Porros Donut y Hash Holes: El arte de mezclar hierba con hachís

Un primer plano de una articulación de donas enrollada en papel negro contra el fondo negro el fondo negro

Los porros Donut o Hash Holes son cada vez más populares entre la comunidad cannábica. Comercializados por Fidel’s en Estados Unidos y Terps Army en Europa, estos porros preenrollados se han convertido en un éxito de ventas ya que ofrecen una experiencia placentera a los aficionados a la marihuana. ¡Descubre su historia y cómo elaborar uno desde cero!

A la hora de consumir marihuana, uno de los métodos más populares es fumar un rollo de hachís, también conocido como Donut. Estos potentes porros combinan flores de cannabis de alta calidad con extractos sin disolventes. Para montarlo, se enrolla un porro de grandes dimensiones que permita colocar un cilindro con los extractos (normalmente colofonia recién prensada) entre la flor de marihuana y el propio porro, el cual se puede compartir entre varios usuarios. Cuando el hachís, que como hemos indicado no lleva disolventes, arde en el centro del porro, crea un anillo de ceniza que se asemeja a un Donut (o Hash Hole).

Para aquellos aficionados a la marihuana que deseen intensificar su experiencia, los porros Donut o Hash Holes pueden potenciarla significativamente, pues están cargados de diversos terpenos derivados tanto de la flor como de la colofonia, lo que aporta abundantes sabores y aromas. Este método es cómodo y accesible, ya que no requiere ningún equipo especializado, como dab rigs o vaporizadores. ¡Veámoslos con detalle para conocerlos mejor!

¿Qué es un porro Donut?

El logotipo de Terps Donuts con cráneo con casco, dona y una articulación

A Lorenzo, del coffeeshop Terps Army, se le considera el creador del «Terps Donut», el cual tiene una gran aceptación entre la comunidad cannábica europea. Lleva elaborando esta delicia desde 2017, algo de lo que se siente muy orgulloso, siendo a día de hoy una opción muy popular entre los aficionados a la marihuana. Cuando hablamos con Lorenzo en su coffeeshop de Ámsterdam, nos comentó: «A la hora de fumar no hay nada mejor que un Donut, ya que arden lentamente y proporcionan una experiencia intensa que todo el mundo puede disfrutar.»

Dada su potencia, Lorenzo se ha especializado en la elaboración de pequeños lotes de Donuts con el fin de garantizar la máxima calidad. Al principio su producción era muy limitada, ya que empezó fabricando diez Donuts de cada variedad, pero se agotaban enseguida. Más tarde cambió la variedad, manteniendo en todo momento su método artesanal básico.

Lorenzo nos revela que su visión de los Terps Donuts consistía en combinar el hachís más selecto y la hierba de mayor calidad, creando una sinergia que complementa diversas variedades y aromas. Cree que este planteamiento da como resultado un producto que ofrece un amplio espectro de sabores y fragancias. Así, un Terps Donut clásico contiene 0,8 gramos de rosh de primera calidad y 2 gramos de hierba.

Asimismo, también nos comenta que saborear un Terps Donut brinda una amplia diversidad de sensaciones, desde el dulzor refrescante de la limonada hasta las notas intensas y robustas que recuerdan a un puro. Explorar el reino de los sabores y paladear la experiencia hace que consumir un Terps Donut sea algo único. No solo consiste en fumarse un porro, sino en sumergirse en un mundo de sabores y aromas diferentes que se suman a la experiencia global.

¿Qué es un porro Hash Hole?

Shant «Fidel» Damirdjian participó en la Spannabis 2018 de Barcelona, donde promocionó la colaboración entre Cookies y Dying Breed. En aquella época, las genéticas de la Costa Oeste de América inundaron el mercado y adquirieron una inmensa popularidad en Barcelona. Abundaban las colofonias de alta calidad y, al principio, muchos líderes del sector aplicaban hachís en los papeles. Sin embargo, Fidel asegura que su inspiración le llegó gracias a Lorenzo, el cual añadía largas tiras de hachís a sus porros.

Las articulaciones del hoyo del hash de Fidel, una que no está iluminada y una iluminada
Crédito de la foto: fidelshashholes.com

Fidel lanzó en Los Ángeles unos Donuts a los que llamó Hash Hole, los cuales destacaban por su estilo único, marcando así un antes y después en la comunidad cannábica. Fidel, que ha colaborado con destacados productores de cannabis como Serge Cannabis, Gas No Breaks y Cookies, ha desarrollado una amplia variedad de Hash Holes que han influido significativamente en el mercado estadounidense de la marihuana.

Sus porros preenrollados se preparan con maestría empleando marihuana de alta calidad y el mejor hachís al agua. Se puede elegir entre dos tamaños: los Mini Hash Holes, que contienen 1,5 gramos de hierba y 0,5 gramos de colofonia de hachís, y los Original Hash Holes, con 2,5 gramos de hierba y 1 gramo de colofonia de hachís. ¡Son ideales para compartir con los amigos!

¿Cuál es la diferencia entre los Donuts y los Hash Holes?

Como ya se ha mencionado, son muy similares, más allá de su filosofía. Sin embargo, existe una diferencia destacable entre los Donuts de Terp Army y los Hash Holes de Fidel si atendemos a su técnica de liado. Lorenzo enrolla meticulosamente el porro para eliminar cualquier exceso de papel, mientras que los Hash Holes de Fidel, producidos a mayor escala, se enrollan por lo general empleando todo el papel de liar.

¿Cómo se elabora un Hash Hole?

Bueno, pues ya conoces estos porros excepcionalmente potentes y sabrosos… ¡seguro que estás deseando hacerte uno! No te preocupes, te echamos una mano con esta guía paso a paso para liar un Hash Hole.

Las articulaciones de los agujeros de hash de Fidel y un paquete brillante en una superficie blanca
Crédito de la foto: fidelshashholes.com

1. Prepara el material necesario

Prepara los elementos básicos necesarios, entre los que se incluyen los siguientes:  

  • Una bandeja para liar
  • Molinillo
  • Papel de liar
  • Filtros
  • Hierba
  • Un extracto sin disolventes como el hachís
  • Herramienta para dab

2. Tritura la marihuana   

Coloca unos cogollos pequeños en el molinillo y tritura la hierba hasta que adquiera la consistencia deseada. Moler el cannabis garantiza una combustión uniforme y una fumada más homogénea.

3. Prepara el filtro  

Coloca el filtro en el lado izquierdo o derecho según sea tu mano dominante. Este filtro sirve de soporte básico para el porro. Además, ayuda a minimizar la inhalación de cannabis molido no deseado, lo que mejora el sabor y la fumabilidad.

4. Rellena el papel de liar

Después de moler la marihuana, rellena uniformemente el papel de liar con la hierba triturada. Este paso favorece una combustión uniforme y una inhalación más suave.

5. Prepara el hachís

Saca del refrigerador el extracto sin disolventes y con la herramienta de dab crea un cilindro de hachís. Debe extenderse desde el filtro hasta el extremo del porro. Intenta que el cilindro tenga un tamaño uniforme para garantizar una combustión uniforme y eficaz.

6. ¡Enróllalo!

Sujeta la punta del filtro y empieza a liar el porro desde la punta hacia adelante, envolviéndolo con el papel antes de humedecer la goma y sellar el porro.

7. Disfrútalo con los amigos

Una vez terminado tu Hash Hole, ponte cómodo y disfrútalo tranquilamente con tus amigos. Al inhalar, usa una mecha de cáñamo para encender el porro mientras lo giras para que arda de forma uniforme.

Tres inconvenientes típicos de los Hash Holes

Como dice un antiguo proverbio, la práctica hace al maestro. Veamos cómo solucionar tres problemas habituales que plantean los Hash Holes y su combustión inadecuada.

1. Demasiada humedad

Si se filtra demasiada humedad desde la goma adhesiva hasta la marihuana a través del papel, el porro arderá de forma desigual.

2. Enrollado demasiado apretado

Liar un porro Hash Hole demasiado apretado puede impedir la circulación del aire, provocando caladas inadecuadas y una falta de combustión desigual o total.

3. Utiliza marihuana de la mejor calidad   

Al hacer un Hash Hole utiliza únicamente cannabis de primera calidad. El uso de flores sin curar o plantas mal cultivadas puede provocar problemas de combustión.

El futuro del hachís y los porros sin disolventes

Lorenzo, la fuerza creativa que está detrás de Terps Donuts, elogió a Fidel por su incansable dedicación, subrayando que es admirable constatar que esta inspiración se extiende más allá de las fronteras internacionales y alcanza logros sin precedentes. Esta comunidad se nutre de personas especializadas en diversos campos, cada una de las cuales contribuye con distintas funciones asentadas en un firme sentido de comunidad y apoyo mutuo.

En los últimos tiempos hemos pasado de los moonrocks a los Hash Holes y los Donut joints, los cuales han adquirido una mayor popularidad en la comunidad cannábica. Dado el carácter dinámico del sector, los aficionados al hachís han ido aumentando su influencia, tanto es así que ahora se celebra un día anual dedicado a ellos, el 30 de octubre. Es emocionante ser testigo del extraordinario crecimiento de la industria del cannabis, y estamos encantados de formar parte de este viaje.

  • Disclaimer:
    Las leyes y regulaciones referentes al consumo del cannabis difieren de un país a otro. Por lo tanto, Sensi Seeds recomienda encarecidamente que revise las leyes y regulaciones locales. No se debe actuar en contra de la ley.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor

  • Author_profile-Sensi-Mark-Smith

    Mark Smith

    Mark Smith, de origen inglés, es un defensor de la marihuana afincado en los Países Bajos. Ha trabajado durante más de diez años en la industria del cannabis a lo largo y ancho del mundo. Su pasión por la marihuana le ha llevado a recorrer casi todos los continentes, y en la actualidad se dedica a difundir el mensaje como Director de Contenidos de Sensi Seeds en Ámsterdam.
    Más sobre este autor
Ir arriba