¿Cómo Afecta el Cannabis al Sueño?

Muchos consumidores regulares han experimentado alguna vez una sensación de somnolencia y letargo después de consumir cannabis. Este efecto varía de una persona a otra y puede verse afectado por el estado de ánimo, cansancio ya existente o incluso la hora del día. La variedad de cannabis también juega un papel importante.

No es ningún secreto que a muchos consumidores de cannabis les ayuda a dormir. Sin embargo, hay mucho más que «fumar marihuana me da sueño». Por ejemplo, puede afectar a las diferentes etapas del sueño de maneras distintas. También hay formas de sacar más provecho del cannabis como ayuda para dormir, como por ejemplo, diferentes variedades, lo fresco que esté el cannabis, etc. Para averiguarlo, primero vamos a analizar cómo puede el cannabis afectar a los patrones del sueño.

Efecto del cannabis en los patrones del sueño

El mecanismo a través del cual el cannabis influye en el sueño de los seres humanos es muy complejo y todavía queda mucho para comprenderlo totalmente, aunque se han escrito varios artículos sobre el tema. Durante siglos, por no decir milenios, la gente ha utilizado el cannabis para ayudarle a conciliar el sueño, y han descrito cómo pueden dormirse más rápido y finalmente sentirse más descansados.

Sin embargo, por lo general todas las personas que consumen cannabis de esta forma saben que puede producir un efecto de «resaca». Dicho efecto puede hacer que resulte difícil despertarse y deja al consumidor una sensación de somnolencia y falta de lucidez mental durante algún tiempo después de despertar.

El sueño humano se produce en ciclos; estos ciclos progresan a través de cuatro fases antes de volver a empezar:

  • La 1ª fase: Un estado a medio camino entre el sueño y la vigilia, durante el que el durmiente puede despertarse fácilmente.
  • La 2ª fase: Un sueño ligero del que es algo más difícil despertarse.
  • La 3ª fase: Se conoce como sueño profundo o de ondas lentas (anteriormente se dividía en las fases 3 y 4; ahora se considera una fase discreta en lugar de dos y la cuarta fase se reserva para REM).
  • La 4ª fase: La fase del sueño profundo, durante la que se produce el movimiento ocular rápido (MOR, o REM en inglés).

Cannabis, sueño profundo y REM

Los estudios sobre el sueño han demostrado que la administración de THC reduce la duración y la intensidad del sueño de la fase REM, al mismo tiempo que aumenta la duración del sueño profundo.

Un estudio de 1975 sobre el efecto del THC en los patrones del sueño descubrió que la administración de THC en una dosis de 210 mg al día durante dos semanas reducía considerablemente el movimiento del ojo durante el sueño REM. También acortaba ligeramente la duración del tiempo que el durmiente pasaba en la fase REM. El estudio también revelaba que la duración de la fase del sueño profundo se alargaba un poco después de la administración de THC, aunque este efecto no tenía importancia a nivel estadístico.

Una revisión clínica de 2008 demostró de nuevo que las cantidades pequeñas de cannabis pueden aumentar el sueño de la Fase 4, el sueño total de onda lenta y ayudar al consumidor a conciliar el sueño más fácilmente. Sin embargo, también demostró que el cannabis puede disminuir el sueño REM total y la densidad REM.

Sin embargo, las dosis más altas pueden tener el efecto contrario. Las altas dosis de THC pueden conducir a:

  • Una disminución del sueño REM
  • Una disminución del sueño de onda lenta
  • Una disminución de la latencia del inicio del sueño: el tiempo que se tarda en pasar de esta completamente despierto a dormido
  • Efectos alucinógenos

Como señala una revisión de 2015, el consumo crónico también puede tener efectos variables. El consumo crónico puede conducir a desarrollar una tolerancia a los efectos de latencia del sueño, pero no tanto a los efectos sobre el sueño REM.

Los efectos del THC y del CBD sobre el sueño

Hay muchas razones por las que el cannabis puede producir diferentes efectos sobre el sueño. Gran parte de esto puede tener que ver con el contenido de THC y CBD del cannabis consumido, así como con la dosis y si hay un consumo crónico implicado.

Un estudio más reciente que los mencionados previamente, realizado en 2004, investigó el efecto de diferentes dosis de THC en los patrones del sueño, además del efecto del THC en relación con el del CBD. A los ocho voluntarios se les administró o bien placebo, 15 mg de THC, 5 mg de THC con 5 mg de CBD, o 15 mg de THC con 15mg de CBD mediante un espray bucal.

Se monitorizó a los participantes utilizando equipos para realizar electroencefalogramas (EEG). Este estudio concluyó que la dosis de 15 mg de THC sin CBD no tenía ningún efecto perceptible sobre el sueño nocturno, pero a la mañana siguiente, los sujetos informaban de un aumento del letargo y la somnolencia, cambios de humor y problemas de memoria.

La administración combinada de 5mg de THC y CBD provocaba una disminución en la fase 3 del sueño, y la dosis de 15 mg de ambos en combinación aumentaba la sensación de vigilia y el estado de alerta en los participantes. Esto indica que el THC tiene cierto efecto sedante que es contrarrestado por el CBD, ya que los participantes que tomaron la dosis de 15 mg de THC/CBD experimentaron una mayor actividad durante el sueño y además no sufrieron los efectos sedantes del THC la mañana siguiente.

Aunque este estudio en concreto no tuvo en cuenta ni el incremento del sueño profundo ni la disminución del sueño REM después de la administración de THC solo (como en el estudio de 1975), se ha confirmado en otros estudios que este es el caso. Además, el THC parece facilitar la somnolencia inicial y acelerar el proceso de quedarse dormido, aunque no está claro cómo funciona exactamente este mecanismo.

¿Cómo se produce este fenómeno?

El proceso de quedarse dormido, y la progresión de las fases en un ciclo, viene determinado por las interacciones complejas entre los neurotransmisores del cerebro. El neurotransmisor inhibidor primario del ácido gamma-aminobutírico (GABA) participa de manera esencial en los procesos del sueño y se ha demostrado que la activación de los receptores GABA puede ayudar a inducir el sueño. Por lo tanto, muchos de los medicamentos para dormir de hoy en día se dirigen a estos receptores.

Todo esto es importante, ya que se ha demostrado que el sistema endocannabinoide está estrechamente relacionado con el sistema de señalización GABA, y se ha demostrado que el endocannabinoide 2-araquidonoil glicerol (2-AG) activa directamente los receptores GABA. Es posible que el cannabis ejerza su efecto inicial sobre la somnolencia a través de este mecanismo.

¿Puede ayudar el cannabis a tratar el insomnio?

No hay suficientes datos concretos sobre el uso de cannabis para el insomnio. Sin embargo, la investigación indica que el CBD puede proporcionar muy bien ayuda terapéutica (pero probablemente no el THC). También existe la preocupación entre algunos de que el consumo a largo plazo puede generar problemas nuevos de sueño debido a la dependencia o la abstinencia. Por ahora, probablemente el cannabis debería limitarse a ayudar con los problemas ocasionales del sueño y no como una cura para los problemas crónicos del sueño o de insomnio.

El consumo de cannabis y los sueños

El sueño REM es el fase del sueño en la que se producen los sueños. También se conoce como sueño paradójico, ya que implica un alto nivel de actividad neuronal, casi comparable a los niveles de la vigilia, junto con un nivel de actividad física drásticamente reducido. De hecho, la mayoría de los músculos están paralizados durante el sueño REM, en un fenómeno que se cree está relacionado con la inmovilidad tónica presentada por muchas especies de presas en presencia de ciertos depredadores.

En los animales, esta inmovilidad tónica puede causar la aparición de falta de vida, lo que aleja a los depredadores no interesados en la carroña. En los seres humanos, puede ser que esta parálisis durante el sueño cumpla un papel similar, evitando que suframos sonambulismo en situaciones potencialmente peligrosas como consecuencia de sueños intensos o vívidos.

Los consumidores de cannabis de todo el mundo describen que, con el consumo regular, la experiencia subjetiva de los sueños se reduce o desaparece totalmente, y que dejar de consumir cannabis hace que se reanuden los sueños con gran intensidad. Parece que la reducción del sueño REM causada por el THC se encuentra detrás este fenómeno. Asegurarte de que la variedad de cannabis que elijas contiene niveles comparables de CBD y THC puede en cierto modo anular este fenómeno.

¿Qué variedades de cannabis son mejores para dormir?

Encontrar la mejor variedad para ayudar a facilitar un mejor sueño probablemente requerirá algo de prueba y error, ya que hay muchos factores que tener en cuenta y el cannabis siempre tendrá efectos diferentes en una persona que en otra. Sin embargo, aquí van algunos consejos en los que generalmente se coincide:

  • Las variedades índica normalmente se consideran mejores que las sativas si el resultado deseado es dormir mejor.
  • Especialmente si la ansiedad está causando el problema de sueño, elige una variedad con un contenido de THC no demasiado alto, o al menos una con abundante CBD para contrarrestarlo.
  • Opta por cannabis que tenga ya un tiempo y que haya tenido la oportunidad de secarse y convertir parte del contenido de THC en CBN
  • Mientras que fumar o vaporizar cannabis suelen producir un efecto más rápido, el consumo de comestibles suele tener efectos más duraderos
  • Disclaimer:
    Este artículo no tiene la intención de sustituir el consejo, diagnóstico y tratamiento médicos profesionales. Siempre hay que consultar a un médico u otro profesional médico titulado. No hay que retrasar la búsqueda de asistencia médica ni ignorar el consejo médico debido a algo que se haya leído en esta página web.

Comments

2 comentarios en “¿Cómo Afecta el Cannabis al Sueño?”

  1. Ivan Echegaray

    Interesante, sobre todo el final, sinceramente hace años que no creo soñar o acordarme de mis suños, este punto parece ajustarse desde las fechas que comenzó a consumir canabis. Lo del CDB recién estoy leyendo y al parecer es importante, se agradece la nota

  2. Pues yo llevo 8 meses o así fumando cannabis, suelo fumar hachís. Y cuando fumo y luego me duermo, soy capaz de recordar por lo menos un sueño o parte de el, y he notado que desde que consumo tengo sueños mas raros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor y revisor

  • Profile-image

    Sensi Seeds

    El equipo editorial de Sensi Seeds incluye botánicos, expertos médicos y legales, además de activistas de renombre como el Dr. Lester Grinspoon, Micha Knodt, Robert Connell Clarke, Maurice Veldman, Sebastian Marincolo, James Burton y Seshata.
    Más sobre este autor
  • Sanjai_Sinha

    Sanjai Sinha

    El Dr. Sanjai Sinha forma parte del personal docente de la facultad de medicina Centro Médico Weill Cornell en Nueva York. Se dedica a atender a pacientes, enseñar a los residentes y estudiantes de medicina, y a realizar trabajos de investigación sobre los servicios sanitarios. Es un apasionado de la educación y formación de pacientes y de la práctica clínica basada en la evidencia. Su gran interés en la revisión de casos médicos proviene de estas pasiones.
    Más sobre este revisor
Ir arriba