by Diana on 13/05/2016 | Cultural

La magia de Ellora confirma el poder del cannabis

Ellora Existe un lugar mágico, para la mayoría de nosotros remoto, llamado Ellora. Se trata de un yacimiento arqueológico sito en el estado de Maharashtra, India, a unos 30 kilómetros de la ciudad de Aurangabad. Lugares como las Cuevas de Ellora suelen ser capricho del poder, ése que con mano firme es capaz de hacer posible lo imposible.


Existe un lugar mágico, para la mayoría de nosotros remoto, llamado Ellora. Se trata de un yacimiento arqueológico sito en el estado de Maharashtra, India, a unos 30 kilómetros de la ciudad de Aurangabad.

Ellora, cuyo nombre , por qué no admitirlo, suena casi como música, fue construido por el Imperio Rashtrakuta, una dinastía gobernante de gran parte del subcontinente indio entre los siglos VI y X. Sí es que no podía ser de otro modo. Lugares como las Cuevas de Ellora suelen ser capricho del poder, ése que con  mano firme es capaz de hacer posible lo imposible.

Cuevas de Ellora
Cuevas de Ellora

No es de extrañar que, a día de hoy, esas imponentes cuevas sean Patrimonio de la Humanidad. Monumentos excavados en la propia roca, concretamente en la cara vertical de los cerros Charanandri, Ellora da nombre a un total de 34 cuevas que conformaron monasterios y templos budistas, hinduistas y jainíes construidos hace más de 10 siglos.

Esta construcción arquitectónica tiene una edad aproximada de 1500 años. 1500 años y todavía siguen ahí, impertérritas, observando el mundo desde arriba y viendo pasar capítulos y capítulos de la historia por delante. Si las paredes hablasen…

Asimismo, se sabe que este impresionante conjunto albergaba distintas corrientes religiosas. De hecho, 17 de las cuevas eran hinduistas, 12 budistas y  5 cuevas jainistas. Esto y el hecho de que fueron construidas muy próximas las unas de las otras, nos da a entender que las distintas religiones convivían pacíficamente en aquellas época. Un tiempo en el que la fe no estaba reñida con la paz. Un tiempo en el que la tolerancia era real.

Todos los caminos llevan…¡al cannabis!

Un equipo de investigadores ha descubierto el secreto por el cual, el conjunto se cuevas, se ha mantenido increíblemente bien conservado a pesar de las extremas condiciones climáticas, del normal proceso de deterioro natural y del ataque de los insectos. La respuesta científica, tal y como publicó el diario Times of India, es nada más y nada menos que el cannabis. Sí, habéis leído bien.

Según el rotativo, los expertos han afirmado que  el agente protector en cuestión es una mezcla de cáñamo con arcilla, yeso y cal. Todo ello ha propiciado que las cuevas no se degraden durante tan largo tiempo. Gracias al uso del cáñamo, tanto las cuevas como la gran mayoría de las pinturas que en ellas hay, han permanecido intactas. De hecho, según Singh «es el primer lugar donde se ha encontrado esta combinación de cáñamo con arcilla y yeso, en los frescos”

Asimismo, también es la primera vez que se encuentra el cannabis mezclado con cal y barro, creando así un imponente material de construcción. Sin lugar a dudas, este es un descubrimiento espectacular.

El poder de la planta del cannabis no es, ni mucho menos, algo nuevo. Se sabe que en la civilizaciones antiguas, el cannabis ya ocupaba un importante papel en ceremonias y rituales por sus efectos psicoactivos. Paralelamente, la sociedad descubrió también sus usos medicinales. De hecho, la planta del Cannabis Sativa L.,  es la única planta de la que puede aprovecharse absolutamente todo. Por un lado, su tallo es capaz de ofrecernos una de las fibras naturales más resistentes del mundo, permitiendo al ser humano utilizarla, para hacer papel, cuerdas, textiles y una larga lista de materiales imprescindibles para el día a día. Por otro, están las semillas, que contienen todos los aminoácidos y ácidos grasos esenciales necesarios para mantener una vida saludable.

Por lo visto los habitantes de Ellora ya sabían que las ventajas del cáñamo son infinitas y enormemente beneficiosas.

Un estudio confirma la resistencia del cannabis

Los autores del estudio son Rajdeo Singh, un ex superintendente químico arqueológico del Departamento Científico del Servicio Arqueológico de la India y M M Sardesai, un profesor de botánica en la universidad Dr. Babasaheb Ambedkar Marathwada. Ambos estudiosos concluyeron que el «Cannabis sativa, conocido popularmente como bhang o ganja, se encontró, en Ellora, mezclado con arcilla y cal. Este hallazgo fue confirmado tras el uso de tecnologías tales como la exploración con microscopio electrónico, la transformada de Fourier, la técnica de espectrocopia de infrarrojos y estudios estéreo-microscópicos. Además, se recolectaron muestras áreas de cáñamo en el distrito de Jalna cerca de Aurangabad y también de las cercanías de Delhi. Estos especímenes fueron emparejados con las muestras encontradas en la cueva número 12 de Ellora. Hecha la comprobación, no se encontró desigualdad alguna”.

Los científicos, cuyo estudio se publicó en la revista Current Science , prosiguen afirmando que “en la muestra de la cueva de Ellora, encontramos un 10% de cuota de cannabis sativa en la mezcla de barro y arcilla. Esta es la razón por la que no hay actividad de insectos en Ellora»

El cáñamo como posible material de construcción.

Numerosos estudios confirman que las fibras del cánnabis son más duraderas y resistentes que otras. Por otro lado, tienen propiedades adhesivas, las cuales habrían creado un potente aglomerante. Todo ello hizo posible que se regulase la humedad, repeliendo así a los insectos.

El cáñamo como material de construcción
El cáñamo como material de construcción

De este modo, el hecho de que tanto las paredes como el techo de las cuevas fuesen revestidos con esta mezcla de cáñamo, consiguió que el ambiente se tornara sano y confortable, dando así lugar a un proceso de conservación sin precedentes.

Es por ello que los expertos piden a los organismos encargados de hacer cumplir la ley “una solución para que el cannabis sativa pueda ser utilizado a gran escala para la construcción”  De hecho, así lo sugieren el propio estudio, animando a la creación de “una autoridad independiente  que asigne permisos.»

Tal y como mostró Sensi Seeds en unos de sus artículos,los materiales naturales, biodegradables como el cáñamo, tienen innumerables aplicaciones. Esta fibra natural puede reemplazar muchos contaminantes en la contrucción, tales como la fibra de vidrio o el hormigón.  Existen un sinfín de posibilidades para salvar el medio ambiente, incluyendo el aumento del uso del cáñamo. Entonces, ¿por qué no hacerlo?

El eterno debate

Como toda moneda tiene dos caras, Amitesh Kumar , Comisario de policía de Aurangabad aclaró la situación legal del cannabis en la India. Según él mismo afirmó «la marihuana está prohibida según la ley de Estupefacientes y sustancias Psicotrópicas (NDPS). No puede ser cultivada, transportada, poseída o consumida. Cualquier persona que lleve consigo la sustancia se enfrentará a una pena.»

Puede que el Gobierno indio deba enfrentarse también a lo que ya se conoce como la “revolución del cannabis”. Está claro que la ley, introducida en 1985, ha quedado más que obsoleta y sigue defendiendo una prohibición sin sentido.

Ellora, fue declarada  Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco en el año 1983. Puede que su magia haya resurgido de nuevo para recordarle al mundo que lo que de la naturaleza surge, a la naturaleza debe volver, sin leyes, normas, prohibiciones ni obstáculos de por medio.

Sección de comentarios

¿Tienes una opinión? Háznosla saber dejando un comentario

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?