by Sebastián Marincolo on 22/06/2016 | Opinión

Henri Michaux, Cannabis, y la Alfombra Mágica, Parte II

Henri Michaux Lester Grinspoon nos recuerda que tenemos que analizar cuidadosamente estos informes, ya que los poetas como Baudelaire, por ejemplo, solían consumir varias sustancias a la vez. Sin embargo, Michaux parece haber distinguido, claramente, entre sus experiencias con la mescalina y las experiencias con el hachís.


Henri_Michaux_Cannabis_Flying_Carpet_Sensi_Seeds_Blog

Mejora de la Memoria Episódica, de la Imaginación y Transformación de Imágenes

Aparte de los cambios en la percepción durante una subida, Michaux describe la mejora de las capacidades cognitivas, como la mejora de la capacidad de recuperación de la memoria episódica:

«Más tarde en casa, empiezo a repasar vagamente en mi mente una escena de una película cinematográfica que he visto unos días antes, cuando de repente los ruidos y las voces del episodio – ‘salieron’ y se lanzaron con violencia hacia mí. Un recuerdo recuperado, pero más fuerte que la expresión original.» [1]

La experiencia de Michaux con un imaginario intensificado, al parecer, proviene de la ingestión de una gran dosis de hachís, lo que puede producir «viajes» visuales:

«Estas imágenes eran distintas, se quedaron discretamente en su sitio. Tuve suficiente tiempo (justo lo suficiente) para verlas con claridad. Era como una serie de escenas muy cortas en color, muy bien compuesta (…).»[2]

Curiosamente, Michaux también observa cómo estas imágenes pueden pasar por transformaciones asociativas, un proceso que puede fácilmente verse como una fuente abundante de exploración creativa para un artista:

«Estaba mirando una cuerda, enroscándose, de repente terminó en el hocico rojo de un pequeño felino, (una especie de ocelote, se parecía a mí, (…) su cuello estaba hecho de cuerda, aunque su hocico era muy realista y amenazante). (…) En otra ocasión, estoy fijándome en el complicado montaje de un conjunto de piezas metálicas que repente se convierten en una ametralladora que me apunta.» [3]    

Henri Michaux, foto tomada en Buenos Aires c. 1936-1938 por el amigo de Walter Benjamin Gisèle Freund
Henri Michaux, foto tomada en Buenos Aires c. 1936-1938 por el amigo de Walter Benjamin Gisèle Freund

Mejora de la Comprensión Empática

Disponemos de infinidad de informes de consumidores de marihuana de confianza que describen cómo una subida les ha ayudado a comprender empáticamente a los demás, a imaginar mejor cómo es estar en la situación de otra persona y a sentir los sentimientos de esa persona. Desde hace ya unos años, se tiene constancia de que tanto adultos como niños que padecen diversas formas de trastorno del espectro autista (TEA) se benefician enormemente del uso o consumo de cannabis. Bajo la influencia de una subida, es decir, el efecto psicoactivo del cannabis, parecen ser más capaces de entender las emociones y necesidades de los que les rodean. [4]

Mientras lee un texto durante una subida, Michaux siente que el hachís puede ayudarle a entender y a «sentir» la personalidad del escritor:

«Se puede oír a los escritores en persona (….) Las palabras ya no desempeñan ninguna papel. El hombre que está detrás de ellas llega por delante. (…) El texto, da igual donde elijas empezar, se convierte en una voz, (…) y el hombre habla desde esta voz. El hombre que lo escribió está ahí. El hachís abre el espacio interior de las oraciones (…). Así pues, el escritor desenmascarado nunca recuperaba por completo su manto ni su antiguo refugio.» [5]

En otro pasaje, Michaux indica que, durante una subida, su percepción de los demás es lo que otros consumidores de cannabis han descrito como «telepática»:

«…con una mirada que piensa, piensa y pasa por la cabeza de la otra persona.» [6]

En otra ocasión, Michaux va caminando por la calle y su atención es atraída por la voz de una chica que pasa cerca. Una vez más, siente como si pudiera «leer» la mente de la chica:

«Seguí morando en ella apasionadamente – una voz, casi madura, y genuinamente tímida, que te hacía olvidar todo lo demás, una voz que imploraba protección, tan recelosa del fenómeno del lenguaje, avanzando con tanta cautela como un pie al borde de un precipicio, o unos dedos que se acercan al fuego. (…) Debería haber (…) llegado a conocer a esta chica, tan elegante en sus temores, tan conmovedora y distinguida en su pequeña osadía, que a ella seguro le parecía enorme, con tanta delicadeza aventurera en su pérdida de reservas mientras daba su primer paso vacilante.» [7] 

¿Es posible que Michaux puede leer o interpretar todo esto a partir del mero sonido de su voz, de la voz de una chica a la que, según escribe, ni siquiera vio? En mi libro High. Insights on Marijuana, he afirmado que, de hecho, una subida de cannabis puede producir diversas mejoras cognitivas, tales como la hiperconcentración de la atención, una mayor capacidad de recuperación de la memoria episódica, y un mayor reconocimiento de patrones, lo que podría explicar la capacidad de Michaux para «leer» tanto de la voz de la chica. Se centra enormemente en la voz y reconoce los patrones de sonido que recuerda de otras voces; patrones típicos de sonido parecidos a los de otras personas en las que él reconoció la expresión de inseguridad, osadía y timidez.

La teorías contemporáneas de «simulación» de la comprensión empática ponen de manifiesto lo importante que es que utilicemos la imaginación para ponernos a nosotros mismos en el lugar de los demás, para simular estar en su situación a fin de comprenderles mejor. Esta capacidad parece que suele intensificarse durante una subida. Michaux describe este proceso con claridad. Mirando a una fotografía durante una subida, observa:

«Estaba mirando (…) unas fotografías de esos increíbles buzos de las Nuevas Hébridas que, sujetados por largas cuerdas, saltan de cabeza desde una torre a cincuenta pies o así de altura, aterrizando en el suelo lentamente … era consciente de las distancias, hice una estimación como si estuviera allí arriba, en la parte superior de la torre, yo mismo el hombre, (…), seguí sintiéndome mareo, e incluso después de pasar la página, todavía me siento como si estuviera en lo alto de la torre, aún a esa altura aterradora.» [8]  

"La Torre, Isla de Pentecostés, Vanuatu", de Paul Stein
«La Torre, Isla de Pentecostés, Vanuatu», de Paul Stein

Poetas, Psiconautas, y el Valor de la Evidencia Anecdótica

La mayoría de los estudios científicos anteriores diseñados para investigar los efectos agudos del cannabis sobre la conciencia presentaban graves deficiencias en su diseño. Por lo general, los participantes en dichos experimentos no disponían de experiencia previa con la sustancia, venían con convicciones negativas o tenían miedo porque no sabían qué esperar. Muchas de las reacciones de ansiedad y negativas resultantes fueron causadas por un estado mental y un entorno (set & setting) clínicos estériles, en los que los investigadores científicos controlaban sus dosis. Además, los participantes en estos estudios no presentaban capacidades introspectivas especiales para observar y describir sus propios estados mentales.

Hace más de cuarenta y cinco años, el psiquiatra de Harvard Lester Grinspoon y el psicólogo de Harvard Charles Tart llegaron a la conclusión de que podían estudiar mejor los efectos de la marihuana en la mente y el cuerpo mediante la recopilación, y el análisis, de informes anecdóticos de los consumidores habituales de marihuana. En su influyente libro Marijuana Reconsidered (1971), Lester Grinspoon fue lo bastante valiente para incluir, y evaluar, los informes de muchos escritores y artistas, como Fitz Hugh Ludlow, Baudelaire y Michaux.

Lester Grinspoon nos recuerda que tenemos que analizar cuidadosamente estos informes, ya que los poetas como Baudelaire, por ejemplo, solían consumir varias sustancias a la vez.

Sin embargo, Michaux parece haber distinguido, claramente, entre sus experiencias con la mescalina y las experiencias con el hachís. Al igual que otros escritores y colegas psiconautas, nos ha dejado descripciones hermosas y muy provechosas de muchas de las mejoras cognitivas y perceptivas que una subida cannabis puede proporcionar. Muchas de sus observaciones han sido respaldadas por un sinfín de informes anecdóticos minuciosos de otros consumidores, incluidos muchos pacientes medicinales como los que sufren un trastorno del espectro autista que se han podido beneficiar del uso de cannabis. Es hora de que los científicos de diferentes campos analicen estos informes de nuevo para entender mejor cómo el consumo de cannabis puede afectar y mejorar nuestra mente y nuestro cuerpo – y para entender qué papel podría desempeñar el sistema endocannabinoide en esos procesos.

 

[1] Henri Michaux, Miserable Miracle, Lycaeum, Traducido por Louise Varese 1963, Cápitulo 4, Cáñamo Indio.

[2] Ibíd.

[3] Ibíd.

[4] Compara en mi artículo “Marihuana, Empatía, y Casos Graves de Autismo“.

[5] Henri Michaux (1961), Light Through Darkness, Orion Press, New York pp.124-127.

[6] Henri Michaux, Miserable Miracle, Lycaeum, Traducido por Louise Varese 1963, Cápitulo 4, Cáñamo Indio.

[7] Ibíd.

[8] Henri Michaux, Miserable Miracle, Lycaeum, Traducido por Louise Varese 1963, Cápitulo 4, Cáñamo Indio.

Sección de comentarios

¿Tienes una opinión? Háznosla saber dejando un comentario

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?