Cómo liar un porro – Guía práctica

¿Te incomoda la idea de liarte un porro con tus amigos? ¿Se burlan constantemente de ti por comprarlos ya hechos? Pues ya es hora de que te enfrentes a este desafío y aprendas a liarte el porro perfecto siempre que lo necesites. Pero no te preocupes, con esta guía te convertirás en un maestro en el arte de liar canutos.

Los porros han evolucionado mucho, desde el icónico porro mondadientes de la película Up in Smoke («Como humo se va» en España) de Cheech y Chong, hasta Rick encendiéndose uno en la serie de animación Rick y Morty. De hecho, hoy día liarse bien un canuto puede ser fundamental para disfrutar de las flores de marihuana, y a mucha gente le interesa aprender. Hay muchas formas de liar un porro, y a lo largo de este artículo te enseñaremos cuál es nuestro método favorito.

En primer lugar, aclaremos la cuestión más importante: ¿un porro debe contener tabaco? Mezclar marihuana con tabaco es algo habitual en Europa, pero casi una blasfemia en Estados Unidos. ¡Gracias al espectacular avance de la legalización y la información existente sobre la marihuana, esperamos que nuestros amigos europeos dejen pronto de consumir tabaco mezclado con cannabis y adopten una actitud más ecológica!

Sin embargo, antes de comenzar a enseñarte cómo liar perfectamente un porro, déjanos responder a algunas preguntas básicas.

¿Qué cantidad de marihuana necesito por porro? 

Una muy buena pregunta que deben conocer los principiantes es, sin duda, ¿cuánta marihuana voy a necesitar? Sin embargo, la respuesta depende del tamaño del papel de liar que utilices. Así que, primero, hablemos de los papeles de liar.

¿Qué tamaño de papel de fumar necesito?

Existen cinco tamaños básicos de papel de liar, cada uno con sus propias ventajas.

1. Normal

El papel de fumar de ancho sencillo o normal mide 70 mm de largo y hasta 36 mm de ancho. Están diseñados para admitir aproximadamente 0,5 gramos de flor de marihuana seca. ¡Son ideales para sesiones en solitario!

2.

Los papeles de fumar de 1¼ de pulgada miden aproximadamente 78 mm de largo por 48 mm de ancho y están diseñados para albergar aproximadamente 0,6 gramos de flor de marihuana seca.

3.

Los papeles de liar tabaco de 1½ tienen la misma longitud que los de 1¼, pero son ligeramente más anchos, de 60 mm. Están diseñados para contener aproximadamente 0,7 gramos de flor de marihuana seca.

4. Doble ancho

Este tipo de papel de fumar es el doble de ancho que el papel de liar normal y puede contener algo menos de un gramo de flor de marihuana seca. Sin embargo, dada su anchura considerable, se recomienda tener experiencia con el liado.

5. King Size

Los papeles de liar King Size son los más grandes, pues miden 110 mm de largo por 60 mm de ancho, y pueden contener idealmente un gramo de marihuana seca. También están disponibles en formato King Size Slim. Son los más comunes en la comunidad cannábica y son perfectos para pasárselos a un amigo.

¿Qué tipo de papeles debería usar?

Un hombre con barba marrón fumando una articulación iluminada contra el fondo blanco

El papel de liar mejora en general la experiencia de fumar. Hay que tener en cuenta que el grosor y el material pueden afectar al sabor y a la facilidad de combustión. Los papeles más utilizados están hechos de celulosa, pero también pueden ser de arroz, nipa o cáñamo.

Celulosa

Durante siglos, los papeles de fumar de celulosa han sido la opción preferida de los fumadores de tabaco. Son ligeramente más gruesos que otros papeles, lo que los hace más fáciles de liar. Sin embargo, se queman rápidamente y, por lo tanto, no son muy eficaces para consumir marihuana.

Arroz

El papel de fumar de arroz es el más utilizado en la comunidad cannábica europea y se fabrica prensando fibras vegetales naturales. Es un papel fino, por lo que es perfecto para aquellos que desean un papel delgado de combustión lenta.

Bambú

Aunque no es muy común, este tipo de papel de fumar 10% ecológico está hecho de hojas de bambú puras y sin tratar. Su combustión es lenta y resulta estupendo si buscas una alternativa a los papeles de liar blanqueados.

Bai Jak

Los papeles de liar Bai Jak son muy habituales en todo el Sudeste Asiático, especialmente en Tailandia. Se fabrican a mano a partir de hojas secas de nipa, un tipo de palmera. Al igual que el cáñamo, son extraordinariamente resistentes y sostenibles desde el punto de vista medioambiental.

Cáñamo

El papel de cáñamo se fabrica con pulpa de cáñamo 100% ecológica, natural e industrial, sin sustancias químicas. Es muy resistente y fácil de enrollar, además de respetuoso con el medio ambiente. Si buscas una combustibilidad y un sabor óptimos, la mejor opción es el papel de cáñamo sin blanquear.

¿Cuál es la diferencia entre el papel blanqueado y el no blanqueado?

El papel de fumar también se puede dividir en blanqueado y no blanqueado. Muchas marcas comerciales de papel de fumar aplican un proceso de blanqueo y añaden sustancias químicas, como el carbonato cálcico y el cloro, que contribuyen a ralentizar la combustión. Tanto el carbonato cálcico como el cloro son nocivos, y los aficionados a la marihuana deberían alejarse del papel de liar que contenga sustancias químicas tóxicas.

El papel no blanqueado se fabrica a base de fibras ecológicas y es de color marrón claro. No se somete a procesos de blanqueo ni a productos químicos y, a diferencia del papel blanqueado, es más fino y se quema con más facilidad.

¿Y los papeles aromatizados? La mayoría de los envoltorios y papeles aromatizados se fabrican empleando aromatizantes artificiales, que a menudo contienen numerosas sustancias químicas nocivas. Por eso, si quieres disfrutar del perfil de terpenos que ofrece cada una de las variedades de marihuana, debes evitarlos.

¿Qué materiales necesito?

¡Ahora que ya hemos hablado del papel de fumar, veamos el material necesario para liar un porro perfecto en cualquier ocasión!

Flores secas de marihuana de alta calidad

Es recomendable que tus porros estén hechos únicamente con flores de alta calidad, y cuando fumes flores secas de marihuana, el nivel de humedad óptimo puede oscilar entre el 55% y el 62%, según tus preferencias. Para tener un control total sobre el producto final, cultivar tu propio cannabis es siempre la mejor opción. La Double Banana Kush y la Sensi Amnesia XXL son variedades excelentes para iniciarse.

Papel de fumar

Los porros de marihuana pura suelen apagarse con frecuencia y, como ya hemos dicho, es preferible elegir papel sin blanquear para disfrutar de una combustión óptima. Sin embargo, tú eliges si deseas un papel más grande (de tamaño King Size) o uno más pequeño (de 1¼).

Triturador

Un triturador (o grinder) es un dispositivo cilíndrico portátil con una cámara y una tapa. En el interior de la cámara unos dientes muelen la marihuana, cortándola en trozos finos y pequeños al girar manualmente las dos partes, por lo que resulta muy útil a la hora de liar un porro.

Los trituradores tienen un diámetro que puede llegar a los 20 cm, y se separan por la mitad para que el usuario pueda introducir la marihuana entre sus dientes. Los más pequeños son perfectos para sesiones personales, mientras que con los grandes de puede moler más marihuana de una sola vez.

El uso de un triturador permite al usuario evitar la degradación de los tricomas al limitar el contacto con los cogollos secos. No moler correctamente la flor antes de liarla puede dificultar el encendido, así que recuerda siempre triturarla correctamente.

Triturador de dos piezas

Un triturador de dos piezas consta de dos piezas complementarias que encajan entre sí. Cada una de ellas dispone de una serie de dientes que, al desplazarse conjuntamente, desmenuzan los cogollos de marihuana y los convierten en una textura ligera y esponjosa fácil de liar. Una vez triturados, se quedan en los dientes hasta que se extraen.

Triturador de cuatro piezas

Este triturador consta de cuatro piezas, con tres cámaras, y está pensado para los expertos en marihuana que quieren sacar el máximo partido a sus flores.  

  1. La primera pieza actúa como tapadera. Bajo ella se ubica una superficie con dientes prolongados.  
  2. La segunda pieza posee dientes prolongados en su cara superior y encaja perfectamente con la pieza de la tapadera, completando así el compartimento de trituración.
  3. La tercera pieza consiste en un tamiz de polen que separa la flor seca del kief. Las flores más grandes y recién molidas permanecerán en este compartimento y se pueden utilizar para liar. Las glándulas de polen más pequeñas caerán a través del tamiz al compartimento final.
  4. La cuarta y última pieza es una cámara donde se recoge el kief.

Tipos de trituradores:

Existen cuatro tipos básicos de grinders o trituradores, así que vamos a analizar las ventajas e inconvenientes de cada uno de ellos.

1. Plástico

Los trituradores de plástico suelen ser los más baratos y están disponibles en muchos headshops. Por desgracia, los grinders de plástico no son muy resistentes, y a veces pierden los dientes de plástico al moler.

2. Metal

Los trituradores de metal son resistentes y se pueden limpiar fácilmente; sin embargo, suelen ser más caros. A diferencia del plástico, un grinder de metal no pierde dientes y es una opción fantástica para moler flores secas.

3. Cáñamo

Los trituradores de cáñamo están hechos de fibras de cáñamo industrial comprimido y son una opción excelente para triturar marihuana. Son increíblemente duraderos, sostenibles y cien por cien ecológicos.

4. Madera

Al igual que el plástico, los trituradores de madera son más difíciles de limpiar y menos duraderos que los de cáñamo o metal. Sin embargo, son muy estéticos y cumplen su función.

¡Sin embargo, si eres de la vieja escuela, separar la marihuana con los dedos sigue siendo una práctica aceptada! 

Puntas de filtro

Las puntas de filtro o «cucarachas» (roaches) se utilizan para mejorar el flujo de aire a la vez que actúan como soporte principal de la estructura del porro. Son finas tiras de papel no recubierto que pueden enrollarse formando pequeñas puntas y colocarse en la parte delantera del canuto.

Previenen que entren en la boca pequeños trozos de marihuana y evitan que te quemes los labios en las últimas caladas. Se pueden comprar en todos los headshops, aunque están menos extendidos en América.

Bandeja para liar (Roll Tray)

Una bandeja para liar (o Roll Tray) evita que se derramen las preciosas flores secas por el suelo, ya que ayuda a mantenerlo todo recogido y te deja algo de espacio para poder trabajar. Ideal para montarte el porro en el sofá.

Mechas de cáñamo, mecheros o cerillas

Para encender el porro es preferible utilizar una mecha de cáñamo, ya que es una alternativa más segura al butano. Sin embargo, también puedes emplear sin problemas un mechero o una caja de cerillas. 

Guía paso a paso para liar un porro

1. Prepara los materiales necesarios

Una persona que sostiene un molinillo colocando cannabis conectado en placa negra

Prepara todo el material necesario, saca un papel de fumar del paquete y colócalo en el centro de la superficie que vas a emplear para liar el canuto. A continuación, prepara la punta de filtro.

2. Prepara la punta de filtro

Una persona que sostiene semillas sensi en papel rodante con cannabis en tierra en placa negra

Extrae una punta de filtro del paquete y forma una M pequeña doblando el extremo de la punta sobre sí mismo y otra vez hacia dentro. Una vez terminado, enrolla el resto de la punta alrededor de la M formando un cilindro. Coloca el filtro en el lado izquierdo o derecho del papel de fumar, dependiendo de si eres diestro o zurdo.

3. Muele la flor seca de marihuana

Una persona que sostiene el molinillo con cannabis con tierra con papel rodante y filtra en el frente

Separa el triturador, coloca pequeños cogollos de marihuana (no más grandes que una palomita de maíz) en los dientes del mecanismo. Cierra el grinder y gira las dos mitades del aparato una contra otra con un movimiento circular utilizando ambas manos. La flor molida quedará entre los dientes metálicos. Si no tienes un triturador, machaca el cogollo entre el índice y el pulgar en la palma de la mano. De este modo conseguirás una mezcla finamente molida, ideal para liar.

Ahora, rellena el papel uniformemente con la marihuana molida del triturador. Asegúrate siempre de que el lado engomado esté hacia arriba y mirando hacia ti. De lo contrario, será imposible sellarlo.

4. Enrolla el porro

Una persona que sostiene papel rodante con filtro y cannabis rodando una articulación

Coge el filtro y el papel con una mano y levántalo con cuidado de la bandeja de liar, dejando espacio suficiente para realizar el procedimiento. Con la mano dominante, enrolla el papel entre los dedos pulgar e índice; el objetivo es crear un cilindro cónico de marihuana dentro del papel.

El filtro actúa de soporte básico, así que empieza a enrollar desde el filtro hacia fuera, metiendo poco a poco el papel hasta que llegues al final. El cono será más pequeño en el filtro y se irá estrechando gradualmente hacia la punta.

5. Sella el papel

Una persona que sostiene la articulación enrollada con placa negra, flores de cannabis y papel rolloso en la parte delantera

Una vez enrollado el canuto, séllalo humedeciendo la goma a lo largo de la parte superior del papel mientras la presionas suavemente y la alisas, pegando después los lados del mismo.

A continuación, pellizca la punta y retuerce el extremo; esto evita que se caiga la marihuana y garantiza una combustión uniforme. También puedes agarrar el extremo del canuto y golpear el filtro para compactar la flor. Es cuestión de gustos, ¡pero verifica que el canuto esté bien sellado!

6. Enciéndelo

Un hombre con barba iluminando una articulación recién enrollada con más ligero

Enciende la mecha de cáñamo empleando una cerilla o un mechero. Inhala y gira el porro uniformemente mientras la llama toca la punta, asegurándote de que se enciende uniformemente, evitando quemaduras indeseadas por los lados.

Ponte cómodo y disfruta responsablemente de tu porro antes de pasárselo a un amigo. 

Tres errores habituales de los principiantes

Liar el porro perfectamente puede llevar algo de práctica, pero no te preocupes. Repasaremos los problemas habituales con los que se encuentran los que lían por primera vez.

1. Relleno demasiado apretado

Si la marihuana está demasiado apretada, significa que hay demasiada y el flujo de aire es reducido, lo que hace que el porro se apague. Si está demasiado apretado, masajea el canuto con los dedos para que el cannabis se distribuya uniformemente.

2. Relleno demasiado suelto

Esto puede indicar que hay demasiado aire dentro del porro, quemando el papel más rápido que la flor de marihuana. Cuando enrolles, intenta repartir el contenido de manera uniforme. Por desgracia, en este caso, la única opción es volver a liarlo.

3. Se apaga

El problema puede surgir por una combinación de los anteriores, pero también puede ser un signo de humedad retenida en la flor y una señal inequívoca de un proceso de curado inadecuado. Almacenar las flores de marihuana en un recipiente hermético o utilizar bolsitas antihumedad podría ayudar a mantener las flores con la humedad óptima.

Sigue liando

Si no dominas el arte, no te preocupes: la práctica hace al maestro. También puedes comprar una máquina de liar en cualquier headshop de confianza. O dirígete a nuestra tienda online, donde podrás comprar un vaporizador de flores secas.

Si tienes algún consejo sobre cómo liar un porro de forma perfecta, o te encuentras con alguna dificultad, cuéntanoslo en los comentarios que aparecen a continuación.

  • Disclaimer:
    Las leyes y regulaciones referentes al consumo del cannabis difieren de un país a otro. Por lo tanto, Sensi Seeds recomienda encarecidamente que revise las leyes y regulaciones locales. No se debe actuar en contra de la ley.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor

  • Author_profile-Sensi-Mark-Smith

    Mark Smith

    Mark Smith, de origen inglés, es un defensor de la marihuana afincado en los Países Bajos. Ha trabajado durante más de diez años en la industria del cannabis a lo largo y ancho del mundo. Su pasión por la marihuana le ha llevado a recorrer casi todos los continentes, y en la actualidad se dedica a difundir el mensaje como Director de Contenidos de Sensi Seeds en Ámsterdam.
    Más sobre este autor
Ir arriba