by Seshata on 16/07/2013 | Legal & Política

Los grandes bancos, el blanqueo y el dinero procedente del tráfico de drogas

Recientemente a HSBC se le ha impuesto una multa de 1.900 millones de dólares por su papel en una gran trama mundial de blanqueo de dinero


HSBC tuvo que pagar 1.900 millones de dólares por su papel en el blanqueo de dinero procedente del tráfico de drogas durante la crisis económica global
HSBC tuvo que pagar 1.900 millones de dólares por su papel en el blanqueo de dinero procedente del tráfico de drogas durante la crisis económica global

Recientemente, al conglomerado bancario global HSBC se le ha impuesto una multa de 1.900 millones de dólares (1.200 millones de libras) por su papel en una gran trama mundial de blanqueo de dinero, en la que se blanquearon cientos de millones de dólares (por no decir miles de millones) en transacciones ilegales y que tenía a los cárteles mexicanos y colombianos entre sus beneficiarios directos.

El dinero líquido procedente del tráfico de drogas ayudó a las instituciones bancarias globales en 2008

Desde la crisis financiera de 2008 se ha sugerido repetidamente que uno de los mayores apoyos con los que contaba la economía internacional durante el punto álgido de la agitación fiscal fue el dinero procedente del tráfico de drogas en el mercado negro, que suponía hasta el 3,6% de las operaciones anuales globales y que, debido a su ilegalidad, estaba entre los capitales más líquidos.

En la actualidad empiezan a plantearse preguntas sobre el papel del sistema bancario y los gobiernos de varios países dentro de la red mundial de capitales procedentes del tráfico de drogas ilegales. Puede que HSBC fuera el chivo expiatorio de cara al público, pero otros bancos (como Wachovia, que actualmente ha entrado en quiebra) se han visto implicados en el escándalo, y existen muestras de una corrupción más profunda que domina todo el sistema y que todavía debe ser sacada a la luz.

La importancia del dinero procedente del tráfico de drogas en la economía mundial

La relevancia de dicho 3,6% de las operaciones globales, que en 2009 ascendía aproximadamente a 2,1 trillones de dólares, indica la verdadera importancia de mantener el tráfico ilegal. El dinero “negro” o ilegal puede ser mucho más líquido que el “blanco” ya que no sufre el mismo nivel de control, está libre de impuestos y circula por el mundo muy rápidamente gracias a la naturaleza dinámica y libre de la mayor parte de las transacciones ilegales.

En tiempos de depresión económica, el dinero procedente del tráfico de drogas puede representar una fuente importante de capital de inversiones, especialmente cuando el mercado de crédito está en un mal momento. En un sistema de reserva fraccionaria, los créditos suelen crear capital para los bancos ya que les permiten multiplicar su capital (esencialmente, imprimir más dinero) en base a los depósitos de clientes. El pago de préstamos emitidos utilizando este incremento monetario proporciona capital líquido y es la base para conceder nuevos créditos.

Después del colapso de  la burbuja inmobiliaria a principios de la década del 2000, muchos bancos buscaron formas alternativas de mitigar las enormes pérdidas a las que debían hacer frente e inflar sus balances generales para que parecieran más sanos sobre el papel. El propio HSBC publicó que las pérdidas esperadas por el conglomerado para el primer trimestre de 2008 ascendían a 17.200 millones de dólares después de que la situación del mercado inmobiliario hubiera reducido drásticamente el valor de sus préstamos existentes. Así, intensificar los servicios de blanqueo de dinero para sus clientes de los cárteles era una solución fácil para conseguir que los balances de HSBC parecieran sanos.

HSBC México y el cambio de pesos en el mercado negro

Las pruebas sugieren que al menos 881 millones de dólares depositados en las cuentas de HSBC México entre 2006 y 2010 provenían directamente del cártel de Sinaloa, así como del cártel colombiano Norte del Valle, utilizando un sistema llamado cambio de pesos en el mercado negro (BMPE) que, como su propio nombre indica, facilita el cambio de pesos a dólares a través de una sofisticada red de agencias de valores controladas por los cárteles.

Los cárteles cuyo dinero blanqueaba HSBC son famosos por sus prácticas violentas y despiadadas
Los cárteles cuyo dinero blanqueaba HSBC son famosos por sus prácticas violentas y despiadadas

En esencia, los corredores de bolsa del BMPE compran dólares estadounidenses rebajados de los cárteles a cambio de pesos propiedad de empresarios legítimos, y a continuación se adquieren bienes internacionalmente para venderlos nacionalmente y así recuperar la inversión original en pesos.

De esta forma, los cárteles reciben pesos legales a cambio de un margen pagado a los corredores de bolsa y así evitan el riesgo y los costes asociados con depositar dinero directamente en cuentas normales.  Los empresarios reciben dólares estadounidenses por un valor mucho menor del que sería posible de otra forma en México o Colombia. El propio banco también obtiene un margen de beneficios: según lo afirmado por el antiguo investigador del Senado de EE.UU. Jack Blum en una entrevista concedida a la revista Rolling Stone, “el margen para el dinero blanqueado ha sido durante años de aproximadamente el 20%”.

Fracaso a la hora de implementar procedimientos contra el blanqueo de dinero

HSBC México fue el banco elegido debido a sus regulaciones poco estrictas y a su aparente interés por complacer los deseos de sus valiosísimos clientes de los cárteles. Existen pruebas de que HSBC USA no controlaba los traspasos internacionales desde cuentas mexicanas, y de que en varias ocasiones el banco no respetó la Ley del Secreto Bancario estadounidense (por sus siglas en inglés, BSA) y sus condiciones antiblanqueo de dinero (AML).  Ninguna de las ramas del banco pusieron en práctica los procedimientos antiblanqueo de dinero exigidos repetidamente por el Tesoro de Estados Unidos tras la sospecha de la existencia de actividades fraudulentas, lo cual dio origen a acusaciones de connivencia entre los bancos y los cárteles. Además, los directivos del grupo central HSBC eran conscientes de que no se estaban respetando las condiciones antiblanqueo de dinero en los depósitos mexicanos y no informaron a HSBC USA para garantizar que se tomaban las medidas necesarias.

Aparte de una multa simbólica, el conglomerado HSBC no ha sufrido demasiadas consecuencias. Un acuerdo de procesamiento diferido, redactado por los propios líderes de HSBC junto con el director de la División Criminal

Lanny A. Breuer, exdirector de la División Criminal del Departamento de Justicia estadounidense y en la actualidad integrante de un grupo de presión de Wall Street, jugó un papel decisivo en la redacción del acuerdo de procesamiento diferido de HSBC
Lanny A. Breuer, exdirector de la División Criminal del Departamento de Justicia estadounidense y en la actualidad integrante de un grupo de presión de Wall Street, jugó un papel decisivo en la redacción del acuerdo de procesamiento diferido de HSBC

del Departamento de Justicia estadounidense, Lanny A. Breuer, aprobaba el no procesamiento de los directivos de HSBC.

El Gobierno de EE.UU. fracasa una vez más a la hora de regular y castigar las infracciones financieras

En un ejemplo perfecto del fracaso gubernamental a la hora de regular, condenar y castigar al descontrolado sector bancario, el ex Secretario del Tesoro de Estados Unidos Timothy Geithner presionó para que no se procesara a los ejecutivos de HSBC, y éstos no fueron acusados de ningún delito penal.

En una rueda de prensa celebrada en esa época, Breuer declaró que el no procesamiento de los directivos de HSBC era de interés público: “Si las autoridades estadounidenses hubieran decidido presentar cargos penales, casi seguro que HSBC habría perdido su licencia bancaria en EE.UU., el futuro de la institución se habría visto amenazado y todo el sistema bancario se habría desestabilizado”.

Un ejemplo perfecto del alcance de la corrupción en el sistema mundial

Esta vergonzosa manipulación de los procesos bancarios internacionales demuestra claramente la importancia de revisar el sistema global de una vez por todas. Un banco que pretende funcionar sobre una base legítima, pero que en última instancia no tiene reparos en pasarse a actividades ilegales en momentos económicos difíciles, debe desaparecer.

Un sistema mundial que encarcela, priva de sus derechos y criminaliza a personas “normales” por su implicación con las drogas ilegales mientras hace la vista gorda frente a las grandes empresas que se dedican exactamente a lo mismo, claramente está dando prioridad a las empresas por encima de los ciudadanos. Una economía que da cabida y perdona infracciones tan flagrantes, es tan corrupta que debe fracasar.

 

Sección de comentarios

¿Tienes una opinión? Háznosla saber dejando un comentario

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?
Read More