by Olivier on 09/03/2018 | Consumo

Alternativas sanas al tabaco que son un complemento perfecto para el cannabis

Alternativas al tabaco El cannabis y el tabaco van de la mano. Sin embargo, hay muchas alternativas que no solo abren nuevas dimensiones de sabor, sino que además son más saludables que el tabaco. Algunas de ellas también son psicoactivas, y mejoran o complementan la experiencia del fumador.


¿Eres una de las muchas personas que mezclan el cannabis con tabaco? ¿Por qué?

El tabaco contiene nicotina y, por lo menos, 250 sustancias tóxicas que perjudican nuestra salud. Durante décadas, la industria del cigarrillo no ha dejado de decirnos que el tabaco era la única planta para los fumadores.

Es cierto que se ha utilizado durante siglos en muchas culturas, pero también se han usado muchas otras plantas. No solo se fumaban por placer, sino que además se usaban en ceremonias tradicionales de curación. La Damiana, por ejemplo, era una de las plantas medicinales más importantes de los pueblos Mayas.

Durante los últimos años, cada vez han ido llegando al mercado más mezclas de tabaco natural que no contienen ningún tipo de aditivo químico. Asimismo, hay mezclas que no contienen nada de tabaco y que cada vez son más populares.

Es un poco como la leche de vaca. En el pasado, nadie pedía nada más; ahora cada vez hay más gente que opta por alternativas. Este antiguo refrán encierra una gran verdad: «En la variedad, está el gusto».

10 alternativas al tabaco que son un complemento perfecto para el cannabis

Básicamente, puedes fumar casi todas las hierbas u hojas secas. Dicho esto, unas son más adecuadas que otras. Además de ofrecer un olor y sabor agradable, cualquier hierba u hoja también debe quemarse suavemente.

Aquí te presentamos diez alternativas al tabaco que no solo saben y huelen bien, sino que además son 100% naturales y libres de nicotina. ¡Vamos a empezar!

1. Damiana – el afrodisíaco de las Américas

Primer plano de la flor y planta de Damiana. La planta fresca presenta hojas largas y estrechas de color verde pálido con bordes dentados. También tiene flores amarillas pequeñas. Al lado de la planta fresca, hay una mezcla herbal seca que es de color marrón amarillento y que está sobre una superficie blanca.

Hasta su nombre suena seductor. La damiana se considera un afrodisíaco en su México natal. Además de sus cualidades afrodisíacas, los consumidores informan de que mejora el estado de ánimo, reduce la ansiedad y tiene efectos relajantes.

Las hojas de la Damiana contienen terpenos, cafeína, taninos y resinas. Su sabor y olor van de dulce a amargo. A algunos fumadores les parece que la Damiana es demasiado áspera para sus gargantas. Es muy asequible.

2. Manzanilla – el viejo ingrediente mágico que crece junto a los caminos y carreteras

Primer plano de un grupo de flores de manzanilla. Son flores pequeñas parecidas a las margaritas con un pequeño cono sólido amarillo rodeado de pétalos blancos. Las hojas se dividen dos veces y tienen un aspecto parecido a una pluma. El tallo es verde. Al lado de la planta fresca, hay una mezcla herbal seca que es marrón con conos secos amarillos sobre una superficie blanca.

El buen té de manzanilla es uno de los remedios más conocidos para un resfriado común. También se supone que la manzanilla es buena para aliviar el estrés, la ansiedad, la inflamación o para calmar el estómago. Junto con varios aceites esenciales, las flores amarillas contienen flavonoides, cuyos efectos positivos sobre la salud tienen una reputación saludable.

La manzanilla crece en toda Europa, por lo que es una buena opción para quienes buscan una alternativa ecológica y saludable al tabaco. Sin embargo, hay que comprar flores secas y no basta con abrir unas bolsitas de té.

3. Salvia – el Cabernet Sauvignon de las hierbas

Primer plano de un arbusto de salvia. Tiene hojas largas y ovaladas de color gris verdoso, agrupadas muy juntas, con una suave textura moteada. A la derecha de la planta fresca, se encuentra un montón seco de hierbas de salvia, pequeña, larga y gris verdosa, sobre una superficie blanca.

Al igual que la uva Cabernet, la salvia es muy sencilla y resistente. A diferencia de otras hierbas, las hojas de salvia se vuelven más aromáticas a medida que la planta envejece. Su sabor se mantiene incluso después de haber florecido. Se suele describir muy bien como un sabor agradable, picante y amargo. La salvia está llena de aceites esenciales como tuyona, alcanfor, cineol y borneol. Tiene un efecto antibacteriano y también funciona como antivirus parcialmente, por lo que la salvia ha sido una planta medicinal a lo largo de los siglos.

4. Mate – la opción de moda de la selva

Fotografía de un gran arbusto de yerba mate. Crece muy alto, verde, y está densamente poblado por pequeñas hojas verdes. Al lado de la planta fresca, hay una fotografía de una mezcla seca de yerba mate.

El nombre español «yerba» solo significa «hierba», pero el mate es de hecho un árbol, dado su tamaño. Es originario de América del Sur, donde se ha bebido como té durante siglos. Su aroma complejo no es del gusto de todos; el mate sabe a tierra, ahumado y agridulce, todo al mismo tiempo.

Gracias a su alto contenido en cafeína, se considera un estimulante y una ayuda para adelgazar. Esto hace que el mate sea muy cosmopolita, y se ha reinventado como refresco. Asimismo, el mate puede mejorar el emocionante efecto cerebral de una sativa.

5. Kratom – la potente planta del sudeste asiático

Primer plano de una planta de Kratom. Las hojas son de color verde oscuro y brillante con una forma de tipo oval ancha. A la derecha de la planta fresca, hay una mezcla herbal seca de kratom, verde y marrón, sobre una superficie blanca.

Las hojas del árbol de kratom se han usado tradicionalmente como medicina, narcótico y sustituto de los opiáceos. En pequeñas dosis, el kratom induce euforia y es un estimulante; en dosis elevadas, es sedante y analgésico. Los consumidores informan de subidas intensas al mezclar cannabis y kratom. Poco se sabe sobre cómo interactúan, ¡así que ten mucho cuidado con esta combinación!

6. Lavanda: la flor azul que hace de todo

Primer plano de un campo de lavanda. Vemos una mata de arbustos con flores diminutas púrpuras y tubulares que crecen en verticilos de media docena de flores, con tallos angulosos formando una espiga. A la derecha de la planta fresca, hay una mezcla de hierba de lavanda seca de color marrón y púrpura sobre una superficie blanca.

Ya sea como hierba, o para combatir los pulgones, la tensión o para tratar las quemaduras, la lavanda es buena para todo. Al igual que muchos tipos de cannabis, contiene el terpeno linalol, que es conocido por sus efectos en la reducción de la ansiedad y como calmante. Su sabor amargo y dulce recuerda un poco al romero.

Hay indicios de que el THC, el CBD y los terpenos refuerzan los efectos terapéuticos los unos de los otros demás. Otro beneficio: la lavanda parece reducir la sensación de picazón en la garganta al fumar o vaporizar cannabis.

7. Menta: el toque fresco definitivo

Primer plano de una planta de menta. Sus pétalos de color verde brillante son angulosos y de forma ovalada con bordes dentados. A la derecha de la planta fresca, hay una fotografía de una mezcla de menta seca de color marrón y verde sobre una superficie blanca.

Tés, cócteles, salsas, postres: la menta es la hierba que combina con todo y aporta una frescura especial a la comida y a la bebida. La industria cosmética descubrió la menta hace mucho tiempo, pero no todas las plantas de menta son iguales.

Hay 600 variedades diferentes, las más populares son la menta y la hierbabuena. Están llenas de vitaminas y minerales, que incluyen vitamina C, cobre, hierro, magnesio, calcio y potasio. La menta y el cannabis son la pareja perfecta; tanto si las cultivas juntas como si las combinas en un porro o vaporizador.

8. Romero: el clásico mediterráneo

Primer plano de un arbusto de romero. Presenta hojas verdes en forma de aguja agrupadas juntas. Además de la planta fresca, hay una fotografía de una mezcla de lavanda seca de color marrón y verde sobre una superficie blanca.

El romero confiere su aroma inconfundible a muchos platos. No debes pasarte con las ramitas frescas, ya que predominará el sabor amargo. Esta hierba está llena de antioxidantes y betacariofileno, que también se encuentran en la pimienta negra y el cannabis.

¿Por qué no mejorar el efecto curativo y combinar los tres en una mezcla para fumar? Ayuda con la depresión y la inflamación, y fortalece el sistema inmunológico.

9. Equinácea – la reina de las flores

Primer plano de la flor de la equinácea. Cuenta con un cono tipo el del girasol de color rojo y naranja. Tiene pétalos largos de color púrpura alrededor del cono. Al lado de la planta fresca, hay una fotografía de flores de equinácea secas sobre una superficie blanca.

Con sus atractivos colores y flores en forma de estrella, la equinácea es la idea que tenemos todos de una flor hermosa. Los suplementos de equinácea ayudan a evitar los resfriados y fortalecen el sistema inmunológico.

Como té, la equinácea en realidad solo sabe bien cuando se mezcla con otras hierbas; en su forma pura, el aroma es demasiado floral (lo que no sorprende cuando miras las flores). La equinácea tiende a hacer sentir un hormigueo en la boca y los labios, pero esto solo ocurre con las extracciones y los tés, no cuando se fuma o se vaporiza

10. Ashwagandha – el clásico ayurvédico

Fotografía de la planta de ashwagandha en un ambiente de granja. Es un arbusto de baja estatura con ramas enmarañadas que crecen radialmente de un tallo fuerte. Las hojas son verdes, opacas, elípticas y de unos 10 cm de largo. Las flores, que casi no se ven, son pequeñas, verdes y con forma de campana. La fruta madura es de color rojo anaranjado. Al lado de la planta fresca, hay una fotografía de la mezcla seca de la planta ashwagandha, de color amarillo y marrón claro.

La ashwagandha, o ginseng indio, ocupa un lugar destacado en el sistema de curación ayurvédico. La planta es conocida por sus cualidades somníferas, pero también ayuda con la ansiedad, la tensión, la impotencia y la inflamación. Tradicionalmente, las hojas y la raíz se muelen en polvo y se sirven como té.

Al igual que el tabaco, la ashwagandha pertenece a la familia de las solanáceas. Es la única sustancia de nuestra lista que contiene trazas de nicotina. Al igual que el CBD, se dice que la ashwagandha reduce la ansiedad que puede causar el consumo (excesivo) de THC.

Encontrar la combinación adecuada

Todo el mundo es diferente y tiene su propio gusto. Mientras que unos solo van a consumir cannabis puro, otros apuestan por el tabaco o por crear su propia mezcla para fumar. Hay que experimentar para encontrar la combinación adecuada para cada uno de nosotros y el equilibrio perfecto.

Al final del día, solo tiene que saber bien. Nos encantaría conocer tu opinión en la columna de comentarios sobre las alternativas al tabaco que más te gustan en un porro o vaporizador.

Sección de comentarios

¿Tienes una opinión? Háznosla saber dejando un comentario

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?
Read More
Read More
Read More
Read More
Read More
Read More
Read More
Read More
Read More