Las 9 mejores variedades para invernadero

Plantas de cannabis que crecen en el invernadero

Cultivar cannabis en un invernadero tiene muchas ventajas. Puede suponer una alternativa sostenible al cultivo de interior, al tiempo que permite que tus plantas florezcan bajo la luz solar natural. Muchas variedades crecen bien en un invernadero, y para elegirlas hay que optar por genéticas que prosperen en distintos medios y condiciones ambientales.

Los invernaderos permiten a los cultivadores de toda Europa producir marihuana de forma sostenible utilizando la luz solar natural y protegiendo las plantas de las diferentes condiciones ambientales. En el caso del cultivo en exteriores, cualquier inconsistencia en la climatología se reflejará en la cosecha. Sin embargo, dentro de los invernaderos, se mantienen unas condiciones estables e ideales para el cultivo de marihuana.

Las paredes del invernadero mantienen el calor y la humedad, haciendo que la temperatura sea más cálida que en el exterior al aire libre. Al poder cambiar las condiciones ambientales aumentando la circulación del aire o reduciendo la humedad, los cultivadores pueden controlar el microclima para optimizar el cultivo. Es posible obtener varias cosechas al año.

Una persona con una bata blanca, máscara y guantes azules que inspeccionan un cannabis en un invernadero

Los microclimas de los invernaderos permiten a los cultivadores producir un cannabis estéticamente atractivo incluso en los climas templados más fríos, sin necesidad de pagar grandes facturas eléctricas ni costes de producción.

Cuando selecciones variedades que sean idóneas para su cultivo en invernadero, busca plantas robustas y resistentes que requieran poco mantenimiento. Resultan especialmente adecuadas las variedades que pueden prosperar bajo unas temperaturas elevadas durante el verano y soportar la fluctuación térmica durante los meses más fríos.

Conociendo estos factores, he aquí nueve variedades que prosperan en un invernadero.

1. Sensi Skunk

La Sensi Skunk es una variedad emblemática de predominio índica, creada a partir del cruce de la Skunk #1 con una planta madre dulce no revelada. Ha ganado diversos premios de la Copa de la Marihuana y una Cannabis Cup.

El perfil de terpenos de la Sensi Skunk es alto en ocimeno, canfeno y linalol. Se pueden apreciar notas dulces y terrosas, con matices a skunk picante y limón fresco. Los usuarios podrán disfrutar de una ligera sensación de euforia antes de que se produzca un colocón relajante y completo.

Sensi Skunk Flower de cannabis contra el fondo negro

La Sensi Skunk presenta espacios internodales cortos, con un grueso tallo central y robustas ramas laterales. Se desarrolla bien en climas templados, y puede generar grandes rendimientos, entre 450 y 500 gramos por metro cuadrado. Durante las últimas etapas de floración, los cultivadores podrán notar un aroma intenso. Gracias a su corto ciclo de floración de 45-50 días se pueden obtener varias cosechas al año. 

La Sensi Skunk florece en climas mediterráneos y es ideal para su cultivo en invernadero. Resistente y robusta, la Sensi Skunk es una variedad de bajo mantenimiento que requiere poco o ningún esfuerzo para obtener una cosecha excepcional.

2. Shiva Shanti

La Shiva Shanti es una variedad galardonada, corta y robusta, de predominio índica, ideal para su cultivo en invernadero. Fue un clásico en los años 90, y entre sus variedades progenitoras figuran la Garlic Bud, una Kush desconocida, y la Skunk #1. El resultado es una variedad rica en terpenos con niveles excepcionales de THC.

Su perfil de terpenos incluye sabineno, humuleno, valenceno, felandreno y geraniol. Así pues, te esperan unas notas cítricas intensas, con matices a ajo y toques especiados. Debido a su linaje índica, la mayoría de los usuarios experimentan un subidón duradero e integral. Es una variedad ideal para la noche.

Planta de cannabis Shiva Shanti contra el fondo negro

La Shiva Shanti suele presentar una estructura corta y fornida, con robustas ramas laterales. Sin embargo, en invernaderos, tiene el potencial de estirarse de forma espectacular. Los cogollos cuentan con una estructura tupida, y el follaje es de color verde oscuro durante toda la etapa de floración.

Debido a su corta etapa de floración, se trata de una variedad excelente para su cultivo en invernadero. Este periodo, de 50 a 55 días, es perfecto para obtener varias cosechas. Los cultivadores pueden esperar un rendimiento de unos 450 gramos por metro cuadrado.

¡La Shiva Shanti requiere poco mantenimiento para producir un rendimiento destacable, y es una variedad ideal para su cultivo en invernadero!

3. Girl Scout Cookies (GSC)

La Girl Scout Cookies es uno de los híbridos más relevantes de las genéticas modernas de cannabis, y se creó cruzando la Durban Poison con la OG Kush. Se ha convertido en la columna vertebral de muchas variedades americanas y se ha cruzado innumerables veces para crear muchas de las variedades icónicas de Estados Unidos.

La Girl Scout Cookies posee un perfil de terpenos único, el cual combina una suave mezcla de notas terrosas y amaderadas con un trasfondo deliciosamente dulce. Los tres principales terpenos presentes son el cariofileno, el mirceno y el limoneno.

Girl Scout Cookies Planta de cannabis contra el fondo negro

Sus efectos producen una oleada inicial de euforia edificante, seguida de un colocón duradero en todo el cuerpo. Con un alto contenido de THC, es una variedad adecuada para consumidores avanzados de marihuana.

Esta variedad puede alcanzar bastante altura en invernadero, y la etapa de floración es un poco más larga, de 63 a 70 días. Los cultivadores experimentados se verán recompensados con una deliciosa cosecha de unos 400 gramos por metro cuadrado. Sin embargo, los principiantes podrían tener problemas, ya que puede necesitar un mantenimiento y cuidados constantes.

4. Blue Dream

La Blue Dream es una variedad ganadora de múltiples premios y sigue siendo una de las variedades de marihuana más populares del mundo. Se creó en Santa Cruz cruzando Blueberry con Haze y es famosa por sus flores dulces y pegajosas con el clásico aroma a bayas. Muchos atribuyen a DJ Short la versión moderna de la Blue Dream.

Planta de cannabis de ensueño azul con tricomas blancos y pistilas de naranja

El perfil de terpenos de la Blue Dream es dominante en mirceno, pineno y cariofileno, por lo que surgen matices que recuerdan a los arándanos frescos con notas de limón fresco. Los efectos son tanto cerebrales como psíquicos, y los usuarios suelen manifestar un colocón edificante, eufórico y relajante.

La Blue Dream puede superar los dos metros de altura en invernadero. Presenta una estructura de hoja ancha y un cogollo denso. Los cultivadores afirman haber obtenido rendimientos de hasta 550 gramos por metro cuadrado. Aunque tiene una larga etapa de floración, de unos 65 a 70 días, la Blue Dream es una variedad relativamente fácil de cultivar, y los principiantes tienen el éxito garantizado.

5. Double Gum

La Double Gum es un retrocruce de la Bubble Gum que surgió en la década de los 90. Un retrocruce consiste en cruzar una variedad consigo misma, mejorando sus características y estabilizando sus genéticas. En este caso, el resultado es una variedad con predominio índica y sabor dulce, la cual ha ganado muchos premios.

Flor de cannabis de doble goma de primer plano contra el fondo negro

Su perfil de terpenos presenta una abundancia de mirceno, cariofileno y limoneno. Es conocida por su intenso y dulce sabor a caramelo. Los consumidores podrán disfrutar con la Double Gum de un subidón cerebral edificante, ideal para una tarde de relax con los amigos.

La Double Gum puede prosperar en un invernadero cálido y continental, y estas plantas pueden crecer hasta dos metros. Con una corta etapa de floración de 45 a 50 días, los cultivadores pueden obtener múltiples cosechas al año. La Double Gum es una variedad excepcional para el cultivo en invernadero, porque es una variedad de floración rápida y bajo mantenimiento, con un rendimiento potencial considerable.     

6. Shiva Skunk

La Shiva Skunk es una variedad 85% índica de prestigio mundial. Es un cruce de Northern Lights #5 y Skunk #1. Dominó la Copa High Times de 1989 como mejor índica, y sigue siendo una de las favoritas de los aficionados.

El perfil de terpenos de la Shiva Skunk se compone principalmente de mirceno, cariofileno y pineno.

Mantiene el icónico y punzante aroma skunky de su progenitor. También es evidente el delicioso aroma a bayas recién recogidas y notas a cítricos dulces. Los usuarios afirman que se produce un colocón corporal integral y de larga duración, por lo que la Shiva Skunk es sin duda una variedad nocturna.

Flor de cannabis Shiva Skunk con pistilas de naranja contra el fondo negro

La Shiva Skunk florece en climas cálidos, y su estructura corta y robusta es ideal para su cultivo en invernaderos. Presenta espacios internodales cortos, con tallos robustos y hojas anchas que recuerdan su herencia índica. Con experiencia, los cultivadores pueden obtener rendimientos considerables, de 450 g por metro cuadrado.

La afinidad de la Shiva Skunk con una temperatura cálida la convierte en una excelente elección para el invernadero. Es una variedad robusta y resistente que puede soportar las constantes fluctuaciones de calor durante el verano.

7. Skunk Kush

La Skunk Kush se obtuvo cruzando la Hindu Kush con la Skunk #1. Es un híbrido 60% índica y 40% sativa, famoso por sus altos niveles de THC. Debido a su fuerte linaje afgano, también se llama Hindu Skunk.

Skunk Kush Cannabis Flower de primer plano contra el fondo negro

El perfil de terpenos de la Skunk Kush incluye mirceno, cariofileno y limoneno. Presenta notas cítricas dulces con un intenso matiz skunky y toques especiados. Sus efectos suelen generar una relajación corporal duradera e integral.

Las plantas de Skunk Kush pueden alcanzar una altura promedio, que oscila entre los 100 y los 150 cm en un invernadero, y los cultivadores han informado de rendimientos de hasta 500 g por metro cuadrado. Se desarrolla bien en climas mediterráneos y tiene una etapa de floración relativamente corta, de entre 50 y 60 días, lo que permite obtener varias cosechas a lo largo del año.

8. Gorilla Glue #4 (GG4)

La Gorilla Glue #4 es un híbrido de predominio índica cuyo nombre hace referencia a sus cogollos altamente resinosos. Se creó cruzando la Chem’s Sister con la Sour Dubb y la Chocolate Diesel. Esta variedad ha alcanzado una reputación excelente y se puede encontrar en muchos dispensarios y coffeeshops.

Gorilla Glue #4 Flor de cannabis de primer plano contra el fondo negro

La Gorilla Glue cuenta con un perfil de terpenos único, siendo una delicia para el paladar. Combina notas terrosas, amaderadas y de pino con matices diésel y chocolate. Los usuarios podrán experimentar una sensación de euforia al consumirla, que se desvanece en un colocón corporal duradero e integral.

La Gorilla Glue se desarrolla bien en climas mediterráneos y florece en invernadero en un periodo entre los 55 y 65 días. Esta variedad puede producir una cosecha excepcional cuando se cultiva en condiciones óptimas, y se han registrado rendimientos de más de 550 gramos por metro cuadrado.

La GG4 es una opción excelente para el cultivo en invernadero, pues es robusta y resistente, pudiendo desarrollarse en un entorno cálido y soportar las fluctuaciones de temperatura a lo largo de todo el ciclo de cultivo.

9. Double Banana Kush

Doble flor de cannabis de banana kush contra el fondo negro

La Double Banana Kush es una potente índica resultante del cruce de la Banana Kush con la OG Kush. Es una variedad con un perfil de terpenos alto y cogollos muy resinosos, ¡ideal para invernadero!

Las flores desprenden un aroma dulce, con notas florales y matices de bayas. Al consumirla, la Double Banana Kush proporciona a los consumidores una intensa relajación corporal integral. Es una variedad ideal para las primeras horas de la noche.

Debido a su genética predominantemente índica, los cultivadores se encontrarán con una estructura robusta, de ramas laterales cortas y espaciado internodal compacto. Con una etapa de floración media de 55 a 65 días, es posible obtener varias cosechas al año.

¿El futuro del cultivo en invernadero?

Cercano de flores de cannabis y plantas de cannabis que crecen en el fondo en un invernadero

Cultivar marihuana en un invernadero es una opción excelente. Permite producir cannabis de alta calidad cultivado al sol, con perfiles de terpenos excepcionales, sin un consumo excesivo de energía. Muchas variedades pueden prosperar en un invernadero, y acabamos de enumerar algunas variedades que funcionan bien en este tipo de entornos.   

Hemos enumerado tan solo unas pocas variedades favoritas para invernadero, así que si consideras que hemos omitido algunas de tus preferidas o tienes alguna pregunta, háznoslo saber en los comentarios que aparecen a continuación.

¡Entra ahora mismo en nuestra tienda online para comprar algunas variedades aptas para invernaderos! Tenemos una amplia colección, que incluye semillas regulares, feminizadas y autoflorecientes.

  • Disclaimer:
    Las leyes y regulaciones relativas al cultivo de cannabis difieren de un país a otro. Por lo tanto, Sensi Seeds recomienda encarecidamente que se revisen las leyes y regulaciones locales. No se debe actuar en contra de la ley.

Comments

1 comentario en “Las 9 mejores variedades para invernadero”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor

  • Author-Dante

    Danté Jordan

    Danté Jordan es un escritor independiente, productor de vídeo y asesor afincado en Los Ángeles, Estados Unidos. Su trabajo gira en torno a la marihuana: variedades, productos, educación y cultura. Danté ha aparecido en Weedmaps, Leafly, Wikileaf, The Bluntness, Ganjapreneur y muchos otros espacios informativos sobre el cannabis. Puedes contactar con él en dante_jordan en Instagram.
    Más sobre este autor
Ir arriba