Cómo Montar una Empresa en el Sector del Cáñamo en el RU

Cultivar cáñamo en el RU es legal, y está sujeto a determinadas condiciones y tasas. Por desgracia, los requisitos establecidos por el gobierno británico hacen que sea casi imposible que un jardinero aficionado cultive unas pocas plantas en su jardín. Las licencias de cultivo de cáñamo se reservan a los que tienen intereses comerciales y negocios en mente.

El Reino Unido alberga solo 900 hectáreas de tierras dedicadas al cultivo de cáñamo, en comparación con un total de 33.000 hectáreas en toda Europa. La en otro tiempo floreciente industria del cáñamo del RU fue desmantelada después de que fuese prohibido en 1928 y, a pesar de haber sido legalizado de nuevo en 1965, la industria aún no se ha recuperado de la prohibición.

Las tasas y gestiones administrativas requeridas para el cultivo del cáñamo están generalmente al alcance y son asequibles, lo que hace que el proceso sea una opción agrícola viable para los ciudadanos del RU. En este artículo, describimos los requisitos y los pasos necesarios para conseguir una licencia para cultivar cáñamo en el RU.

Historia del cultivo del cáñamo en el RU

El apogeo del cáñamo en el Reino Unido tuvo lugar desde alrededor de 1550 d. e. c. (la era isabelina) hasta mediados del siglo XIX. En su mayor parte, el cáñamo se cultivaba por sus fibras. La fibra de cáñamo era un producto básico por aquel entonces porque se usaba para fabricar velas y cuerdas necesarias para los barcos navales y comerciales.

Durante el reinado de Enrique VIII, era obligatorio que los súbditos del rey cultivaran cáñamo. De cada 60 acres de tierras cultivadas, se exigía ¼ de acre de cáñamo, para garantizar que el suministro de fibra de cáñamo fuera estable.

Cuando llegaron las tecnologías que acabaron con la necesidad de los barcos de vela, dando paso al barco de vapor, la demanda de fibra de cáñamo se redujo drásticamente en el RU. Naturalmente, esto dio lugar a un enorme declive en la industria del cáñamo a principios del siglo XIX. Muchas otras situaciones políticas afectaron a la industria del cáñamo en el RU, incluida la mano de obra esclava en los Estados Unidos para la fabricación de algodón.

Después de la Primera Guerra Mundial, el cáñamo fue ilegalizado en el RU. El cáñamo se asociaba a su hermana psicoactiva, la marihuana, y ante la propaganda, la popularidad del cáñamo se desplomó hasta mínimos históricos. En 1993, el cáñamo se legalizó de nuevo para el cultivo en el RU, aunque curiosamente, no muchos se ofrecieron como voluntarios para participar. Ahora, la mayoría del cáñamo europeo se cultiva en Francia, aunque los ciudadanos británicos pueden solicitar una licencia para cultivar cáñamo industrial.

¿Cuáles son los requisitos?

Para solicitar con éxito una licencia para cultivar cáñamo, hay que registrarse como empresa en el Registro Mercantil, con un número de empresa válido. Hay que facilitar al departamento de Licencias de Sustancias Controladas del Ministerio del Interior los datos de la empresa para registrarse en internet y rellenar la solicitud.

La información de la que se dispone no está en absoluto clara. En la Ficha de Licencias para Cannabis bajo en THC (Cáñamo Industrial) del Ministerio del Interior (septiembre de 2018, v. 1.3), aparecen varias referencias a la necesidad de que cada cultivador individual obtenga su licencia por separado. Sin embargo, no hay ninguna opción para que una persona se registre en internet con el fin de solicitar la licencia, solo pueden registrarse las empresas. Aquí se puede encontrar el formulario de ingreso en el registro de empresas del Ministerio del Interior.

Asimismo, las empresas tienen que presentar un informe al departamento de Licencias de Sustancias Controladas que precise con claridad la ubicación, coordenadas, que incluya un mapa con anotaciones y el número de hectáreas del sitio propuesto para el cultivo. Este informe también debe incluir todos los detalles sobre el tipo de semilla sembrada, el contenido de THC de la variedad en cuestión, y debe acreditar que la variedad ya está aprobada y autorizada por la UE.

Lo que se puede y no se puede hacer con una licencia

La Ficha de Licencias de Cáñamo Industrial mencionada anteriormente proporciona información clara sobre las posibilidades y limitaciones para los licenciatarios:

  • Las semillas deben producir plantas con no más del 0,2% de THC, y hay que elegirlas del Catálogo de Semillas Autorizadas por Europa. Se limitan las variedades que se pueden cultivar y la calidad potencial de la cosecha.
  • Tras recibir una licencia válida, las empresas tienen por lo tanto derecho a cultivar cáñamo con un contenido de THC del 0,2% o inferior.
  • Se pide a los cultivadores que «sitúen el cultivo con buen juicio». En el pasado, había condiciones más restrictivas para ubicar la cosecha (como mantenerla lejos de escuelas, carreteras y caminos públicos), pero ahora solo se exige discreción a la hora de ubicar una operación agrícola dedicada al cultivo de cáñamo.
  • Asimismo, los cultivadores tienen que llevar un registro de los lugares de cultivo y presentar este registro a la policía local.
  • Como la licencia cubre una explotación agrícola entera, los sitios de cultivo se pueden trasladar de un campo a otro sin modificar la licencia (aunque hay que llevar registros de todas maneras).
  • No obstante, si el cultivo se reubica en un sitio completamente nuevo, habrá que modificar la licencia y puede que haga falta una solicitud completa de una nueva licencia.
  • Los cultivadores que posean una licencia de tres años también deben completar un Informe para la Revisión Anual de la Licencia al inicio de cada temporada de cultivo y antes del 1 de mayo de cada año.

Tasas de la licencia

Toda la información sobre las tasas de la licencia se incluye también en la Ficha de Licencias de Cáñamo Industrial. El coste de solicitar una licencia de cultivo de cáñamo es de £ 580, y la tasa de cada renovación posterior es de £ 326. Si se requiere una visita para comprobar el cumplimiento de los requisitos, la tasa subirá a £ 1.371. Sin embargo, estas comprobaciones son necesarias en menos del 10% de todos los casos y se consideran poco probables. Las solicitudes se procesan mediante un «régimen muy poco estricto», que asegura que la mayoría se consideran únicamente en base a la solicitud realizada por internet y no dependen de una visita para comprobar el adecuado cumplimiento.

Las licencias son válidas durante tres años, pero siempre vencen el 31 de diciembre del último año. Por lo tanto, los solicitantes que presentaron los formularios en enero-marzo de 2012 podrán utilizar las tres temporadas completas de cultivo que se les concede, pero quienes los presenten después de marzo pueden perder parte o una temporada de cultivo completa.

A pesar de que las licencias son válidas durante tres años, los cultivadores tienen que completar un «Informe Anual de Revisión de la Licencia» al comienzo de la segunda y tercera temporada de cultivo, generalmente antes del 1 de mayo. Si no se completa y no se envía este informe, el resultado puede ser la revocación de la licencia.

Aunque estas tarifas pueden parecer caras, son considerablemente más bajas que el coste de solicitar una licencia para cultivar cannabis con alto contenido en THC, que cuesta £ 4.700.

Control de Antecedentes Penales

Los representantes de la empresa que solicita una licencia de cáñamo del Ministerio del Interior tienen que pagar por un Certificado de Penales (DBS). Es lo mismo que la anterior Comprobación de la Oficina de Antecedentes Penales (CBR). Cuesta £ 44 (en 2018) y hay que solicitar los servicios de la empresa de verificación de antecedentes Capita, que cobra una tasa administrativa de £ 9,50 más IVA. Hay que incluir a la oficina de Licencias de Sustancias Controladas del Ministerio del Interior como Organismo Registrado en la solicitud. El Ministerio del Interior no acepta ningún otro servicio de comprobación de antecedentes.

Otros aspectos que tener en cuenta al montar una empresa  en el sector del cáñamo

Si se arriendan los terrenos destinados al cultivo de cáñamo, no es necesario que el arrendador solicite una licencia de cultivo; solo tiene que solicitarla el cultivador. Sin embargo, puede ser aconsejable informar y solicitar el permiso o la aprobación del propietario antes de comenzar el cultivo, para asegurarse de que se siguen cumpliendo los términos del arrendamiento.

Los productores de fibra de cáñamo pueden beneficiarse de la subvención agrícola BPS

Aquellos que cultivan para obtener fibra con al menos 5 hectáreas de terreno pueden beneficiarse del Basic Payment Scheme (BPS), una subvención agrícola que sustituye al Single Payment Scheme (SPS). Aquí puedes encontrar más información sobre el BPS.

Si se cultiva en varios lugares diferentes, cada localización debe tener una licencia completa y por separado. En estos casos, es recomendable ponerse en contacto con el departamento de Licencias de Sustancias Controladas y Cumplimiento por correo electrónico en la dirección de correo electrónico industrialhemplicensing@homeoffice.gsi.gov.uk. Asimismo esta dirección de correo electrónico se puede usar para cualquier otro asunto relacionado con cualquier situación concreta.

Y, por último, los solicitantes que quieran tener más información o recibir ayuda para solicitar una licencia pueden ponerse en contacto con la Asociación Británica del Cáñamo (British Hemp Association, BHA). El objetivo de esta organización es promover y restablecer el cultivo de cáñamo en el RU, y cuentan con recursos que pueden resultarles de gran ayuda a los solicitantes de licencias.

  • Disclaimer:
    Aunque se ha hecho todo lo posible para garantizar la exactitud de este artículo, no está destinado a proporcionar consejo legal, ya que las situaciones individuales serán diferentes y deben consultarse con un experto y/o abogado.

Comments

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor y revisor

  • Profile-image

    Sensi Seeds

    El equipo editorial de Sensi Seeds incluye botánicos, expertos médicos y legales, además de activistas de renombre como el Dr. Lester Grinspoon, Micha Knodt, Robert Connell Clarke, Maurice Veldman, Sebastian Marincolo, James Burton y Seshata.
    Más sobre este autor
  • Maurice_Veldman

    Maurice Veldman

    Maurice Veldman es miembro de la Asociación Holandesa de Abogados Penales y uno de los abogados más destacados del campo del cannabis de los Países Bajos. Con 25 años de experiencia en dicho ámbito, su conocimiento del derecho penal y administrativo apoya a los vendedores de cannabis y a los productores de cáñamo al abordar la cuestión de las desigualdades entre el individuo y el estado.
    Más sobre este revisor
Ir arriba