Lo qué el hachís le hizo a Walter Benjamin, Parte III

Ya en su segundo protocolo sobre sus experiencias con el hachís, escrito en 1927, Walter Benjamin explicó una expresión que dijo haber tomado de su amigo Ernst Joël1: "Cambio funcional. Aprovecho la expresión de Joël. Esta es la experiencia que me hizo pensar en ello: me entregó un libro de Kafka: "Contemplación" (Betrachtung). Leí el título. Pero entonces, el libro se convirtió inmediatamente en lo que un libro se convierte en la mano de un poeta para el escultor, que tiene que hacer una estatua de este poeta. Encajó de inmediato en la estructura física de mi cuerpo (...)"2 En otras palabras: Al experimentar la subida, Benjamin en un primer momento percibe el libro bajo su función cotidiana, lee la cubierta, pero después su percepción se aleja de esta función, y de repente lo ve como un artista, simplemente como un objeto que esculpir en piedra. Durante la Subida de Benjamin, esto no se tradujo en ningún otro pensamiento más interesante, pero, como voy a explicar ahora, Benjamin acababa de describir detalladamente un mecanismo psicológico fundamental para el proceso de la visión interna (o insight, término utilizado en psicología, que también significa "percepción o entendimiento", e introducido por la Psicología de la Gestalt), uno de los mecanismos que se desencadenan, sistemáticamente, durante una subida, lo que creo que ayuda a explicar por qué tantos consumidores han informado de haber obtenido tantas percepciones o ideas valiosas durante una subida.


Ya en su segundo protocolo sobre sus experiencias con el hachís, escrito en 1927, Walter Benjamin explicó una expresión que dijo haber tomado de su amigo Ernst Joël1:

«Cambio funcional. Aprovecho la expresión de Joël. Esta es la experiencia que me hizo pensar en ello: me entregó un libro de Kafka: «Contemplación» (Betrachtung). Leí el título. Pero entonces, el libro se convirtió inmediatamente en lo que un libro se convierte en la mano de un poeta para el escultor, que tiene que hacer una estatua de este poeta. Encajó de inmediato en la estructura física de mi cuerpo (…)»2

En otras palabras: Al experimentar la subida, Benjamin en un primer momento percibe el libro bajo su función cotidiana, lee la cubierta, pero después su percepción se aleja de esta función, y de repente lo ve como un artista, simplemente como un objeto que esculpir en piedra. Durante la Subida de Benjamin, esto no se tradujo en ningún otro pensamiento más interesante, pero, como voy a explicar ahora, Benjamin acababa de describir detalladamente un mecanismo psicológico fundamental para el proceso de la visión interna (o insight, término utilizado en psicología, que también significa «percepción o entendimiento», e introducido por la Psicología de la Gestalt), uno de los mecanismos que se desencadenan, sistemáticamente, durante una subida, lo que creo que ayuda a explicar por qué tantos consumidores han informado de haber obtenido tantas percepciones o ideas valiosas durante una subida.

Psicología de la Gestalt, Karl Duncker, y el Experimento de la Caja de Cerillas

Mientras que Benjamin y sus amigos experimentaban con el hachís en Berlín, un grupo de psicólogos congregados alrededor de Max Wertheimer, también ubicados en Berlín, trabajaban con ahínco en una teoría innovadora sobre la percepción humana, que más tarde sería famosa bajo el nombre de Psicología de la Gestalt. Uno de sus principales objetivos era explicar el fenómeno de la percepción creativa en el pensamiento. Unos años después de las observaciones de Benjamin, a Karl Duncker, el alumno con más talento de Wertheimer, se le ocurrió el famoso problema de la vela (o de la «caja de cerillas») que los probandos (sujetos sometidos a la prueba) sólo podían resolver con una visión o percepción interna creativa.3 El problema planteado es simple: a los probandos se les daba una caja de cerillas que contenía chinchetas, una vela y unas cerillas sueltas. La tarea consistía en fijar de alguna manera la vela a la pared. Ten en cuenta que la vela no se puede fijar directamente a la pared, por lo que es necesario tener una visión creativa para llegar a ver la caja de cerillas como una bandeja para la vela, fijarla a la pared con las chinchetas, y poner la vela encima de ella.

El famoso problema de la caja de cerillas (o de la vela) de Karl Duncker
El famoso problema de la caja de cerillas (o de la vela) de Karl Duncker

Duncker demostró que los probandos necesitaban más tiempo para resolver el problema si les presentaba la caja de cerillas con las cerillas en el interior, en lugar de presentarles las cerillas por separado, poniendo así de relieve la función de la caja como un contenedor para las cerillas. Su hipótesis consistía en que la percepción de los probandos estaba «funcionalmente ligada» a ver la caja como un contenedor, excluyendo su uso como bandeja. Sólo si los sujetos se apartaban de esta percepción, serían capaces de llegar a ver cómo resolver el problema.

El experimento de la vela de Duncker y su concepto de «fijación funcional» se ha convertido en famoso, y las teorías modernas de la visión interna han confirmado claramente que la noción de Duncker fue una iniciativa pionera para describir uno de los mecanismos más importantes en los procesos de la visión o percepción interna, poco antes del momento eureka.

Ahora volvamos a Benjamin. Debería resultar sencillo ver la importancia de la descripción que hace Benjamin de lo que él y Joël llaman un «cambio funcional» en la percepción durante una subida. Años antes de que a los psicólogos de la Gestalt se les ocurriera la noción de «fijación funcional», había dado una descripción explícita de una de las claves fundamentales para entender por qué, como él y sus amigos habían comprobado por sí mismos, un consumidor de cannabis podía experimentar importantes visiones o percepciones internas y epifanías durante una subida.

Lo que el hachís le hizo a Walter Benjamin

Los experimentos de Benjamin con el hachís tienen que ser calificados como un éxito. Puede que nunca lograse escribir el libro sobre el hachís o las drogas que realmente quería escribir, pero la recopilación póstuma de sus ensayos «Sobre el hachís» («Über Haschisch«) contiene observaciones brillantes.

Portada del libro de Benjamin Sobre el hachís
Portada del libro de Benjamin Sobre el hachís

Benjamin no sólo describió de forma detallada muchos de los efectos de las alteraciones cognitivas producidas por la subida del hachís, sino que también nos mostró la forma en que se pueden utilizar de manera positiva: para tener un mejor sentido del humor, reconocer mejor los rostros, para apreciar más profundamente el arte, la naturaleza, y a otras personas, para revivir recuerdos lejanos, para hiperconcentrarse en ciertas percepciones y acciones, y para la visión interna.

Pero, podríamos preguntar, ¿cuánto influyeron sus experimentos en su propio pensamiento y en el resto de su relevante trabajo? ¿Ayudó el hachís a Benjamin a desarrollar nuevas ideas? Si echamos un vistazo más de cerca a su obra, resulta evidente que Benjamin se benefició enormemente de sus experiencias con el hachís. Permitidme mostraros dos ejemplos.

En su ensayo ilustre «La Obra de Arte en la Época de su Reproductibilidad Técnica», Benjamin escribe:

«A medida que la era de la reproductibilidad técnica despojaba al arte de su firmamento de culto, su autonomía se desvanecía para siempre. El cambio funcional, sin embargo, que vino con él, desapareció de la vista del siglo.»4

Ésta es una de las observaciones centrales de Benjamin para el ensayo, y creo que, hoy en día, resulta obvio cómo los experimentos de Benjamin le aportaron esta perspectiva. El hachís le hizo ver un libro que sufría un cambio funcional bajo su percepción, y esto bien podría haberle ayudado también a ver el arte sufriendo un cambio funcional en la era de la reproductibilidad técnica, y a ver cómo otros no llegaban a percibir ese cambio funcional.

Durante sus experimentos con el hachís, comenzó a escribir y definir su concepto de «aura», que también juega un papel central en su famoso ensayo sobre el arte. Obviamente, entonces, Benjamin estaba pensando en los temas de su último trabajo mientras estaba bajo la influencia del hachís. Uno de los pasajes más evidentes para mí, que demuestran cómo el pensamiento de Benjamin se benefició mucho de la influencia del hachís, es una de sus destacadas observaciones acerca de las posibilidades artísticas procedentes de las técnicas cinematográficas. Recuerda las afirmaciones de Benjamin sobre la hiperconcentración de la atención durante una subida, y sus observaciones sobre el cambio del espacio y de la percepción del tiempo durante una subida, sobre la sensación de que el tiempo se ralentiza eternamente, sobre la hiperconcentración de la percepción, haciendo observaciones increíbles en este espacio-tiempo prolongado. En su ensayo sobre el arte, escrito en los años en los que experimentó con el hachís, Benjamin escribe:

«En un primer plano, el espacio se extiende, y lo mismo ocurre con el movimiento a cámara lenta. Y al igual que la ampliación no es sólo una mera aclaración de lo que ya está ahí, sino que más bien nos muestra una estructura del material totalmente nueva, un movimiento tan lento no sólo nos muestra los motivos conocidos en el movimiento, sino que se sabe que se revela en esos movimientos completamente desconocidos «motivos que no parecen movimientos tan ralentizados, sino que extrañamente se deslizan, flotan, son sobrenaturales.»5   

Conclusión

¿Acaso Walter Benjamin aportó grandes ideas y percepciones sobre la subida del cannabis? ¿Sus observaciones y sus puntos de vista durante sus subidas producidas por el cannabis inspiraron e influyeron positivamente en sus otros trabajos? ¿Y este trabajo y sus ideas inspiradas por el cannabis influyeron en los pensadores de la modernidad a gran escala? Yo diría que sí, desde luego que sí, sin duda lo hizo. Los caminos del pensamiento durante una subida son especiales. Y, a veces, están sembrados de rosas.

Fuentes:

1 Ernst Joël había sido tratado con morfina como analgésico después de resultar herido en la primera guerra mundial. Después de la guerra, Joël y su amigo Fritz Fränkel abrieron una clínica para adictos en Berlín. Más tarde, comenzó a experimentar con sustancias psicoactivas e propició la participación de Benjamin en los experimentos con el hachís.
2 En: Walter Benjamin (1972), «Über Haschisch«, Suhrkamp Verlag, Frankfurt, p. 75.
3 Duncker, Karl (1935). Zur Psychologie des produktiven Denkens [Psicología del Pensamiento Productivo]. Springer. OCLC 6677283.
4 Walter Benjamin (1935/1980), en: Gesammelte Schriften, Band I, Teil 2, Suhrkamp, Frankfurt am Main

http://de.wikisource.org/wiki/Das_Kunstwerk_im_Zeitalter_seiner_technischen_Reproduzierbarkeit_%28Dritte_Fassung%29
5 Ibid. la cita contenida en la cita es de Rudolf Arnheim.

 

 

Sección de comentarios

¿Tienes una opinión? Háznosla saber dejando un comentario

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?
Read More
Read More