Por qué te hace reír la marihuana y las mejores variedades para tener risa floja

Los mecanismos que hay detrás de la risa en su mayoría siguen siendo un misterio para científicos y médicos. ¡Pero sabemos por nuestra experiencia y por la historia de muchos consumidores de marihuana que una de las mejores maneras y más rápidas de provocar la risa es consumiendo marihuana! ¿Podría ser que este divertido «efecto secundario» de la marihuana fuese una de sus mejores propiedades terapéuticas?

La marihuana es conocida por provocar risas incontrolables o «ataques de risa floja » en los consumidores. De hecho, incluso la famosa película de1936 film Reefer Madness afirmaba que el primer síntoma de la intoxicación de marihuana era una «era una risa repentina, violenta e incontrolable». Decenas de investigaciones han observado este efecto, pero las razones siguen sin estar claras.

En general, el estudio de la risa se ha centrado más en los aspectos psicólogos que en los biológicos. La psicología de la risa podríamos decir que es un misterio, y se suele explicar en términos psicológicos. Mientras los médicos y los científicos observan una respuesta psicológica a la risa (como una curación física), el acto biológico o los mecanismos neurológicos detrás de la propia risa son mucho más desconocidos.

En cualquier caso, a menudo la risa se ve como un «efecto secundario» de la marihuana, aunque sea agradable. Se suele pasar por alto que es una calidad terapéutica, aunque todos estemos de acuerdo en que «la risa es la mejor medicina», ¿no? ¿Por qué el mundo de la medicina de la marihuana no acepta este «efecto secundario» como una calidad terapéutica, algo que es tan vital para curar como cualquier otro proceso biomédico?

Por qué es tan importante el estudio de la risa

Muchas sustancias narcóticas pueden provocar cambios de humor en los consumidores, como el alcohol, varios alucinógenos y opiáceos. Los cambios «positivos» del estado de ánimo suelen comportar sentimientos de gran alegría, placer y exaltación, y unas inmensas ganas de reír. Históricamente, muchas de las decenas de investigaciones que observan el fenómeno, simplemente, han mencionado su existencia sin explorar los mecanismos implicados en mucha profundidad.

Sin embargo, ahora que nuestro enfoque para entender los procesos psicológicos ha madurado un poco, los investigadores están prestando mucha más atención a los mecanismos que explican la risa cuando los humanos consumen drogas. Un tema de especial interés reside en el potencial de las drogas psicoactivas a mejorar el estado de ánimo, y es especialmente relevante en el estudio y el tratamiento de la depresión y otras alteraciones emocionales.

Si comprendemos de una forma más completa cómo funciona la conciencia humana, en última instancia, estos conocimientos nos permitirán tratar los trastornos del estado de ánimo en su origen. Esto en comparación con el actual paradigma biomédico, con tratamientos temporales para los signos y síntomas pero sin abordar la causa subyacente.

Un ejemplo de este nuevo enfoque es la reciente publicidad reciente sobre la depresión y su posible base en la inflamación. Los estudios preliminares han descubierto que el tratamiento de la causa subyacente, la inflamación, hace que los síntomas de depresión se reduzcan, o incluso desaparezcan. La risa también puede ser útil en el tratamiento de personas con enfermedades o lesiones físicas, ya que se ha demostrado que disminuye las sensaciones de estrés y dolor.

La risa es un componente evolutivo del ser humano. Es tan imprescindible para la expresión humana que la gente lo hace de un modo completamente inconsciente (no intencionadamente). Es tan espontáneo como respirar, pensar o ir al lavabo. Se puede afirmar que estudiar la risa humana puede esclarecer todos los tipos de procesos neurológicos y psicológicos, y esto lleva a la medicina, en la manera de entender las enfermedades emocionales como la depresión o la ansiedad.

¿Cómo se produce la risa, de forma natural, en las personas?

El estudio de la risa en las personas se conoce como gelotología, de la palabra griega gelos, que significa risa. En general, todo el mundo sabe que la risa se produce como respuesta a determinados estímulos internos o externos, como cosquillas, chistes, o pensamientos humorísticos.

La risa es un aspecto fundamental de la interacción social humana (y también la de nuestros primos primates más cercanos), y puede actuar como retroalimentación positiva o negativa en situaciones sociales. Por ejemplo, un grupo de gente que se ríe de una broma, hecha por alguno de sus miembros, actúa como retroalimentación positiva, mientras que mofarse de un error social, cometido por un miembro del grupo, actúa como retroalimentación negativa.

Se cree la área del cerebro que controla la respuesta de la risa en los seres humanos es la corteza prefrontal ventromedial, que se encuentra en la base de la corteza prefrontal y que produce endorfinas. Las endorfinas son substancias como morfina endógena y las produce el cerebro. Estas sustancias químicas provocan sentimientos de euforia e inhiben el dolor. La corteza prefrontal ventromedial forma parte del «sistema límbico», que se considera que es el centro de todas las respuestas emocionales humanas. Se ha demostrado que la risa desencadena la liberación de endorfinas, que a su vez aumentan el bienestar subjetivo, además de la resistencia al dolor.

Otras partes del sistema límbico, por ejemplo, ,la amígdala, el tálamo, el hipotálamo y el hipocampo, participan en la respuesta de la risa. Las partes del sistema límbico (conocido también como el cerebro reptiliano o reptílico) que intervienen en la risa controlan la respuesta emocional natural a un estímulo humorístico.

La corteza prefrontal ventromedial media los aspectos de la conciencia superior de la respuesta de la risa, tales como la supresión de la risa si el entorno es inapropiado. El hipotálamo participa, especialmente, en la expresión de la risa ruidosa e incontrolable, como la que se suele observar en los consumidores de marihuana.

¿Cómo afecta la marihuana a este proceso natural?

Se ha observado que la marihuana aumenta la expresión de la risa y los sentimientos de júbilo, euforia y bienestar. En cambio, se reducen las expresiones de ira y hostilidad. La posible excepción es el sarcasmo, que aumenta tras el consumo de marihuana.

El mecanismo a través del cual la marihuana provoca risa en el consumidor no se entiende completamente. Los receptores cannabinoides se encuentran en altas densidades en la corteza prefrontal, y también están presentes en todo el sistema límbico (aunque en diferentes densidades).

Curiosamente, un estudio sobre la epilepsia gelástica (un tipo de epilepsia que se caracteriza por la risa incontrolada) realizado en 1933, investigaba dos personas con epilepsia del lóbulo temporal. Cuando se las estimulaba eléctricamente, padecían crisis parciales complejas, experimentando risas y un sentimiento de alegría.

Las partes concretas que se estimulaban eran el giro fusiforme (parte del lóbulo temporal basal) y la circunvalación del hipocampo (la región del sistema límbico que rodea el hipocampo, también parte del lóbulo temporal). Asimismo, se sabe que el lóbulo temporal proporciona información a la corteza ventromedial y al hipotálamo, y su región basal también contiene el hipocampo y la amígdala.

Debido al parecido de la expresión de la risa en estas personas y en los consumidores de marihuana, los autores de un análisis realizado en 1996 sobre la marihuana y sus efectos en el humor y la risa concluyeron que un mecanismo similar debía estar en marcha. Su hipótesis era que la risa efusiva en los consumidores de marihuana se debía a la estimulación del lóbulo temporal basal.

El lóbulo temporal, la epilepsia y la marihuana

Parece que el vínculo existente entre el consumo de marihuana y la epilepsia del lóbulo temporal es profundo.

Las personas que sufren epilepsia del lóbulo temporal suele describir una sensación de «ensoñación e ensimismamiento, durante la cual los límites del yo se disuelven, para ser reemplazado por un sentimiento de pertenencia cósmica» (ver el enlace anterior). Es muy similar al estado mental que suelen describir los consumidores de marihuana. A pesar del hecho de que la marihuana, al parecer, pueda crear un estado mental muy similar al experimentado por los epilépticos del lóbulo temporal, existen fuertes indicios de que el consumo de cannabinoides pueda ayudar a gestionar la severidad y frecuencia de las crisis que experimentan.

La teoría de la violación benigna del humor

El Dr. Peter McGraw, un científico del comportamiento, profesor asociado de marketing y piscología, y coautor del libro «El código del humor» plantea que se deben cumplir tres condiciones para que se produzca el humor:

  1. En primer lugar, nuestros cerebros deben procesar una situación como una violación, cualquier cosa que altere nuestra idea de cómo debería ser el mundo, el mensaje de «algo parece estar mal».
  2. En segundo lugar, la violación debe percibirse como benigna. Puede ser porque sucediera hace mucho tiempo; o que le pasara a otra persona; o (y lo más relevante para la investigación de la marihuana y la risa) «simplemente porque no parece real».
  3. Por último, y lo más importante, ambas evaluaciones deben ocurrir simultáneamente. Esta es la teoría de la violación benigna.

La importancia de la propia percepción también explica por qué algunas personas tienen un sentido del humor cruel, y se reirán del racismo, el sexismo, se burlarán de la minusvalidez, etc. La violación se percibe como benigna porque la persona no sufre a nivel personal (por ejemplo, ellos no tienen una minusvalidez). La teoría benigna de la violación, en parte, explica cómo pueden surgir diferentes sentidos del humor en diferentes personas.

Una de las experiencias subjetivas y habituales del consumo de la marihuana es que ayuda al consumidor a ver las absurdidades del día a día. Esto también está en consonancia con la teoría benigna de la violación, ya que algo que básicamente le pasa a todo el mundo, visto así es benigno. Y, muy a menudo, observar la absurdidad hace que la persona no controle la risa floja.

 El descubrimiento de lo absurdo no es nuevo, en absoluto. En el año 79 EC, Plinio el Viejo ya había escrito sobre la marihuana: «Si se toma con mirra y vino, toda clase de fantasmas acosan la mente, causando risas que persisten hasta que los frutos de las piñas se toman con pimienta y miel en vino de palma». Se refería al cannabis como «gelotophyllis», que literalmente se traduce del latín como «hojas de la risa».

Risa, humanos y compañerismo

Por lo general, los humanos son seres sociales, y la mayoría de los comportamientos humanos provienen de contextos sociales, entornos y educación. La risa no es diferente. Sophie Scott, neurocientífica y humorista, lo describe como «no solo emitimos [risas] para demostrar a los demás que nos caemos bien, lo hacemos para sentirnos mejor juntos”.

Además la risa es contagiosa. Tenemos 30 veces más de probabilidades de reinos en compañía que solos. Este fenómeno social lo han demostrado varios estudios, y es la razón por la que se usan risas enlatadas en las comedias de televisión. Incluso si la estás viendo solo, hay un estímulo adicional para reírte.

Reír, al igual que compartir una comida, es una experiencia que los humanos prefieren compartir en vez de hacerlo solos. Esto también explica por qué los consumidores de marihuana prefieren consumir juntos la marihuana, en un contexto social o en un círculo concreto.

Claramente, el complejo conjunto de relaciones entre varias áreas importantes del cerebro relacionadas con la reacción de reír requiere más investigación, ya que nuestra comprensión actual del proceso está en una fase inicial. Sin embargo, cuánta más investigación se haga sobre las propiedades de los cannabinoides y de las substancias relacionadas, más pronto tendremos una comprensión más profunda de las complejidades de las funciones del cerebro humano. Más tarde, esto nos permitirá implementar terapias nuevas y perfeccionadas para tratar los trastornos del humor.

Las mejores 5 variedades para la risa tonta

La risa se añade a la larga lista de los fenómenos sociales de las personas que la ciencia no ha podido dar con el quid de la cuestión. Para muchos consumidores de marihuana, el «por qué» no es tan importante como el «cómo». Para efectos prácticos, los consumidores saben exactamente cómo. Simplemente come un brownie de chocolate, o fuma un porro de una de estas mejores variedades para tener risa floja.

1.      Laughing Buddha

Esta variedad se llama Laughing Buddha por un motivo. En 2003 ganó la Cannabis Cup champion. Tiene un promedio de contenido de THC del 23%, y da los efectos energéticos, inspiradores y felices típicos de las variedades de sativa.

2.      Purple Monkey Balls

Si el nombre de la variedad no te hace reír, seguro que lo harás cuando te fumes la Purple Monkey Balls. Seguramente, recibió este nombre por alguna idea absurda de las que sueles pensar cuando estás bajo los efectos de esta variedad. También tiene cogollos morados protuberantes, que seguramente tienen que ver algo con el nombre de esta variedad.

3.      Hindu Kush

Prácticamente todas las variedades de genética Kush te van a dar risa tonta, está garantizado. Kush proviene de la cadena montañosa Kush en Pakistán, ¡donde los inviernos fríos justifican la risa tonta para estar calentito!

4.      Chemdawg

Chemdawg es venerado por la comunidad de cannabis por ser una variedad potente que casi siempre termina con ataques de risa. Es conocida porque genera aquellos momentos de «me meo de risa», y literalmente. Que conste que solo es una advertencia para todos los que consumen Chemdawg para morirse de risa.

5.      White Diesel

Las variedades diesel tienen el típico olor de gasolina que casi todo el mundo asocia con la marihuana potente. La White Diesel tiene un buen recubrimiento de tricomas, lo que la hace más fuerte. Es el tipo de variedad sativa que te sube rápido y cerebralmente, sacando a la luz todas las ideas curiosas y preciosas que normalmente acompañan unas buenas risas.

¡Haznos saber a través de los comentarios si tienes variedades favoritas que te dan risa floja! Nos encantaría saber de ti.

  • Disclaimer:
    Las leyes y regulaciones referentes al consumo del cannabis difieren de un país a otro. Por lo tanto, Sensi Seeds recomienda encarecidamente que revise las leyes y regulaciones locales. No se debe actuar en contra de la ley.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor y revisor

  • Profile-image

    Sensi Seeds

    El equipo editorial de Sensi Seeds incluye botánicos, expertos médicos y legales, además de activistas de renombre como el Dr. Lester Grinspoon, Micha Knodt, Robert Connell Clarke, Maurice Veldman, Sebastian Marincolo, James Burton y Seshata.
    Más sobre este autor
  • Sanjai_Sinha

    Sanjai Sinha

    El Dr. Sanjai Sinha forma parte del personal docente de la facultad de medicina Centro Médico Weill Cornell en Nueva York. Se dedica a atender a pacientes, enseñar a los residentes y estudiantes de medicina, y a realizar trabajos de investigación sobre los servicios sanitarios. Es un apasionado de la educación y formación de pacientes y de la práctica clínica basada en la evidencia. Su gran interés en la revisión de casos médicos proviene de estas pasiones.
    Más sobre este revisor
Ir arriba