Cannabis en Colorado – Leyes, Uso e Historia

En 2014, Colorado legalizó el uso recreativo de cannabis. Ahora se puede comprar cannabis a un minorista autorizado, siempre que la cantidad no supere una onza (28 g). Esta ley ha causado una reducción del número de usuarios de cannabis medicinal (al ser más fácil de obtener de un minorista que de un médico), y, curiosamente, también del consumo juvenil.

Legislación del cannabis en Colorado

EE. UU. se rige por las leyes federales y las estatales. Este artículo abarca las leyes sobre el cannabis del estado de Colorado. Para conocer las leyes federales estadounidenses, consulte nuestro artículo al respecto.

¿Se puede poseer o consumir cannabis en Colorado?

En 2014, el gobierno de Colorado legalizó la compra, la posesión y el consumo de cannabis. La ley del estado de Colorado establece que:

  • La compra, el consumo y la posesión quedan reservados para quienes tengan 21 años o más.
  • El cannabis no puede compartirse, venderse ni entregarse a nadie menor de 21 años.
  • Al comprar cannabis debe mostrarse un documento de identidad que acredite la edad.

Además, el cannabis solo se puede comprar de minoristas autorizados, y existe un límite a la cantidad que se puede comprar o poseer a la vez, actualmente establecido en una onza.

Los adultos mayores de 21 años o más pueden dar como mucho una onza de cannabis a otro adulto (que tenga también al menos 21 años), pero no se lo pueden vender. Este es el caso incluso si han cultivado el cannabis ellos mismos.

Existen otras restricciones que se recogen en la ley. Por ejemplo, sigue siendo ilegal consumir cannabis en un lugar público. Esto incluye zonas como cafeterías, salas de conciertos, parques de atracciones y la calle, incluso las áreas comunes de bloques de pisos.

También es ilegal consumir cannabis en terrenos federales, ya que el consumo de cannabis sigue siendo ilegal según la ley federal. Esto significa que no se puede consumir en lugares como bosques o parques nacionales.

Si bien es legal consumir cannabis en casa, la ley otorga al propietario el derecho de prohibir al inquilino el consumo o la posesión de cannabis en su casa o piso. Los propietarios de hoteles también pueden prohibirlo en sus instalaciones.

Los derechos del empleador también están protegidos. A pesar de que el uso de cannabis ahora es legal en Colorado, los empleadores aún pueden someter a sus empleados a pruebas de detección del consumo de cannabis. También se les permite tomar decisiones laborales basadas en el resultado de las pruebas.

Conducir mientras se consume cannabis

Existe un límite a la cantidad de THC (la sustancia del cannabis que es responsable del estado de euforia) que los conductores pueden tener legalmente en el torrente sanguíneo mientras conducen. Si se detiene a una persona conduciendo un vehículo por encima del límite, se le puede multar por «conducir bajo los efectos de las drogas» o DUI (por sus siglas en inglés).

La ley establece que los conductores deben tener menos de 5 nanogramos de THC por mililitro de sangre completa. Esto se aplica también a quienes consumen cannabis medicinal.

Además, en el automóvil no debe haber envases de cannabis abiertos. Si el precinto de seguridad del envase (por ejemplo, caja o bolsa) está roto y hay pruebas de que se ha consumido parte del producto, el conductor puede ser acusado de un delito de tráfico.

Las leyes del cannabis difieren de un estado a otro. Por lo tanto, cruzar la frontera de Colorado con cualquier producto de cannabis es ilegal. Del mismo modo, no se puede llevar a ningún aeropuerto.

¿Se puede vender cannabis en Colorado?

Conforme a las leyes del estado de Colorado, los minoristas autorizados pueden vender cannabis en Colorado siempre y cuando cumplan ciertas reglas, que son:

  • No vender a nadie menor de 21 años (se debe inspeccionar la identificación).
  • No permitir que ninguna persona menor de 21 años acceda al área restringida de la tienda.
  • Vender solo entre las 8:00 y las 24:00 h. Algunas áreas de Colorado pueden imponer un horario más reducido.

Aquellos que vendan o fabriquen productos de cannabis deben asegurarse de que el envase sea:

  • Recerrable
  • A prueba de niños
  • Opaco (el contenido no debe ser visible)

Todos los envases deben llevar un símbolo específico, según lo requiera el Departamento de Hacienda.

Impuestos

En 2013, los ciudadanos de Colorado votaron a favor de gravar con un impuesto del 10 % las ventas minoristas de cannabis. Esto se suma al tipo fiscal estándar estatal del 2,9 % a las ventas. También se añadió un impuesto especial del 15 % al precio minorista del cannabis al por mayor. Estos impuestos no se aplican al cannabis medicinal.

¿Se puede cultivar cannabis en Colorado?

La ley estatal permite cultivar cannabis en casa. Se permiten hasta seis plantas por persona, con un máximo de tres floreciendo al mismo tiempo.

Hay algunas restricciones importantes a tener en cuenta:

  • A partir de 2018, el número máximo de plantas de cannabis que se pueden cultivar en una vivienda es de 12, independientemente del número de personas mayores de 21 años que vivan en ella.
  • Algunos condados pueden tener leyes más estrictas sobre el crecimiento.
  • Todas las plantas deben cultivarse en un área protegida y cerrada.
  • No deben ser visibles (esto implica que no se pueden cultivar en el jardín).
  • Se debe impedir el acceso de menores a la zona de cultivo.
  • Si viven menores en la propiedad, se debe tener cuidado para asegurarse de que no tengan acceso a las plantas.
  • Solo los minoristas autorizados pueden vender productos de cannabis.

¿Es el CBD legal en Colorado?

Las leyes sobre el CBD en Colorado son confusas. Sigue siendo ilegal a nivel federal, sin embargo, los productos de CBD se venden en tiendas y en línea de muchas formas: como productos para el cuidado de la piel, como suplementos y en alimentos.

La FDA (1199344485 Food and Drug Administration) de EE. UU. ha emitido varias órdenes de cese a empresas de todo el país, particularmente dirigidas a empresas que han hecho afirmaciones de «marketing engañoso» en sus etiquetas.

La FDA ha indicado específicamente que el CBD no puede usarse legalmente como ingrediente en alimentos o bebidas. Esta ley está vigente en Colorado; sin embargo, dada la abundancia de los productos de CBD, será difícil para las autoridades estadounidenses vigilar el sector.

¿Se puede enviar semillas de cannabis a Colorado?

En Colorado, las semillas de cannabis se pueden comprar y utilizar legalmente. Sin embargo, como las leyes difieren de un estado a otro dentro de EE. UU., el envío por correo a la región o desde esta cae dentro de una zona gris desde el punto de vista jurídico. Técnicamente es legal enviarlas a Colorado, aunque algunos informes anecdóticos indican que se pueden retener en la aduana.

Enviar semillas de cannabis de Colorado a otros estados de Estados Unidos es ilegal.

Cannabis medicinal en Colorado

En 2000, Colorado legalizó el cannabis medicinal. La ley permite a los pacientes acceder al cannabis con fines medicinales, siempre que tengan el consentimiento de su médico. Además, los pacientes deben tener una tarjeta de identificación de marihuana medicinal, que solo se podrá obtener tras aportar un certificado de residencia.

Los médicos pueden recomendar el cannabis para tratar las siguientes dolencias:

  • Cáncer
  • VIH/SIDA
  • Glaucoma
  • TEPT
  • Trastornos del espectro autista
  • Además de cualquier afección crónica o debilitante que produzca uno de los siguientes síntomas:
    • Espasmos musculares persistentes
    • Convulsiones
    • Náuseas severas
    • Dolor severo
    • Caquexia

La ley permite a los pacientes poseer hasta dos onzas de cannabis. Al igual que los usuarios recreativos, pueden cultivar hasta seis plantas (con solo tres floraciones a la vez). Los médicos también tienen derecho a recomendar mayores cantidades a los pacientes, si lo estiman necesario.

La legalización del uso recreativo del cannabis hizo que se redujera el número de pacientes con cannabis medicinal. En enero de 2014 (cuando se legalizó el uso recreativo), había 111.030 pacientes registrados de cannabis medicinal en Colorado. A finales de 2018, esa cifra se había reducido a 85.207.

Esto se debe a que para obtener cannabis de un profesional médico hay ciertos obstáculos. Por ejemplo, el paciente debe visitar a su médico anualmente, para seguir estando autorizado a utilizar el medicamento. También debe pagar una tasa de procesamiento de 25 dólares.

Cáñamo industrial en Colorado

La ley agrícola de EE. UU. (US Farm Bill) de 2018 legalizó el cáñamo industrial en todo el país. Esto significa que en Colorado es legal cultivarlo. De hecho, desde la aprobación de la ley, se ha duplicado el cultivo en el estado.

Sin embargo, no todos están satisfechos con el cambio en la ley federal. Por ejemplo, Eban Abshire, productor de cáñamo a pequeña escala del estado, comenta: «No creo que la ley agrícola sea tan buena para nosotros, los pequeños productores. Creo que lo abrirá de tal forma que si no tienes miles de acres, puedes quedarte fuera».

El Programa de Cáñamo Industrial del Departamento de Agricultura de Colorado regula el cultivo de la planta y también supervisa un programa de semillas certificadas. No se implica en ningún otro aspecto de la producción de cáñamo, como el procesamiento, la venta o la distribución.

Conviene saber

Si va a viajar a Colorado (o si reside en dicho estado), tal vez le interese saber lo siguiente:

Historia del cannabis

Como la mayoría de los estados de EE. UU., Colorado cultivaba cáñamo hasta fines del siglo XIX. A principios del siglo XX, la opinión pública sobre el cannabis comenzó a cambiar. Una campaña de desprestigio a nivel nacional (dirigida por el magnate de los medios de comunicación William Randolph Hearst) llevó a la restricción del uso de la sustancia en todo el país.

El alcohol se prohibió en Colorado en 1914. Tres años después, el estado decidía introducir leyes restrictivas relacionadas con el consumo de cannabis. Posteriormente, en 1937, la Ley de Impuestos sobre la Marihuana a nivel nacional supuso la ilegalización de la droga en todo el país.

En la década de 1960, tuvo lugar un resurgimiento en el consumo de cannabis, con la aparición del movimiento «hippy». En la década de 1970, aumentaron los arrestos y enjuiciamientos relacionados con el cannabis y también se incrementó significativamente la duración de las penas de prisión impuestas a los delincuentes. Esto ejerció mucha presión sobre el sistema judicial.

Las actitudes comenzaron a cambiar poco después. El fiscal de distrito adjunto del condado de Pitkin, James Moore, fue una figura notable en la lucha para despenalizar el cannabis y aumentó la concienciación sobre los costes excesivos derivados de la aplicación de las leyes del cannabis.

Actitudes frente al cannabis

El consumo de cannabis por parte de adultos ha aumentado en Colorado desde que se legalizó. Esto sugiere que muchos de los residentes del estado están aceptando la droga, particularmente entre las personas más jóvenes (el grupo demográfico con mayor crecimiento de usuarios).

El Departamento de Sanidad de Colorado se ha centrado en informar a los residentes sobre cómo consumir el cannabis de manera segura y responsable. Dado que ha disminuido el número de usuarios menores de edad, el mensaje parece estar calando.

  • Disclaimer:
    Aunque se ha hecho todo lo posible para garantizar la exactitud de este artículo, no está destinado a proporcionar consejo legal, ya que las situaciones individuales serán diferentes y deben consultarse con un experto y/o abogado.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Author and reviewer

  • Profile-image

    Sensi Seeds

    El equipo editorial de Sensi Seeds incluye botánicos, expertos médicos y legales, además de activistas de renombre como el Dr. Lester Grinspoon, Micha Knodt, Robert Connell Clarke, Maurice Veldman, Sebastian Marincolo, James Burton y Seshata.
    Más sobre este autor
  • Maurice_Veldman

    Maurice Veldman

    Maurice Veldman es miembro de la Asociación Holandesa de Abogados Penales y uno de los abogados más destacados del campo del cannabis de los Países Bajos. Con 25 años de experiencia en dicho ámbito, su conocimiento del derecho penal y administrativo apoya a los vendedores de cannabis y a los productores de cáñamo al abordar la cuestión de las desigualdades entre el individuo y el estado.
    Más sobre este revisor
Ir arriba