Marihuana en Colombia – Leyes, Uso e Historia

Colombia es conocida por sus problemas de narcotráfico en el pasado. En un intento por abordar el problema, el gobierno despenalizó el uso personal de todas las drogas, incluida la marihuana, y el cultivo de hasta 20 plantas en el hogar. Sin embargo, el decreto de 2018 del presidente Iván Duque endureció las leyes sobre drogas una vez más.

    • Capital
    • Bogotá
    • Habitantes
    • 50,220,000
    • Productos de CBD
    • Descriminalizado
    • Cannabis recreativo
    • Descriminalizado
    • Cannabis medicinal
    • Legal since 2015

Legislación relacionada con la marihuana en Colombia

¿Puedes poseer y utilizar marihuana en Colombia?

En 1994, el gobierno de Colombia despenalizó la posesión y el uso personal de marihuana. Esto se sumó a otras drogas «más duras», como la cocaína. En ese momento, la decisión recibió una oposición importante, especialmente de los Estados Unidos, que lo vieron como un intento de socavar la «guerra contra las drogas».

En 2012, la ley estableció claramente que cualquier persona atrapada con 20 gramos de marihuana o menos no sería procesada, pero podría ser derivada para recibir tratamiento, dependiendo de la «influencia de la droga» que tuviera en el momento de la detención. Sin embargo, este solo sería el caso si la marihuana se encontrara en una residencia privada; el uso público seguía siendo ilegal, independientemente de la cantidad.

En 2018, este enfoque relativamente progresista fue duramente atacado. El nuevo presidente de Colombia, Iván Duque, firmó un decreto que establecía que la policía podía confiscar incluso pequeñas cantidades de marihuana, aunque solo fueran para consumo personal.

Declaró: «Estamos firmando un decreto que brinda herramientas a la policía para erradicar las drogas de las calles de nuestras ciudades y, por supuesto, para destruir cualquier dosis».

Con la nueva enmienda a la lay, los infractores no recibirán sanciones penales, sino multas de hasta 208 000 pesos.

Organizaciones de libertades civiles como De Justicia se opusieron al decreto, y lo calificaron de «ineficaz y costoso» ya que no diferenciaba entre «consumo problemático y consumo ocasional o recreativo».

Agregaron: «No contribuye a solucionar el problema de las drogas y, por el contrario, fomenta la discriminación y la estigmatización de las personas que las usan».

¿Puedes vender marihuana en Colombia?

Es ilegal vender o distribuir marihuana en Colombia. Si se atrapa al individuo con 20 gramos o más de marihuana, se considera posesión con intento de venta y, como resultado, puede recibir un castigo de prisión. La sentencia máxima por contrabando de drogas es de hasta 20 años en prisión, más alta que por violación.

El narcotráfico es un problema grave en Colombia, aunque se considera que la cocaína es el principal producto del «mercado negro», no la marihuana. 

¿Puedes cultivar marihuana en Colombia?

En 2015, el gobierno colombiano modificó las leyes existentes y despenalizó el cultivo de marihuana. Ahora, cultivar hasta 20 plantas no se considera delito penal, pero solo si es para uso personal.

Cualquier otra forma de cultivo de marihuana es ilegal. A pesar de ello, muchos agricultores de todo el país la cultivan como un medio para sustentar sus familias.

¿Es legal el CBD en Colombia?

El gobierno de Colombia permite exportar aceite de CBD (independientemente de los niveles) a otros países. Sin embargo, la ley no marca diferencias entre el consumo de CBD y el consumo de marihuana; así que, técnicamente, su estado legal dentro del país es «despenalizado».

Eso significa que no es un delito penal consumirlo en una residencia privada, pero solo si se trata de cantidades limitadas. Según el nuevo decreto del presidente Duque, las autoridades pueden confiscar el aceite de CBD y se puede imponer una multa si se atrapa al usuario.

¿Se pueden enviar semillas de marihuana a Colombia?

La Ley 1787 de 2016 permite el uso de semillas de marihuana (y la venta, importación, comercio, almacenamiento y transporte) en Colombia, siempre que estén destinadas a fines medicinales o científicos.

Para poseer legalmente semillas para estos fines, la compañía debe obtener una licencia y registrarse en el Instituto Colombiano Agropecuario; además, deben estar previamente certificadas por el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos.

Para todos los demás propósitos, las semillas de cannabis son ilegales y no se pueden usar, comprar ni vender. Si se utilizan para cultivar plantas para uso personal, esto sigue siendo un acto despenalizado, pero puede dar lugar a una multa e incautación de la marihuana.

Marihuana medicinal en Colombia

En 2015, el presidente Juan Manuel Santos legalizó oficialmente la marihuana para uso medicinal.

Antes de esto, la marihuana medicinal se situaba en el limbo. Una ley de 1986 permitía producirla, distribuirla y venderla, pero la industria no estaba regulada. Después de aprobar la nueva ley, el presidente Santos comentó que las nuevas normas representaban «un avance importante que sitúa Colombia en la vanguardia de la lucha contra las enfermedades».

Ahora, cualquier persona que quiera cultivar marihuana con fines medicinales debe obtener una licencia del Consejo Nacional de Drogas.  El medicamento se puede usar para tratar enfermedades como el SIDA, convulsiones, náuseas graves, epilepsia o la enfermedad de Crohn.

La industria de la marihuana medicinal

Las primeras licencias de cultivo se concedieron en 2017, a empresas colombianas y extranjeras interesadas en comenzar a cultivar marihuana en el país. La industria comenzó por primera vez en las afueras de Medellín, algo irónico, ya que aquí es donde Pablo Escobar empezó a traficar marihuana en la década de los 70 del siglo pasado, antes de convertirse en el «Rey de la Cocaína» del país.

Andrés López Velasco, jefe del Fondo Nacional de Estupefacientes del país, comenta: «El mensaje es, sigue el camino legal con la marihuana. Puedes mantener tu experiencia y tus conocimientos sobre cómo cultivarla. Pero hazlo de forma legal».

Como tal, los agricultores locales, que en el pasado abastecían al mercado negro, están dispuestos a convertirse en negocios legales. Este es particularmente el caso de las comunidades indígenas de Colombia.

Cáñamo industrial en Colombia

Colombia tiene el clima ideal para cultivar cáñamo, y está bien situada para convertirse en un activo importante en el mercado mundial. Sin embargo, en la actualidad, sigue siendo ilegal cultivarlo a menos que sea con fines medicinales o de investigación.

Los expertos están presionando para legalizar la industria del cáñamo, destacando los beneficios económicos, en especial, para la fabricación de papel y fibras, y para su uso en alimentos. Queda por ver si tendrán éxito en el futuro.

Interesante saberlo

Si viajas a Colombia (o actualmente vives allí), es posible que te interese saber lo siguiente:

  • Colombia cultiva marihuana, pero su principal cultivo de drogas ilegales es la cocaína. Las cifras de 2017 reflejan que 171 000 hectáreas se dedicaron al cultivo de la planta, y el país sigue siendo uno de los principales proveedores de cocaína del mundo.
  • Cuando se legalizó la marihuana medicinal, los expertos de la industria predijeron que el mercado potencial de Colombia podría alcanzar los seis millones de pacientes.
  • La inversión extranjera en este mercado en Colombia es significativa. En 2018, siete compañías canadienses empezaron a operar en el país, principalmente por el coste de producción: 5 centavos por gramo de cannabis producido allí (en lugar de 1,5 $ en su propio país).

Historia de la marihuana

Cuando se trata de drogas, el pasado conflictivo de Colombia está bien documentado. Aunque las autoridades nunca se centraron en la marihuana en ese momento, más preocupadas por capturar los barones de la cocaína, como Pablo Escobar, durante décadas, hubo un mercado negro de marihuana muy próspero.

El auge del tráfico de drogas en Colombia fue en la década de los 70 del siglo pasado. Los disturbios políticos y sociales habían dejado un país vulnerable y empobrecido, con un entorno fértil para la floración del tráfico ilegal de drogas. En esa época, se estima que el país proporcionaba siete décimas partes de la marihuana que se importaba a los Estados Unidos. Los beneficios del comercio de la marihuana permitieron a los barones de la droga comenzar a fabricar cocaína.

La situación alcanzó su punto culminante en 1985, cuando la guerrilla M19 asaltó al gobierno y tomó varios rehenes. Para el público en general de Colombia, esto supuso un mensaje claro: «las autoridades habían perdido el control y los carteles de la droga estaban al cargo del gobierno».

Esto se reforzó en 1990, cuando tres candidatos presidenciales fueron asesinados por los traficantes. Se entablaron negociaciones con las organizaciones de narcotraficantes y las negociaciones de clemencia llevaron a la mayoría de los líderes del cártel de Medellín a rendirse.

Aunque la situación no es tan grave como en la década de los 70 del siglo pasado, no se puede negar que el mercado de drogas ilegales en Colombia sigue descontrolado. Sin embargo, la legalización del cultivo de marihuana para fines medicinales ha cambiado el campo de juego, ya que los agricultores legales ahora trabajan junto a plantaciones ilegales.

Colombian Gold

La variedad de marihuana más famosa de Colombia es, sin lugar a dudas, la Colombian Gold, una típica sativa autóctona cuyo origen parece encontrarse en la región de Sierra Nevada de Santa Marta. Su aspecto es distintivo gracias a sus cogollos esponjosos y cubiertos de cristal; además, el aroma es fácilmente identificable: cítrico, dulce y skunky. Sus efectos suelen ser estimulantes y activadores.

Actitudes hacia la marihuana

Las actitudes hacia el cannabis son diversas en Colombia. Por un lado, aquellos que recuerdan los días de los cárteles de la droga son reacios a ver la legalización de la marihuana; debido a las connotaciones negativas y la preocupación de que su legalización apoyaría el tráfico en el país.

El actual presidente de Colombia también está en contra del consumo de marihuana. Aunque su decreto para disuadir el consumo de marihuana recibió mucho apoyo, otros también mostraron su desacuerdo. De hecho, hay mucha gente en Colombia siente pasión por la planta y quiere verla totalmente legalizada.

¿Se legalizará en el futuro?

Es difícil predecir qué depara el futuro a Colombia y a la marihuana. Aunque la despenalización del uso personal y la legalización completa con fines medicinales supone un gran avance, el decreto reciente del presidente marca un paso atrás y un enfoque más conservador para el futuro inmediato.

  • Disclaimer:
    Aunque se ha hecho todo lo posible para garantizar la exactitud de este artículo, no está destinado a proporcionar consejo legal, ya que las situaciones individuales serán diferentes y deben consultarse con un experto y/o abogado.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor y revisor

  • Profile-image

    Sensi Seeds

    El equipo editorial de Sensi Seeds incluye botánicos, expertos médicos y legales, además de activistas de renombre como el Dr. Lester Grinspoon, Micha Knodt, Robert Connell Clarke, Maurice Veldman, Sebastian Marincolo, James Burton y Seshata.
    Más sobre este autor
  • Maurice_Veldman

    Maurice Veldman

    Maurice Veldman es miembro de la Asociación Holandesa de Abogados Penales y uno de los abogados más destacados del campo del cannabis de los Países Bajos. Con 25 años de experiencia en dicho ámbito, su conocimiento del derecho penal y administrativo apoya a los vendedores de cannabis y a los productores de cáñamo al abordar la cuestión de las desigualdades entre el individuo y el estado.
    Más sobre este revisor
Ir arriba