by Seshata on 04/07/2018 | Legal & Política

El Estado del Mercado Actual de las Semillas de Cannabis

Semillas de Cannabis La industria de las semillas de cannabis ha evolucionado irregularmente durante las últimas décadas, y durante su desarrollo han variado mucho los métodos y enfoques de la cría. Muchos criadores trabajan durante años para estabilizar las variedades y llevan registros minuciosos de cada generación y sus características, los resultados de cada cruce y retrocruce.


Otros pueden emplear métodos menos exigentes, lo que puede conducir a variedades menos estables o menos fiables. Esto ha sido siempre así, y la falta de transparencia total se ha agravado debido a la ilegalidad y a las políticas de la industria – la gente se puede complicar con esquejes de procedencia dudosa o no llevar registros debido a la posibilidad de ser descubiertos y arrestados, etc.

Hoy en día, el mercado mundial de las semillas de cannabis es más grande que nunca. Es difícil estimar sus dimensiones con exactitud, ya que no parece haber datos concretos disponibles. En un documento elaborado hace cinco años por la UNODC respecto al tema, ni siquiera se intentó calcular una cifra estimada de su valor, pero como el valor total de la industria del cannabis aumenta de forma espectacular año tras año, es inevitable que la industria de las semillas también esté incrementando su valor.

Semillas de cannabis
El mercado de las semillas de cannabis se ha disparado en los últimos años

 

Se han producido varios cambios destacados a lo largo de, más o menos, los últimos veinte años. A día de hoy, existen miles de nuevas variedades de semillas con un alto contenido en CBD, autoflorecientes y feminizadas, así como las típicas semillas regulares de cientos de empresas en decenas de países. Dentro de esta amplia y caótica gama demasiado variada de opciones, hay pocos referentes claros en los que el comprador puede confiar para tomar una decisión bien fundada.

En lo que respecta a algunos aspectos, el negocio de las semillas ha alcanzado un cierto nivel de madurez. En lo que se refiere a otros, todavía es una industria incipiente que evoluciona rápido.

Semillas frente a Clones en los Mercados Legales

Además, la naturaleza y la existencia de la industria de las semillas se ve cada vez más afectada, aunque no necesariamente amenazada, por la creciente importancia de la propagación o reproducción por clonación.

El uso de clones presenta varias ventajas, ventajas que atraen especialmente a las grandes operaciones de cultivo comercial, que son cada vez más frecuentes en mercados legales como el de Colorado, California o Canadá, y también en los mercados de zonas grises como España y los Países Bajos. La cosecha crece de forma uniforme, el ciclo de crecimiento general puede reducirse un poco (o por lo menos, las primeras dos o tres semanas de la vida de la planta se pueden subcontratar a otra empresa externa), puede predecirse con seguridad el rendimiento de la cosecha, y así sucesivamente.

Cuando la reproducción se realiza mediante clones, la ascendencia de la planta no afecta al resultado. La estabilidad está garantizada por el hecho de que cada clon es genéticamente idéntico, y generalmente no hay intención de producir nuevas generaciones de semillas en las operaciones comerciales de cultivo de cannabis, por lo que la previsibilidad reproductiva no es un factor a tener en cuenta.

Plántulas de cannabis bajo iluminación LED
Plántulas de cannabis bajo iluminación LED

Una vez más, es difícil de cuantificar en términos absolutos, pero cada vez hay más quejas dentro del mundo de la cría de semillas de cannabis de que la industria se está viendo invadida por técnicas cada vez menos rigurosas, tal vez como respuesta a la mentalidad de “echar polen” que la industria de la clonación fomenta.

En lugar de competir contra la creciente popularidad de los clones empleando técnicas más rigurosas, algunos productores de semillas persiguen un enfoque que inunda el mercado de semillas baratas y de baja calidad, muchas de las cuales son cruces inestables f1 o f2 que no tienen garantía de previsibilidad ni de calidad.

¿Pero Qué es Echar Polen?

«Echar polen» («Pollen chucking» en inglés), significa exactamente lo que implica, simplemente permitir que el polen de los machos se ponga en contacto con las plantas hembras de forma aleatoria y desorganizada. No hay nada intrínsecamente malo en el polen, y ha producido innumerables cruces interesantes a lo largo de los años, algunos de los cuales tienen una longevidad duradera porque se han mantenido vivos y propagado vegetativamente en forma de clones.

Sin embargo, existe una diferencia fundamental entre echar polen y los programas de cría rigurosos y organizados con un resultado final en mente. De nuevo, esto no quiere decir que ninguno de los enfoques sea mejor que el otro. Pero para crear un programa de cría con el fin de conseguir cultivares estables y predecibles, este último enfoque es el camino a seguir.

Según otra definición, «echar polen o polen chucking» es sencillamente una polinización libre, y si el planteamiento se mantiene a lo largo de generaciones sucesivas, la población resultante podría terminar siendo más como una variedad clásica o tradicional (heirloom, en inglés) o una variedad local o autóctona (landrace, en inglés). Estas poblaciones tienen un valor incalculable en la producción de cultivares estables y tienen muchas propiedades importantes por sí mismas, como la resistencia al moho, al calor, a la sequía o a las enfermedades.

Sin embargo, para que se produzca ese efecto, habría que echar polen a lo largo de suficientes generaciones para que la población alcance cierto grado de uniformidad, adaptándose a su entorno local y expresando ciertos rasgos dominantes más adecuados para ese entorno. Por otro lado, echar polen a una o dos generaciones, utilizando parentales de poblaciones muy diferentes que pueden no ser estables desde el principio, producirán resultados nada predecibles.

¿Estabilidad y Previsibilidad frente a Fenotipos Interesantes?

Echar el polen no es el problema. Uno de los mayores problemas del estado actual del mercado de las semillas es el hecho de que hay poca transparencia y pocos estándares de práctica entre los criadores.

Por lo tanto, los consumidores pueden estar comprando una variedad f2 o f3 inestable, pero no tienen ni idea de los antecedentes de la variedad, y (en el caso de muchos) ni siquiera tendrán una idea completa de por qué es importante.

Semilla de cannabis que sale
Una plántula de cannabis que sale del semillero

Pero cuando sus semillas se abren, y se encuentran cuatro o más fenotipos en un paquete de diez semillas, de los que ninguno se parece a la hierba que lleva el mismo nombre previamente comprada en un dispensario, coffeeshop o club social, el problema empieza a hacerse evidente. Las diferencias en altura, estructura y tiempo de floración pueden afectar a la calidad y al rendimiento generales de una cosecha, y frustrar al cultivador, ¡una razón más para optar por la simplicidad de los clones la próxima vez!

Por un lado, este nivel de inestabilidad ofrece más oportunidades de encontrar fenotipos interesantes que podrían convertirse en la próxima «variedad» ganadora de copas. Por otro lado, a la mayoría de los consumidores finales les resultan más atractivas la fiabilidad, la previsibilidad y la alta calidad de forma consistente.

Los Premios No Son Necesariamente la Clave de la Estabilidad

Hay muchas empresas de semillas galardonadas con premios cuyos productos no son tan estables como deberían. En lugar de buscar las empresas con más premios o las ganadoras de la última copa, lo que es de verdad importante es hacer una investigación de fondo, si quieres saber más sobre lo que estás comprando.

Esto podría significar colarte en foros para hablar con otros cultivadores que hayan cultivado las semillas que estás pensando comprar; utilizar una página de confianza para buscar información sobre el linaje y demás; ponerte en contacto directamente con el criador para hacerle las preguntas que tengas; simplemente probar las semillas y ver lo que consigues, o alguna combinación de lo anterior.

Por supuesto, leer un poco sobre los aspectos básicos de la cría y la estabilización de nuevas variedades te será de utilidad, y te ayudará a asegurarte de que cualquier pregunta que dirijas a tus colegas cultivadores o criadores esté bien pensada y formulada.

Cuanta más información tengas sobre los aspectos básicos de la cría de semillas, la herencia genética, etc., más sacarás de las conversaciones con los criadores y con otros cultivadores. Una vez que tengas la suficiente confianza en tu nivel de comprensión, será más fácil identificar y evitar a los criadores que dan respuestas más bien malas o insatisfactorias en las entradas sobre la cría.

De Todos Modos, el Cannabis es Bastante Difícil de Estabilizar por Completo

Merece la pena señalar que se dice que el cannabis es difícil de estabilizar hasta el punto de que cada planta producida a partir de un paquete de semillas es homogénea.

Esto se debe en parte al alto nivel de diversidad genética dentro de la población mundial del cannabis, incluso dentro de poblaciones relativamente aisladas, y al hecho de que el cannabis es generalmente dioico (con plantas masculinas y femeninas separadas), mientras que la mayoría de los cultivos son monoicos (con flores masculinas y femeninas en la misma planta).

La cría de plantas dioicas produce descendencia genéticamente diversa, ya que implica necesariamente la combinación de genes de dos parentales. Por el contrario, las plantas monoicas (como los tomates) suelen poder auto polinizarse, y la diversidad genética se puede reducir drásticamente en solo unas pocas generaciones.

Variedad Local de cannabis, Malana, India
Variedad Local de cannabis de Malana, India

Además de esto, cuando se cruzan dos parentales muy distintos (por ejemplo, de dos variedades locales o landraces diferentes) son necesarias varias generaciones para conseguir la estabilidad total. Además de esto, algunos criadores (como DJ Short) mantienen que después de siete generaciones, más o menos, del cruce original de parentales, muchos de los rasgos deseables se pierden.

Por lo tanto, las semillas de cannabis no siempre se crían como puras (true), incluso cuando provienen de criadores que se toman su tiempo y llevan registros para garantizar resultados predecibles y minuciosos. No obstante, es probable que consigas resultados más consistentes y predecibles que los criadores que han dedicado menos tiempo y tenido menos cuidado en estabilizar de forma correcta.

Por lo general, los criadores de buena reputación realizan cruces y retrocruces durante varias generaciones (por lo general, por lo menos cuatro o cinco, a veces hasta ocho o nueve veces) para garantizar la previsibilidad. De lo contrario, pueden usar la reserva parental de líneas endogámicas estables (IBL, por sus siglas en inglés) y crear lo que suele denominarse híbrido f1, que también debe expresar un alto grado de uniformidad y predictibilidad (pero que no producirá semillas puras si se le permite reproducirse).

Entonces, ¿Qué es un Híbrido F1 Puro?

Es importante tener en cuenta que, si un programa de cría utiliza dos parentales genéticamente estables, el híbrido f1 resultante generalmente debería ser estable y homogéneo. Con cosechas que se han sometido a programas de cría, rigurosos e intensivos, para crear verdaderas IBL, como el maíz, el cruce de dos líneas endogámicas produce un híbrido f1 que no solo expresa un alto grado de vigor híbrido, sino que también es muy uniforme a nivel genético.

Con el cannabis, el mismo efecto es evidente, pero una vez más, el grado de homogeneidad puede no ser tan alto como en otros cultivos. Sigue siendo lo bastante alto como para que muchos criadores con una sólida reputación ofrezcan con confianza híbridos f1 como reservas de semillas predecibles para los cultivadores, como el famoso híbrido NL5 x Haze f1, originalmente ofrecido por The Seed Bank (una de las empresas precursoras de Sensi Seed Bank) allá por 1989. La NL5 x Haze que ofrece Sensi hoy en día es una versión endogámica y estabilizada de ese mismo linaje (¡que tiene la ventaja añadida de ser pura!).

Aquí tenéis una guía rápida de lo que significan los términos f1, f2 y demás en términos de la herencia mendeliana. La genética de las plantas es mucho más compleja que todo esto, y ahora sabemos que también entran en juego diversos factores como la epigenética. Pero incluso según estos principios básicos, cuando se comienza con parentales que no son de linaje estable, la descendencia no será tan predecible como sugiere este diagrama.

¿Qué Pasa con las Variedades Locales y la Estabilidad?

Las variedades locales o landraces según la mayoría de las definiciones tradicionales (aunque estas definiciones suelen variar considerablemente) deben ser relativamente similares a nivel genético (en comparación con una población silvestre intacta, no aislada), pero heterogéneas y lo bastante diversas como para adaptarse a los cambios en el medio ambiente.

Las variedades locales o landraces son poblaciones que se han desarrollado a lo largo de múltiples generaciones en un área particular y que han empezado a expresar fenotipos dominantes basados en las condiciones ambientales del lugar (con la ayuda del aislamiento físico y de algún grado de intervención agrícola tradicional).

Con el tiempo, a medida que se seleccionan los rasgos indeseables o inadecuados, los individuos de la población se van volviendo poco a poco más homogéneos, aunque siguen siendo mucho más heterogéneos que una variedad clásica (heirloom) o un cultivar criados de forma deliberada.

Por lo general, las variedades locales no se consideran genéticamente puras (true-breeding, en inglés). Sin embargo, tienden a la expresión de ciertos rasgos, y generalmente se pueden establecer linajes genéticamente puros con relativa facilidad. Por lo general, una variedad tradicional vegetal o frutal debe ser genéticamente pura («true-breeding«); tal vez se pueda considerar como «un paso más allá» de una variedad local en términos del rigor aplicado a su cría y mantenimiento (una variedad local o landrace que quizás sea «un paso más allá» de una población silvestre), y que suele proceder de una población autóctona.

Foco de biodiversidad Malana
Los focos de biodiversidad como Malana deben preservarse

Entonces, se podría considerar que un cultivar es un paso adelante de una variedad clásica o heirloom. Aquí se puede echar un vistazo interesante a lo que significa «cultivar» según las definiciones de EE.UU. y Canadá (y cómo pueden patentarse…).

Cada cultivar e híbrido disponible en la actualidad, ya sea en forma de semilla o de clon, en última instancia, desciende de parentales locales o autóctonos de uno o más (y potencialmente decenas de) lugares. Las variedades modernas disponibles en la actualidad descienden de sativas tropicales y ecuatoriales y de afghanicas o indicas de climas templados, pero incluso antes de que esas variedades llegaran a las costas holandesas, los agricultores locales seleccionaban las plantas de cáñamo que tenían un sabor y efecto sabrosos para fumar.

Dentro de las poblaciones autóctonas de cannabis, hay ciertas características que siguen siendo variables hasta cierto punto (generalmente más variables que con un cultivar criado de forma rigurosa). Por ejemplo, las variedades locales de cannabis de Malana pueden parecer muy similares, pero expresan perfiles terpénicos y de cannabinoides obviamente variables. Estas variaciones pueden estar influenciadas por el microambiente, sobre todo cuando se trata de plantas que crecen al aire libre, pero también se produce un cierto grado de variación en el genotipo.

Si los cultivadores sacan una variedad local de su hábitat nativo y la crían y mantienen en otra parte (incluso si recrean el entorno y las condiciones locales con la mayor fidelidad posible en un ambiente interior, por ejemplo), se conoce como cultivo ex situ (y las plantas de este tipo pueden conocerse como una variedad local allochthonous (alóctona). Sin embargo, si se permite que se reproduzca de manera relativamente libre en exterior, puede convertirse en una variedad local autochthonous (autóctona) en unas pocas generaciones.

Tal cambio en el entorno puede restringir a la planta de reproducirse libremente en su hábitat natural con cualquier polen que esté flotando, pero seguirá habiendo una variación significativa entre los individuos. La población puede incluso volverse rápidamente más variable, ya que responde a pequeños cambios en el entorno y presenta nuevos rasgos que pueden ser más convenientes. ¡Estas variaciones suelen conducir a los interesantes fenotipos que forman la columna vertebral de los nuevos proyectos de cría!

Las Variedades Locales Logran el Reconocimiento Poco a Poco

A medida que la industria del cannabis crece en todo el mundo, las patrias tradicionales del cannabis, como India y Kazajistán, comienzan a reconocer la importancia de la recompensa natural que tienen a sus puertas.

En India, organizaciones locales como Indian Landrace Exchange, Indian Heirloom Seed Co y otras trabajan para recolectar, identificar, preservar e intercambiar variedades locales y semillas de todo el país. Bombay Hemp Company, una empresa de cáñamo industrial fundada en 2015, está trabajando con familias en Himachal Pradesh, Uttarakhand, Punjab, Cachemira y Jammu para producir productos tradicionales de cáñamo.

En Kazajistán y Kirguistán, ha habido rumores de que los respectivos gobiernos nacionales han comenzado a reconocer sus vastos recursos naturales en la forma de los campos de cannabis silvestre del Valle de Chu, aunque aún no se sabe qué forma adoptará.

Curiosamente, hace poco se ha propuesto una nueva definición de variedad local o landrace en un estudio, Toward an Evolved Concept of Landrace, publicado en Frontiers in Plant Science en 2017.

Según esta definición, las variedades locales o landraces «consisten en variedades cultivadas que han evolucionado y pueden seguir evolucionando, utilizando técnicas de cría convencionales o modernas, en entornos agrícolas tradicionales o nuevos dentro de un área ecogeográfica definida y bajo la influencia de la cultura humana local. Esto incluye la adaptación de las variedades locales a los nuevos sistemas de gestión y selección consciente o inconsciente empleados por los agricultores o criadores utilizando la tecnología disponible».

El Futuro de las Variedades de Semillas de Cannabis

Lo que el futuro le depara al mercado mundial de las semillas no está claro. La importancia de las variedades autóctonas y de las tradicionales debe protegerse y reconocerse a nivel internacional, tal vez con una serie de certificaciones del tipo de denominación de origen, como las implementadas por las industrias del vino, el queso y los embutidos (un plan que ya están solicitando los cultivadores de cannabis californianos).

También se debe adoptar un estándar reconocido a nivel internacional para la cría de semillas y la transparencia en los proyectos comerciales de cría en interior, de modo que los consumidores puedan tener más información sobre las semillas que compran. Además, los productores y cultivadores de semillas de cannabis de todo el mundo deberían acordar y aplicar una moratoria a la introducción de genéticas foráneas en las variedades tradicionales y en las locales, como mínimo, hasta que se puedan identificar y proteger adecuadamente dichas variedades.

Por supuesto, todo esto será sumamente difícil de implementar, al menos antes de que la integridad de las zonas de variedades locales esté completamente contaminada. Las poblaciones de variedades autóctonas de Marruecos ya casi han desaparecido, y hay informes anecdóticos de que poblaciones de Jamaica, Panamá y muchas otras del Caribe y de Sudamérica y Centroamérica también se han contaminado por completo.

Sin embargo, vale la pena destacar también que la introducción de genéticas foráneas no significa automáticamente el final de una variedad local. Según una definición de 1998, «una variedad local autochthonous es una variedad local cultivada durante un largo período en el sistema agrícola en cuestión». A medida que el medio ambiente cambia anualmente y la variedad local se «contamina» con pocos genotipos de otras variedades locales, o cultivar(es), se adaptará constantemente».

Cannabis silvestre, Malanaf
Biotipos de marihuana autofloreciente de las tierras bajas, India

Por lo tanto, una población local resistente debe ser capaz de absorber un cierto grado de material genético foráneo sin comprometer su carácter general. Así, no se pierde la carrera para proteger a las poblaciones de las variedades locales restantes. Simplemente se trata de garantizar que no se introduzca demasiado material foráneo.

En Marruecos, por ejemplo, la gran cantidad de genética barata, feminizada y, a menudo, poco estabilizada introducida en el patrimonio genético local (y la clara preferencia de los granjeros por las VAR – variedades de alto rendimiento – lo que hace que las variedades locales se descarten por su sabor) significa que la batalla probablemente ya esté perdida, a menos que se pongan en marcha programas de cría razonables y muy necesarios que hagan uso de las adaptaciones locales resistentes a la sequía, quizás con introducciones controladas de variedades foráneas estables para mejorar el sabor y los perfiles de cannabinoides.

Asimismo, merece la pena recordar que en muchos países como Marruecos (donde el cannabis no es autóctono, sino que se ha introducido en varias oleadas durante más de mil años), si no fuera por la introducción de las genéticas foráneas, nunca podrían haberse establecido las variedades locales en primer lugar. Sin embargo, hasta ahora, la mayoría de las introducciones han sido limitadas, y de poblaciones locales/tradicionales (landrace/heirloom) relativamente estables.

Hoy, se está creando una situación de la ley de la selva, y si se extiende a otras poblaciones que antes no se habían visto afectadas, podríamos terminar alejándonos de la rica reserva genética de las variedades locales de las que dependemos para desarrollar variedades comerciales para lugares en los que el cannabis no crece de forma natural.

Sección de comentarios

¿Tienes una opinión? Háznosla saber dejando un comentario

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?
Read More
Read More