Marihuana en Zimbabue – Legislación, consumo e historia

La legislación de Zimbabue sobre la marihuana es estricta e incluye penas de cárcel de hasta 10 años incluso en casos de uso privado limitado. En 2018 el país tomó medidas graduales al respecto y legalizó el cultivo de la planta con fines terapéuticos. Esta medida puede ser beneficiosa para la economía del país y podría conllevar modificaciones legislativas.

    • Capital
    • Harare
    • Habitantes
    • 17,680,000
    • Productos de CBD
    • Ilegal
    • Cannabis recreativo
    • Ilegal

Legislación sobre la marihuana en Zimbabue

¿Se puede poseer y consumir marihuana en Zimbabue?

Según la Ley de sustancias peligrosas, tanto el consumo como la posesión de marihuana son ilegales en Zimbabue.

Las penas aplicadas son severas para los infractores. En caso de acusación de poseer ‘preparado de marihuana india’, de fumar o de ‘consumir de otro modo’ esta sustancia, el infractor puede enfrentarse a penas de hasta 10 años de cárcel. Asimismo, cabe la posibilidad de recibir multas elevadas. También es ilegal administrar cualquier local en el que tenga lugar el consumo de marihuana, así como poseer cualquier parafernalia relacionada con el consumo de marihuana.

A diferencia de otros países, Zimbabue no dispone de una agencia gubernamental específica a cargo del desarrollo e implementación de una estrategia de control de drogas. Es el propio gobierno quien ha asumido este aspecto a través del Ministerio de Salud y Bienestar del Menor). El Departamento de Narcóticos de Policía es la unidad a cargo de implementar la política de narcóticos del país.

¿Se puede vender marihuana en Zimbabue?

También está prohibido vender, distribuir, importar o exportar marihuana en Zimbabue.

La ley determina que, en caso de ser acusado de tráfico de marihuana para introducirlo o extraerlo del país, el infractor puede exponerse a una multa y a penas de hasta 10 años de cárcel. La policía tiene derecho a registrar las instalaciones y a los sospechosos, y toda resistencia puede conllevar penas de hasta seis meses de cárcel.

Pese a estas afirmaciones tan categóricas, el tráfico no ha dejado de aumentar. Majaha Mkwananzi, de Equipo de Drogas y Narcóticos del Dpto. de Investigaciones Criminales, afirmaba que las redes de criminales están captando a personas para actuar como mulas y así introducir en Zimbabue drogas de contrabando. Mkwananzi confirma que esta situación está cada vez más “descontrolada”.

“Los traficantes crean adictos para que les sirvan después de mulas”, ha añadido. “Ha habido redadas y arrestos de camiones que transportaban droga para introducirla a través de nuestros puertos y la agencia encargada de aplicar la ley ha intensificado sus operaciones a medida que avanzamos en la desarticulación del suministro de [sic] drogas”.

¿Se puede producir marihuana en Zimbabue?

El cultivo de marihuana también es ilegal y, en caso de cometer este delito, el infractor se expone a elevadas multas además de a una pena de cárcel.

No obstante, el gobierno de Zimbabue ha legalizado recientemente el cultivo con fines terapéuticos y de investigación, apostando así por una vía para impulsar la economía del país. Esta medida se explica, en gran parte, para capitalizar el floreciente mercado internacional.

Otros están presionando para tomar más en serio el cultivo de cáñamo industrial. La Dra. Zorodzai Maroveke, como representante del Fondo Fiduciario de Cáñamo Industrial de Zimbabue, afirmaba lo siguiente: “No podemos seguir dando por hecho que disponemos de un recurso tan valioso; no es inteligente”.

Desde la comunidad religiosa y otras organizaciones, los líderes han expresado su preocupación sugiriendo que el cultivo legalizado lo único que hará es estimular el comercio de drogas ilegal. Pese a todo, el país ya es un importante exportador de tabaco que solo en 2017 generó aproximadamente 827 millones de dólares a partir de dicho cultivo.

Para poder cultivar marihuana, las empresas deben:

  • Solicitar una licencia a nivel gubernamental;
  • Proporcionar tres copias del plano de la zona de cultivo propuesta (para garantizar que cumple con los reglamentos);
  • Pagar la tarifa aplicable a la licencia por valor de 40.000 dólares;
  • Pagar una tarifa anual de rendimiento de 15.000 dólares;
  • Solicitar la renovación de la licencia, cuando sea necesario (20.000 dólares);
  • Pagar una tarifa de investigación (si procede) de 5.000 dólares (cuya renovación cuesta 2.500 dólares).

Asimismo, deben manifestar claramente sus planes para la zona, junto con una estimación de la cantidad que podrían producir y vender. En caso de que el Ministerio de Sanidad identifique un riesgo para la salud y la seguridad públicas en dichos planes, el proyecto será rechazado.

Todas las licencias tienen una validez de 5 años y pueden ser renovadas. Si la empresa desea cultivar marihuana en más de una zona, deberá solicitar una licencia adicional. Las auditorías rutinarias se realizan para garantizar que las actividades actuales que se desarrollan en la zona coinciden con las manifestaciones realizadas en la solicitud original.

¿El CBD es legal en Zimbabue?

El CBD no se puede adquirir, vender ni consumir en Zimbabue. No obstante, y gracias a la nueva legislación aprobada en 2018, las empresas ahora pueden cultivar marihuana con fines terapéuticos y exportar productos de CBD a otros países.

En el momento de la redacción de este artículo, tan solo una empresa privada ha logrado una licencia para cultivar marihuana con fines terapéuticos y actualmente está en fase de cultivo.

¿Se pueden mandar semillas de marihuana a Zimbabue?

La Ley sobre Sustancias Peligrosas estipula que la planta marihuana es «total o parcialmente» ilegal, incluidas las semillas. No obstante, quedan exentas de esta afirmación las semillas que han sido «machacadas, trituradas o procesadas de otro modo» de forma que impida su germinación».

Esto significa no se pueden distribuir semillas para cultivar plantas de marihuana, pero es legal la compraventa y el consumo. ¿Y se pueden mandar al país? Las semillas deben ajustarse a la ley para que sea legal.

Marihuana con fines terapéuticos en Zimbabue

En 2018, el gobierno de Zimbabue anunció que iba a legalizar el cultivo de marihuana con fines terapéuticos, convirtiéndose en el segundo país africano en dar este paso. No obstante, tan solo había pasado un mes desde el anuncio inicial cuando se interrumpieron los planes por cuestiones relacionadas con el debido cumplimiento. La marihuana también está tipificada como una ‘sustancia peligrosa’ en la legislación del país.

Hacia finales de año, el río volvió a su cauce y, en febrero de 2019, cerca de 200 inversores extranjeros y nacionales expresaron su interés por capitalizar esta oportunidad. Hasta la fecha, 37 han obtenido una licencia, pero tan solo ha habido una empresa que ha iniciado ya las labores de cultivo.

Cáñamo industrial en Zimbabue

Los cambios en la ley permiten que las empresas puedan solicitar licencias para cultivar marihuana con fines terapéuticos y de investigación. No obstante, no se han concedido muchas noticias hasta ahora para la producción de cáñamo industrial.

La Dra. Zorodzai Makovere (del Fondo Fiduciario para el Cáñamo Industrial) se expresaba así sobre esta cuestión: “La marihuana está adquiriendo protagonismo a escala global dado que Zimbabue está en una situación de ventaja muy sobresaliente con respecto a los países que han iniciado esta tendencia hasta ahora”, afirmaba. “El gobierno ha encajado bien este enfoque porque no solo tiene en el punto de mira el beneficio económico, sino también los beneficios terapéuticos que no solo ofrece la marihuana terapéutica, sino también aquella con fines industriales”.

Los expertos aseguran que la planta tiene más de 25.000 usos y ofrece unas ventajas económicas sustanciales.

Es bueno saber

Si viajas a Zimbabue (o vives allí actualmente), quizás te interesará saber que:

Historia de la marihuana

La marihuana se ha cultivado y consumido en Zimbabue durante siglos. Originalmente se denominaba mupanjere que, traducido al castellano, hace referencia al ‘árbol que da sabiduría’ y los zimbabuenses la valoraban mucho por sus propiedades curativas. También se empleaba en rituales religiosos.

En algunas ceremonias tradicionales se consumía marihuana (acompañada de música mbira) como medio para interactuar con los espíritus ancestrales. Esta práctica estaba extendida en esta zona del continente.

Estas prácticas tradicionales, por supuesto, siguen existiendo hoy en día. La Asociación Nacional de Practicantes de Zimbabue, en respuesta al anuncio del gobierno sobre la legalización del cultivo de marihuana con fines terapéuticos, declaró lo siguiente: “La droga forma parte de nuestra medicina herbaria… siempre la hemos utilizado para mejorar determinados alimentos y para el exorcismo”.

Posicionamientos frente a la marihuana

La marihuana se consume ampliamente en el país (aunque hay cifras que sugieren que su prevalencia es inferior con respecto a sus países vecinos). También es relativamente sencillo obtenerla y los zimbabuenses se refieren a ella como imbange o mbange (que, probablemente, proviene del sánscrito bhanga) o dagga.

Desde hace mucho, la marihuana ha formado parte de la medicina tradicional de Zimbabue y algunos la utilizan también con fines cosméticos como, por ejemplo, para alisar el cabello o como crecepelo.

Hay una pequeña pero activa comunidad prolegalización en el país, lo cual es poco habitual en un país africano. No obstante, mucha gente opina que la marihuana es una sustancia peligrosa que provoca enfermedades mentales, pese a que no haya ninguna evidencia que lo pruebe. Además, las noticias de los medios sensacionalistas solo potencian aún más las actitudes contrarias.

¿Dónde se cultiva la marihuana?

La región de Binga es la principal zona de cultivo de marihuana en Zimbabue. El terreno escarpado es ideal para el cultivo, además de su clima tropical. Es una de las regiones más subdesarrolladas del país, y la mayoría de sus habitantes son tonga. El gobierno local trata la marihuana como un elemento de un importante valor cultural para los tonga; no obstante, Binga sigue estando regida por la legislación nacional de Zimbabue sobre sustancias peligrosas.

También se cultiva marihuana en Chipinge, Chiredzi, Ruangwe y Nyanga, regiones de la zona del altiplano oriental, además de Mtolo, al noreste. Gran parte de la marihuana cultivada se utiliza con fines domésticos, aunque hay una pequeña cantidad que a veces llega a Sudáfrica de contrabando.

La mayoría de plantaciones son pequeñas y están gestionadas por agricultores locales con dificultades financieras. Recientemente han empezado a aparecer zonas de cultivo más grandes, probablemente como resultado del aumento de la demanda. Así, por ejemplo, en 2009 se descubrió una plantación de 3 ha en Umzingwane y cada vez es más habitual encontrar cultivos de 10.000 o más plantas.

¿En un futuro se legalizará la marihuana?

Lo cierto es que Zimbabue está dando pasos agigantados con respecto a la marihuana. Su decisión de legalizar el cultivo con fines terapéuticos es gradual y es posible que den el visto bueno para legalizar el cáñamo industrial, llegando incluso a implementar un programa medicinal de marihuana.

Pese a compartir frontera con Sudáfrica (donde recientemente se despenalizó el uso individual de la marihuana), el enfoque de Zimbabue parece ser más conservador. Como tal, es poco probable que se despenalice a corto plazo el consumo recreativo de la marihuana.

  • Disclaimer:
    Aunque se ha hecho todo lo posible para garantizar la exactitud de este artículo, no está destinado a proporcionar consejo legal, ya que las situaciones individuales serán diferentes y deben consultarse con un experto y/o abogado.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor y revisor

  • Profile-image

    Sensi Seeds

    El equipo editorial de Sensi Seeds incluye botánicos, expertos médicos y legales, además de activistas de renombre como el Dr. Lester Grinspoon, Micha Knodt, Robert Connell Clarke, Maurice Veldman, Sebastian Marincolo, James Burton y Seshata.
    Más sobre este autor
  • Maurice_Veldman

    Maurice Veldman

    Maurice Veldman es miembro de la Asociación Holandesa de Abogados Penales y uno de los abogados más destacados del campo del cannabis de los Países Bajos. Con 25 años de experiencia en dicho ámbito, su conocimiento del derecho penal y administrativo apoya a los vendedores de cannabis y a los productores de cáñamo al abordar la cuestión de las desigualdades entre el individuo y el estado.
    Más sobre este revisor
Ir arriba