by Miranda on 30/04/2018 | Noticias de Sensi Seeds

Las Mujeres Que Siembran Hoy el Futuro del Cannabis

mujeres cannábicas Aunque el mundo del cannabis se feminiza cada vez más, la brecha de género sigue abierta. A las mujeres nos queda mucho por conseguir en la igualdad de género también en este sector. Para acabar con los estigmas y estereotipos sexistas, las mujeres se unen reclamando su sitio en la escena cannábica. Las mujeres cannábicas siembran hoy el futuro del cannabis.


La brecha de género: una herida que no se cierra

A las mujeres no nos faltan motivos para la movilización, ni reivindicaciones que hacer, hasta que el camino hacia la igualdad entre hombres y mujeres se haya recorrido entero y completado. La brecha de genero parece ser una herida que no se cierra; ha cicatrizado un poco, pero el tejido no ha sanado. En pleno siglo XXI, las previsiones no son muy halagüeñas.

Según datos del Foro Económico Mundial, tendrán que pasar otros cien años más, por lo menos, hasta que las mujeres podamos disfrutar de plena igualdad con los hombres en el ámbito laboral, en el político, en lo que respecta al acceso a la educación, en el mundo deportivo, etc. – por no mencionar algo tan trivial como el reparto de las tareas domésticas.

El pasado jueves 8 de marzo – día en el que se celebra cada año el día Internacional de la Mujer – el mundo se paró de algún modo. Porque las mujeres salieron a la calle a denunciar todo esto durante una jornada reivindicativa muy especial. La movilizaciones y manifestaciones de este año han adquirido una dimensión global aún mayor debido a movimientos como el #Metoo, que demuestran que la lacra del machismo sigue latente en todos los países, desarrollados o no, y en todas las esferas sociales.

La discriminación de la mujer supone que se está tratando de forma desigual a algo más de la mitad de la sociedad. Una desigualdad por razones de género que pueden sufrir todas las mujeres: con formación o sin ella, independientemente de su edad o procedencia, de si consumen cannabis o no. Por eso, cada vez se movilizan más mujeres que pertenecen a ámbitos muy diferentes para llamar la atención y denunciar su situación particular. Y el sector femenino del cannabis no es una excepción.

Mujeres y Cannabis: Protagonistas del Museo del Cannabis de Barcelona

Aprovechando la celebración de Spannabis Barcelona 2018 y la del día Internacional de la Mujer, el Hash Marihuana and Hemp Museum de Barcelona, de la mano de su gerente Ana Rodríguez, organizó un bonito evento para sumarse a las reivindicaciones y seguir dando visibilidad al colectivo femenino y feminista del sector cannábico nacional e internacional.

En una fecha tan señalada, en la que el protagonismo de las mujeres y de la planta resultaba indiscutible, qué mejor que organizar un encuentro en el que rendir homenaje a la relación de la mujer con la planta desde diferentes ámbitos del activismo y a lo largo de la historia.

Junto con numerosos compañeros del cannabis del sexo opuesto, el evento congregó a un buen número de mujeres cannábicas y profesionales del sector. Allí se dieron cita, entre otras, Patty Amiguet, activista antiprohibicionista de La Rosa Verda (ley catalana CSC), presidenta de Pachamama (CSC) y miembro activo de la CatFac; Ana Afuera de ENCOD y La Maca (CSC); Mila Jansen, activista internacional y fundadora de la empresa Pollinator; Michka Seeliger-Chatelain, la Gran Dama del Cannabis… y muchas más mujeres que trabajan cada día para reivindicar dos cosas: el lugar que le corresponde a la planta y su propio papel en el mundo del cannabis.

Las Mujeres Que Siembran Hoy el Futuro del Cannabis

Las mujeres cannábicas siguen reclamando su sitio en España y en el resto del mundo. Como muy bien explica REMA, la Red Estatal de Mujeres Antiprohibicionistas en el Ámbito de las Drogas: “Somos. Existimos. Queremos incidir. Queremos participar, visualizarnos y aportar para transformar.” Porque la mitad de la sociedad no puede prescindir de la otra mitad.

Mujeres cannábicas: estigmas y estereotipos

Aunque el mundo del cannabis se sigue feminizando, a las mujeres aún nos queda mucho por conseguir en lo que respecta a la igualdad de género en este sector. Sigue habiendo muchas actitudes, dentro y fuera de la propia industria, que cambiar basadas en ideas anticuadas y machistas aplicadas al cannabis: como que no es cosa de “chicas”, que no entendemos tanto de la materia como los hombres, y si además tienes hijos, te tachan de mala madre.

Durante décadas, tanto la cultura popular global del cannabis como buena parte del sector cannábico han marginado, e incluso se han olvidado de las mujeres consumidoras de cannabis. Por desgracia, el enfoque sexista adoptado por parte de la industria del cannabis no es más que el reflejo de una realidad a la que las mujeres se enfrentan todos los días en muchos otros ámbitos. En demasiadas ocasiones parece que no contamos mucho más que para decorar el escenario e intentar atraer a un público que, supuestamente, es mayoritariamente masculino.

No es de extrañar que, por lo general, las mujeres que consumen cannabis se sientan estigmatizadas a pesar de todos los avances que se han producido con el impulso que ha tomado el movimiento de la legalización a nivel mundial. Siempre tenemos que demostrar más, en todo, y en el sector del cannabis también.

Mucho más que una cara bonita

Tenemos que justificarnos ante la sociedad y dar explicaciones a los que nos rodean por formar parte de la industria de la marihuana (¡oh, la planta prohibida, esa droga!). Tenemos que esforzarnos el doble para demostrar que sabemos lo mismo, o más, de cannabis que cualquier hombre y que no estamos ahí por nuestra cara bonita. Y siempre por culpa de los mismos viejos estereotipos basados en el género que las mujeres sufren cada día en todo el mundo y en todos los sectores.

No hay duda de que el mundo del cannabis está evolucionando y se está feminizando. Cada día hay más mujeres comprometidas y dedicadas trabajando en la industria del cannabis. Por ejemplo, a día de hoy, en EE.UU. las mujeres ya ocupan más puestos ejecutivos en dicha industria que en cualquier otra.

Cada vez hay más figuras femeninas visibles dentro de la escena cannábica tanto en Norteamérica como Sudamérica o en Europa. Las mujeres hemos demostrado que somos activistas discretas y consumidoras de cannabis serias y cuantificables, y la industria se ha dado cuenta de lo mucho que nos necesita.

En un futuro no muy lejano

Las Mujeres Que Siembran Hoy el Futuro del Cannabis

Aunque los estereotipos femeninos han evolucionado, todavía nos quedan muchos obstáculos y barreras que superar para acabar con la brecha de género. Pero las mujeres no nos rendimos; no nos dejamos desanimar por el machismo imperante.

Los tiempos están cambiando y, hoy en día, los consumidores de cannabis son de todo tipo: procedencia, edad, género… Disponemos de informes que dicen que actualmente hay más consumidoras de cannabis mujeres que hombres, en países como los Estados Unidos, donde importantes personalidades públicas femeninas han logrado grandes progresos en lo que respecta a cómo se ve a las mujeres en la industria cannábica hoy.

Con el fin de acabar con los estigmas sexistas que sufren, incluso allí donde el cannabis es legal, las mujeres han dado un gran paso al frente y se han unido con el propósito de

acabar con la brecha de género en el mundo del cannabis. En todo el mundo, han surgido redes y organizaciones de mujeres que trabajan para empoderarse y reivindicar su participación en igualdad de condiciones en la industria del cannabis.

Las mujeres de las que hablamos son madres, hijas, hermanas, abuelas… mujeres con profesiones muy dispares, con diferentes estilos de vida, creencias, pensamientos, inquietudes. Pero todas comparten los mismos objetivos: promover el derecho al acceso al cannabis medicinal y recreativo; apoyar públicamente el consumo y la regulación responsable del cannabis; y trabajar para conseguir la reforma de las políticas de drogas nacionales e internacionales relativas al cannabis, para seguir contribuyendo a su normalización.

Sembrar hoy para recoger mañana

El cannabis es hoy en día una de las industrias más lucrativas del mundo y ya mueve miles de millones. No cabe duda de que va a seguir convirtiéndose en un fenómeno cada vez más generalizado a medida que más países siguen legalizando y el sector crece a nivel mundial.

La industria siempre va a necesitar a las mujeres, las necesita ya, hoy. Porque, por supuesto, las mujeres consumimos y cultivamos. Hemos estado, estamos y estaremos al lado de la planta. Nos merecemos estar representadas y recibir el apoyo de la industria.

Tenemos derecho a salir del armario del cannabis – en el que, entre otras cosas, nos ha metido la prohibición – y a reivindicar que ya es hora de acabar con los estigmas sexistas para que podamos aportar de verdad y libremente al sector mucho más que nuestra cara bonita.

Si de verdad vamos a tener que esperar 100 años más para conseguir la igualdad, quizás deberíamos parar el mundo mucho más a menudo para acelerar el proceso y recoger los frutos de la cosecha lo antes posible.

Sección de comentarios

¿Tienes una opinión? Háznosla saber dejando un comentario

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?
Read More
Read More
Read More
Read More
Read More
Read More
Read More
Read More
Read More
Read More