Cómo se usa un bong

Un hombre con barba en una sudadera gris fumando un doblaje en una sala de estar

Durante siglos se han utilizado los bongs para fumar hierbas secas, incluyendo el tabaco. ¡Este dispositivo se ha hecho muy popular en la comunidad cannábica, y en nuestra guía paso a paso te explicamos cómo funciona y cómo mantenerlo limpio!

El resurgimiento del bong comenzó en la década de los 60 en Estados Unidos de la mano de Bob Snodgrass, también conocido con el sobrenombre de «Godfather of Glass» (el Padrino del Cristal en inglés). Enseñó a cientos de fans de los Grateful Dead sus alucinantes técnicas de soplado de vidrio y originó la subcultura asociada que hoy puede verse en innumerables headshops.

En la actualidad, casi todos los fumetas han utilizado un bong o tienen uno. Estos dispositivos se han popularizado enormemente en la subcultura del cannabis, y muchos recordarán la icónica escena de Grandma’s Boy donde se utilizaba un bong de cristal a modo de florero. Sin embargo, más de uno se ha preguntado alguna vez de qué están hechos, cómo se usan y por qué.

¿Qué es un bong?

Una mujer afroamericana con amigos iluminando un doblaje y sonriendo

Un bong, a menudo llamado pipa de agua, es un accesorio para fumar con el que se consumen hierbas secas y hachís. La palabra bong procede de baung, y la primera vez que se utilizó en la cultura occidental fue en el Diccionario McFarland de tailandés-inglés, publicado en 1944, donde se describe como «una pipa de agua de bambú que se utiliza para fumar kancha, hachís o planta de cáñamo».

Son verticales, con una base en la que se asienta el agua y una cámara donde se recoge el humo. Como sucede en una pipa, la marihuana se quema en la cazoleta, que se conecta a la base con un tubo corto. El humo pasa a través del agua y llega al cuello, una cámara vertical, quedando listo para inhalar.

El agua del bong sirve de filtro y enfría el humo antes de que llegue a los pulmones del consumidor. Están disponibles en diversas formas y tamaños, pudiendo variar el medio empleado. ¡Pero no nos adelantemos, hablaremos de ello más adelante!

¿Cómo funciona un bong?

Una persona que sostiene un doblaje de vidrio lleno de agua

Un bong se basa en unos principios físicos fundamentales. Al prender la flor seca, empezará a arder y soltará humo, el cual circulará por el tallo hasta llegar al cuello. Al inhalar se crea un vacío en el interior del bong.

El agua filtra el humo y actúa como difusor, enfriándolo antes de que suba al cuello. Como la presión exterior es mayor que la presión del interior de la cámara, el humo permanecerá en ella hasta que se retire el carburador o la cazoleta. Una vez abierto el flujo de aire, el humo penetrará en los pulmones.

¿Por qué la gente utiliza bongs?

Si se compara con otros métodos de consumo de marihuana, el bong es, con diferencia, uno de los más sencillos. Por ejemplo, no requiere liar un canuto y te permite administrar fácilmente la cantidad a inhalar. Proporciona una dosis elevada a partir de una cantidad mínima de flores secas.

Una mujer rubia en una sudadera exhalando un humo y un doblaje en la mesa

Los porros pueden irritar la garganta al fumarlos. Consumir marihuana mediante un bong reduce la temperatura del humo gracias al filtrado por agua, lo que se traduce en una calada más suave. Al fumar un canuto, el cannabis emite un aroma penetrante que se concentra en el aire, lo que puede llamar la atención. Los bongs limitan la cantidad de humo y son una alternativa excelente.

¿De qué materiales pueden estar hechos los bongs?

Los bongs se pueden fabricar a partir de cinco materiales primarios, todos ellos con ventajas e inconvenientes, así que echemos un vistazo a cada uno:

1. Cristal

Un doblaje de vidrio contra el fondo blanco

Los bongs de cristal son los más populares en la comunidad cannábica, ya que ofrecen un sabor limpio y puro. Los hay de muchos estilos y formas diferentes, algunos extraordinariamente extravagantes y atractivos.

Es fantástico contemplar cómo se eleva el humo por el cuello, siendo un indicador excelente de la intensidad de la calada del bong. Sin embargo, ten en cuenta que si no limpias el bong regularmente se irá acumulando resina, y el cristal es un material muy frágil.

Afortunadamente, se limpian fácilmente aplicando alcohol isopropílico. No se recomienda meter el bong en el lavavajillas, ya que las altas temperaturas pueden provocar grietas y la aparición de resina no deseada dentro del electrodoméstico.

2. Bambú

Un doblaje de bambú marrón contra el fondo blanco

Los bongs de bambú son típicos de regiones asiáticas y se utilizan desde hace siglos. Se fabrican a mano con bambú natural y son muy simples, pero constituyen un método de consumo eficaz. El bambú es muy resistente y perfecto para reuniones de amigos increíblemente torpes.

La mayoría de los bongs de bambú están recubiertos de cera de abeja que evita la acumulación de alquitrán. En cuanto a la limpieza, requieren un proceso más complejo que otros materiales para preservar el delicado revestimiento.

3. Acrílico

Un doblaje acrílico en color verde, naranja y rojo contra el fondo blanco

Si prefieres una opción económica, los bongs acrílicos son los más baratos del mercado, además de resistentes y duraderos. Son ideales para principiantes que buscan un bong básico.

Sin embargo, los bongs acrílicos plantean algunos inconvenientes. Son rudimentarios y, a diferencia de los de cristal o cerámica, aportan un sabor áspero tras las primeras caladas, lo que perjudica la experiencia al fumar. Aunque se pueden limpiar, eliminar la acumulación de resina es un proceso que lleva mucho tiempo.

Si quieres un bong del que puedas presumir, evita los acrílicos. Pero si buscas uno que sea robusto y resistente, ideal para llevarlo contigo en viajes o fiestas, pueden ser una opción interesante.

4. Cerámica

Un bong de cerámica blanca con calaveras y huesos negros como decoración

La cerámica absorbe y disipa el calor más rápido que el cristal, proporcionando una calada suave y sabrosa. Como es un material muy abundante, resulta más asequible que el vidrio. La cerámica es muy versátil y se puede personalizar con diferentes formas. Este tipo de bongs son perfectos si buscas un elemento decorativo original o una pipa para ocasiones especiales. ¡Ideal para fumadores creativos y artistas!

La mayor parte de los bongs de cerámica están esmaltados en el interior para evitar que se acumule resina en la cámara. Para evitar dañar el esmalte, muchos prefieren limpiar el bong manualmente en lugar de meterlo en el lavavajillas.

5. Silicona

Un bong de silicona rosa contra el fondo blanco

Los bongs de silicona acaban de aterrizar en el mundo de la parafernalia cannábica y son duraderos, ligeros, extremadamente portátiles e ideales para llevarlos contigo en viajes. Es un material increíblemente versátil y flexible que se puede moldear al gusto para darle cualquier forma y tamaño.

Al igual que ocurre con los bongs de cristal, en los de silicona también se pueden desmontar las piezas, lo que facilita su limpieza. Sin embargo, es necesario llevar a cabo algunos preparativos, como un enjuague con vinagre, ya que no basta con agua caliente y jabón para eliminar la resina acumulada en los recovecos más profundos del dispositivo.

Tu bong de cristal no durará para siempre, es algo inevitable, y la silicona es una alternativa ideal si quieres un bong a un precio razonable.

¿Bong macho o hembra?

Dos bongs de vidrio, un bong macho y una mujer contra el fondo blanco

Antes de describir las partes de un bong, es necesario aclarar cómo puedes saber si el bong que utilizas es macho o hembra. La mayoría de los bongs de flores secas son hembras, es decir, la cazoleta se encaja en la junta en lugar de colocarse encima. Las piezas macho se encuentran en los equipos de dab diseñados para consumir concentrados.

Partes de un bong

Saber lo que tienes delante resulta fundamental si quieres sacar el máximo partido a tu bong. Profundicemos en sus 8 componentes principales y su función.

Boquilla

Una persona que sostiene una boquilla parte del bong

La boquilla es donde se pone la boca para inhalar. Su borde es liso y uniforme, lo que te permite cerrar herméticamente el tubo para un uso óptimo. Antiguamente, la boquilla era horizontal, aunque con el tiempo evolucionó a vertical, que es más fácil de usar. Con la explosión de creatividad en la subcultura del vidrio soplado, las posibilidades son infinitas, por lo que encontrarás una gran variedad de boquillas.

Cuello

Primer plano de la cámara del bong de vidrio

Aquí se acumula el humo antes de ser inhalado a través de la boquilla. ¡Cuánto mayor sea el tubo, más inhalarás!

Base

Base del primer plano de Glass Bong

La parte inferior del bong se llama base, y en ella se aloja el agua, la cual actúa como difusor del humo de la combustión antes de que pase al cuello. Existen diversos diseños, incluyendo vasos, tubos rectos y cazoletas.

Junta

Junta del primer plano de Glass Bong

La junta es donde se coloca el tallo descendente que conecta el tubo con la cazoleta. Algunos bongs de tallo fijo no lo tienen descendente, y la cazoleta se coloca directamente en la junta. Es una de las partes más importantes del bong, ya que sin la junta no puedes pasar agua de la cazoleta al cuello.

Tallo

Sstemo de abajo del primer plano de Glass Bong

El tubo hueco que conecta la cazoleta y el cuello se llama tallo descendente. Proporciona la succión necesaria para extraer el humo de la cazoleta, introducirlo en el tubo descendente y hacerlo pasar por el agua. La mayoría de los tubos descendentes presentan una conexión hembra y están disponibles en tres tamaños habituales: 10, 14 y 18 mm.

Cazoleta

Tazón del bong de vidrio con planta de cannabis seca

La cazoleta cuenta con espacio para colocar hierbas secas y un pequeño carburador, que va directamente al tallo descendente. Es vital mantenerlo limpio, ya que puede afectar drásticamente al sabor de la marihuana. La cazoleta debe ser desmontable y tener una conexión hembra para que encaje directamente en la junta. Las cazoletas pueden presentar varias formas y estar hechas de distintos materiales, como cristal, aluminio o cerámica. Dependiendo de la magnitud del bong, están disponibles normalmente en 10, 14 y 18 mm.

Percolador

Parte del bong de vidrio, percolador con una parte transparente y una parte verde

Los percoladores adoptan muchas formas y, al igual que el agua, proporcionan un filtrado extra. Aunque la mayoría son compartimentos suplementarios dentro del cuello principal, algunos pueden añadirse como accesorios.

Un percolador extrae el humo del tubo descendente a través de otra filtración de agua, forzándolo a pasar por pequeños orificios y dividiendo las partículas de humo en pequeñas burbujas, lo que aumenta su superficie. Así, se reduce la temperatura del humo y hace que la experiencia sea más placentera.

Carburador

Parte del bong de vidrio, carburador con decoraciones de hojas de cannabis

Un carburador (o carb) es un pequeño orificio para permitir el paso del aire en la base del bong. Te permite controlar el caudal de aire y debe estar tapado al prender la flor seca. Una vez encendida, puedes controlar la combustión aumentando o disminuyendo el aire a través del carburador. Una vez lleno el cuello, retira el dedo: el aire se precipitará en tus pulmones, como si quitaras el tallo inferior o la cazoleta.

Cómo se usa un bong

¡Ahora que conoces las partes de un bong, aquí te presentamos una guía paso a paso para su uso!

1. Prepara el bong  

Tres bongs de vidrio, un azul y el resto transparente lleno de líquido rojo y azul

Antes de nada, comprueba que el bong está completamente limpio y que puedes obtener flores de marihuana de alta calidad. Rellena el bong con la cantidad correcta de agua, vertiéndola por la boquilla. Asegúrate de que el tallo inferior esté correctamente sumergido.

Es recomendable que pruebes a aspirar aire a través del bong antes de añadir flores secas. Si añades demasiada agua, te entrará en la boca durante la inhalación. Por el contrario, si echas poca, el humo te saldrá muy cargado y te hará toser.

2. Rellena la cazoleta

Una persona que sostiene un bong de vidrio verde lleno de cannabis seco

Tritura la marihuana con un molinillo antes de introducirla en la cazoleta, ya que así conseguirás una combustión óptima y te asegurarás de que las flores no obstruyan la cavidad. Añade la cantidad que necesites. También puedes utilizar una malla para pipas si no quieres que la marihuana sea arrastrada por el tallo y caiga en el agua.

Pon en la cazoleta una pequeña cantidad de cannabis molido y dale unos golpecitos. ¡No aprietes demasiado la marihuana ya que podrías entorpecer la circulación del aire y reducir la capacidad de combustión!

3. Prende la cazoleta

Una mujer que ilumina un cannabis de vidrio con un encendedor

Prende la cazoleta en el centro usando una mecha de cáñamo mientras inspiras a través de la boquilla. El humo de la combustión penetrará en el tallo inferior y atravesará el agua antes de llenar el cuello. Ten cuidado, cuanto más fuerte inhales, mayor será el volumen de humo dentro del cuello.

4. Inhala y vacía el cuello  

Una persona que ilumina un bong de vidrio y una niña inhalando un humo

Primero, asegúrate de haber llenado el cuello con el volumen de humo necesario. A continuación, quita la cazoleta, o si la cazoleta y el tallo están unidos, retira el tallo o el dedo del carburador. Esto permite un flujo de aire óptimo, empujando el humo a través de la boquilla, llenando la cámara y llevándolo directamente a los pulmones. Inhala y exhala.

Cómo limpiar un bong

Es aconsejable limpiar el bong después de cada sesión para evitar la acumulación de resina sobrante, la cual puede perjudicar la experiencia de fumar. En el mercado se pueden encontrar muchos productos para limpiar bongs, pero el alcohol isopropílico al 99% y la sal gorda suelen ser los métodos más adecuados.

Una botella oscura de isopropanol y dos botellas con líquido transparente en una mesa
  1. Desmonta los componentes del bong y coloca el tallo inferior y la cazoleta en una bolsa con cierre llena de una solución de alcohol isopropílico y agua templada.
  2. El cuello se puede rellenar con la misma solución, tapando la boquilla y agitando. A continuación, déjalo reposar entre 10 y 15 minutos.
  3. Vacía el agua restante del cuello y saca los componentes menores de la bolsa con cierre. Enjuágalos dos veces con agua y jabón, a continuación déjalos que se sequen.
  4. Vuelve a montar con cuidado el bong, rellénalo… ¡y a disfrutar!

La práctica hace la perfección

Un hombre que enciende un humo y una mujer que inhalan humo

Como con cualquier otra cosa, la práctica hace la perfección. Ahora que ya conoces las partes de un bong y cómo utilizarlo, podrás aprovechar al máximo todas tus sesiones. ¡Antes de que te des cuenta estarás preparando cazoletas para tus amigos!

Muchos expertos en marihuana recomiendan usar un bong de cristal para mejorar la experiencia, ya que ofrece una calada limpia y sabrosa. Dado que la comunidad de artesanos del vidrio soplado está en constante crecimiento, existen una amplia variedad de piezas únicas. ¡Seguro que encuentras tu bong perfecto!

¿Tienes un bong favorito o algunos consejos para mantenerlo limpio? Háznoslo saber en los comentarios.

  • Disclaimer:
    Las leyes y regulaciones referentes al consumo del cannabis difieren de un país a otro. Por lo tanto, Sensi Seeds recomienda encarecidamente que revise las leyes y regulaciones locales. No se debe actuar en contra de la ley.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor

  • Author_profile-Sensi-Mark-Smith

    Mark Smith

    Mark Smith, de origen inglés, es un defensor de la marihuana afincado en los Países Bajos. Ha trabajado durante más de diez años en la industria del cannabis a lo largo y ancho del mundo. Su pasión por la marihuana le ha llevado a recorrer casi todos los continentes, y en la actualidad se dedica a difundir el mensaje como Director de Contenidos de Sensi Seeds en Ámsterdam.
    Más sobre este autor
Ir arriba