by Miranda on 09/03/2017 | Legal & Política

El Reino Unido Reconoce Oficialmente el CBD como Medicina

Reino Unido La MHRA (agencia medicamento) del R.U. reconoce oficialmente el CBD como medicina desde 2017, en base a la evidencia científica. Para proteger a los pacientes, establece normas de seguridad, calidad y eficacia para los productos de CBD. Aunque positivo para los pacientes y la comunidad cannábica británica, no se reconoce el valor medicinal del cannabis.


La Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA, por sus siglas en inglés) del Reino Unido ha tomado la decisión de reconocer y clasificar oficialmente el Cannabidiol o CBD como ingrediente medicinal a partir de este año 2017. La agencia ha justificado dicha clasificación basándose en la evidencia científica de su eficacia, y parece que – con el fin de proteger la salud de los pacientes – ha establecido normas de seguridad, calidad y eficacia que deben cumplir los fabricantes de productos que contengan CBD. Aunque, sin duda, la medida es un buen presagio para los pacientes del Reino Unido y para la comunidad británica del cannabis, sigue sin reconocerse el valor terapéutico de la planta entera de cannabis.

A partir de este año 2017, el Cannabidiol – uno de los cannabinoides contenidos en la planta de Cannabis – o CBD se clasificará e incluirá en la lista de medicamentos del Reino Unido, tras la decisión tomada por la MHRA el 13 de octubre de 2016, que fue ratificada y actualizada el día 30 de diciembre del año pasado. Por lo tanto, los productos que contengan este ingrediente extraído del cannabis podrán considerarse medicamentos legales, y no suplementos alimenticios o cosméticos, como era el caso hasta ahora.

«Hemos llegado a la conclusión de que los productos que contienen cannabidiol (CBD) utilizados para fines médicos son una medicina», manifestaba un portavoz de la MHRA en el comunicado publicado en la página web de esta agencia, que depende del Ministerio de Sanidad británico.

Se Reconoce Oficialmente el Valor Medicinal del CBD

Parece que, a diferencia de otros países, la política relativa al cannabis en el Reino Unido comienza a fundamentarse y basarse en las pruebas de laboratorio obtenidas mediante numerosísimos estudios científicos, además de empezar a tener en cuenta la experiencia anecdótica y el testimonio de tantos pacientes – que demuestran que el CBD ayuda enormemente en el tratamiento de enfermedades y trastornos, que van de la epilepsia infantil grave al autismo y el cáncer, seguidos por un largo etcétera.

Clasificar el CBD como medicamento, en vez de seguir dilatando el tema durante años exigiendo más resultados de investigaciones y ensayos clínicos privados, supone que los pacientes británicos están un paso más cerca de poder consumir productos derivados del cannabis como medicina legal – y, sin duda, representa un avance en el reconocimiento de este fitocannabinoide natural como agente terapéutico viable.

La MHRA ha llegado a la conclusión de que los productos que contienen CBD cumplen la segunda condición para definirlos como «medicamento«, ya que «se pueden utilizar por, o administrar a, seres humanos con miras a restablecer, corregir o modificar las funciones fisiológicas mediante una acción farmacológica, inmunológica o metabólica, o en el establecimiento de un diagnóstico médico». Es una conclusión muy importante, porque marca la primera vez que el gobierno del Reino Unido parece ver el cannabis como algo beneficioso.

La decisión de la MHRA implica que la propia agencia es la encargada de supervisar la producción de CBD en todo el Reino Unido y de controlar a las empresas que se dediquen a la venta de productos a base de CBD. Para ello, ha establecido unos estándares de seguridad, calidad y eficacia que deben cumplir las empresas fabricantes de productos que contengan CBD, que no tenían que cumplir antes.

Hace unos meses, concretamente en octubre, cuando la Agencia hizo pública por primera vez su opinión e intención de clasificar el CBD en la lista de medicamentos del país, la MHRA tomó la polémica y controvertida decisión de comunicar por escrito a los comerciantes y fabricantes de productos de CBD que debían detener la compra-venta de dichos productos en su territorio. De momento, no está claro si la actualización del comunicado de la agencia implica la revocación de dichas ordenes, como parecen entender algunos, ahora lo que sí ha quedado patente es el efecto negativo que ha tenido en un mercado ya creado y del que dependen muchos pacientes.

El Reino Unido Reconoce Oficialmente el CBD como Medicina - Sensi Seeds Blog
La MHRA ha decidido incluir el CBD en la lista de medicamentos del R.U. (CC. Steffen Geyer)

Dicen que el Cambio se Produce para Velar por la Seguridad de los Pacientes

Según ha manifestado la MHRA, tras comprobar que una serie de empresas que fabrican estos productos estaban haciendo “afirmaciones acerca de sus propiedades medicinales” de forma manifiesta y abierta, la agencia decidió investigar y examinar los efectos del CBD. La revisión de la evidencia demostró que «estaba claro que la gente está usando este producto con la creencia comprensible de que realmente ayudará».

Con el objetivo de evitar que se genere un mercado sin regular y potencialmente peligroso para los pacientes consumidores de CBD, a partir de 2017, las farmacéuticas podrán vender legalmente medicamentos que contengan CBD, siempre y cuando se cumplan los estándares de calidad, efectividad y seguridad establecidos por la MHRA.

«Nuestra principal preocupación es la seguridad del paciente y queremos reiterar que los individuos que usan productos a base de cannabidiol (CBD) para tratar o controlar los síntomas de sus dolencias médicas deben discutir su tratamiento con su médico”, ha dicho un portavoz de la agencia.

En palabras de Gerald Heddel, director de la MHRA, en unas declaraciones realizadas a Sky News: “El cambio realmente se produjo cuando llegamos a la conclusión de que el CBD es, de hecho, una medicina, y que esta opinión se basa en el hecho de que hemos observado que hay gente que afirma que ciertas enfermedades podrían tratarse con CBD.

En el comunicado de la agencia, se informa de que la MHRA ahora va a trabajar con empresas individuales y organismos comerciales en relación con la certificación de los productos que contienen CBD, utilizados para un propósito médico, que puedan clasificarse como medicamentos, y que cumplan los requisitos legales del Reglamento de Medicamentos Humanos de 2012, además de añadir que ya se ha informado a 18 empresas de su cambio de opinión.

Sólo Se Reconoce el Valor Medicinal del CBD, No el de la Planta de Cannabis

El Reino Unido Reconoce Oficialmente el CBD como Medicina - Sensi Seeds Blog
Sólo se reconoce el valor medicinal del CBD, olvidándose del resto de la planta (CC. Biodiversity Heritage Library)

A pesar de lo positivo que puede parecer todo lo anterior, no hay que olvidar que, en el Reino Unido, la posesión, el consumo y el cultivo de cannabis sigue siendo ilegal – una ilegalidad que pasa una factura a tantos pacientes que se ven perjudicados. Aunque el gobierno del Reino Unido esté reconociendo a través de la MHRA sus propiedades medicinales, mejor dicho, las del CBD – un compuesto fitocannabinoide que se encuentra única y exclusivamente en la planta de cannabis – el cannabis sigue clasificado como una droga o sustancia estupefaciente de clase B a la que no se reconoce ningún valor medicinal. Aquellos que sean sorprendidos en posesión de cannabis, se pueden enfrentar a pena de prisión.

El cannabis contiene una serie de componentes o principios activos llamados cannabinoides o fitocannabinoides, que son los que determinan el alcance de los beneficios terapéuticos de la planta. Algunos de estos cannabinoides son muy conocidos, como es el caso del THC o del CBD.

Sin duda, el más famoso es el THC, el compuesto psicoactivo del cannabis, es decir, el que principalmente produce el efecto cerebral o subida – un efecto atractivo para los consumidores recreativos pero que no desean gran parte de los pacientes de cannabis medicinal. Ese es uno de los motivos por los que el CBD no deja de ganar terreno. A día de hoy, es uno de los fitocannabinoides más conocidos y ampliamente estudiado, y al actuar como mediador de los efectos del THC, generalmente se considera intrínsecamente no psicoactivo, motivo por el que hoy es legal en más lugares que el polémico THC.

Debido a la falta de psicoactividad del CBD, el interés de la comunidad médica por el compuesto no deja de crecer. Hoy en día, existen sólidas pruebas anecdóticas sobre la eficacia del CBD, y ha quedado demostrada en el tratamiento de los síntomas de numerosas enfermedades como el cáncer, la depresión, la esclerosis múltiple, la epilepsia, y la enfermedad de Crohn, además de muchas otras dolencias y trastornos.

Aunque el CBD es más popular cada día, porque ayuda a muchas personas a combatir sus trastornos sin efectos secundarios adversos, de momento, tanto la medicina oficial como los ensayos de laboratorio van por detrás de las experiencias individuales y personales de los pacientes que utilizan productos derivados del cannabis o a base de CBD.

No obstante, debemos tener en cuenta que la planta contiene entre 70-100 fitocannabinoides en diferentes concentraciones, además de otros compuestos químicos como los terpenos, terpenoides, flavonoides, etc., que a su vez aportan sus propios efectos y trabajan sinérgicamente con el resto en el conocido efecto séquito del cannabis.

Está muy bien que la MHRA empiece por reconocer que el CBD posee un efecto “restaurativo, correctivo o modificatorio” en las “funciones fisiológicas” humanas, según sus propias palabras, pero no debe olvidarse de la propia planta de la que procede. Es hora de dejar de estancarse en la estigmatización de todos, o sólo de algunos, derivados de la planta de cannabis – como ocurre con el THC, que también es beneficioso desde el punto de vista médico para el tratamiento del trastorno de estrés postraumático (TEPT), entre muchas otras dolencias.

Criticas, Dudas y Preocupación de los pacientes

El Reino Unido Reconoce Oficialmente el CBD como Medicina - Sensi Seeds Blog
Los activistas cannábicos creen que la medida por lo menos reabre el debate del cannabis medicinal en el país (CC. Rusty Blazenhoff)

La nueva clasificación del CBD parece ser un buen augurio para los pacientes del Reino Unido, pero tanto los pacientes como el sector del cannabis del país sienten recelo ante un gobierno que nunca antes había valorado el cannabis de forma positiva.

Aunque las autoridades británicas hayan dado el paso de asumir la responsabilidad sobre el mercado del CBD – mientras que otros gobiernos europeos o la DEA en EE.UU. no parecen tener la intención de hacer lo mismo – no todo el mundo tiene claro que esta decisión se haya tomado velando por la seguridad de los pacientes o si más bien hay otro tipo de intereses ocultos de por medio.

La gran preocupación general es el suministro de estos productos, que la mayoría de la gente en el Reino Unido consigue y adquiere en Internet – en un mercado no regulado que, por lo tanto, implica riesgos potenciales para los usuarios. Con la decisión de la MHRA de que los fabricantes ahora tengan que demostrar que sus productos de CBD cumplen con los estándares de seguridad, calidad y eficacia, los usuarios se temen que se establezcan una regulación demasiado estricta, creando un mercado y un suministro insuficiente para unos enfermos que no pueden esperar, y dificultando en definitiva el acceso al CBD a los pacientes que lo necesitan.

Además, el hecho de que la medida sólo afecte al CBD, que es algo muy específico, y no al cannabis en su conjunto, preocupa porque podría enviar mensajes contradictorios al público sobre la seguridad y la legalidad del cannabis. Aun así, los activistas a favor de la legalización del cannabis creen que clasificar el CBD como medicina vuelve a abrir el debate sobre el cannabis medicinal en el país.

El tiempo determinará si esta decisión marca un antes y un después en la normalización y legalización del cannabis medicinal o si simplemente termina beneficiando a unas pocas compañías farmacéuticas. A nadie se le escapa que a la compañía británica GW Pharmaceuticals le viene muy bien que el CBD sea reconocido de forma oficial como un producto medicinal, ya que está a punto de conseguir la aprobación de la UE para su nuevo fármaco Epidiolex, una fórmula líquida a base de CBD para el tratamiento de trastornos como la epilepsia infantil.

Si se aplica la regulación medicinal británica a los productos de CBD, los productores van a necesitar una licencia para poder comercializarlos o registrarlos como hierbas tradicionales

procedimientos que resultan muy costosos (la solicitud ya cuesta unos £103.000) – además de tener que proporcionar datos clínicos del producto, lo que también implica otro gran desembolso adicional. Con un marco jurídico favorable en torno al CBD como sustancia farmacéutica, las grandes empresas del sector podrían evitar la aparición de muchos pequeños competidores.

A pesar de Todo, el Hecho Marca un Hito

Se mire como se mire, el que la MHRA reconozca el CBD como medicinal marca un hito en la historia del cannabis medicinal en el Reino Unido, ya que es la primera vez que el gobierno, a través de una de sus organismos da un paso hacia reconocer oficialmente el valor medicinal del cannabis.

El uso medicinal de esta planta se remonta a más de 2.500 años atrás, y durante siglos se ha utilizado como una medicina efectiva y popular. Hasta que llegó la Prohibición del Cannabis y la fallida Guerra contra las Drogas. Pero hoy disponemos de grandes pruebas científicas, además de los testimonios de pacientes en todo el mundo, y también en el Reino Unido, que demuestran su valor y su efectividad.

Durante el año 2016, ha aumentado el número de miembros de parlamento británico que se han sumado a la petición de una reforma «radical» de la política de drogas que ha sido un fracaso en Gran Bretaña. Miembros representantes de todos los partidos políticos han formado un grupo llamado All Party Parliamentary Group for drugs (APPG), que ha presentado un informe transversal en el que ha recomendado el acceso legal al cannabis medicinal para los pacientes – y, entre otras cosas, se indicaba que el erario público podría aumentar sus ingresos fiscales en hasta 1.000 millones de libras esterlinas en un año con la legalización del cannabis.

Ojalá que la regulación de los productos CBD se convierta en el primero de otros muchos movimientos para conseguir acabar con la prohibición del cannabis en Gran Bretaña. Aunque parece bastante improbable que el país se plantee, de momento, nada parecido a la legalización del consumo recreativo del cannabis, por lo menos existen indicios de que se está produciendo un cambio en el ámbito medicinal.

El Reino Unido Reconoce Oficialmente el CBD como Medicina - Sensi Seeds Blog
A pesar de los cambios a nivel medicinal, de momento, no parece muy probable que el país se plantee la legalización del cannabis recreativo (CC. duncan c)

Mientras el R.U clasifica el CBD como Medicina, Al Otro Lado del Charco, la DEA lo Clasifica Junto a la Heroína

Paradójicamente, casi al mismo tiempo que la MHRA confirmaba su intención de considerar el CBD como ingrediente medicinal, la DEA introducía una modificación – que restringe aún más el acceso de los estadounidenses al aceite de CBD – al clasificar todas las extracciones de cannabis, incluidas las de Cannabidiol, junto con la heroína y la cocaína, como Sustancia Controlada de la Lista I.

Es decir, que mientras, al otro lado del charco, la agencia antidrogas estadounidense decidía que cualquier extracción o extracto de cannabis – incluidos los de CBD – carece de beneficios medicinales, ignorando décadas de datos científicos y médicos, la MHRA británica optaba por la compasión por los pacientes de su país y por el sentido común – aunque sólo haya clasificado el CBD como medicina.

Dos enfoques opuestos que contrastan y ponen de manifiesto las medidas tan dispares e ilógicas puestas en marcha por los gobiernos de los diferentes países, supuestamente, cuando pretenden reformar unas políticas de drogas que han demostrado que no funcionan, y que al final siempre se toman más bien a expensas de quién de verdad importa: los pacientes y su salud.

Sección de comentarios

¿Tienes una opinión? Háznosla saber dejando un comentario

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?
Read More
Read More
Read More
Read More
Read More
Read More