Cannabis en California – Leyes, Uso y Historia

En 1996, California se convirtió en el 1er estado de EE. UU. en legalizar el cannabis medicinal. Hoy también es legal el consumo recreativo, pero la ley solo permite hasta 1 onza de cannabis o 6 plantas. Como era de esperar, los consumidores aumentan y las actitudes hacia la planta cambian, pero consumir cannabis sigue siendo ilegal según la ley federal.

Legislación del cannabis en California

Los EE.UU. se rigen por las leyes federales y estatales. Este artículo se ocupa de las leyes del cannabis en el estado de California. Para conocer las leyes federales de los EE. UU., echa un vistazo a nuestro otro artículo.

¿Se puede poseer y consumir cannabis en California?

En California, es legal poseer y consumir cannabis. La Ley de Uso Adulto de la Marihuana o Adult Use of Marijuana Act (Prop 64), aprobada en 2016, permite a los individuos mayores de 21 años poseer, consumir, compartir y regalar de manera privada hasta una onza (29 gramos) de cannabis. También se les permite cultivar un máximo de seis plantas en una residencia privada.

Sin embargo, esta ley presenta una serie de limitaciones. No se permite a los consumidores de cannabis:

  • Consumir cannabis o productos de cannabis en un lugar público. Esto incurre en una multa de $ 100. Los gobiernos locales pueden permitir el consumo in situ en lugares autorizados por el estado.
  • Consumir cannabis en una zona de no fumadores, o a menos de 300 metros de una escuela, centro juvenil o guardería, mientras haya niños presentes. Si se es sorprendido, se sanciona con una multa de $ 250.
  • Consumir cannabis (o tener un envase abierto de la sustancia) mientras se maneja un vehículo, como un automóvil, avión o barco. Una vez más, la multa es de $ 250 si el infractor es arrestado. Los pasajeros pueden consumir cannabis en vehículos comerciales específicos que están autorizados para estos fines. Sin embargo, nunca es aceptable que un pasajero consuma cannabis en un automóvil, y lo mismo se aplica a los productos comestibles que contienen cannabis.
  • Extraer concentrados de cannabis con un disolvente volátil (las empresas autorizadas por el estado están excluidas).  

A partir de 2018, cualquier persona mayor de 21 años puede comprar cannabis para consumo personal en tiendas, siempre que tenga una licencia de «uso para adultos».

¿Se puede vender cannabis en California?

La Ley de Uso Adulto de la Marihuana también permite la venta, producción y distribución comercial de cannabis. Sin embargo, cualquier persona que lo venda en el estado debe cumplir con las leyes establecidas en la Ley de Seguridad y Regulación del Uso Adulto y Medicinal (Medicinal and Adult-Use Regulation and Safety Act). Este conjunto de leyes rige la legislación del cannabis comercial en el estado.

Los gobiernos de las ciudades y los condados tienen derecho a restringir o incluso prohibir los negocios del sector del cannabis en su zona, independientemente de la postura general de California al respecto.

La venta, distribución y el análisis de cannabis en el estado están reguladas por la Oficina de Control de Cannabis (Departamento de Asuntos del Consumidor). El Departamento de Alimentación y Agricultura supervisa el cultivo, y el Departamento de Sanidad Pública está a cargo de toda la producción comercial de la sustancia.

¿Se puede cultivar cannabis en California?

De acuerdo con la Ley de Uso Adulto de Marihuana, los residentes en California pueden «cultivar, poseer, plantar, cosechar, secar o procesar no más de seis plantas vivas, y poseer el producto de las plantas».

Todo el cannabis cosechado (y las plantas) debe mantenerse dentro de la residencia privada del cultivador, o en los límites de su propiedad (por ejemplo, un jardín). Deben estar en un espacio cerrado y no deben estar a la vista de otros. Si se violan estos términos, la persona puede recibir una multa de $ 250.

Los gobiernos de las ciudades y de los condados tienen derecho a restringir el cultivo para consumo personal. Sin embargo, no se les permite prohibir completamente el cultivo de cannabis dentro de una casa privada, ni pueden prohibirlo en un edificio que esté «completamente cerrado y seguro».

Este límite no se aplica a los consumidores medicinales registrados, que técnicamente pueden cultivar la cantidad de cannabis que necesiten.

¿Es legal el CBD en California?

El CBD es legal en California, tanto para fines recreativos como medicinales. Sin embargo, la legislación californiana del cannabis aún no permite el uso de CBD en productos alimenticios. El Departamento de Sanidad Pública de California hizo público un comunicado en 2018, en el que destacaba que «los productos alimenticios derivados del cáñamo industrial no están cubiertos por las regulaciones de la MCSB».

Además, no se permite el uso de CBD en productos que hacen afirmaciones médicas, aparte de Epidiolex aprobado por la FDA. Como señala el Supervisor Adjunto del Fiscal General: «Esto no parece dejar muchas oportunidades para las ventas minoristas generales de productos que contienen CBD».

¿Se pueden enviar semillas de cannabis a California?

En la actualidad, es legal usar semillas de cannabis para cultivar plantas en California. Técnicamente está permitido enviar las semillas dentro de California por correo, pero la ley federal prohíbe transportarlas a través de las fronteras estatales. Como resultado, se pueden tener problemas para enviar semillas a California desde otros lugares, y los informes anecdóticos sugieren que a veces hay problemas con paquetes que son retenidos por las autoridades de Aduanas.

Cannabis medicinal en California

California fue el primer estado de los EE. UU. en legalizar el uso medicinal del cannabis. Se legalizó en virtud de la Ley de Uso Compasivo de 1996, que se puso en marcha para «garantizar que los californianos con enfermedades graves tengan el derecho de obtener y consumir marihuana con fines medicinales cuando ese uso médico se considere apropiado».

La Ley enumera una serie de enfermedades concretas que se beneficiarían con el tratamiento de cannabis medicinal, que incluye: SIDA, cáncer, anorexia, dolor crónico, glaucoma, artritis, migraña y espasticidad. También establece específicamente que el cannabis se puede usar para «cualquier otra enfermedad para la que proporcione alivio».

La Ley de Seguridad y Regulación del Uso Adulto y Medicinal creó un sistema de regulación combinado para el uso de cannabis medicinal y recreativo. Proporciona una guía que las agencias locales y estatales deben cumplir en lo relativo al cultivo, distribución, producción, dispensación y transporte de la sustancia.

Esta Ley no afecta especialmente a los pacientes: la única restricción es que, si cultivan cannabis con fines medicinales en su casa, deben limitar el área de cultivo a unos 30 metros cuadrados. Los cuidadores tienen permitido cultivar un máximo de unos 150 metros cuadrados, para proporcionar cannabis a un máximo de cinco pacientes.

Cáñamo industrial en California

Después de la aprobación de la ley llamada Farm Bill en 2018, el cáñamo industrial se convertía en un cultivo legal en todo el país. Esto significa que es completamente legal cultivarlo en California.

El Departamento de Alimentación y Agricultura de California es responsable de la regulación de la industria en el estado. Hasta la fecha, acaba de terminar la normativa relativa al cultivo del cáñamo y al proceso de registro de los cultivadores. Para poder cultivar cáñamo de manera legal, los agricultores primero deben registrarse a través de la oficina local de la Comisión de Agricultura del Condado. Hay que pagar una tasa de cultivo de unos $ 900 al año.

La industria del cáñamo ya está prosperando en California. No es de extrañar, si se tiene en cuenta el clima del estado. Las temperaturas más altas significan que el cáñamo crece con fuerza, a diferencia de lo que ocurre en muchas otras zonas más frías del país.

Conviene saber 

Si vas a viajar a California (o resides actualmente allí), te puede interesar saber lo siguiente:

  • Irónicamente, después de que el cannabis fuese legalizado por primera vez para uso recreativo en California, las ventas de la sustancia cayeron, en lugar de aumentar.
  • Uno de los grupos demográficos de más rápido crecimiento de los consumidores de cannabis en 2018 fue la generación del «baby boom», que tenían 50 años o más. La cantidad de consumidoras mujeres también mostró signos de aumento (tradicionalmente, siempre se han sentido menos inclinadas a consumir cannabis que sus homólogos masculinos).
  • Los expertos creen que el mercado del cannabis de California aumentará a $ 7.700 millones en el año 2022.  

Historia del cannabis

El cannabis se ha cultivado durante siglos en California. En el siglo XVIII, se cultivaba principalmente para la producción de cuerdas y de fibras, y a principios del siglo XIX, se cosechaban enormes cantidades de cáñamo. Sin embargo, en 1810, la rebelión mexicana contra el control español supuso que se recortasen las subvenciones a la agricultura del cáñamo y, como resultado, la mayoría de las plantaciones de cáñamo se abandonaron en 1841.

A finales del siglo XIX, el cannabis había vivido una especie de renacimiento, gracias sobre todo a los inmigrantes turcos, árabes y armenios que se habían establecido en la zona y que consumían la sustancia de forma recreativa.

Al igual que el resto de los EE. UU., el mercado del cannabis de California sufrió después de la campaña de propaganda «Reefer Madness«, que puso a la opinión pública en contra de la sustancia. En 1907, el estado aprobó la ley Poison and Pharmacy Act, que prohibía la venta de muchas sustancias. Seis años después, el cannabis fue incluido en la lista. De hecho, California fue uno de los primeros estados en prohibir el consumo de cannabis.

La Ley del Tasación de la Marihuana o Marihuana Tax Act de 1937 (que hizo que el cannabis se ilegalizara a nivel federal) en realidad no tuvo mucho impacto en California, ya que las autoridades del estado ya castigaban a quienes consumían, cultivaban o vendían la sustancia. En la década de 1950, estar en posesión de cannabis podía enviar a una persona a la cárcel hasta diez años.

El movimiento hippy

El «boom hippy» de la década de 1960 significó que el consumo de cannabis volvió a popularizarse, a pesar de su situación ilegal. A mediados de dicha década, el Saturday Evening Post estimó que la mitad de la población universitaria de California había probado el cannabis, lo que demostraba su importancia en la sociedad.

San Francisco se convirtió en el «centro neurálgico del cannabis» del estado, principalmente porque era un punto central para los soldados que viajaban o que llegaban desde el sudeste asiático. Los considerados como «diferentes» por la sociedad también se congregaron aquí, incluida la comunidad LGBTI.

Nadie sabe con seguridad cuándo empezaron a operar los primeros vendedores de cannabis fuera de las tiendas de la ciudad. Pero en unos pocos años, había unos cuantos «dispensarios» en San Francisco. Además de suministrar cannabis con fines recreativos, también se convirtieron en cuidadores vitales para las personas con SIDA y VIH.

Pasos hacia la legalización

En 1972, California fue el primer estado en intentar legalizar la marihuana. Su intento fracasó, ya que dos tercios de los californianos votaron en contra.

Aunque la ley no fue aprobada, marcó un cambio definitivo de actitud dentro del estado. Poco a poco, las leyes comenzaron a relajarse en relación al consumo de cannabis, hasta que en 1996, California se convirtió en el primer estado en legalizar el uso medicinal de la sustancia.

Actitudes ante el cannabis

Una encuesta reciente ha demostrado que las actitudes ante el cannabis en California se pueden dividir en tres grupos.

  • Los consumidores. La edad media de los consumidores es de 39 años, y han consumido cannabis o productos que contienen cannabis en los últimos seis meses.
  • Los que lo aceptan. Los que lo aceptan tienen una edad media de 49 años, y no han consumido cannabis recientemente, pero lo considerarían en el futuro.
  • Los que lo rechazan. La edad media de los que lo rechazan es de 56 años, y es probable que no consideren el uso de cannabis en el futuro.

El número de consumidores está aumentando, y el número de los que lo rechazan está disminuyendo, lo que sugiere que, por lo general, los californianos son cada vez más tolerantes con el consumo de cannabis.

  • Disclaimer:
    Aunque se ha hecho todo lo posible para garantizar la exactitud de este artículo, no está destinado a proporcionar consejo legal, ya que las situaciones individuales serán diferentes y deben consultarse con un experto y/o abogado.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Author and reviewer

  • Profile-image

    Sensi Seeds

    El equipo editorial de Sensi Seeds incluye botánicos, expertos médicos y legales, además de activistas de renombre como el Dr. Lester Grinspoon, Micha Knodt, Robert Connell Clarke, Maurice Veldman, Sebastian Marincolo, James Burton y Seshata.
    Más sobre este autor
  • Maurice_Veldman

    Maurice Veldman

    Maurice Veldman es miembro de la Asociación Holandesa de Abogados Penales y uno de los abogados más destacados del campo del cannabis de los Países Bajos. Con 25 años de experiencia en dicho ámbito, su conocimiento del derecho penal y administrativo apoya a los vendedores de cannabis y a los productores de cáñamo al abordar la cuestión de las desigualdades entre el individuo y el estado.
    Más sobre este revisor
Ir arriba