by Seshata on 11/02/2013 | Medicinal

Cannabis en el Tratamiento del Glaucoma

El 16-01-2019 actualizamos este artículo.

×

Glaucoma El glaucoma es la principal causa de ceguera irreversible en el mundo. Desde los años 70, se sabe que el cannabis es un tratamiento efectivo, pero la preocupación por los efectos secundarios ha hecho que la comunidad médica sea reacia a apoyarlo. Este artículo compara el cannabis con los tratamientos convencionales, y anticipa terapias nuevas y mejores a base de cannabinoides.


¿Qué Es el Glaucoma?

El glaucoma afecta a 70 millones de personas en todo el mundo, de las que el 10% están completamente ciegas. Esta afección virulenta puede permanecer asintomática hasta que se encuentra en una fase muy avanzada, por lo que es probable que los 70 millones de pacientes representen la punta de un iceberg de glaucoma no diagnosticado. La enfermedad es más prevalente en las personas mayores, personas de ascendencia africana y personas con antecedentes familiares de glaucoma (1).

Cannabis y cannabinoides en el tratamiento del glaucoma

El glaucoma generalmente se asocia con la presión alta en el ojo o presión intraocular (PIO). Esta presión puede causar estrés y tensión en los componentes del ojo, lo que lleva a la muerte de las células ganglionares de la retina, que son responsables de la transmisión de la información desde la retina hasta el cerebro. Los pacientes experimentan una pérdida de visión irreversible una vez que se corta esta conexión entre el ojo y el cerebro.

Glaucoma de Ángulo Abierto y Glaucoma de Ángulo Cerrado

Hay dos categorías de glaucoma, el glaucoma de ángulo abierto y el glaucoma de ángulo cerrado. La mayoría (80%) de los pacientes sufren el de ángulo abierto, pero es más probable que la forma menos prevalente del de ángulo cerrado conduzca a una pérdida grave de la visión.

Los glaucomas de ángulo abierto y de ángulo cerrado se relacionan con una presión alta en la parte frontal del ojo que contiene la córnea, el iris y la lente. Es normal que el ojo esté bajo presión, así es como el ojo mantiene su forma más o menos esférica y mantiene sus paredes tensas. La presión la causa un líquido que hay en el ojo llamado humor acuoso, que es como el plasma sanguíneo, pero con menos proteínas. En un ojo sano, este líquido fluye desde los bordes del ojo hacia el espacio entre el iris y la lente. Pasa a través de la pupila a un espacio entre el iris y la córnea, antes de drenarse en el borde del ojo a través de las estructuras conocidas como la red trabecular.

En el glaucoma de ángulo abierto, se vuelve más difícil que el líquido se drene a través de la red trabecular. Como el fluido sigue produciéndose a la misma velocidad, se produce un aumento de la presión.

Cannabis y cannabinoides en el tratamiento del glaucoma

En el glaucoma de ángulo cerrado, el iris se deforma, empujando hacia arriba para entrar en contacto con la córnea y actuando como una barrera física para el drenaje del fluido del ojo. De nuevo, esto conduce a un aumento de la presión. Alrededor de un tercio de los casos se clasifican como los más graves de ángulo cerrado primario. En tales casos, los pacientes pueden presentar dolor, náuseas, vómitos y distorsiones visuales.

Queda mucho por descubrir en lo que respecta al glaucoma. Está claro que la presión intraocular está relacionada con la muerte de las células ganglionares de la retina. Sin embargo, se sabe muy poco de la base biológica del glaucoma y de los factores que contribuyen a su progresión: algunas personas tienen presión alta, pero nunca desarrollan síntomas, y las personas con presiones intraoculares dentro del rango normal pueden desarrollar neuropatía óptica glaucomatosa por diferentes razones (1).

Tratamientos Convencionales para el Glaucoma

En la actualidad, la disminución de la presión intraocular es la única terapia probada para el glaucoma. Entre 1998 y 2002, varios ensayos clínicos aleatorizados importantes evaluaron el papel de las intervenciones con el fin de reducir la presión intraocular para prevenir o retrasar el desarrollo del glaucoma. Estos estudios proporcionaron pruebas claras de que la reducción de la presión intraocular retrasa la progresión, pero el tratamiento no es para nada una solución milagrosa.

Por ejemplo, en pacientes con hipertensión ocular, la aplicación de medicamentos tópicos reducía el desarrollo del glaucoma del 9,5% de los pacientes al 4,4%. En pacientes con glaucoma de ángulo abierto recién diagnosticado, el 45% presentaba una progresión de la enfermedad después del tratamiento con bloqueadores β-adrenérgicos y tratamiento con láser, en comparación con el 62% del grupo control (1).

Los tratamientos convencionales se centran exclusivamente en la disminución de la presión intraocular, a pesar de que no todos los que la padecen tienen una presión intraocular alta y algunas personas con presión intraocular alta permanecen asintomáticas. El régimen terapéutico varía según el tipo de glaucoma.

Tratamientos Para el Glaucoma de Ángulo Abierto

En el glaucoma de ángulo abierto, el tratamiento consiste en reducir la presión, lo que ralentiza la progresión de la enfermedad lo suficiente como para evitar la pérdida de la visión. Hay varias clases diferentes de medicamentos disponibles para reducir la presión. Los análogos de prostaglandinas son los más efectivos y suelen ser la primera línea de tratamiento. Para los pacientes que toleran mal los análogos de prostaglandinas, existe una gama de opciones adicionales: bloqueadores β-adrenérgicos, agonistas α-adrenérgicos, inhibidores de la anhidrasa carbónica y agonistas colinérgicos, aunque todos son menos efectivos que los análogos de prostaglandinas.

Todos los medicamentos conllevan el riesgo de efectos secundarios no deseados. Los análogos de prostaglandinas solo provocan efectos secundarios sistémicos mínimos, pero pueden causar efectos adversos locales en el lugar de aplicación del tratamiento, tales como el alargamiento y oscurecimiento de las pestañas, oscurecimiento del iris, y cambios en la pigmentación de la piel alrededor de los ojos. Hay otros medicamentos para el glaucoma, incluidos los betabloqueantes tópicos, que pueden causar efectos adversos importantes o incluso potencialmente mortales.

Cuando el tratamiento farmacológico no es eficaz en la reducción de la presión intraocular, o cuando se observan efectos secundarios graves, se pueden utilizar cirugías o tratamientos con láser. Debido a los riesgos de complicaciones inherentes a la cirugía convencional que ponen en peligro la visión, generalmente se prefiere la trabeculoplastia con láser. Este tratamiento es generalmente eficaz en la reducción de la presión intraocular, aunque los efectos desaparecen de forma gradual (1).

Tratamientos Para el Glaucoma de Ángulo Cerrado

En el ángulo cerrado, la primera opción de tratamiento es realizar un orificio en el iris utilizando la iridotomía periférica con láser. Si esto no reduce la presión, se pueden administrar tratamientos farmacológicos similares a los utilizados en el glaucoma de ángulo abierto.

El glaucoma de ángulo cerrado agudo se considera una emergencia médica debido al riesgo de pérdida de visión. En primer lugar, los medicamentos se utilizan para lograr una reducción inmediata de la presión. A continuación, se realiza una iridotomía (1).

Efecto del Cannabis en el Glaucoma

La eficacia del cannabis en la reducción de la presión intraocular es conocida, ya que se describió por primera vez en 1971 (2). El farmacólogo Prof. Manley West y su colega oftalmólogo Dr. Albert Lockhart informaron del uso de cannabis en el tratamiento del glaucoma en 1978 (3). West desarrolló unas gotas oculares a base de cannabis para el tratamiento del glaucoma y, en 1987, consiguió la aprobación para comercializarlas en Jamaica con el nombre de «Canasol». Canasol no contiene cannabinoides psicoactivos. Aunque se aprobó para su uso exclusivo en Jamaica, también se ha recetado en varios países del mundo (4).

West ha perfeccionado Canasol en Cantimol, una combinación de Canasol y del bloqueador-beta, Timolol Maleate. Los ensayos clínicos y en animales de Cantimol se han realizado en Jamaica y el medicamento estará disponible en las farmacias jamaicanas una vez que haya pasado el proceso de aprobación y de registro local (5). Al igual que Canasol, es probable que Cantimol siga siendo un secreto caribeño, ya que no hay planes de presentar el medicamento para el proceso de aprobación de la FDA, prohibitivamente costoso y requerido para comercializarlo en los EE.UU.

¿Por Qué la Comunidad Médica Se Ha Mostrado Reacia a Aceptar el Cannabis Como Tratamiento Para el Glaucoma?

El trabajo de West ha sido ampliamente ignorado por la profesión médica, en parte debido a su publicación en revistas poco conocidas y actas de congresos. En 1996, publicó una carta en el British Journal of Anesthesia, en la que llamaba la atención sobre los datos publicados que demostraban que la eficacia de Canasol era comparable a los tratamientos existentes para el glaucoma (6). Parece haber caído en oídos sordos.

De hecho, una reciente revisión del farmacólogo ocular Gary Novack (7) olvidaba por completo mencionar el uso de Canasol establecido desde hace mucho tiempo en Jamaica. Novack reconocía que el cannabis era efectivo en la reducción de la presión intraocular, pero destacaba la ausencia de evidencia científica que demuestre un efecto beneficioso en el curso de la enfermedad. Llamó la atención sobre una serie de inconvenientes potenciales: efectos secundarios psicoactivos, una acción de corta duración que podría requerir una dosificación frecuente y costosa, y la posibilidad de desarrollar tolerancia. También especuló sobre que el cannabis podría reducir el flujo de sangre a los ojos, lo que reduciría su capacidad de reducir la presión intraocular.

La principal barrera para la aceptación es la falta de estudios sobre los efectos de los cannabinoides en la presión intraocular en humanos. Una revisión reciente resumía nueve de estos estudios: hay cinco estudios de cannabis fumado, cuatro de los cuales contaron con quince o menos sujetos; dos con THC o CBD oral o sublingual, y dos con cannabinoides sintéticos (8). Hay que realizar ensayos controlados a gran escala y de primera calidad para convencer a la comunidad médica. Poner en marcha tales ensayos necesita de los bolsillos llenos de una compañía farmacéutica, y en la actualidad hay pocos incentivos para que lo hagan.

Hacia una Visión Equilibrada del Cannabis y el Glaucoma

Las contradicciones abundan en la literatura sobre el cannabis y el glaucoma. ¿Es el cannabis una terapia segura, eficaz y rentable, acorde con la experiencia de Jamaica, o está realmente plagado de efectos secundarios, es relativamente ineficaz y prohibitivamente costoso? Hay una serie de estudios que parecen contradecir la ortodoxia médica imperante.

El Tratamiento con Cannabis No Tiene Por Qué Ir Acompañado de Efectos Secundarios No Deseados

El desafío clave con el uso de gotas oftálmicas para la administración de fármacos es que la mayor parte de una dosis oftálmica falla en el objetivo y se absorbe sistémicamente. Los nuevos sistemas de administración de fármacos, como las ciclodextrinas y las microemulsiones, han permitido aplicaciones tópicas que disminuyen la presión intraocular, y pueden hacerlo en dosis suficientemente bajas para evitar la psicoactividad (9).

En un estudio en el que se administraron cannabinoides por vía sublingual (debajo de la lengua), se concluyó que una sola dosis sublingual de 5mg de Δ-9-THC reducía la PIO temporalmente y era bien tolerada por los pacientes. Curiosamente, dada la eficacia descrita del medicamento a base de cáñamo Canasol, la administración sublingual de 20mg de CBD no reducía la PIO, mientras que 40mg de CBD producían un aumento transitorio de la presión intraocular (10).

Los Usuarios Regulares No Desarrollan Tolerancia a las Propiedades del Cannabis de Disminución de la Presión

Se ha informado sobre el desarrollo de la tolerancia a las propiedades del cannabis de disminución de la presión intraocular (11). Sin embargo, tras un análisis más detallado, este era un estudio muy pequeño en el que se administraba THC oral a nueve pacientes. Aunque los pacientes experimentaron una reducción inicial de la presión intraocular, no se mantuvo a lo largo del estudio. Los autores lo atribuyen al desarrollo de tolerancia o, más probablemente, a que los sujetos simplemente dejaron de tomar el THC. Como ocurre generalmente, cuando el THC se administra de forma aislada, sin los efectos moduladores de otros cannabinoides y terpenoides, se experimentaron efectos secundarios que incluyen mareos, náuseas, ansiedad y confusión.

Cannabis y cannabinoides en el tratamiento del glaucoma

Un estudio ha comparado las características oftalmológicas de costarricenses que habían consumido cannabis durante diez años o más con los controles que no habían consumido cannabis previamente. Si se hubiera desarrollado una tolerancia significativa a las propiedades del cannabis de disminución de la presión intraocular en los consumidores de cannabis, se esperaría que los dos grupos tuvieran la misma PIO. A pesar de las entre tres y diez horas de abstinencia impuesta antes de las pruebas oftalmológicas, los consumidores de cannabis presentaron una menor presión intraocular que los no consumidores, lo que sugiere que las propiedades del cannabis de disminución de la presión intraocular seguían siendo evidentes después de diez años de uso diario (12).

¿El Tratamiento Con Cannabis Es Más Caro Que los Productos Farmacéuticos Tradicionales?

Novack afirma que el coste de tratar el glaucoma con cannabis excedería el coste de los medicamentos recetados. En 1999, el coste se estimaba en US $ 720 al año. Para calcular una cifra actualizada, Novack ha asumido que un usuario tendría que fumar 1,5 gramos de cannabis al día (3/8 de onza a la semana) para proporcionar alivio sintomático, a un precio estimado de 8.820 dólares al año (7).

En clara contraposición, se espera que Cantimol producido en Jamaica se venda por $ 250 el frasquito, en comparación con los tratamientos farmacéuticos, que oscilan entre $ 546 y $ 1.100 por frasco (5).

Orientaciones para el Futuro

Durante los últimos años, se ha demostrado la existencia de mecanismos de presión intraocular endocannabinoide y se ha descubierto la presencia de receptores CB1 dentro del ojo. Esto sugiere que los cannabinoides están implicados en la regulación de la tensión ocular normal y ha despertado un gran interés en el desarrollo de fármacos para el glaucoma a base de cannabinoides (9). La administración tópica de tales medicamentos directamente al lugar de acción debería eliminar la psicoactividad. Provisto de nuevos medicamentos, el tratamiento del glaucoma podrá ir más allá de la simple reducción de la presión intraocular que ofrecen las terapias convencionales (9), desbloqueando los siguientes mecanismos adicionales a través de los cuales se puede tratar el desarrollo del glaucoma (8):

  • Neuroprotección
  • Vasodilatación
  • Antioxidación
  • Antiinflamatorio

Las terapias nuevas mencionadas serán particularmente bienvenidas por los individuos con neuropatía óptica glaucomatosa a pesar de tener presiones intraoculares dentro del rango normal. Siempre que dichas terapias nuevas estén respaldadas por ensayos clínicos de alta calidad, parece inevitable que la profesión médica termine superando su aversión a los tratamientos del glaucoma a base de cannabinoides, y quizás incluso a base de cannabis.

Este artículo se ha actualizado con las contribuciones del científico independiente Dr Gavin Macfie, para garantizar la precisión y el rigor académico.

Referencias

  1. Weinreb RN, Aung T, Medeiros FA. The pathophysiology and treatment of glaucoma: a review. JAMA. 2014;311:1901-1911.
  2. Hepler RS, Frank IR. Marihuana smoking and intraocular pressure. JAMA. 1971;217:1392.
  3. West ME, Lockhart AB. The treatment of glaucoma using a non-psychoactive preparation of Cannabis sativa. West Indian Medical Journal. 1978;27:16-25.
  4. West M. Cannabis Derivatives (Canasol) in Glaucoma. In: Mathre ML, editor. Cannabis in Medical Practice: A Legal, Historical and Pharmacological Overview of the Therapeutic Use of Marijuana. McFarland; 1997. p. 103-111.
  5. Thompson E. Ganga in Jamaica. 2018
  6. West ME, Homi J. Cannabis as a medicine. British Journal of Anaesthesia. 1996;76:167-172.
  7. Novack GD. Cannabinoids for treatment of glaucoma. Curr Opin Ophthalmol. 2016;27:146-150.
  8. Panahi Y, Manayi A, Nikan M, Vazirian M. The arguments for and against cannabinoids application in glaucomatous retinopathy. Biomedicine & Pharmacotherapy. 2017;86:620-627.
  9. Järvinen T, Pate DW, Laine K. Cannabinoids in the treatment of glaucoma. Pharmacology & Therapeutics. 2002;95:203-220.
  10. Tomida I, Azuara-Blanco A, House H, Flint M, Pertwee RGR, PJ. Effect of sublingual application of cannabinoids on intraocular pressure: a pilot study. Journal of Glaucoma. 2006;15:349-353.
  11. Flach AJ. Delta-9-tetrahydrocannabinol (THC) in the treatment of end-stage open-angle glaucoma. Transactions of the American Ophthalmological Society. 2002;100:215-224.
  12. Dawson WW, Jimenez-Antillon, CF, Perez JM, Zeskind JA. Marijuana and vision–after ten years’ use in Costa Rica. Investigative Ophthalmology & Visual Science. 1977;16:689-699.

Sección de comentarios

Publica un comentario

Lanzar

Tengo un familiar con este problema de glaucoma, vivimos en Guadalajara, Jalisco Mexico, donde nos podrian recomenda para que acudamos a tratar con este metodo alternativo? Gracias.

23/01/2015

Diana

Hola amigo,
Lamentablemente no disponemos de esa información, pero puedes acudir a tu médico habitual para que te recomiendo lo mejor según vuestro caso y vuestras necesidades. Él podrá recomendaros la variedad que mejor se adapata a vuestro familiar, la dosis, así como el tipo de administración. Eso es importante, dado que la experiencia con cannabis es subjetiva y cada cuerpo y cada mente pueden reaccionar de forma distinta.
Para más información sobre marihuana medicinal, aquí tienes un link interesante:
https://sensiseeds.com/es/blog/sobre-sensi-seeds/sensi-seeds-y-el-cannabis-medical/como-elegir-una-variedad-de-cannabis-medicinal/
Suerte!

11/03/2015

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?
Read More
Read More
Read More
Read More
Read More