by Miranda on 11/08/2015 | Legal & Política Opinión

Oceanía También Avanza: Cannabis en Australia – Parte II

A diario se producen avances y novedades en el mundo que tienen que ver con la legalización y la normalización del cannabis. Vamos a centrarnos en Australia, uno de los 14 países independientes que forman ese continente.


Cada estado y territorio australiano tiene su propia legislación por lo que las multas y penas varían (CC.Bianca J)
Cada estado y territorio australiano tiene su propia legislación por lo que las multas y penas varían (CC.Bianca J)

A diario se producen avances y novedades en el mundo que tienen que ver con la legalización y la normalización del cannabis, principalmente, en el continente americano y en Europa.

Sin embargo, hay un tercer continente que avanza en esa misma dirección: Oceanía, y en concreto, vamos a centrarnos en Australia, uno de los 14 países independientes que forman ese continente.

En esta segunda parte, vamos a terminar de conocer un poco más la situación actual del cannabis en el resto de estados y territorios australianos que nos quedan pendientes, además de fijarnos en la actualidad del cannabis medicinal y en la cultura del cannabis en Australia.

Legislación actual relativa al cannabis en los estados y territorios australianos

 

Australia Meridional

Este estado se encuentra ubicado en la parte central sur del país, que cubre algunas de las partes más áridas del continente. La capital estatal es Adelaida, la quinta ciudad más grande de Australia. Australia Meridional, también llamada Australia del Sur, fue elprimer estado endespenalizarlos delitosmenores de cannabisen 1987.

A partir de agosto de 2011, los residentes a los que se encuentre con un máximo de 100 gramos de marihuana, 20 gramos de hachís (resina), una planta no hidropónica de cannabis o equipo para fumar son sancionados con una multa de  50 $ a 150 $ que deben pagar en un plazo de 60 días y recibirán un aviso de Necesidad de Intervención por Cannabis para asistir a una sesión de orientación obligatoria. Las cantidades más grandes conllevan a una pena de unos 2.000 dólares o dos años en la cárcel, o ambas cosas. Una persona que se encuentre en posesión de más de 100 gramos de cannabis se considera que tiene esa cantidad para distribuir y podría enfrentarse a una multa de 20.000 $ o una pena de dos años en la cárcel. También es ilegal que el material utilizado para fumar cannabis esté a la vista o se venda en tiendas, con multas de hasta 10.000 $ por la venta a adultos y penas de cárcel de hasta dos años, o una multa de hasta 24.000 $ por la venta a menores de edad.

Tasmania

Tasmania se encuentra separada de la tierra continental de Australia por el estrecho de Bass y es el estado más pequeño de Australia. Su capital es Hobart. Según la legislación de Tasmania, los infractores encontrados con un máximo de 50 gramos de cannabis pueden ser amonestados tres veces en diez años, con diferentes procedimientos en el momento de cada amonestación. Con la primera amonestación, hay que proporcionar información y referencias y con la segunda, se pone en marcha una intervención. Con la tercera y última advertencia, se evalúa al individuo para determinar su nivel de dependencia y se le deriva a un programa de intervención o tratamiento.

Victoria

Es el más pequeño de los estados continentales. Su capital es Melbourne, la segunda ciudad más poblada de Australia. El cannabis es ilegal y constituye un delito penal en Victoria, pero los delitos de drogas no son juzgados en un tribunal diferente. Al igual que en los otros estados, no se ha despenalizado, y le corresponde a la policía decidir si arrestar al consumidor de drogas o si le deriva a un programa con el fin de asesorarle y ayudarle.
Cualquier persona que lleva encima menos de 50 gramos de cannabis en Victoria puede ser enviado a un programa de educación, pero, como en Nueva Gales del Sur, esa opción sólo está disponible para los que han cometido dos infracciones antes de que se presenten cargos.

Australia Occidental

Es el estado más grande si se considera su área. Alrededor de tres cuartos de la población del estado viven en la capital Perth, que es la cuarta ciudad más poblada de Australia. Junto a Nueva Gales del Sur, Australia Occidental tiene la postura más dura de la nación en lo que se refiere a delitos de drogas. En 2004, se introdujeron sanciones civiles para la posesión de cannabis, pero fueron anuladas con el cambio de gobierno que se produjo en 2008.
Desde las reformas de agosto de 2011, los infractores que no han cometido ningún delito anterior relativo al cannabis, pero son sorprendidos con no más de 10 gramos de cannabis cosechado y/o algún utensilio para fumar deben asistir a una sesión de Intervención por cannabis en un plazo de 28 días o recibirán una sentencia condenatoria.

Cannabis medicinal en Australia

El debate a favor de la legalización del uso del cannabis medicinal está de actualidad en Australia (CC.Chuck Coker)
El debate a favor de la legalización del uso del cannabis medicinal está de actualidad en Australia (CC.Chuck Coker)

Australia ha puesto sus ojos en el cannabis medicinal y se ha convertido en el último país en ponerlo a prueba. Aunque la intención no es legalizarlo aún del todo, que es lo que quieren y por lo que han estado presionando los activistas australianos, se ha dado un paso importantísimo. El debate a favor de la legalización del uso del cannabis medicinal en Australia es un tema de actualidad.

Como ya hemos mencionado, es ilegal cultivar y usar cannabis en el país sin una autorización, justificación o excepción recogidas en la legislación actual. La necesidad médica también se ha utilizado como defensa legítima en algunos casos en Australia, tales como los ensayos clínicos de cannabis con fines medicinales sugeridos por diferentes gobiernos.

El apoyo a favor de un cambio en la legislación que permitiese el uso del cannabis con fines medicinales se mantuvo relativamente estable entre 2004 y 2007. En la encuesta de 2007, elaborada por el NDSHS, los datos demostraron que dos tercios (68,6%) de los encuestados respaldaban “un cambio en la legislación para permitir el uso de cannabis con fines medicinales” y casi tres cuartas partes (73,6%) estaban a favor de “realizar ensayos clínicos para que los pacientes puedan utilizar el cannabis medicinal como tratamiento para sus enfermedades”. El apoyo de las mujeres a ambas medidas fue ligeramente superior al de los hombres.

En 16 de mayo 2013, aparecía en los medios de comunicación la noticia sobre que una comisión parlamentaria de Nueva Gales del Sur (NSW) recomendaba el uso de cannabis por prescripción médica para pacientes con enfermedades terminales y apoyaba la legalización de los productos farmacéuticos a base de cannabis por tales motivos. Como parte de la recomendación, el Comité pedía la colaboración del gobierno federal australiano para elaborar un plan que permitiría a los pacientes poseer hasta 15 gramos de cannabis. Además, tanto los pacientes como sus cuidadores estarían obligados a obtener un certificado de un especialista, registrado en el Departamento de Salud, y una tarjeta de identificación con foto.

Aunque el informe del comité, que incluía a miembros de diferentes partidos políticos fue unánime, el documento reconocía que la jurisdicción de Nueva Gales del Sur al respecto estaba limitada, ya que son las leyes y organismos federales, como la Administración de Productos Terapéuticos, las que regulan las sustancias estupefacientes. Además cabe destacar que el comité no recomendaba el uso de cannabis para el dolor crónico o la despenalización del cultivo de marihuana para uso personal.

En febrero de 2014, Tasman Health Cannabinoids (antes TasCann, ahora AusCann) propuso la realización de ensayos de cultivo y procesamiento de cannabis medicinal en Tasmania, en colaboración con la Universidad de Tasmania. Este proyecto fue aprobado en un principio por el entonces ministro laborista de Salud, para ser rechazado después por el ministro entrante del nuevo gobierno liberal.

Nueva Gales del Sur ha empezado los ensayos clínicos con cannabis medicinal para tratar la epilepsia, el dolor crónico y los efectos secundarios de la quimioterapia (CC.prensa420)
Nueva Gales del Sur ha empezado los ensayos clínicos con cannabis medicinal para tratar la epilepsia, el dolor crónico y los efectos secundarios de la quimioterapia (CC.prensa420)

A pesar de este revés, en mayo de 2015, la empresa australiana AusCann ha llegado a un acuerdo histórico con el gobierno de la Isla Norfolk, que le ha concedido una licencia para cultivar y producir variedades de cannabis medicinal de gran calidad a partir de noviembre de este año. El territorio australiano autónomo de la Isla de Norfolk se considera un lugar ideal para la producción de cannabis debido a su clima y a la seguridad que aporta su ubicación geográfica. La intención es exportar la totalidad de su primera cosecha a Canadá a mediados del próximo año, y se suministrarán variedades sativa y sativa dominante, que no son adecuadas para el cultivo en las instalaciones de interior de Canadá. Sin embargo, la concesión de la licencia se produjo después de que el gobierno australiano aprobase una ley para abolir el parlamento de la isla de Norfolk y reemplazarlo por un consejo local, lo que pone en peligro este acuerdo de exportación de cannabis medicinal.

En la actualidad, el único estado que ha empezado los ensayos clínicos es Nueva Gales del Sur, que realizó el primero de tres en enero de 2015, con el fin de tratar la epilepsia resistente a fármacos, aliviar el dolor crónico, y tratar algunos de los muchos efectos secundarios inducidos por la quimioterapia y sufridos por miles de pacientes con cáncer. Más recientemente, los estados de Victoria y Queensland se han unido a este ensayo, también con un énfasis en el tratamiento de niños con epilepsia severa. Ambos estados van a seguir a Nueva Gales del Sur en la despenalización del aceite de cannabis para el tratamiento de las náuseas producidas por la quimioterapia y para la epilepsia severa resistente a los fármacos, así como para los cuidados paliativos. El nuevo acuerdo significa de los habitantes de Victoria y los de Queensland que padecen enfermedades potencialmente mortales o terminales pueden participar en los ensayos clínicos llevados a cabo por el gobierno de Nueva Gales del Sur.

El pasado mes de marzo, la oposición del gobierno de Australia Meridional le pidió al Estado que se sumase al esfuerzo nacional de investigación sobre el cannabis medicinal para poder participar en los ensayos clínicos que se llevan a cabo en Nueva Gales del Sur.

Nimbin, la capital cultural del cannabis en Australia

Nimbin se considera
Nimbin se considera “la capital cultural del cannabis” del continente oceánico (CC.jeffowenphotos)

Nimbin es un pueblo pequeño situado en la zona norte del estado australiano de Nueva Gales del Sur, en las montañas, cerca de la costa este. La historia de este pueblo 100% hippie comienza en 1973, cuando se celebra un festival de artes contraculturales y musical, el Aquarius Festival, organizado por la Unión Australiana de estudiantes. El festival iba dirigido a un público que compartía un gran interés por el pensamiento alternativo y los estilos de vida sostenibles. Se le suele describir como el equivalente australiano del Festival de Woodstock y el lugar de nacimiento del movimiento hippie de Australia. Se estima que asistieron entre 5.000 y 10.000 personas. El Festival tuvo un efecto permanente en la economía de Nimbin, ya que muchos de los asistentes decidieron quedarse e instalarse allí, formando comunas y otro tipo de comunidades en busca de un “estilo de vida alternativo”, claramente influenciado por el movimiento juvenil de los años 60, que parece haber resistido al paso del tiempo en este pequeño y pintoresco pueblo australiano.

Desde entonces, Nimbin destaca por el protagonismo de sus iniciativas medioambientales, como la permacultura, la sostenibilidad y el autoabastecimiento, además de por la contracultura del cannabis. Se le ha sido calificado, en la literatura y en los medios de comunicación, como “la capital cultural del cannabis” del continente oceánico y “un experimento social”. Nimbin es puro color. El arcoíris está plasmado en cada rincón de esta pequeña comunidad australiana. Se ha convertido en un icono de la historia cultural de Australia y muchos de los valores que la contracultura introdujo allí por primera vez han pasado a formar parte de la cultura australiana moderna.

Uno de los mayores reclamos y atractivos para el turismo de este lugar es la legalización del cannabis. A pesar de que, en Nueva Gales del Sur, el cultivo, posesión o venta de cannabis está penado por la ley, parece que Nimbin ha sido absuelto de esta condena. El cannabis se compra, se vende y se consume abiertamente en la calle, y si se acerca un coche de policía, se puede oír el grito de “¡Taxi!” por toda la calle, como una alerta para advertir de la presencia de las fuerzas de la ley. Al más puro estilo Ámsterdam, encontrarás cafeterías donde podrás consumir cannabis, Grow Shops y tiendas alternativas, que venden todo tipo de productos de cáñamo: textiles, cosméticos, comestibles, etc., por supuesto, con fines medicinales.

A pesar de todo, el nivel de intervención policial contra el tráfico de drogas en Nimbin ha fluctuado a lo largo de los años, por lo general, dirigiéndose a sancionar la posesión y a tomar medidas enérgicas contra la distribución de marihuana. Sin embargo, tanto la policía estatal como la federal no han sido capaces de detener o ni siquiera reducir, de forma significativa, la prevalencia del consumo de cannabis en el pueblo.

- Mardi Grass se celebra en Nimbin el primer fin de semana de mayo desde 1993 (CC.m.a.r.c.)
– Mardi Grass se celebra en Nimbin el primer fin de semana de mayo desde 1993 (CC.m.a.r.c.)

Asimismo, Nimbin se caracteriza por el activismo cannábico, cuyo mayor exponente es la tradicional celebración del festival anual MardiGrass, desde hace más de un par de décadas. Este festival se celebra durante el primer fin de semana de mayo, como parte de las Marchas Mundiales a favor de la Marihuana desde 1993, con el fin de movilizarse y manifestarse a favor de acabar con la prohibición del cannabis en Australia, mediante la reforma de las leyes relativas al cannabis. Los miembros de Hemp Embassy (antes “Nimbin Hemp”) decidieron organizar esta protesta pacífica en un ambiente de no confrontación, a la que todo el mundo pudiera asistir tranquilamente, el 1 de mayo de 1993. La edición del MardiGrass de este año 2015 se ha centrado principalmente en el cannabis medicinal.

Siguiendo los pasos de la Cannabis Cup de los Países Bajos, la Cannabis Cup de Australia se celebra durante el MardiGrass para juzgar las diferentes variedades de cannabis que los cultivadores presenten. También durante este festival, se organizan los Juegos Olímpicos del Cannabis, en los que se incluyen pruebas de lanzamiento de bong, un concurso de liarse porros y una competición al estilo “Ironman” en la que los cultivadores participantes tienen que arrastrar grandes bolsas de fertilizantes, entre otras cosas.

Más cultura del cannabis en Australia

El objetivo de Hemp Embassy es conseguir la reforma legislativa del cannabis en Australia (CC.Nicki Fernades)
El objetivo de Hemp Embassy es conseguir la reforma legislativa del cannabis en Australia (CC.Nicki Fernades)

La comunidad cannábica australiana es muy amplia, por lo que existen múltiples iniciativas de diferente naturaleza en el país. Hemp Embassy (Embajada del Cáñamo) de Nimbin es una asociación sin ánimo de lucro, constituida bajo el nombre Nimbin Hemp y fundada en 1992. Los objetivos de la embajada son la reforma legislativa del cannabis a través de un programa de educación para la comunidad sobre los productos de cáñamo y cannabis, además de promover una actitud más tolerante y compasiva hacia las personas en general. Esta asociación organiza cada año el Mardigrass en Nimbin, además de muchas otras actividades educativas, informativas y festivas, cuyo fin es conseguir la reforma legislativa del cannabis.

The Help End Marijuana Prohibition (HEMP) Party es un partido político australiano, ubicado en Nimbin. Los objetivos de HEMP se centran en la despenalización tanto de la posesión de pequeñas cantidades de cannabis como del cultivo de cannabis para uso personal, además de en la legalización del cannabis para uso médico. Su actividad se dirige a las tres vertientes de la planta: personal o recreativa, industrial y medicinal. El grupo fue fundado en 1993 por Nigel Quinlan, quien se presentó como candidato con el nombre de Nigel Freemarijuana. HEMP ha presentado, sin mucho éxito, varios candidatos en las elecciones federales y estatales, además de haber tenido problemas para mantener los requisitos de afiliación reglamentarios para el registro de partidos políticos de Australia.

Si lo que se quiere es conseguir información, Australia cuenta con portales y comunidades online, como ozstoners.com y 420australia.com, además de publicaciones impresas y online, como StickyPoint Magazine, que ofrecen información actualizada sobre la situación del cannabis en Australia, con una gran variedad de noticias y temas que van desde el cáñamo industrial, al uso del cannabis medicinal, a la reducción de daños, leyes y políticas relativas al cannabis, la prohibición, cultivo de cannabis, etnobotánica, cocina con cannabis, libros, películas…

La información y los temas discutidos dentro de la comunidad del cannabis australiana son tan variados como los discutidos en el resto del mundo, tan variados como los que puedes encontrar a diario en este mismo blog. La comunidad del cannabis mundial se mueve y avanza en una misma dirección, y ya son tres los continentes donde se dibuja un nuevo escenario para el cannabis.

Sección de comentarios

¿Tienes una opinión? Háznosla saber dejando un comentario

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?