Cannabis en Eritrea – Leyes, Uso y Historia

Eritrea es una tierra en gran parte árida, no adecuada para el cultivo de marihuana. A pesar de las condiciones y la ley, algunos agricultores optan por cultivarla para el consumo interno. Aunque la venta y el suministro de marihuana pueden estar castigados con varios años de prisión, los narcotraficantes siguen utilizando los puertos del país para pasar contrabando.

    • Capital
    • Asmara
    • Habitantes
    • 5,432,000
    • Productos de CBD
    • Ilegal
    • Cannabis recreativo
    • Ilegal
    • Cannabis medicinal
    • Ilegal

Legislación relacionada con la marihuana en Eritrea

¿Puedes poseer y utilizar marihuana en Eritrea?

El Código Penal de Eritrea establece que la posesión de todas las drogas (incluida la marihuana) es un delito de drogas «menos grave». También identifica claramente la diferencia de gravedad entre vender marihuana y comprarla para uso personal.

Vender o traficar marihuana es un delito grave castigado con una larga pena de prisión. Si el individuo infractor es descubierto comprando la droga para uso personal, la ley reconoce que «una persona no forma parte del narcotráfico únicamente porque compró (…) para su propio uso, una droga controlada o una planta controlada».

Como tal, los castigos por posesión son mucho menos severos. La posesión de marihuana para uso personal se castiga con 6-12 meses de prisión o una multa de 20 001 a 50 000 nakfas.

Eritrea es una de las pocas naciones africanas que también prohíbe el uso de khat, una planta muy apreciada en todo el continente debido a sus efectos estimulantes cuando se mastica.

¿Puedes vender marihuana en Eritrea?

La ley del Código Penal de Eritrea establece que es ilegal «vender, comprar, administrar, preparar, dar, transferir, transportar, enviar o distribuir» cualquier droga o planta controlada, incluida la marihuana.

El tráfico o la producción/cosecha de grandes cantidades de marihuana (clasificadas como «gran cantidad comercial»), se castigan con penas de prisión de 7 a 10 años. Para cantidades más pequeñas (clasificadas como «cantidad comercial»), la pena de prisión se reduce a 5-7 años.

La venta o el suministro a pequeña escala (clasificado como «tráfico») se castiga con una pena de prisión de tres a cinco años.

El suministro a un menor se considera un delito mucho más grave, y cualquiera que sea sorprendido suministrando cantidades «comerciales» de marihuana a un menor, a sabiendas de que el menor tiene la intención de venderla, puede recibir una pena de prisión de 16 a 19 años. Si la cantidad es menor, la pena de prisión se reduce entre siete a 10 años.

¿Puedes cultivar marihuana en Eritrea?

El cultivo de marihuana también es un delito en Eritrea.

Si alguien es atrapado cultivando un número limitado de plantas para uso únicamente personal, puede recibir un castigo con pena de prisión de entre 6y 12 meses, o una multa de 20 001 a 50 000 nakfas.

Sin embargo, el cultivo de una «gran cantidad comercial» de plantas de marihuana supone de 7 a 10 años de prisión. Para cantidades «comerciales» más pequeñas, la pena es de cinco a siete años, y para una cantidad más pequeña (que no es solo para uso personal), es de tres a cinco años.

Debido a la aridez de las tierras de Eritrea, el cultivo de marihuana no es tan frecuente como en otras naciones africanas, aunque se cultiva en algunas áreas. Según informes de la ONUDD, se ha cultivado en Asmara, Keren y Tehambko y se cree que se introdujo en el país después de la independencia de Eritrea, a través de los ciudadanos eritreos que regresaron de países occidentales trayendo la marihuana con ellos.

¿Es legal el CBD en Eritrea?

Legalmente, en Eritrea, no hay diferencia alguna entre el CBD y la marihuana. Por lo tanto, es ilegal y no se puede comprar, vender ni consumir.

¿Se pueden enviar semillas de marihuana a Eritrea?

Se considera que las semillas de marihuana son parte de la planta de marihuana y, por ello, son ilegales. No se pueden enviar por correo postal al país.

Marihuana medicinal en Eritrea

Eritrea tiene una larga historia de uso de plantas en la medicina, entre ellas la marihuana, que se utilizaba para tratar el asma bronquial. A nivel local, se conocía como etse-fares. Actualmente, no hay ningún programa de marihuana medicinal en curso y el uso de la droga, incluso para fines medicinales, está prohibido.

Cáñamo industrial en Eritrea

Bajo el dominio italiano a principios del siglo XX, Eritrea supuestamente tenía una industria del cáñamo. Actualmente, el cáñamo es ilegal, ya que la ley lo considera como otra forma de planta controlada. Sin embargo, la situación parece estar cambiando en África, y otras naciones están considerando legalizar el cáñamo y capitalizar su potencial de hacer dinero. Eritrea puede hacer lo mismo en el futuro, pero de momento aún no hay planes para hacerlo.

Interesante saberlo

Si viajas a Eritrea (o actualmente vives allí), es posible que te interese saber lo siguiente:

Historia de la marihuana

Los indicios sugieren que la marihuana se ha cultivado en Eritrea durante siglos. La primera evidencia de marihuana en África se remonta al siglo XIV en la vecina Etiopía, donde los arqueólogos descubrieron dos pipas de cerámica con rastros de la droga en su interior. Esto sugiere que también pudo haberse usado en Eritrea.

Los expertos creen que la planta entro a la región con la migración bantú. Los bantúes viajaron por todo el continente y, finalmente, llegaron a lugares como Malawi y Sudáfrica, donde en estos días, el comercio de marihuana está en auge.

Actitudes modernas

No hay muchas opciones de tratamiento para quienes abusan de las drogas en Eritrea, en parte por falta de fondos, pero también por un cierto estigma.

Como no existe un sistema nacional de recopilación de datos para determinar los patrones de consumo de marihuana, es difícil predecir el abasto del consumo en todo el país. Las cifras de 2006 relacionadas con todos los trastornos por abuso de drogas demostraron una tasa de prevalencia del 0,16 % para las mujeres y del 0,50 % para los hombres, índices muy bajos.

El comercio actual de marihuana

Al igual que muchos países del este de África, Eritrea tiene problemas con el narcotráfico. Los contrabandistas utilizan sus puertos para transportar heroína y marihuana desde el sur de Asia a Europa y América, y el problema parece haber empeorado en los últimos años.

Los expertos creen que el aumento del tráfico de drogas se debe al regreso de los hijos expatriados de ciudadanos eritreos, que regresan al país desde Europa y América del Norte. Aunque la marihuana se cultiva en Eritrea, hay pocas pruebas que evidencien que el país es produce grandes cantidades para la exportación. En cambio, se cree que la mayor parte de la marihuana cultivada allí se consume dentro del país.

La poca información de que se dispone revela que no hay muchas incautaciones de marihuana en Eritrea. Por ejemplo, en el 2006, solo se incautaron 7,25 kilos de marihuana en hierba y 10,55 kilos de plantas de marihuana. En el 2008, estas cifras habían aumentado (11,25 y 15,3 kilos, respectivamente), lo que indica que el problema crece, aunque las cifras son bajas.

¿Se legalizará la marihuana en el futuro?

En la actualidad, Eritrea no muestra signos de querer legalizar la marihuana con fines recreativos o medicinales. Sin embargo, el país sufre de pobreza, y capitalizar la «fiebre verde» podría ser una opción para el futuro. Ciertamente, otros países africanos están comenzando a sacar provecho de los beneficios financieros que ofrece el cultivo de marihuana y cáñamo.

  • Disclaimer:
    Aunque se ha hecho todo lo posible para garantizar la exactitud de este artículo, no está destinado a proporcionar consejo legal, ya que las situaciones individuales serán diferentes y deben consultarse con un experto y/o abogado.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor y revisor

  • Profile-image

    Sensi Seeds

    El equipo editorial de Sensi Seeds incluye botánicos, expertos médicos y legales, además de activistas de renombre como el Dr. Lester Grinspoon, Micha Knodt, Robert Connell Clarke, Maurice Veldman, Sebastian Marincolo, James Burton y Seshata.
    Más sobre este autor
  • Maurice_Veldman

    Maurice Veldman

    Maurice Veldman es miembro de la Asociación Holandesa de Abogados Penales y uno de los abogados más destacados del campo del cannabis de los Países Bajos. Con 25 años de experiencia en dicho ámbito, su conocimiento del derecho penal y administrativo apoya a los vendedores de cannabis y a los productores de cáñamo al abordar la cuestión de las desigualdades entre el individuo y el estado.
    Más sobre este revisor
Ir arriba