by Diana on 25/06/2015 | Cultural Legal & Política

Entrevista a Julio Calzada, ex Secretario General de la Junta Nacional de Drogas en Uruguay – Segunda Parte.

Uruguay Hace unas semanas os presentamos la primera parte de la interesante entrevista que mantuvimos con Julio Calzada, Secretario General de la Junta Nacional de Drogas en Uruguay. Pues bien, lo bueno siempre acaba llegando y por ello os presentamos la segunda parte de ese inolvidable encuentro. Hoy, abordaremos temas tan candentes como el impacto, en el resto del mundo, de la valiente decisión uruguaya de legalizar todo el proceso de consumo, venta y producción de cannabis. Además, Calzada no tiene reparos en hablarnos del narcotráfico, del mercado negro e incluso de lo que llevó a Mújica tomar tan osada decisión. Y es que, el paso que dio Uruguay, se nos ha quedado, y para bien, grabado a fuego a todos los que abogamos por la total y absoluta legalización del cannabis.

Julio Calzada

Julio Calzada era el Secretario General de la Junta Nacional de Drogas de Uruguay


Él jugó un gran papel en el proceso de legalización del cannabis en Uruguay. Poco después de que se publicara la parte 1 de esta entrevista, Calzada dejó su función como Secretario General de la Junta Nacional de Drogas de Uruguay ya que hubo un cambio de Gobierno.


Julio-Calzada-4k

Hace unas semanas os presentamos la primera parte de la interesante entrevista que mantuvimos con Julio Calzada, Secretario General de la Junta Nacional de Drogas en Uruguay. Pues bien, lo bueno siempre acaba llegando y por ello os presentamos la segunda parte de ese inolvidable encuentro.

Hoy, abordaremos temas tan candentes como el impacto, en el resto del mundo, de la valiente decisión uruguaya de legalizar todo el proceso de consumo, venta y producción de cannabis. Además, Calzada no tiene reparos en hablarnos del narcotráfico, del mercado negro e incluso de lo que llevó a Mújica tomar tan osada decisión. Y es que, el paso que dio Uruguay, se nos ha quedado, y para bien, grabado a fuego a todos los que abogamos por la total y absoluta legalización del cannabis.

¡No os perdáis esta nueva entrega!

 El importante papel que juega el IRCA

Otra de las preguntas que nos hacen los uruguayos es si ellos pueden adquirir semillas de cannabis de Europa o de otros países si, en un momento dado, lo necesitan. ¿ Pueden abastecerse de bancos de cannabis extranjeros?

J.C – Bueno, las habilitaciones genéricas, y el único requisito, es que hay un mecanismo que es el Instituto de Regulación y Control de Cannabis, que es quien tiene que decidir qué se compra , porque es el ;único autorizado para ingresar las genéticas al país. Entonces es una suerte de cuello de botella, si tú eres una usuaria uruguaya y quieres adquirir una genética en Uruguay que no esta disponible lo podrías hacer a través del IRCA.

Pero un uruguayo ¿no puede por él mismo, pedir a un banco de semillas extranjero cierta genética? Si tiene autorización y está registrado, y tiene derecho a cultivar en Uruguay, ¿no puede hacerlo?

J.C – Lo tiene que hacer a través del IRCA, que es quien lo habilita. Ahí es una habilitación cruzada, es una habilitación que se hace también con el Ministerio de Salud Pública, porque esos son los mecanismos de control que hay también en el marco de las convenciones de las naciones unidas. Nosotros tenemos una interpretación flexible de las convenciones, abogamos por una interpretación que nos permita desarrollar en un marco de libertades y respeto por los derechos humanos un conjunto de políticas que podamos llevar hacia adelante. Pero las convenciones están y somos signatarios de esas convenciones y las respetamos, por supuesto.

Es decir que todo tiene que ser a través del IRCA, ¿no es así? No se puede ir uno por libre y adquirir las semillas.

J.C – En efecto. Uno no puede hacerlo si no es a través del IRCA. Si un cultivador quiere algo en concreto, puede pedírselo al IRCA y el IRCA evidentemente lo va a hacer. Seguramente estudiará el caso con el Ministerio de Salud Pública. Si por ejemplo, hay cierto tipo de variedades que tienen un nivel de THC muy alto y pueden tener mayor riesgo para la salud, puede ser un elemento que inhiba a que ese tipo de variedad sea habilitado, pero en general hay un marco que organiza el ingreso de cannabis en el país.

Es decir que no es un NO rotundo desde el principio. Sino que se estudia cada caso y todas las posibilidades.

J.C – Claro, no es un NO rotundo en ningún caso, sino que se van a estudiar todas las posibilidades. Y todas las demandas que haya. Porque el objetivo de la ley, es un objetivo que busca fundamentalmente desarticular el mercado negro, que busca que haya una mirada de salud publica, desde la perspectiva de los derechos humanos, y ése es nuestro objetivo. No tenemos ningún objetivo de tipo prohibicionista total.

El peso del narcotráfico en Uruguay

Eso significa que ¿la razón por la que Uruguay dio el paso de regular, se basa en estos dos motivos? Me refiero a acabar con el narcotráfico, por un lado, y a abastecer a la sociedad de una medicina necesaria, por otro, ¿no es así?

J.C – Sí. Garantizar un conjunto de derechos, porque hay un hecho que a veces no se menciona con total claridad: En Uruguay, el uso de drogas está habilitado desde 1974. Es decir, llevamos 40 años en los cuales, consumir drogas en Uruguay, no es ilegal. A diferencia de lo que fue en el resto de países de América Latina, y estoy hablando de cualquier droga, no estoy hablando exclusivamente del cannabis. A diferencia de lo que fue en el resto de América Latina, que hubieron políticas prohibicionistas, restrictivas y donde mediaba el derecho penal, en el Uruguay se le considera un acto privado, al consumo, y por tanto en la medida en que no afecte a terceros, queda al libre albedrio de la persona. Y los jueces no pueden entrar en la esfera de lo privado, por el artículo número 10 de nuestra Constitución, que dice que los actos privados de las personas no están a disposición de la intervención de los magistrados. Y esto es muy importante.

De este modo, lo que nosotros regulamos es que la persona tenga un acceso legal a la sustancia.  Lo que estaba sucediendo en el Uruguay, y por eso teníamos un dilema en determinados momentos, que fue la gran discusión política que se dio entre quienes se oponían a hasta ley y entre quienes la defendíamos y la llevábamos adelante.

¿Se refiere a que esto iba a seguir sucediendo?

J.C – Bueno y si no, tenían que presentar una propuesta para prohibir el uso de todas las drogas y nadie la quería hacer. Ése es el meollo del tema. Nosotros con esto lo que creíamos es que el estado en la medida en que les dice a las personas que pueden consumir, pero no les habilita legalmente a obtener la sustancia para consumir, de hecho los empujaba al mercado negro, y ésta es una violación flagrante del derecho de las personas a la seguridad, porque se les empuja a realizar acciones inseguras, muchas veces signadas por la violencia, entonces lo que nosotros establecimos fueron reglas para que esto se diera de determinada manera.

Entonces ustedes ¿han podido comprobar un impacto positivo en relación al narcotráfico? ¿Ha habido cambios, resultados palpables?

J.C – Yo creo que en esto hay que ser muy cuidadoso. Nosotros estamos trabajando con más de 140 académicos, 60 de ellos de otros países, españoles, holandeses, ingleses, alemanes, estadounidenses, canadienses…para poder evaluar esta ley a lo largo del tiempo. Establecimos cinco dimensiones de análisis de la ley que tienen que ver con aspectos que normalmente no se evalúan en la política de drogas. En la convivencia y en la seguridad, por ejemplo, comunitarias. La salud, que es algo que a veces se evalúa, la aplicación justa de la ley, etc. Todo esto teniendo en cuenta que en el Uruguay la mayor cantidad de las personas que están procesadas por delitos de tenencia droga son personas pobres, cuando el uso de drogas, de la marihuana es muy democrático, lo consumen las clases altas, las clases bajas, las clases medias…y el uso de otras drogas de mayor riesgo y más caras son casi que exclusivamente de las clases altas.

El impacto de la decisión uruguaya en el resto del mundo

¿Cómo ha impactado, a los demás países de América Latina, la legalización de la marihuana en Uruguay?

J.C – Lo primero es que nosotros no hemos tenido ninguna presión de ningún Gobierno de la región, ni de los que pueden tener un signo político más progresista, ni de los que pueden tener un signo político más conservador. En todos los casos, lo que hemos encontrado es un respeto muy amplio en el desarrollo de nuestras políticas.

Empezamos a ver que, progresivamente, que teníamos una sociedad más violenta, cuando teníamos una sociedad que estaba creciendo económicamente , que estaba siendo más equitativa, que tenía perspectivas de futuro, que estaba saliendo de una profunda crisis de más de 40 años, y a la vez teníamos un aumento progresivo de la criminalidad y de la violencia. Entonces  dijimos, bueno ¿qué nos está pasando? Y entramos a analizar, a enfocar más específicamente cuál era ese aspecto vinculado a la criminalidad y a la violencia y NO estaba directamente vinculado con que las personas tuvieran esas situaciones de violencia por el uso de drogas, sino que estaba asociado directamente a las formas de comercialización de las drogas.

¿Ha servido algún país de inspiración a Uruguay?

J.C – En materia de política interna de Uruguay, esto no se tiene porqué saber pero, se nos acusó de poner una cortina de humo, de distraer la atención política cuando hicimos este planteo, cuando mandamos el proyecto de ley al Parlamento. Y nada más lejos de la realidad, no? Si ante la Republica en ese momento se tenía la convicción, la plena convicción, de que continuar con una estrategia de control, basado exclusivamente en la ley penal, era una estrategia que no iba a ningún lado, y nosotros para elaborar una propuesta alternativa, miramos todo.

¿Uruguay estudió el caso de otros países?

J.C – Nosotros no compartimos la idea de que haya “modelos”. No hay un “modelo holandés”. Hay una experiencia holandesa, porque ningún otro país ha hecho lo que hizo Holanda. Porque Holanda, lo que hizo, lo pudo hacer en función de su cultura política, de su ordenamiento constitucional, de la idiosincrasia de su pueblo. Entonces estudiamos muchísimo el caso holandés, trabajamos con universidades y centros de investigación holandeses, estudiamos lo que se había hecho en el caso de Australia, en ciertos estados donde había cierto tipo de regulación para la cantidad de plantas, estudiamos mucho esos agujeros en los cuales se ha desarrollado el caso de los clubes de cannabis en España, tanto la modalidad del país vasco fundamentalmente, como las modalidades de Cataluña. Estudiamos todo lo que se ha hecho en los estados de EEUU, donde había cannabis para uso medicinal.

Llegados a este punto ¿cree que son ustedes los que han servido de inspiración a otros países europeos?

J.C – Lo que hay que trabajar más son, en términos de caminos posibles, sobre la base de que éstas son sustancias que tienen que tener una regulación determinada, que no se pueden dejar exclusivamente en manos del mercado, que tiene que haber ciertas reglas del juego porque, bueno, se trata , no para el caso del cáñamo pero si para el caso del cannabis, que tiene efectos psicoactivos, de sustancias que pueden tener riesgos para la salud, que pueden provocar daños. Hay que ser cuidados, precavidos en su uso y que hay que educar para eso. Por eso la importancia que tiene, por ejemplo, para nosotros el Museo de Cannabis (Hash Marihuana Cáñamo & Hemp Museum Barcelona) y es por eso que promovimos que se instalara temporalmente en Montevideo.

La regulación , un experimento de Mújica

Mujica tomó una decisión muy valiente, porque él tomó esta decisión de todo el proceso de regulación siendo aún Presidente cuando, normalmente, los gobernantes apoyan la regulación del cannabis una vez han dejado su cargo. ¿Por qué cree que sucedió esto? Más que nada porque se trata de un fenómeno. Él marcó precedente de una manera espectacular. ¿A qué cree que es debido?

J.C – Bueno, él mismo lo dijo. Alguien tenía que dar el primer paso. Esas son palabras de él, no mías. Yo lo que puedo hacer es un análisis, en cierta manera, de lo que ha sido Mújica a lo largo de toda su vida política. Casi 60 años de vida política.

Él siempre ha sido una persona que no midió costos políticos a la hora de tomar una decisión. En el acierto o en el error. Él mismo lo ha dicho, no son palabras mías.

Sí, en efecto él mismo dijo que se trataba de un experimento

J.C – Claro. Es que no hay posibilidades de que las sociedades se desarrollen en lo diferente, eso son órdenes de la vida, ya sea en la investigación científica, en términos sociales, culturales, si no se experimenta. Y hay que tener muy claro que es lo que se está haciendo y nosotros tenemos muy claro lo que se está haciendo. No es una mala palabra “experimentar”. La derecha lo que ha hecho es experimentar, agarrar a los uruguayos como conejillos de indias. ¿Y qué política social no es un experimento social?. Por ejemplo la desregulación total del mercado de la salud, que se intentó hacer en el marco del más férreo neoliberalismo, en América Latina, en los años 90 en Uruguay, particularmente, o en Chile entre los años del golpe militar en los 70…es un experimento social de consecuencias brutales, que tiene implicancias de muchos tipos. Entonces lo que nosotros estamos haciendo es un experimento, controlado, con una clara presencia del Estado, con un protagonismo de la sociedad que en todo esto ha participado y ha sido fundamental los movimientos sociales cannábicos, los movimientos sociales de los trabajadores. Fíjate tú que hasta que esta ley no estuvo sobre la mesa, no había ningún empresario que dijera nada de que sus trabajadores consumieran cannabis.

Continuará…

Esperamos que esta segunda parte os haya gustado tanto como a nosotros. Seguiremos dándoos pequeñas dosis de lo que consideramos, sin lugar a dudas, una de las entrevistas más interesantes que hemos realizado. La historia continua y estamos encantados de poder contar con todos aquellos que, de un modo u otro, han aportado su grano de arena.

¡Seguiremos informando!

Sección de comentarios

¿Tienes una opinión? Háznosla saber dejando un comentario

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?

Julio Calzada

Julio Calzada era el Secretario General de la Junta Nacional de Drogas de Uruguay


Él jugó un gran papel en el proceso de legalización del cannabis en Uruguay. Poco después de que se publicara la parte 1 de esta entrevista, Calzada dejó su función como Secretario General de la Junta Nacional de Drogas de Uruguay ya que hubo un cambio de Gobierno.

Read More