by Diana on 10/04/2015 | Legal & Política Opinión

Entrevista a Julio Calzada, ex Secretario General de la Junta Nacional de Drogas en Uruguay. Primera Parte.

Uruguay Mi encuentro con Julio Calzada fue, si más no, una sorpresa. Debo admitir que esperaba sentarme frente a la típica personalidad política que responde bajo el efecto encorsetado de los clichés. Pues bien. Julio Calzada no cumple con ese patrón y, me atrevería a decir, que con ninguno de los patrones que solemos asociar a aquellos que se mueven en las esferas más cercanas al poder.

Julio Calzada

Julio Calzada es Secretario General de la Junta Nacional de Drogas de Uruguay.


Julio Calzada es Secretario General de la Junta Nacional de Drogas de Uruguay. Él jugó un gran papel en el proceso de legalización de la marihuana de su país.


Esas esferas en las que se discuten temas de imprescindible e indiscutible importancia, esas esferas en las que un voto puede cambiar un rumbo, esas esferas en las que se toman decisiones importantes. Muy importantes.

Julio-Calzada-4k

Mi encuentro con Julio Calzada fue, si más no, una sorpresa. Debo admitir que esperaba sentarme frente a la típica personalidad política que responde bajo el efecto encorsetado de los clichés. Pues bien. Julio Calzada no cumple con ese patrón y, me atrevería a decir, que con ninguno de los patrones que solemos asociar a aquellos que se mueven en las esferas más cercanas al poder. Esas esferas en las que se discuten temas de imprescindible e indiscutible importancia, esas esferas en las que un voto puede cambiar un rumbo, esas esferas en las que se toman decisiones importantes. Muy importantes.

Tras escribir innumerables artículos basados en sus declaraciones públicas e investigar a fondo toda la polémica que rodea a la legalización del cannabis en Uruguay, por fin, pude conocerle y conversar con él. Obviamente, pensar que ya le conocía de antemano era un sentimiento que me invadía irremediablemente. El resultado lógico, supongo, después de indagar  en sus palabras, en su vida y en su carrera muchísimo tiempo antes de verle por primera vez. Quizás todo ello se notaba y, puede que por eso,  finalmente  entrevistara a una persona cercana,  natural y, sobre todo, sincera.

No transmitía la sensación de regirse por guiones o frases preparadas. Miraba a veces a un punto perdido mientras hablaba, algo que demostraba la enorme fe que él mismo tenía en sus palabras, en aquello que decía.

El Hash Marihuana Cáñamo & Hemp Museum de Barcelona fue el escenario perfecto para hablar sobre la situación actual que vive Uruguay versus la legalización del cannabis, los entresijos del proceso, la relación con el resto del mundo y el futuro de la regularización, entre otras cosas. Y digo el escenario perfecto, no solo por los más de 6.000 objetos de coleccionista relacionados con el cannabis que nos rodeaban, sino porque, en palabras del propio Calzada, “el museo resultaba embriagador”.

¿Qué más se puede pedir?

Dicho esto, abordamos un sinfín de interesantes preguntas, que os vamos a presentar a lo largo de varias entregas. En este artículo, encontraréis la primera parte de la entrevista, centrada en el porqué de la legalización en Uruguay, en los detalles del proceso de registro y en la información que se ha dado a los ciudadanos. No perdáis la oportunidad de conocer, más a fondo, qué se cuece en un país que ya ha hecho historia y que, sin lugar a dudas, se ha convertido en un modelo a seguir.

Extracto de la entrevista con Julio Calzada, Secretario General de la Junta Nacional de Drogas en Uruguay

Sensi Seeds
Julio Calzada y Diana Sen en el Hash Marihuana Cáñamo & Hemp Museum Barcelona

¿Cuál  es la situación del cannabis en Uruguay, a  día de hoy ?

J.C- En la actualidad, todo el sistema está prácticamente funcionando. A parte del autocultivo y de los clubes cannábicos, que están en funcionamiento desde hace varios meses, lo que tiene que ver con el cáñamo para uso industrial está reglamentado desde el pasado Diciembre y, finalmente, el pasado Enero reglamentamos todos lo referente al cannabis para uso medicinal.

En cuanto al cannabis para uso no médico, queda la última fase de esa reglamentación. Dicha reglamentación, tiene tres partes fundamentales: el autocultivo, los clubes cannábicos y la distribución masiva a través de las farmacias. Lo relacionado con autocultivo y clubes está en marcha. Ya hay más de 2.000 personas que ya están vinculadas a este sistema. La parte para la distribución por sistema de farmacias está en la última fase, ya que queda la licitación de las empresas que se van a encargar de producir. Hay 5 empresas que están compitiendo todavía y, seguramente, pronto se sepa quién se va a encargar.

De cara a los ciudadanos, ¿qué información se les ha dado? ¿ Podrán acceder todos de igual modo? Dado que hay un registro obligatorio para poder llevar a cabo el autocultivo, ¿Cómo funciona exáctamente?

J.C- El registro es un sistema basado sobre las formas legales que tenemos en Uruguay. Tenemos una ley de protección de datos sensibles, lo que significa que hay ciertos datos que pertenecen solo a las personas y, eventualmente, al sistema al cual se vinculan. Estos datos, en el caso de la legalización del cannabis, no son asequibles para nadie que no sea el usuario o el Instituto de Regulación y Control del Cannabis. Son datos que no pueden ir al Ministerio del Interior, la Policía ni a ningún empresario. No pueden llegar a nadie. Son datos blindados, están encriptados  y guardados con un software especial que, a su vez, tiene un algoritmo especial y que solamente pueden ser reconocidos en el ámbito pertinente. Eso está funcionando ya, con los 2.000 usuarios que , como he dicho, ya están registrados. Estamos en el inicio de un proceso que durará varios años  seguramente, y que se aseverará progresivamente. Todas las investigaciones que hemos hecho en relación a la adhesión de los usuarios a alguno de estos 3 sistemas, ya nos dice que tendremos más adelante un número muy alto de adhesiones.

El registro se hace , con el objetivo de tener un control sobre el volumen de producción y da garantías a los usuarios, a cualquier persona registrada cuando por ejemplo, eventualmente, la policía pueda entrar a su casa porque sufrió un robo o tuvo algún problema y le encuentran hasta 6 plantas. Si es un usuario registrado no tendrá ningún problema con la policía. En el caso de que no fuera un usuario registrado, en función de la ley, seguramente dada la presente ley podría recibir solo una sanción administrativa. Esto significa que no cae directamente bajo la ley penal, salvo que se demuestre que la persona cultiva con fines comerciales.

Nosotros recibimos muchos mensajes de gente uruguaya que no sabe exactamente a dónde tiene que acudir. ¿Es algo tan simple como ir a su ayuntamiento e informarse o bien es por vía telemática?  Parece que el ciudadano no sabe por dónde debe empezar para iniciar el proceso de registro.

J.C- Bueno, queda mucho por hacer y por trabajar con los jueces, los fiscales y la policía, para que comprendan bien el proceso. Por ejemplo, hay de pronto, algunos miembros de la policía que piensan que las personas que encuentren consumiendo marihuana deben tener un carnet, cuando desde siempre en Uruguay se puede consumir marihuana en la calle, pero aún así les piden un carnet. Un carnet que no existe.

Las personas, para registrarse deben ir a la oficina de correos. No son todas las oficinas de correos pero hay muchas. Alrededor de 200 en todo el país a las que se puede acudir y que están habilitadas para hacer los registros. De este modo, simplemente llevando constancia de residencia, que puede ser un recibo que diga que vive en “tal lugar” es suficiente. El único requisito es que sea residente en Uruguay, como mínimo haberlo sido por más de un año. Y ser mayor de 18 años obviamente.

Es decir que los usuarios recreativos o medicinales extranjeros que vean en esto una manera de poder acceder a la marihuana de forma sencilla, ¿no tienen nada que hacer si no son residentes?

Si no son residentes, no tienen nada que hacer.

¿Y eso podrá cambiar en un futuro o no hay posibilidad para ellos?

J.C- No hay posibilidad para ellos pero, hablar del futuro con los cambios que se están produciendo…Es difícil de prever eso en periodos cortos. Entonces te diría que, en la próxima legislatura, en los próximos años no va a haber ningún cambio. Esto está asociado a que Uruguay es un país que tiene fronteras terrestres muy fáciles con Brasil y la frontera que tenemos con Argentina también es de amplísima comunicación. Tú, en un ferry, puedes estar en 50 minutos en Buenos Aires.

¿Eso quizás provocaría un alud de gente hacia Uruguay desde esos lugares?

J.C- Bueno, eso daría lugar de alguna manera a lo que muchos autores llaman “turismo cannábico”, donde la referencia siempre es Ámsterdam. Entonces se podría llegar a dar ese tipo de turismo, lo que crearía muchas implicaciones en las relaciones con Argentina y Brasil donde, como he dicho, hay fronteras terrestres. Tú cruzas una calle y de pronto puedes estar en Uruguay.

De ahí que ustedes exijan la residencia de un año como requisito mínimo  ya que, de algún modo, podrán controlar un poco el acceso al cannabis  ¿ no es así?

Claro. La residencia de es algo que podemos controlar, pero incluso si uno es ciudadano argentino o ciudadano brasileño y tiene la doble residencia  tanto ahí como en Uruguay, podrá consumir y adquirir legalmente bajo las diferentes condiciones. Digamos, si uno es residente en Uruguay pero no está todo el tiempo viviendo ahí, aun así puede ser miembro de un club, puede tener plantas en su casa y podrá acceder a comprar en la farmacia sin problemas. La idea fundamental es que uno no se baje de un crucero y pueda comprar marihuana en algún centro o alguna farmacia.

¿Existe algún derecho de admisión? Es decir, aunque uno  sea residente en Uruguay, ¿ hay alguna preferencia, por ejemplo, si se es paciente medicinal? ¿Puede el Estado rechazar a alguien en el registro, por creer que ese individuo no cumple con los requisitos?

J.C- No. La única exclusión se dará con personas que tengan, digamos, problemas de autonomía. Si es un enfermo psiquiátrico sin autonomía personal, por ejemplo. Tampoco podrá ningún menor de 18 años. Pero no hay ninguna otra condición. En cuanto al uso medicinal, éste es con una receta médica, algo que también va a ser único. La restricción está en que, si tu médico te receta un tipo de marihuana que vas a poder adquirir en la farmacia, eso excluirá que puedas comprar durante 30 días marihuana para uso no médico. Ésa es una exclusión que es de tipo sanitaria, porque cuando un médico receta cannabis para una persona en tratamiento oncológico o para VIH, puede darle incluso más de 40 gramos al mes que se consumirán, por ejemplo bajo la forma de alimento. Entonces precisa más cantidad que si fuera fumado. La persona, en este caso, tendrá la posibilidad de comprar más de 40 gramos, así como la posibilidad,  además, de comprar variedades que estén por encima de las que se vendan para uso no médico.

En este caso, esa persona, una vez ha comprado la cantidad para uso medicinal, tiene 30 días en los que no podrá adquirir para otro uso.

Así ¿se impide que no pueda tener fines comerciales, o pueda revenderlo? Es decir ¿que no pueda usarlo para otro fin que no sea el primordial?

J.C- El objetivo del sistema de control está asociado a un conjunto de de variables. La primera es controlar el volumen  de producción y evitar que, lo que se produzca legalmente, termine en los mercados clandestinos, tanto de Uruguay, como de Argentina o de Brasil. Entonces, para eso tenemos que tener un conjunto de “salvaguardas”. Por ejemplo, las plantaciones de cáñamo van a tener que estar registradas .Esto es así, porque vamos a hacerles un seguimiento para saber que, efectivamente, lo que se está plantando es cáñamo y no otro tipo de plantación que sea para usos no industriales. Aún así, el ánimo, no es un ánimo “Orwelliano” de control total, sino que es un ánimo de darle, en realidad, garantías a los ciudadanos de nuestro país y los países de la región, de que la producción que se haga en Uruguay no va a ser desviada a fines no lícitos.

Continuará…

Hasta aquí, la primera parte de la entrevista con Julio Calzada. En la segunda abordaremos temas tan interesantes como los cambios que han podido darse en las relaciones con otros países, tras la legalización. Hablaremos de Europa y del caso de Estados Unidos. Asimismo, seguiremos contestando a las preguntas que se hacen los propio ciudadanos uruguayos, como por ejemplo, si el actual Presidente, Tabaré Vázquez introducirá restricciones a la ley y de si, en un futuro los uruguayos podrán adquirir semillas de marihuana de bancos de cannabis Europeos, como el Sensi Seeds Bank.

Además, Julio Calzada nos hablará de Mujica y de porqué éste tomó la decisión de iniciar el proceso de regulación. Es interesante comprobar cómo habla Calzada del antiguo Presidente de Uruguay, con esa mezcla de respeto y admiración que uno solo puede tener hacia quien considera , no solo un amigo, sino un verdadero maestro.

No os lo perdáis porque absolutamente ninguna de las cosas, que nos explica el Sr. Calzada, tiene desperdicio. ¡Estad atentos!

Sección de comentarios

Publica un comentario

gaston garcia

hola buen dia soi de argentina buenos aires me gustaria saber como puedo debo hacer para tener la reseta medica soi alergico a la dipirona y no puedo tomar ningun remedio y la marihuana me los calma cuando me duele algo quisiera saber en donde y como tengo qe hcaer desde ya muchas gracias

11/05/2015

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?

Julio Calzada

Julio Calzada es Secretario General de la Junta Nacional de Drogas de Uruguay.


Julio Calzada es Secretario General de la Junta Nacional de Drogas de Uruguay. Él jugó un gran papel en el proceso de legalización de la marihuana de su país.

Read More