by Seshata on 03/01/2014 | Consumo

¿Cuántas Muertes Se Atribuye al Cannabis? Parte I

Consumo Las estimaciones del número de muertes que se atribuye al cannabis varian mucho, yendo desde la absurda afirmación, publicada en un artículo desacreditado en su mayor parte y dirigido al British Medical Journal en 2003, de que se producen 30.000 muertes al año hasta cero. A continuación, evaluaremos que hay detrás de las afirmaciones hechas por los medios de comunicación y por la ciencia, o por su ausencia.


Las estimaciones del número de muertes que se atribuye al cannabis varian mucho, yendo desde la absurda afirmación, publicada en un artículo desacreditado en su mayor parte y dirigido al British Medical Journal en 2003, de que se producen 30.000 muertes al año hasta cero. A continuación, evaluaremos que hay detrás de las afirmaciones hechas por los medios de comunicación y por la ciencia, o por su ausencia.

“El Cannabis Causa 30.000 Muertes al Año”

¿Cuántas Muertes Se Atribuye al Cannabis? Parte I

Uno de los ejemplos más desgraciadamente famosos de la propaganda anticannabis es la afirmación “el cannabis causa 30.000 muertes al año” realizada por el tabloide británico, Daily Mail, en referencia al artículo anteriormente mencionado que publicó el BMJ.

Aunque la mayoría de los principales periódicos informaron también sobre el artículo de manera sensacionalistas, por lo menos fueron más precisos, en general, a la hora de repetir las palabras exactas que había pronunciado el científico que hizo esta afirmación, que eran que el cannabis “podía causar” 30.000 muertes al año.

En cualquier caso, si se realiza un análisis más detenido, los fallos del argumento original son evidentes. El artículo equipara el riesgo que existe al fumar cannabis regularmente durante un largo periodo de tiempo con el consumo de tabaco; basándose en ese supuesto, el autor estimó que el cannabis causaría un número equivalente de muertes.

Un simple vistazo a decenas de estudios existentes demuestra que los peligros del tabaco no son en absoluto comparables con el cannabis; de hecho, los estudios recientes sugieren que los fumadores de cannabis de larga duración pueden realmente presentar una función pulmonar ligeramente mejor, en comparación con la de los fumadores de tabaco e incluso con la de los no fumadores.

Es Casi Imposibe Alcanzar La Dosis Tóxica de THC

¿Cuántas Muertes Se Atribuye al Cannabis? Parte I

Una y otra vez, se ha demostrado que el cannabis no conlleva ningún riesgo de muerte por sobredosis. Así que, a diferencia de la heroína, el alcohol, la cocaína y muchas otras drogas ilegales (y ¡un montón de medicamentos con receta también!), consumir mucho cannabis no matará a ningún humano. Debido a que no existen registros de muertes por esta causa, no se ha podido establecer la dosis letal media de THC para los humanos.

Las dosis de más de 3 g/kg de THC administradas por vía oral no fueron suficientes para causar la muerte a los, en su mayoría, perros y monos sometidos a prueba en un estudio realizado en la década de 1970. Aunque algunos animales murieron de tan poco como 1 g/kg, estos casos fueron una minoría; no fueron suficientes para proporcionar una base que ayude a determinar la dosis letal media o DL50—que debe matar al menos al 50% de una población determinada.

Como referencia, se estima que la mayoría de los productos alimentarios medicinales a base de cannabis disponibles hoy en día en los EE.UU. contienen entre 15 mg y 50 mg por porción, aunque algunos productos con una formula más concentrada pueden contener hasta 200 mg.

Un adulto de 60 kg tendría que comer 180 g de THC puro para lograr una dosis de 3.000 mg/kg, y sería extremadamente poco probable que le causara la muerte (aunque esto no ha sido probado minuciosamente en los seres humanos). Otra estimación sostiene que un ser humano tendría que fumarse alrededor de 680 kg de cannabis en un plazo de catorce minutos para que le produjera un efecto letal.

¿Podría el THC por Vía Intravenosa Causar la Muerte?

¿Cuántas Muertes Se Atribuye al Cannabis? Parte I

A pesar de que fue imposible determinar la DL50 para el THC administrado por vía oral en perros y monos, el THC administrado por vía intravenosa produjo resultados muy diferentes. Cuando se inyectaba 92 mg/kg de THC, todos los monos sobrevivían y se recuperaban de todos los efectos adversos en cuatro días; sin embargo, todos menos uno de los monos a los que se inyectó 128 mg/kg de THC murieron en treinta minutos, y el último sucumbió a las tres horas.

Es posible administrar THC a los seres humanos por vía intravenosa, aunque no se tiene conocimiento de que se esté haciendo con fines recreativos y tampoco es parte de ningún programa de tratamiento con cannabis medicinal que se esté llevando a cabo. Actualmente, se están realizando ensayos clínicos para evaluar la eficacia del THC por vía intravenosa en varios países, pero incluso si las técnicas mejorasen y el THC inyectable se encontrara ampliamente disponible, probablemente todavía representaría una pequeña fracción del consumo de cannabis en general.

Por otra parte, si el THC administrado a los seres humanos fuera letal en dosis similares a las observadas en monos, para alcanzar una dosis mortal sería necesario que un individuo de 60 kg se inyectase 7,68 g de THC puro. Como la letalidad del THC disminuye cuanto más arriba nos situemos en el árbol filogenético (la DL50 para las ratas es sólo de 40 mg/kg), sería de esperar que un humano necesitara una dosis más alta que un mono para que se produzca la muerte.

Dosis Letal de Otras Sustancias Tóxicas Comunes

El alcohol, la cocaína y la heroína, todas estas sustancias pueden ser fatales después de una dosis excesiva, algo que es aparentemente imposible con el cannabis. Aunque son raros, existen casos de personas que han consumido el suficiente alcohol en un trago para causarse un envenenamiento mortal. La dosis letal de alcohol es de 5-8g/kg; el contenido de alcohol en sangre de 0,4% o más se considera fatal para cerca del 50% de los seres humanos.

Tan sólo 30 mg de cocaína (lo que fácilmente se puede esnifar en una pequeña raya) pueden causar una sobredosis letal en personas susceptibles, aunque la dosis letal media para un adulto no tolerante se estima en 1,2 g. La dosis letal de heroína se estima en 200-500 mg para los individuos no tolerantes, pero los consumidores habituales pueden tolerar hasta 1,8 g sin efectos perjudiciales.

Se Atribuye a la Toxicidad del Cannabis La Muerte Súbita Sin Explicación

A pesar de la aparente imposibilidad de alcanzar una dosis tóxica a través de fumar o del consumo oral, hay quien aduce que lo que es verdad es precisamente lo contrario. En 2004, los medios británicos dieron una gran cobertura informativa a la noticia de un hombre galés, de 36 años de edad, llamado Lee Maisey, que había muerto como resultado del consumo de cannabis. Maisey murió repentinamente el 23 de agosto de 2003, y se informó de que había estado consumiendo un promedio de seis porros al día durante más o menos los últimos once años.

El forense de Pembrokeshire encargado de realizar la autopsia, Michael Howells, dictaminó que había sido una muerte accidental, ya que Maisey había estado participando en una actividad ilegal en el momento de su fallecimiento. Se llegó a esta conclusión debido a los informes toxicológicos que indicaban que Maisey tenía cantidades importantes de cannabis en su sangre.

Un catedrático que investiga sobre las adicciones en la Universidad de Hull, el Dr. Philip Chico, sumó su voz al clamor general, declarando que la muerte sería más probable “si los consumidores ingirieran el cannabis en lugar de fumarlo; el Dr. John Henry, profesor de toxicología en el Imperial College, incluso declaró: “No he visto nada como esto antes. Corrige el argumento de que el cannabis no puede matar a nadie”.

La Refutación

Sin embargo, el Ministerio Federal de Salud de Suiza pidió al Dr. Rudolf Brenneisen, profesor del Departamento de Investigación Clínica de la Universidad de Berna, que revisara los resultados de la autopsia. El Dr. Brenneisen observó que los datos toxicológicos no eran concluyentes y que el dictamen forense era ilegítimo.

El análisis toxicológico, llevado a cabo por los laboratorios forenses Alliance, del Reino Unido, llegó a la conclusión de que la sangre de Lee Maisey contenía 130 ng/ml de THC-COOH, un metabolito del THC. No se detectó THC en sí, debido a dificultades técnicas. Este nivel de THC-COOH en la sangre se considera moderado, ya que los consumidores habituales suelen presentar niveles de THC-COOH en sangre de 500 ng/ml e incluso superiores.

Sección de comentarios

Publica un comentario

REX MEX

en efecto no exieten muertes comprobadas por la ingesta o inhalacion.....
solamente por manejo de maquinaria , automoviles...incluso hasta por estar caminando cuando se tiene tremenda nota....

larga vida al THC y la hermosa planta de vida..

saludos desde Mexico MTY NL

18/06/2017

Tomas

I ate 2 brownies of 100gr THC each And nothing happened , i just got stoned

14/09/2017

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?
Read More
Read More