30% de descuento en todas las semillas de cannabis automáticas
Compra ahora

by Seshata on 01/11/2013 | Consumo

La Dependencia del Cannabis

Consumo Popularmente se cree que el cannabis no es adictivo. Sin embargo, la dependencia del cannabis es una enfermedad médica reconocida, que se cree que va en aumento en muchos países, ya que tanto su disponibilidad, como su uso se han generalizado mucho y resulta cada vez más aceptable. Entonces, ¿cuál es la diferencia entre dependencia y adicción, y cómo se aplica al cannabis?


Diferencia entre Adicción y Dependencia

Muchos creen erróneamente que la adicción es un fenómeno físico, mientras que la dependencia se refiere a un estado psicológico. Sin embargo, es justo al revés. La adicción se refiere a un comportamiento compulsivo que hace que un individuo busque repetidamente un estímulo específico a pesar de los efectos perjudiciales sobre un estilo de vida «normal», como ocurre con los juegos de azar o con las adicciones sexuales.

Se cree que de todas las personas que prueban el cannabis al menos en una ocasión, alrededor del 9% será dependiente (Pulpolux)
Se cree que de todas las personas que prueban el cannabis al menos en una ocasión, alrededor del 9% será dependiente (Pulpolux)

La dependencia se refiere a un estado fisiológico en el que el individuo no puede funcionar normalmente sin usar una sustancia, y no puede dejar de utilizar dicha sustancia sin experimentar síntomas adversos («abstinencia»). Los usuarios también pueden experimentar una mayor tolerancia a la sustancia con el tiempo, necesitando dosis cada vez mayores para lograr el mismo efecto.

Es posible que un individuo sea adicto pero no dependiente, y viceversa (por ejemplo, muchas personas dependen fisiológicamente de productos farmacéuticos sin mostrar un comportamiento compulsivo adictivo). Sin embargo, los usuarios que dependen fisiológicamente de un medicamento recetado pueden comenzar a mostrar un comportamiento adictivo; por el contrario, muchos usuarios compulsivos que consumen en sus ratos de ocio pasarán a depender fisiológicamente sólo después de un consumo excesivo y prolongado.

La definición de «dependencia de sustancias» que aparece en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM) de los EE.UU. incluye elementos tanto de la adicción como de la dependencia; por lo general, la dependencia fisiológica será la consecuencia de un uso prolongado y compulsivo.

¿Qué es la Dependencia del Cannabis?

Según esta definición, la «adicción» al cannabis no parece descabellada: muchos consumidores de cannabis con fines lúdicos presentan algún grado de comportamiento compulsivo, y los consumidores habituales o de diario pueden experimentar consecuencias perjudiciales sobre su modo de vida – tales como dificultad para mantener las rutinas normales, entre las que se incluye el trabajo, hacer ejercicio y incluso comer con regularidad.

Muchas de las consecuencias negativas relacionadas con la dependencia de sustancias, como el bajo peso al nacer asociado con el consumo de cocaína, están, de hecho, más estrechamente asociadas al nivel socioeconómico (Bridget Coila)
Muchas de las consecuencias negativas relacionadas con la dependencia de sustancias, como el bajo peso al nacer asociado con el consumo de cocaína, están, de hecho, más estrechamente asociadas al nivel socioeconómico (Bridget Coila)

Numerosos consumidores ocasionales y con fines recreativos desestiman la idea de que el cannabis puede provocar dependencia fisiológica. Muchos creen que simplemente no causa ningún tipo de dependencia; sin embargo, existen diferentes estudios que demuestran que en los consumidores habituales se produce la abstinencia y otros síntomas. Por lo tanto, la dependencia del cannabis se reconoce como un síndrome clínico en el DSM, bajo los mismos criterios generales que el resto de trastornos por dependencia de sustancias.

Es posible llegar a ser tanto adicto como dependiente del cannabis: normalmente, los consumidores con fines lúdicos comenzarán a mostrar un comportamiento adictivo, y después de un consumo excesivo y prolongado se vuelven dependientes. Al igual que con otras drogas, cuando se aplica al cannabis el diagnóstico de la dependencia de sustancias, conlleva elementos tanto de la adicción como de la dependencia física. Sin embargo, es mucho menos probable que el cannabis cause adicción y dependencia en comparación con otras drogas, incluso con aquellas que son legales.

Pruebas de la Dependencia del Cannabis

Se ha demostrado que el cannabis provoca tolerancia en los consumidores habituales, y también se ha demostrado que causa síntomas de abstinencia cuando se deja de consumir bruscamente. Entre los síntomas de abstinencia se incluyen la irritabilidad, pérdida de apetito, dificultad para dormir, ansiedad, ansias de cannabis, cambios de humor y el aumento de la temperatura corporal. Generalmente, los síntomas de la abstinencia de cannabis comienzan el primer día que deja de consumirse, duran como máximo hasta dos o tres días después, y son insignificantes a finales de la primera semana.

De acuerdo con un estudio realizado por el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA) en 1994, el consumo compulsivo que lleva a la dependencia del cannabis se produce en alrededor del 9% de las personas que han fumado cannabis al menos una vez. Esta cifra es mucho menor que la del resto de sustancias comunes que causan dependencia – como el alcohol, la cocaína, la heroína y la nicotina (15%, 17%, 23% y 32% respectivamente).

Para aquellos que han fumado cannabis en repetidas ocasiones, el riesgo de dependencia aumenta hasta alrededor del 33%, y para los que consumen cannabis a diario, se cree que el riesgo de dependencia es de hasta el 50%. Según un estudio australiano de 2002, los consumidores de cannabis dependientes informan de un uso compulsivo con más frecuencia que los consumidores de alcohol dependientes. Se cree que los síntomas de la abstinencia se manifiestan con tanta frecuencia como con la abstinencia de alcohol, y se comunica que la tolerancia es significativamente menos frecuente.

¿Quién es Susceptible de Depender del Cannabis?

Los factores de riesgo para el desarrollo de la adicción y la dependencia del cannabis son muy similares a los de otras drogas ilegales, y por lo general, están indisolublemente ligados al estilo de vida y al estatus socioeconómico. En el nivel más simple, los hombres jóvenes son más propensos a convertirse en adictos al cannabis que cualquier otro grupo demográfico, y cuanto antes se comience a consumir, mayor es el riesgo de que se produzca la dependencia.

Aparte de esto, sin embargo, aquellos que pertenecen a un nivel socioeconómico más bajo son más propensos a convertirse en dependientes de sustancias. Hay numerosas pruebas que sugieren que muchas de las percibidas como consecuencias negativas de la dependencia de sustancias en realidad se pueden atribuir a la situación socioeconómica, como el relevante estudio publicado el año pasado que demostró que el bajo peso al nacer y otros supuestos efectos secundarios del consumo de cocaína durante el embarazo están directamente vinculados con esa situación socioeconómica y no con el consumo de cocaína en sí.

Por lo tanto, es difícil determinar en qué medida la dependencia del cannabis causa efectos secundarios, como por ejemplo malos resultados en la escuela/trabajo, dificultades financieras y problemas para mantener relaciones sociales, y en qué medida estos factores están determinados por el bajo nivel socioeconómico y otros factores a tener en cuenta.

¿Cómo se Trata la Dependencia del Cannabis?

En la actualidad, no existen tratamientos que se prescriban para la dependencia de cannabis. Sin embargo, parece que existen varios programas de terapia que pueden reducir la predisposición al consumo compulsivo.

La terapia familiar y otras formas de asistencia sociopsicológica pueden resultar eficaces en la reducción del consumo compulsivo de cannabis (Aidan McMichael)
La terapia familiar y otras formas de asistencia sociopsicológica pueden resultar eficaces en la reducción del consumo compulsivo de cannabis (Aidan McMichael)

Se ha demostrado que las terapias cognitivo-conductuales (TCC) pueden ser muy eficaces a la hora de disminuir la compulsión de consumir cannabis. Entre otras formas de terapia que pueden ayudar a un consumidor habitual a moderar su consumo o a dejar de consumir por completo, se incluyen terapias basadas en mejorar la motivación y en la familia.

Desde luego, sería poco sincero suponer que el consumo prolongado y habitual de cualquier droga es totalmente seguro y no tiene consecuencias negativas, sin tener pruebas empíricas claras de que es así. Sin embargo, muchos consumidores habituales de cannabis hacen caso omiso a las señales de advertencia, que avisan de una conducta compulsiva y dependiente, y continúan consumiendo cannabis en exceso, creyendo que el daño a largo plazo será insignificante.

Los trabajos y estudios existentes indican que aunque estos casos son mucho menos frecuentes que con otras sustancias causantes de dependencia, el cannabis puede provocar dependencia física. Por lo tanto, las personas preocupadas por su consumo excesivo o compulsivo deben buscar ayuda profesional tan pronto como el problema parezca estar fuera de control.

Sección de comentarios

Publica un comentario

No lo dire

Diria que la marihuana no es dependiente pero si adictiva........ por lo menos en mi caso..... me gustar colocarme y soy feliz así.. tengo trabajo, familia, y una vida normal...

24/05/2015

Pedro Samosa

Yo particularmente en un inicio entré en toda esta onda de la sagrada yerba y intelectualmente la encontre interesante en sus posibilidades para beneficiarse en algun modo de sus efectos. Pero al menos en mi, me trajo problemas emocionales por conflictos de pareja y hasta familia. Ahora estoy mas controlado pero igual siento que me cuesta mucho dejar de fumar; siempre racionaliso volver a hacerlo. Basicamente siento que me robado la voluntad.

23/09/2015

Ferruco

Porqué negar la parte de la cotidianidad que nos proporciona un placer?

A mi me cuesta fumar cuando estoy triste o enojado.

No me coloca, o me lleva a lugares más sensibles.

En el algún tiempo fumaba todo el día y eso me trajo problemas. Ahora trato de consumirla en la noche o cuando no estoy haciendo tareas como trabajar con herramientas pesadas y cuando estoy triste o enojado.

28/08/2016

AC

Consumimos sustancias igual o más perjudiciales en nuestra cotidianidad.
Todo finalmente se reduce a si es que el consumo de marihuana se alinea con nuestro estilo de vida y si es beneficioso y aporta de alguna manera positiva lo que somos/hacemos.

24/05/2016

Gino

Cualquier sustancia usada con mucha frecuencia produce efectos a corto y largo plazo. La marihuana o "mota" no es distinta. Yo consumo responsablemente, no todo el día, no todos los días. Uso la cannabis tanto de forma lúdica como terapéutica, con amigos o solo. Es cosa de saber controlarse y saber qué efectos puede tener en uno. Saber parar cuando es necesario, saber qué momento es el adecuado. Es cosa de fumar y ver qué te pasa en ciertos momentos. Si estás triste y fumas, y solo te lleva a un estado peor, deja de fumar cuando estés triste. De lo contrario (en mi caso, por ejemplo), si fumo cuando estoy triste, me sube el ánimo porque me río de cualquier estupidez y se me pasa la tristeza =). Cómo afecta a las personas está ligado también al tipo de personalidad de cada persona.

10/11/2017

Miranda

Hola Gino,

¡Muchas gracias por tu interesante aportación y reflexión! Esperamos que sigas poniéndote al día de la actualidad y noticias sobre cannabis en el blog de Sensi Seeds, y disfrutes de sus diferentes secciones: legal, medicinal, cultural, opinión, vídeos, etc.
https://sensiseeds.com/es/blog/

¡Un saludo!

10/11/2017

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?