la práctica, estas genéticas podrían convertirse en tus favoritas, ofreciéndote además un rendimiento excelente.

Esperamos que las siete variedades que hemos enumerado sean una opción útil para aquellos jardineros experimentados que dominen el proceso de cultivo y quieran aumentar el rendimiento con técnicas de entrenamiento. Si crees que hemos omitido alguna variedad especialmente complicada, o tienes dificultades con algún cultivo, háznoslo saber en los comentarios de abajo. ¡Y como siempre, feliz cultivo!

  • Disclaimer:
    Las leyes y regulaciones relativas al cultivo de cannabis difieren de un país a otro. Por lo tanto, Sensi Seeds recomienda encarecidamente que se revisen las leyes y regulaciones locales. No se debe actuar en contra de la ley.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor

  • Author_profile-Sensi-Mark-Smith

    Mark Smith

    Mark Smith, de origen inglés, es un defensor de la marihuana afincado en los Países Bajos. Ha trabajado durante más de diez años en la industria del cannabis a lo largo y ancho del mundo. Su pasión por la marihuana le ha llevado a recorrer casi todos los continentes, y en la actualidad se dedica a difundir el mensaje como Director de Contenidos de Sensi Seeds en Ámsterdam.
    Más sobre este autor
Ir arriba