La Skunk #1 y el cultivo de la Skunk #1 automática

Cuando sale al mercado una versión feminizada y autofloreciente de una variedad legendaria como la Skunk #1, el listón está muy alto. Ellis D. llevó a cabo un experimento de cultivo en interior con la Skunk #1 automática para compararla con la original en términos de calidad. Presentamos datos destacados sobre la variedad y los resultados de la prueba.

La designación «Skunk» suele emplearse para referirse a distintas variedades de cannabis sumamente potentes, hecho que hace honor a la intensidad y calidad de la Skunk #1®.

Esta legendaria variedad, nacida a finales de los 60 y principios de los 70 en California, fue el motor que espoleó el cultivo moderno de cannabis con luz artificial y en invernaderos, el cual dio pie a la industria agrícola y al sector de los coffeeshops holandeses que empezaron a prosperar a mediados de los 80.

Uno de los pioneros de la Skunk holandesa fue Ben Dronkers, fundador de Sensi Seeds. Su Sensi Seeds Club, también conocido como Sensi Connoisseurs Club y que más tarde se transformó en Sensi Seeds Bank para ser hoy en día sencillamente Sensi Seeds, contribuyó enormemente a la diseminación de las genéticas de la Skunk en todo el país.

La Skunk #1, mezcla de Afghani al 25 %, Mexican Acapulco Gold al 25 % y Colombian Gold al 50 %, fue uno de los primeros cruces puros y pasó a ser la planta que más suele utilizarse para crear nuevas variedades en todo el mundo.

La aparición de Skunk #1® revolucionó el mundo del cannabis. Cuatro décadas más tarde, su extrema potencia y su magnífico genotipo siguen a la cabeza y han inspirado la creación de numerosos híbridos.

Cultivo de la Skunk #1® de Sensi Seeds

La Skunk #1® es predominantemente una índica queen que produce abundantes cosechas no solo con rapidez, sino también con estilo. Gracias a la fantástica estabilidad de esta variedad, las semillas Skunk #1® le darán unas plantas de asombrosa resistencia con unos rasgos de índica robustos y notorios . ¡Además, da un estirón alucinante!

La estabilidad es la propiedad que le ha valido a la Skunk #1® los halagos de todos los cultivadores y lo que la dota de una impresionante capacidad de superar cualquier obstáculo que se le presente por delante. Resulta ideal para quienes no tengan una dilatada experiencia con el cannabis y decidan ir a lo seguro.

Cultivo de la Skunk #1® de Sensi Seeds

La Skunk #1® sabe, ¡sorpresa, sorpresa!, a Skunk, pero no como a cualquier Skunk, sino como a la auténtica, la genuina, la de la vieja escuela. Su potente aroma evoca al instante el sabor característico de esta variedad, hasta tal punto que los cogollos ya delatan su intensidad antes de probarla.

El sabor de la Skunk no es el único que se degusta con la Skunk #1. Su aspecto se ve deliciosamente realzado por unas pinceladas terrosas, pero son los toques de dulzor los que culminan la perfección de su sabor.

Y, por supuesto, no se puede subestimar el subidón que provoca la Skunk #1, la cual, aunque resulte relajante, ¡también es conocida por provocar la risa! Una cosa está clara: nadie queda impasible ante ella.

Un clásico de 40 años renovado, ahora en versión rápida y autofloreciente

Cuando una variedad legendaria como la Skunk #1 se comercializa en su versión de semilla feminizada y autofloreciente, el nuevo producto tiene que mantener una vieja reputación. Los creadores de Sensi Seeds no escatimaron esfuerzos hasta dar con una versión automática digna de la leyenda forjada por una variedad galardonada como fue su planta madre.

La variedad Skunk #1 se caracteriza, entre otras cosas, por su facilidad de crecimiento y, con la creación de la Skunk #1 automática, Sensi Seeds ha continuado simplificando el cultivo de este renombrado clásico. Las variedades autoflorecientes no requieren que el cultivador preste atención a los fotoperíodos ni al sexo, sino que basta con introducir la semilla en la tierra y dejarla crecer, del primer día al último.

Aproximadamente tres semanas después de la germinación, la Skunk #1 automática empieza a florecer automáticamente. Antes de 45 o 50 días, empieza a producir unos cogollos grandes y resinosos que recuerdan a su conocida planta madre. La versión automática conserva la característica fragancia de su predecesora.

Al igual que la Skunk #1 original, la versión automática produce la misma combinación de relajación física y potenciación cerebral. La variedad Skunk #1 automática resulta ideal para el cultivo en interior, pero también rinde bien en exterior. Gracias a su rápido ciclo de vida y al hecho de que el inicio de la floración no depende de la duración del día, se pueden cultivar varias cosechas por temporada en exterior.

Ellis D. somete a ensayo la Skunk #1 automática

El maestro cultivador alemán Ellis D. realizó una prueba de cultivo en interior con la variedad Skunk #1 automática con la intención de dilucidar hasta qué punto se asemejaría a la Skunk #1 original en cuanto a calidad. Para tal efecto, plantó dos semillas que emergieron como cohetes pasados dos días y medio.

Datos del cultivo:

Variedad Skunk #1 automática
Genética Dominante índica
Ciclo vital De 65 a 68 días
Medio Tierra para macetas Compo, macetas de 11 litros
pH 6,4 – 6,7
EC 1,6 mS máx.
Luz Estado vegetativo: 1 SANlight S4W = 140 W; floración: 2 SANlight S4W = 280 W
Temperatura Día: 23-28 °C; noche: 18-20 °C
Humedad del aire 60 % (vegetativo), 40 % (floración)
Riego Manual
Fertilización Organic Bloom Liquid, de Green Buzz Liquids
Aditivos/estimulantes More Roots, Humin Säure Plus, Big Fruits y Clean Fruits, de Green Buzz Liquids
Altura De 61 a 68 cm
Rendimiento De 59 a 72 g

Con un período de iluminación diario de 20 horas durante todo el ciclo de cultivo, las dos plantas pronto mostraron un crecimiento tupido, con un nutrido número de ramas laterales fuertes y con hojas de sombra muy delgadas y oscuras. Comenzaron a florecer automáticamente en el momento aproximado que había predicho Sensi Seeds —transcurridas tres semanas—, y una de ellas incluso se adelantó unos días, presentando sus primeras preflores hembra a las dos semanas y cuatro días. El crecimiento fue homogéneo y las plantas alcanzaron alturas de 34 y 38 cm al principio de la floración.

Hacia la floración a toda mecha

Una semana después, pisaron el acelerador y cambiaron la producción de flores a la marcha más larga. A la vez que producían racimos en cantidades alucinantes, las plantas mantenían un ritmo de crecimiento notorio. Ya con el alargamiento del tallo completado, tras tres semanas floreciendo, una de las plantas mostraba un patrón de ramificación más abierto y amplio que la otra.

Con todo, Ellis D. la consideró adecuadamente compacta y fácilmente manejable y se mostró profundamente admirado por el desarrollo fulgurante de las flores de la Skunk #1 automática:

«¡Esta variedad entraña un formidable poder de floración! A las seis o siete semanas de floración, ya han aparecido numerosos cogollos de buen tamaño en muchas ramas, los cuales no tienen nada que envidiar a los de la Skunk #1 original. Es espectacular la elevada proporción de cálices con respecto a las hojas que se encuentra en estos cogollos; pocas veces he visto cogollos automáticos con una menor proporción de hojas. ¡Ojo a las hojas!

También resulta impresionante lo duros y apretados que están los cogollos; no ceden ni un milímetro al apretarlos un poco. Tienen un revestimiento de resina de una densidad que da gusto, y a la vez maravilla ver lo cortos que son los tallos de sus tricomas. Sin embargo, esto no afecta a la intensidad del sabor, ya que el THC se acumula en la cabeza, no en el tallo de los tricomas. En cuanto al aroma, dulce y sabroso, ligeramente penetrante, esta versión automática recuerda a la Skunk #1».

Un compañero de cultivo interior ideal con una abundante cosecha

La planta que empezó a florecer un poco antes también acabó la primera. A los 65 días, Ellis D. ya pudo sacar las tijeras para recoger la cosecha. Con sus 68 cm, había desarrollado una cola central enorme y un montón de preciosas colas laterales. Las copas secundarias de la planta más tupida eran igual de grandes, espesas y gruesas que la cola a la que rodeaban. ¡Digno de ver! Esta planta alcanzó una altura de 61 cm y llegó a su plena madurez a los 69 días.

Así, los dos ejemplares de Skunk #1 automática llegaron a la recta final a tiempo y, con su patrón de crecimiento menudo y compacto, resultaron ser unos compañeros ideales para el cultivo interior. Los cogollos secos, con un tupido pelo pardo anaranjado, recordaban a Ellis D. una piel de zorro.

Los cogollos pesaban entre 59 y 72 gramos, lo que para Ellis D. supuso un magnífico resultado:

«Para ser plantas automáticas, tienen unos cogollos rebosantes, extraordinarios. Los genes de la Skunk han dado sin duda lo mejor de sí». La fragancia de los cogollos secos, todavía dulce y picante, se presentaba más rica, con toques de olíbano y un componente amaderado que Ellis D. identificó como enebro.

Relax para el cuerpo y la mente, como en una larga sesión de sauna

Sentado en su sillón, Ellis D. tomó una primera calada larga de un porro Skunk #1 automático, reclinó la cabeza hacia atrás y pronto notó esa euforia tan familiar del cannabis apoderándose de su mente. Los efectos del THC pronto se manifestaron como ese subidón cerebral que, media hora más tarde, daba paso al relajante colocón integral, físico y mental, que se hacía sentir con la suavidad de la cera. El aumento del apetito también fue muy potente, y Ellis D. dijo experimentar un «hambre atroz».

Transcurrida hora y media, empezaron a disiparse los efectos, dejando tras de sí apenas una dulcísima sensación de relax, como tras haber disfrutado de una larga sesión de sauna. Ellis D. narra su experiencia:

«Este cannabis es fuerte de verdad, no cabe duda de que en él está presente la poderosa herencia de la Skunk #1. La versión automática produce un humo suave, dulce y equilibrado con un picorcillo apetecible que perdura en el paladar. ¡Bien por esta variedad, que hace honor a su renombrada progenitora, la Skunk #1! Ciertamente, los cultivadores de Sensi la han convertido con éxito en una versión autofloreciente. Dotada con una caja de cambios de floración automática de última generación y situada en los primeros puestos de la clasificación herbal, ¡la Skunk #1 automática ha salido pitando de la cochera de Sensi Seeds donde maduraba y ya está en el carril rápido!».

Green Born Identity (GBI)

  • Disclaimer:
    Las leyes y regulaciones relativas al cultivo de cannabis difieren de un país a otro. Por lo tanto, Sensi Seeds recomienda encarecidamente que se revisen las leyes y regulaciones locales. No se debe actuar en contra de la ley.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor

  • Profile-image

    Sensi Seeds

    El equipo editorial de Sensi Seeds incluye botánicos, expertos médicos y legales, además de activistas de renombre como el Dr. Lester Grinspoon, Micha Knodt, Robert Connell Clarke, Maurice Veldman, Sebastian Marincolo, James Burton y Seshata.
    Más sobre este autor
Ir arriba