Los efectos de la marihuana sobre la oercepción de la imagen corporal

«Hay más sabiduría en tu cuerpo que en tu filosofía más profunda.»

Friedrich Nietzsche (Filósofo alemán, 1844-1900)

¿Cómo localizamos e identificamos un cosquilleo justo debajo del hombro? ¿O una fuerte sensación de escozor en el cuello? ¿Cómo consigue nuestro cerebro mantenernos en equilibrio sobre ambos pies cuando caminamos y cómo sabemos donde está situado nuestro cuerpo en el espacio, incluso cuando cerramos los ojos?

Sandra y Matthew Blakeslee resumen en su libro, “The Body Has a Mind of its Own” («El cuerpo tiene una mente propia»), su respuesta a estas preguntas:

«Cada punto en tu cuerpo, cada órgano interno y cada punto en el espacio hasta la punta de tus dedos, se corresponden directamente con otro en el mapa cerebral de nuestro cuerpo. Tu capacidad de sentir, moverte y actuar en un mundo físico surge de una rica red de mapas del cuerpo flexibles y distribuidos por todo el cerebro – mapas que crecen, se encogen y se transforman para adaptarse a sus necesidades.» [1]

El Método de Mapeo Corporal y la Mejora de las Sensaciones Corporales

El psicólogo de Harvard, Charles Tart, menciona en su estudio «On being Stoned» que los consumidores de marihuana sienten que su efecto psicoactivo o subida les puede ayudar a acceder mejor introspectivamente a sus sensaciones corporales presentes y a sus sentimientos. Muchos de los consumidores bajo observación confirmaron los siguientes efectos de la marihuana como «comunes»:

«Siento que mi piel está extraordinariamente sensible»

«El dolor es más intenso si me concentro en él»

«Se vuelve extraño el modo en que percibo la forma que tiene mi cuerpo; la forma «percibida» no se corresponde con la forma actual (por ejemplo, puede que se sienta desequilibrado, o que sienta como pesan algunas partes de su cuerpo mientras que otras son ligeras»

«Siento una enorme y agradable calidez dentro de mi cuerpo»

«Soy mucho más consciente de los latidos de mi corazón»

«Tomo conciencia de mi respiración y puedo sentir mi aliento entrando y saliendo por la garganta, llenando mis pulmones» [2]

Según el neurólogo Antonio Damasio, todos tenemos un sentido intereoceptivo que nos proporciona información sobre el interior de nuestro cuerpo. Para Damasio, este sentido interno se basa en un sistema de representación de mapas (también llamado el «sistema somatosensorial»), que se ha desarrollado para identificar y localizar estados corporales internos como:

» (…) estados de dolor, temperatura corporal, enrojecimiento de la cara, picazón, cosquilleo, escalofrios, sensaciones viscerales y genitales; el estado de la musculatura lisa de los vasos sanguíneos y otras vísceras (…).» [3]

¿Es posible que la marihuana interactúe con este sistema de mapas del cuerpo? También sabemos que con grandes dosis de marihuana se puede llegar a distorsionar la «imagen corporal», lo que también se describe a menudo en la literatura. En el testimonio de un consumidor experimentado bajo los efectos de una dosis alta de hachís ingerido, el escritor estadounidense Bayard Taylor (1825-1878), revela un efecto aún mayor sobre su imagen corporal después de la ingestión de una cantidad mucho más grande de mermelada de hachís:

Bayard Taylor, escritor estadounidense, 1825-1878

«El sentido de limitación – de confinamiento de los sentidos dentro de los límites de nuestra propia carne y sangre – desapareció al instante. Las paredes de mi cuerpo estallaron hacia afuera y se desplomaron en ruinas; y, sin pensar en qué forma tenía – perdiendo contacto incluso con toda idea de forma – sentí que existía toda una vasta extensión de espacio. La sangre latía en mi corazón, se aceleraba a través de las incontables leguas antes de llegar a mis extremidades; el aire que entraba en los pulmones se expandía en mares de límpido éter, y el arco de mi cráneo era más amplio que la bóveda celeste.» [4]

Este informe muestra que una subida de marihuana puede afectar seriamente al sistema de representación visual del cuerpo y también demuestra que es una cuestión de dosis y consumo el que la marihuana puede ayudar con la introspección o no. Considerando que una subida decente podría ayudar a intensificar las sensaciones corporales y traerlas a nuestra conciencia, una dosis más alta puede dar lugar a tergiversaciones y distorsiones de nuestro sistema de mapeo corporal interior.

Cómo Relajar tu Cuerpo durante una Subida

Tart también señala en su estudio que los usuarios a menudo parecen olvidarse de sus cuerpos cuando están bajo los efectos de dosis altas de marihuana. Muchos consumidores estuvieron de acuerdo con las descripciones siguientes de efectos comunes durante una subida fuerte:

«Pierdo la conciencia de la mayor parte de mi cuerpo a menos que expresamente centre mi atención en él o que algún estímulo especialmente fuerte demande mi atención.»

«He perdido toda conciencia de mi cuerpo mientras viajaba en mi imaginación, es decir, he llegado a estar tan absorto por lo que estaba pasando en mi cabeza que mi cuerpo bien podría no haber existido por un tiempo.»

«He perdido toda conciencia de mi cuerpo y del mundo exterior y me acabo de encontrar flotando en el espacio ilimitado (no necesariamente espacio físico).» [5]

¿Cómo se explica eso? Una explicación sería que a pesar de que la marihuana estimula el sistema de representación visual del cuerpo de alguna manera, también estimula otras capacidades como la imaginación y la memoria episódica de modo que nuestra atención se aleja, a veces, sobre todo de nuestras sensaciones corporales y las cambia por fantasías o recuerdos. En última instancia, sin embargo, a estas alturas esto es solo una hipótesis.

Los Endocannabinoides, los Cannabinoides Exógenos y el Sistema de Representación Visual del Cuerpo

Estas observaciones plantean preguntas interesantes. ¿Cómo afecta la marihuana al mapa cerebral del cuerpo? Sabemos que otros efectos de la marihuana dependen en gran medida de su interacción con el sistema endocannabinoide ya existente en nuestro cerebro. También sabemos, por ejemplo, que los endocannabinoides juegan un papel en lo que respecta al proceso de termorregulación – ¿Cuáles son las otras funciones en el sistema de mapas cerebrales del cuerpo? ¿Cómo juegan un papel en la regulación del sistema de mapeo del cuerpo los distintos endocannabinoides?

¿Y cómo los cannabinoides exógenos, es decir, los cannabinoides que tienen un origen externo, como del consumo de cannabis ¿Desempeñan una función que afecta a este sistema? ¿Afectará una variedad con mayor nivel en CBD al sistema de imágenes corporales de una manera diferente a otras variedades?

Estoy convencido de que estas preguntas pueden conducir a avances muy interesantes en la ciencia y en la medicina. Ya es hora de investigar.

[1]   Blakesley, Sandra, and Blakeslee, Matthew, The Body has a Mind of Its Own. (2007). Random House Trade Paperbacks, New York.

[2]   Tart, Charles T. (1971). On Being Stoned: A Psychological Study of Marijuana Intoxication. Palo Alto, Cal.: Science and Behavior Books, pp. 109-126.

[3]   Damasio, Antonio (2003). Looking for Spinoza. Joy, Sorrow, and the Feeling Brain. Harcourt Books., p.106.

[4]  Taylor, Bayard (1863). The Land of The Saracens, or Pictures of Palestine, Chapter X, Asia Minor, Sicily and Spain. http://www.online-literature.com/bayard-taylor/lands-of-the-saracen/(hypertext version 2009).

[5]   Tart 1971, p.110.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor

  • Author_profile-Sebastian-Marincolo

    Sebastian Marincolo

    Marincolo completó su doctorado poniendo énfasis en la filosofía de la mente y en la neurociencia cognitiva, publicando numerosos ensayos y tres libros sobre el potencial de mejora mental que ofrece el subidón de cannabis. Ha trabajado como escritor, productor de la serie macrofotográfica “El arte del cannabis”, artista fotográfico, director creativo, y Director de Comunicaciones de una de las empresas más grandes del mundo dedicadas al cannabis.
    Más sobre este autor
Ir arriba