Principios básicos del dabbing para administrar el cannabis: argumentos a favor y en contra y formas de uso

El dabbing es, a todos los efectos y propósitos, una forma más eficiente de consumir cannabis. Es la vaporización de cannabis extremadamente concentrado por medio de un dispositivo especial llamado «dabbing rig». Algunas personas se preguntan: ¿el dabbing está llevando el consumo de cannabis demasiado lejos?

El dabbing lleva existiendo desde hace más de 10 años como método de consumo del cannabis, pero, desde principios de 2013, su popularidad ha aumentado constantemente. Sensi Seeds quiere estudiar más de cerca este método, para evaluar los beneficios y los riesgos del dabbing para los consumidores de cannabis.

El dabbing es una forma de usar un concentrado de cannabis en forma de aceite, de cera (una sustancia similar a la miel), de «budder» (una sustancia pegajosa) o de «shatter» (una sustancia dura similar al vidrio). El dispositivo de dabbing se calienta, el concentrado se añade al dispositivo y posteriormente se convierte en vapor para la inhalación. En principio, este método es muy similar a la vaporización, aunque cuando se presencia parece muy diferente.

Dabbing frente a fumar cannabis

La gran diferencia entre fumar cannabis y el uso de un concentrado reside en su pureza. Incluso las flores de cannabis más potentes rara vez contienen concentraciones de cannabinoides superiores a un 30 %. Además, las flores contienen componentes inactivos como clorofila y otros metabolitos inactivos. Estos compuestos apenas tienen valor medicinal, no favorecen la salud del cuerpo y estresan a los pulmones. Por último, para fumar cannabis se suele utilizar tabaco, con unos riesgos para la salud que son bien conocidos.

Estos pueden considerarse algunos de los inconvenientes del consumo de cannabis fumado en comparación con el dabbing. El dabbing no requiere la combustión de ningún material vegetal, y generalmente está compuesto de cannabinoides y terpenos. Esto minimiza la necesidad de inhalar compuestos inactivos. Sin embargo, el dabbing tiene sus propios riesgos, asociados en su mayoría con la técnica de producción de los concentrados.

Extracción con gas butano y con CO2

En la actualidad, la extracción con gas butano se considera un método de extracción anticuado, o solamente lo siguen en casa personas que no tienen acceso a equipos avanzados. La mayoría de los fabricantes de concentrados utilizan tecnología como la de extracción de CO2.

El problema con la extracción con gas butano es que a menudo quedan pequeñas cantidades de butano en el producto final. Este es un gas inflamable altamente tóxico para el cuerpo humano: incluso pequeñas cantidades pueden dar lugar a problemas de salud.

Sin embargo, la extracción con CO2 es mucho más limpia y genera un producto de mayor calidad. El CO2 se bombea a alta presión a través del material vegetal de cannabis. A alta presión, el CO2 se hace líquido. Una vez que se ha producido la extracción, el CO2 vuelve a su presión normal, a la que sencillamente vuelve a ser un gas y se evapora.

Cuando se utiliza el CO2 para la extracción, no deja residuos. El extracto resultante es altamente puro y refinado. En general, los concentrados hechos sin butano no se denominan BHO, sino extractos de cannabis.

El dabbing en sí mismo no es una forma arriesgada de consumir extractos de cannabis. Los riesgos están relacionados con la extracción de BHO, pero elegir un producto hecho con una técnica de extracción diferente puede mitigarlos.

¿Cómo poner en práctica el dab?

El método dabbing incluye el uso de las sustancias anteriormente mencionadas: aceite de cannabis, budder, cera o shatter. Todos estos son concentrados de los ingredientes activos del cannabis, como el tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD), además de los terpenos que aportan sabor.

Si la extracción se produce correctamente, el resultado es concentra literalmente las propiedades de la planta. Esto significa que el olor, el sabor y el efecto específicos se retendrán en el concentrado, pero están disponibles en una concentración mucho más alta. Los buenos concentrados pueden alcanzar tasas de THC de hasta 80 %.

Cuando se inventó el dabbing, se denominaba «cuchillos calientes». El cannabis se amasaba hasta hacerse pequeñas bolas y se ponía en la punta de un cuchillo al rojo vivo. El vapor salía de la punta del cuchillo, que se inhalaba con una pajita u otro dispositivo cilíndrico en forma de tubo.

Hoy en día, el dabbing implica el uso de equipos específicos, como una dabbing rig especial (una especie de pipa de agua). En este bong hay un pequeño elemento en forma de tubo que se llama «clavo». Este elemento generalmente es de titanio, cerámica o vidrio.

Un soplete potente calienta el clavo. A continuación, el usuario coloca una dosis de concentrado en un pasador de metal (conocido como sartén) y lo aplica al clavo calentado. El vapor que se libera se inhala a través de la dabbing rig.

El método evita que el concentrado se queme de inmediato, pero se necesitará práctica para determinar la temperatura ideal y la duración del dabbing para que el vapor sea óptimo.

Los beneficios del método dabbing

Para la mayoría de los dabbers, la mayor ventaja del dabbing es que el efecto es mucho más limpio y fuerte que un porro o un vaporizador. Si bien los consumidores de cannabis medicinal no suelen usar el dabbing, en teoría podría ser una ruta efectiva para los síntomas agudos porque su acción es rápida y efectiva. Otros métodos de inhalación no conseguirían una dosis tan alta de cannabinoides en una sola inhalación.

Ante la creciente popularidad del dabbing, la Universidad de Albany, la Universidad Estatal de Nueva York, realizó un estudio sobre el dabbing. Los investigadores concluyeron que el dabbing no causaba más problemas ni accidentes que el hecho de fumar flores de cannabis.

Los investigadores también han sugerido que los altos niveles de cannabinoides de los concentrados pueden llevar a una mayor tolerancia y, por lo tanto, a síntomas de abstinencia más pronunciados. «No sorprende, dada la mayor concentración de dosis del dab», explica Mallory Loflin, Ph.D., una de las autoras de este estudio.

Al explicar su interpretación del estudio, Loflin comentó lo siguiente: «Los resultados sugieren que los dabs pueden inducir más fácilmente a un síndrome de dependencia que la flor del cannabis, pero no hay evidencia de que su consumo interfiera en los principales dominios de la vida más de lo que lo hace el consumo de la flor del cannabis». Por desgracia, todavía no hay resultados sobre el consumo a largo plazo del dabbing.

Desventajas del dabbing

La administración de cannabinoides por dabbing no es peligrosa en sí misma, aunque se debe actuar con precaución. Algunos se sienten amedrentados por el dabbing porque les recuerda al acto de fumar crack: el dispositivo está hecho de vidrio y se necesita un soplete para calentar el clavo. Como resultado, hay personas que afirman que no contribuye a la imagen positiva del cannabis.

Sin embargo, el problema puede ser el concentrado en sí mismo. Hacer un concentrado de cannabis es un proceso complicado, que implica solventes químicos como etanol, alcohol, propano o butano. Sin los conocimientos y la experiencia correctos, será difícil lograr un concentrado puro sin solventes residuales. Esto lleva a muchas personas al autoaprendizaje al estilo de YouTube, que a menudo genera en un producto contaminado. Sin embargo, si se compran concentrados de cannabis fabricados profesionalmente, hay muchos menos riesgos de que queden residuos del disolvente.

Otro peligro es la sobredosis. Aunque no es posible morir por una sobredosis de cannabis, si se inhala una dosis demasiado grande, los efectos pueden ser muy desagradables. Por lo tanto, se recomienda precaución.

El método de administración de cannabis es una elección personal, y encontrar el más adecuado requiere tiempo, paciencia y la curiosidad de probar varios métodos. Lo que funciona bien para unos puede no funcionar tan bien para otros. Los concentrados de cannabis ofrecen mucha potencia, y para muchos usuarios, el dabbing es un buen método de consumo porque es fuerte y efectivo. Se insta a todos los usuarios a proceder con precaución con respecto a la calidad del concentrado para garantizar una experiencia agradable y segura.

  • Disclaimer:
    Las leyes y regulaciones referentes al consumo del cannabis difieren de un país a otro. Por lo tanto, Sensi Seeds recomienda encarecidamente que revise las leyes y regulaciones locales. No se debe actuar en contra de la ley.

Comments

3 comentarios en “Principios básicos del dabbing para administrar el cannabis: argumentos a favor y en contra y formas de uso”

  1. Diana Sen - Sensi Seeds

    Gracias por el artículo! Es muy interesante conocer otras formas para que uno pueda administrarse el cannabis. Físicamente, no todo el mundo tolera las formas tradicionales de tomarlo, así que cuanta más información se tenga sobre otros modos, mejor!

  2. Gracias por compartir y cuidar de la ignorancia humana a esta planta llena de vida. Es un buen camino y muy necesario en estos tiempos lograr generar conciencia acerca de los beneficios del cannabis frente a enfermedades terminales y poder dar un giro de 180º en los prejuicios y el desconocimiento de la mayoria, para beneficio de todos. Es importante que algo tan productivo y beneficioso (si se utiliza con conocimiento) no caiga en manos equivocadas y se desvirtue como suele pasar con todo cuando termina en mano de los poderes, que basicamente con el avance de la aceptacion y al no poder frenar la realidad de la industria farmaceutica con relacion a tratamientos de enfermadades terminales de ‘dudoso’ origen, y si no logran encarcelarla de la opinion publica como lo vienen haciendo por años, van a optar por seguir la corriente tomando posesion del avance, desvirtuandolo, incluyendolo en el capitalismo ambicioso, haciendo de esto tambien un lucro con la salud o el bienestar si la gente ignora la realidad. La Ciencia tiene que dar su paso crucial compartiendo resultados concretos para el avance y decidirse a apoyar la libertad de conocimiento y no estancarlo en sectores privados para beneficio de pocos. Falta todavia pero estamos cerca de la verdad y en el camino se puede hacer mucho con lo que ya muchos sabemos con respecto a sus beneficios curativos, preventivos, paliativos, sin necesidad de complicarse tanto, utilizandola conscientemente y con prudencia; en el caso de las extracciones, suficiente con que la persona extraiga su aceite con algo simple como el alcohol dejando evaporar bien despues del filtrado consiguiendo asi una medicina al alcance de cualquier persona, natural y libre, ‘armonizando virus’ o en el caso de dolores cronicos calmarlos sin efecto adverso controlando desde una gota hasta metabolizarlo y poder aumentar de a poco, cambiando el paradigma de las enfermedades y dolencias, tambien con el consumo comun por medio de vaporizadores, alimentos, etc, por lo menos para incursionar en el tema y luego poder avanzar hacia otras tecnicas y mejores resultados. Lo bueno es que todos puedan acceder a este conocimiento que de a poco muchos vamos comprobando como podemos y tratando de avanzar compartiendo para acelerar la llegada a los mas necesitados, sin intereses economicos y con la intencion de cooperar, simplemente eso, pienso que es la esencia de la planta y la naturaleza, hay que cuidarla valorando el favor y devolviendo lo mismo a la vida para entender. Saludos.

    1. Diana - Sensi Seeds

      Hola amigo,
      Muchas gracias por tu reflexión. Nos encanta que nuestros artículos hagan pensar a los lectores en particular y a la sociedad en general. Por eso os animamos a seguir leyéndolos y a seguir compartiendo vuestros pensamientos y experiencias en relación al cannabis,
      Hasta pronto pues!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor

  • Profile-image

    Sensi Seeds

    El equipo editorial de Sensi Seeds incluye botánicos, expertos médicos y legales, además de activistas de renombre como el Dr. Lester Grinspoon, Micha Knodt, Robert Connell Clarke, Maurice Veldman, Sebastian Marincolo, James Burton y Seshata.
    Más sobre este autor
Ir arriba