by Seshata on 05/01/2016 | Cultivo

Cómo montar un cuarto de cultivo de clones de calidad

Cultivo Si las circunstancias lo permiten, montar tu propio cuarto dedicado al cultivo de clones es una forma muy valiosa de mantener y mejorar tu biblioteca de genéticas. Sin embargo, el montaje del cuarto de clones debe realizarse correctamente si se pretende producir clones sanos de forma regular.


Consideraciones generales para el montaje

Cómo montar un cuarto de cultivo de clones de calidad
El cuarto debe estar limpio, esterilizado, y bien organizado, preferiblemente con estanterías para maximizar el espacio vertical (© Spotreporting)

No hace falta mucho espacio para montar un cuarto de cultivo de clones. Si las circunstancias lo exigen, incluso se puede acondicionar algún tipo de armario para producir varios cientos de clones cada pocas semanas. Sin embargo, lo mejor sería trabajar en un gran vestidor o una habitación pequeña de por lo menos 3,2 m2. Montar estanterías es la manera obvia de maximizar el espacio, ya que los clones requieren muy poco espacio vertical y pueden colocarse fácilmente juntos en bandejas y con luces a tan sólo 40cm de altura.

Los cuartos de clones deben limpiarse y esterilizarse antes de su utilización. Si es posible, pinta las paredes con pintura lavable (blanca es ideal), y comprueba que todas las superficies estén limpias, y se puedan limpiar con facilidad en el futuro. Cerciórate de que en el cuarto no se encuentren nada más que los artículos de primera necesidad, para que la limpieza resulte lo más sencilla que se pueda entre las idas y venidas.

Luces

Lo más importante que hay recordar con respecto a las luces destinadas a la clonación es que tienen que ser frías (cool). Las altas temperaturas típicas de las luces de alta potencia utilizadas para el crecimiento vegetativo y para la floración son demasiado adversas y calientes para los esquejes que están empezando el proceso de enraizamiento.

Por lo tanto, utiliza luces fluorescentes frías (CFL) o diodos emisores de luz (LED), y comprueba que elijes emisores de luz azul-blanca («blanca fría»), como en primavera cuando las plantas crecen de forma natural, la luz del día se desplaza más hacia el extremo azul del espectro. A finales del verano y del otoño, la luz del día se desplaza más hacia el extremo rojo del espectro, por lo que las luces destinadas al período de floración son más amarillentas y rojizas, y las luces de la etapa vegetativa son más azules. En el caso de los clones, estimular el crecimiento vegetativo (es decir, el crecimiento de las hojas, tallos y raíces) es, obviamente, de la mayor importancia.

Ventilación

Cómo montar un cuarto de cultivo de clones de calidad

Aunque tus esquejes pasarán la mayor parte de su tiempo envueltos en bandejas o cajas de plástico para mantener una humedad elevada, es importante asegurarse de que el aire se ventila dentro y fuera del cuarto de forma adecuada. Esto te permite controlar con eficacia la temperatura y la humedad global dentro del cuarto. Además, la buena ventilación de aire limpio, que se reemplaza regularmente, ayuda a prevenir que los patógenos transportados por el aire, como las esporas del moho y los hongos, infecten tus esquejes tiernos y jóvenes.

También es muy recomendable filtrar la entrada de aire a través de filtros HEPA, para minimizar aún más la posible introducción de patógenos del mundo exterior en tu cuarto. Filtrar la extracción del aire no es tan importante, ya que los clones producen muy poco olor, pero puede que quieras utilizar un pequeño filtro de carbono en la salida de ventilación, por si acaso.

Por último, aunque los clones deben permanecer envueltos en sus bandejas durante la mayoría del tiempo, es vital abrir las tapas varias veces durante el transcurso de cada día, para garantizar que el aire dentro de las bandejas se sustituye y que la humedad no se convierte en excesiva. Durante estas ocasiones, también debes revisar los clones en busca de cualquier signo de enfermedad, además de evaluar el nivel general de enraizamiento.

Bandejas, herramientas, equipos de clonación

Cómo montar un cuarto de cultivo de clones de calidad

Las bandejas especialmente diseñadas para la clonación se encuentran disponibles en la mayoría de growshops, y resultan muy útiles ya que proporcionan espacios individuales para colocar los esquejes, lo que ayuda a evitar que las raíces de diferentes plantas se enreden a medida que crecen. También hay varios equipos, hidropónicos y aeropónicos, para clonar completos disponibles, que comprenden luces, bandejas, ventilación y riego, todo en uno. Los equipos listos para su instalación pueden ser bastante caros, pero puedes construir el tuyo propio por mucho menos.

Sin embargo, también es posible utilizar únicamente bandejas de plástico baratas o cajas sin espacios individuales para cada esqueje. Si las raíces se enredan, no va a perjudicar a los esquejes si se tienen que cortar. De hecho, algunos cultivadores creen que este duro tratamiento estimula el crecimiento de la raíz fresca con más abundante ramificación.

Para sacar los propios clones, necesitarás bloques de enraizamiento (por lo general, o lana de roca o Jiffys), una solución de enraizamiento/clonación como Clonex, tijeras afiladas o tijeras de podar, y agua destilada o filtrada en un depósito RO, ¡junto con algunas plantas madre!

Opcionalmente, puede que también quieras utilizar una hoja de afeitar afilada para cortar los tallos de los esquejes a 45 ° (y raspar los tallos si se desea, aunque esto no es necesario y lleva mucho tiempo cuando se producen grandes cantidades de clones). Además es posible que quieras utilizar una solución de trasplante para reducir el estrés. Para una guía completa sobre cómo sacar clones, consulta nuestro tutorial.

Control de plagas y limpieza general

Es indispensable mantener unos buenos estándares de limpieza en todo momento dentro del cuarto de clones. Cámbiate de ropa y lávate las manos antes de entrar, para que los agentes patógenos del mundo exterior no se introduzcan en el cuarto. Limpia las superficies y friega los suelos con regularidad. Friega y seca los derrames tan pronto como se produzcan. Rocía los esquejes cada pocos días con tratamientos de pesticidas suaves, preferiblemente orgánicos, para evitar que se desarrolle cualquier patógeno. Revisa los esquejes para detectar signos de infección, y si se observas alguno, retira los esquejes afectados de inmediato y procede a aplicar medidas de limitación de daños.

Para los problemas concretos con las plagas, se pueden tomar varias medidas curativas. Siempre que sea posible, lo mejor es usar tratamientos orgánicos en todo momento cuando se cultiva cannabis o cualquier otra planta. Sin embargo, si los tratamientos no orgánicos son necesarios, mantén el uso al mínimo tanto en términos de cantidad utilizada como de la duración del tratamiento.

Si los problemas con los patógenos se vuelven crónicos, se debe realizar una reevaluación global de las prácticas de higiene y ambientales, debe limpiarse el cuarto a fondo, y optimizar la temperatura y la humedad relativa antes del siguiente uso.

Sección de comentarios

¿Tienes una opinión? Háznosla saber dejando un comentario

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?
Read More