Cannabis en Alemania: Leyes, Uso y Historia

Consumir cannabis en Alemania es ilegal, aunque la ley admite pequeñas cantidades para uso privado. Algunos políticos presionan para que se despenalice del todo, aunque curiosamente la mayoría del público general no está a favor. Sin embargo, el mercado de cannabis medicinal del país está creciendo, y en 2020, debería cosecharse cannabis medicinal doméstico.

    • Capital
    • Berlin
    • Habitantes
    • 82,540,000
    • Productos de CBD
    • Legal desde 0.2% THC
    • Cannabis recreativo
    • Ilegal
    • Cannabis medicinal
    • Legal since 2017

Legislación del cannabis en Alemania

¿Se puede poseer y consumir cannabis en Alemania?

Es ilegal poseer cannabis en Alemania, según la Ley Federal de Estupefacientes de Alemania (Betäubungsmittelgesetz). Técnicamente, si se encuentra a alguien en posesión de alguna droga, el detenido puede ser castigado con hasta cinco años de prisión.

Sin embargo, el consumo de cannabis no está tipificado como delito. La legislación ofrece diferentes alternativas al procesamiento penal si el acusado es atrapado en posesión de pequeñas cantidades de cannabis para uso personal. Estas alternativas se deciden en base a:

  • La implicación de terceras personas.
  • El historial previo del inculpado
  • Si el público se beneficiara o no de procesar al acusado

En la mayoría de los casos, las autoridades alemanas adoptan un enfoque de «tratamiento antes que sanción o pena«; y con frecuencia posponen o cancelan las penas de prisión si el inculpado acepta recibir tratamiento.

¿Qué es una «pequeña cantidad» de cannabis?

En 1994, el Tribunal Constitucional Federal destacó la confusión que rodea al término «pequeña cantidad». Por aquel entonces, todos los estados alemanes tenían diferentes interpretaciones de lo que era una «pequeña cantidad». El Tribunal Federal de Justicia determinó que, para decidir si una cantidad de cannabis era pequeña o no, se debería tener en cuenta la cantidad y la potencia, no el peso. Entonces, por ejemplo, una «pequeña cantidad» de cannabis puede contener 7,5 gramos de THC (la sustancia responsable del efecto cerebral o «subida») o menos.

Cabe señalar que algunos estados federales alemanes son más tolerantes que otros con respecto al consumo personal limitado de cannabis.

En esos casos, el individuo debe poder demostrar que el cannabis solo estaba destinado al consumo privado y que no iba a venderse o suministrarse a terceros. Además, debe probarse que no hubo riesgo de daño para nadie más (por ejemplo, tener un menor en las inmediaciones mientras se consume).

La cantidad que constituye «para uso personal» varía de un estado a otro, de seis gramos (en la mayoría de los lugares) a 15 gramos en Berlín.

¿Se puede vender cannabis en Alemania?

La venta y el suministro de cannabis en Alemania se consideran un delito más grave. De ser sorprendido, el detenido podría ser condenado a una pena de cárcel de hasta cinco años, de acuerdo con la Ley de Estupefacientes. La pena impuesta puede aumentar de uno a dos, o de cinco a 15 años, si existen otras circunstancias agravantes. Por ejemplo:

  • Si se ha suministrado cannabis a menores
  • Si hay menores implicados en la venta o suministro
  • Si se han encontrado grandes cantidades de cannabis
  • Si el individuo estaba actuando como parte de una banda
  • Si se han encontrado armas

¿Se puede cultivar cannabis en Alemania?

Es ilegal cultivar cannabis en Alemania, y los acusados reciben las mismas penas que por la venta o suministro.

A pesar de esto, el gobierno alemán se ha dado cuenta de la rentabilidad potencial de cultivar cannabis a nivel nacional. A principios de 2019, un comunicado de prensa oficial indicaba que se habían presentado 79 licitaciones para cultivar cannabis medicinal en el país; y el contrato final se adjudicará en algún momento a lo largo de este año.

¿Es legal el CBD en Alemania?

Es legal usar, comprar y vender CBD según la legislación de la UE (siempre y cuando contenga menos de 0,2% de THC). Sin embargo, hay que tener en cuenta que existen ciertas ambigüedades en las leyes. Es legal comprar un producto de CBD en una tienda, pero otras formas de productos de cannabis con bajo contenido de THC pueden no serlo.

Por ejemplo, el propietario de un local de productos de cáñamo se enfrenta a un proceso judicial por vender flores secas de cáñamo en té y actualmente se encuentra a la espera de juicio. El cáñamo se considera bajo en THC, pero no está claro si está prohibido o no el consumo de cáñamo en esta forma.

¿Se pueden enviar semillas de cannabis a Alemania?

Alemania es el único país europeo que prohíbe la venta de semillas de cannabis. Sin embargo, como parte de la UE, se atiene al principio de «libre circulación de mercancías», lo que significa que el envío de semillas de cannabis a Alemania es legal. Por lo tanto, también lo es adquirirlas en internet, siempre y cuando no se utilicen para cultivar plantas de cannabis.

Cannabis medicinal en Alemania

Alemania introdujo una nueva legislación en 2017, que permite el uso de cannabis con fines medicinales. Desde entonces, se ha convertido en el mayor mercado de cannabis medicinal de Europa.

Inicialmente, la ley solo aceptó las solicitudes de unos 1.000 pacientes. En noviembre de 2018, esta cifra había aumentado a 40.000. Así pues, el programa de cannabis medicinal de Alemania es uno de los más solidos del continente. En la actualidad, unos dos tercios de las compañías de seguros sanitarios costean los gastos de los pacientes a los que se ha recetado cannabis medicinal.

Hasta 2019, Alemania dependía únicamente de los productos de cannabis importados del extranjero para cubrir las necesidades de sus pacientes. Por lo tanto, ha habido problemas ya que el suministro por lo general no cumplía con la demanda. No obstante, la situación va a cambiar a medida que el país avance en el desarrollo de su industria nacional.

Se prevé que la primera cosecha alemana de cannabis medicinal esté lista a finales de 2020.

Medicación disponible

Actualmente, los pacientes alemanes tienen a su disposición tres productos de cannabis medicinal. Son Sativex, Dronabinol y Nabilone. Sin embargo, todos son caros, lo que significa que algunos pacientes no pueden permitírselos (a menos que estén cubiertos por su seguro sanitario).

También existe la opción de obtener flores de cannabis producidas por Bedrocan, Tweed y Aurora. Estas flores se pueden comprar por cuenta del paciente en la farmacia.

Conseguir una receta

A los pacientes les puede resultar difícil conseguir una receta para el cannabis medicinal. Los profesionales de la medicina se resisten a extender recetas, ya que se muestran escépticos sobre los efectos medicinales del cannabis, o siguen creyendo que existe un tabú relativo a su uso. Además, se encuentran con importantes obstáculos cuando buscan la aprobación de las compañías de seguros sanitarios.

Otro obstáculo es la cautela del Fondo de Salud Alemán para asegurar productos farmacéuticos en general. Como actualmente solo acepta las flores de cannabis, los costes son altos (especialmente si se comparan con otras formas de medicamentos de cannabis).

Cáñamo industrial en Alemania

El cultivo de cáñamo se ilegalizó en 1982. Sin embargo, esta prohibición solo duró catorce años. En 1996, se volvió a permitir el cultivo del cáñamo, en gran parte debido a las protestas a gran escala de agricultores, científicos y aficionados.

Desde entonces, su cultivo ha fluctuado. Por ejemplo, en 1996, la compañía holandesa HempFlax utilizó 3.500 hectáreas para cáñamo, más 750 acres. En 2011, este cultivo prácticamente había desaparecido.

En los años siguientes, el mercado del cáñamo se recuperó. Ahora, Alemania es uno de los cinco principales productores de Europa; aunque los rendimientos de su cosecha son diminutos comparados con los de la vecina Francia.

Políticos y cannabis

La Unión Demócrata Cristiana (liderada por la canciller Angela Merkel) ha estado históricamente en contra de la legalización del cannabis. De hecho, algunos parlamentarios del partido quieren que las leyes en vigor sean más estrictas, no laxas.

Otros partidos, como el Partido Verde, adoptan la postura opuesta, y piden la despenalización del cannabis. En 2017, presentaron un proyecto de ley, The Cannabis Control Act. No solo proponía la legalización del uso recreativo, sino que también esbozaba un mercado regulado para el cultivo, la importación, el procesamiento y la venta de la sustancia.

De hecho, aparte de la Unión Demócrata Cristiana y la AfD de extrema derecha, cada partido representado en el Bundestag apoya la legalización recreativa del cannabis. Algunos políticos han ido aún más lejos. Por ejemplo, la alcaldesa del distrito, Monika Hermann, ha pedido que se abran en Berlín cannabis cafés al estilo holandés.

Conviene saber

Si vas a viajar a Alemania (o actualmente resides en el país), puede que te interese saber lo siguiente:

Historia del cannabis

Al igual que en muchos otros países europeos, el cannabis tiene una larga historia en Alemania.

Las excavaciones arqueológicas de Eisenberg, Turingia (Alemania central) demuestran que el cannabis estaba presente hace por lo menos 7.500 años. Se han hallado semillas en casas cueva, lo que indica que estos pueblos antiguos pueden haberlas utilizado en la vida doméstica. En otra excavación en Wilmersdorf (ahora parte de Berlín) se descubrieron semillas de cannabis en una urna funeraria, que data de hace 2.500 años.

Hay muchas evidencias que sugieren que también jugó un papel importante en la vida rural alemana. Los textos del siglo XII, escritos por la abadesa benedictina Hildegarda de Bingen, afirman que el cannabis «reduce los malos jugos y refuerza los buenos», y que podía usarse para tratar los dolores de cabeza. Su investigación fue respetada por muchos, aunque la Iglesia Católica estaba en contra del uso de la sustancia.

A principios del siglo XV, el uso de cannabis con fines medicinales estaba muy consolidado. Aunque la Inquisición intentó eliminar el uso de la herboristería tradicional, su práctica persistió en Alemania. Se debió, en gran parte, a las universidades medievales, que hicieron un gran esfuerzo para preservar las prácticas históricas del país.

Durante este período, el aceite de cannabis se utilizaba de forma generalizada para tratar la inflamación, la tos, las infecciones parasitarias, la gonorrea y mucho más.

Las expediciones comerciales a África y Asia (alrededor del siglo XV) también fueron determinantes. Los marineros regresaron con «cáñamo de la India», con variedades de cannabis mucho más potentes. Estas también se incorporaron a la práctica médica, pero su uso no se generalizó hasta mediados del siglo XIX.

El cannabis nunca salió de Alemania. Siguió siendo valorado como medicina, producto alimenticio y planta ritualista hasta el siglo XX, cuando la prohibición comenzó a consolidarse.

Actitudes hacia el cannabis

Alemania presenta una actitud mixta hacia el cannabis. Por un lado, numerosos políticos, científicos y personas abogan a favor de despenalizar el uso recreativo. Sin embargo, el principal partido político (la Unión Demócrata Cristiana), y mucha gente de todo el país, están en contra de legalizar el cannabis.

Una encuesta revelaba que la mayoría de los ciudadanos alemanes estaban en contra de despenalizar el cannabis con fines recreativos. El 70% de las mujeres encuestadas dijeron que no apoyan su legalización, en comparación con solo el 56% de los hombres. Las personas mayores se mostraron menos a favor de seguir con la prohibición; con el 72% de las personas mayores de 60 años votando en contra. Entre los menores de 30 años, solo el 43% apoyaba la legalización.

¿Multas o cargos?

Aunque se toleran pequeñas cantidades de cannabis para consumo privado, el número de cargos presentados relacionados con el cannabis está en aumento.

Cualquiera que sea sorprendido con cannabis será acusado, y luego será considerado un caso penal. Los fiscales pueden suspenderlo (y pueden imponer una multa en su lugar). Sin embargo, incluso después de que se haya retirado el caso, los cargos presentados permanecen en el expediente de antecedentes de la persona durante varios años. En ocasiones, también se registra en el permiso de conducir del individuo, incluso si no se ha consumido cannabis mientras se estaba en un vehículo.

En 2017, se condujeron 209.204 investigaciones policiales relacionadas con el consumo de cannabis. Estos números fueron considerablemente más altos que el año anterior. Los cargos presentados representaron el 3,9% de todos los delitos registrados; uno de los motivos de investigación más frecuentes.

Es un problema que no ha pasado desapercibido. La política Marlene Mortler (Unión Social Cristiana) propuso sustituirlo por un nuevo sistema; dar a los acusados la opción de pagar una multa o recibir ayuda de expertos. Sin embargo, como algunos países de Europa (y otras partes del mundo) están despenalizando por completo el consumo personal de cannabis, existe la posibilidad de que Alemania siga su ejemplo.

¿Se legalizará el cannabis en el futuro?

Hasta la fecha, parece probable que el Partido Verde desempeñe un papel en el próximo gobierno. Esto se basa en los resultados de sus encuestas actuales, que muestran que la opinión pública sobre sus políticas es alta. Si este es el caso, existe la posibilidad de que su Ley de Control de Cannabis sea aprobada, lo que despenalizaría completamente el consumo recreativo de cannabis.

  • Disclaimer:
    Aunque se ha hecho todo lo posible para garantizar la exactitud de este artículo, no está destinado a proporcionar consejo legal, ya que las situaciones individuales serán diferentes y deben consultarse con un experto y/o abogado.

Comments

2 comentarios en “Cannabis en Alemania: Leyes, Uso y Historia”

  1. Saludos! Quisiera que escribieran mas de la «broma» de ley que aprueba el uso medicinal del Cannabis. Suena muy lindo y progresivo desde la hipocrita Alemania que permite, inclusive menores de edad fumar tabaco descaradamente en la cara de todo el mundo. Pero le hacen la vida imposible para los pacientes que por milagro de Dios consiguen algun Doctor que les quiera recetarles Cannabis. Que es solo ofrecida para fumar y otras formas sinteticas de esta planta, que no deberian llevar el termino «Cannabis» ya que son formas sinteticas. Digo milagro, por que los Doctores te van a mandar de DR. a DR. ya que no quieren hacer ni preocuparse de todo el papeleo que conlleva tener un paciente de Cannabis, o simplemente se niegan a hacerlo. De ahi a conseguir que la farmacia te la consiga, haciendote esperar y esperar por tu medicina. De ahi que el seguro medico le de la gana de reconocer y cubrir por la orden de tu Dr. de recetarte Cannabis, como ultima instancia (habiendo otras drogas que podrias estar usando!)Ahora dicen que los pobres pacientes no estan permitidos de fumar en un lugar publico..?

    1. Miranda - Sensi Seeds

      Hola Rosana,

      Para conocer en más detalle la situación actual de cannabis medicinal en Alemania, aquí te proporcionamos los links a varios artículos muy interesantes y completos, publicados en el blog de Sensi Seeds y escritos por nuestro escritor experto alemán, Micha. No dejes de seguirle en nuestro blog, para estar al día de la actual alemana, e internacional, relativa al cannabis.

      https://sensiseeds.com/es/blog/author/micha/
      https://sensiseeds.com/es/blog/alemania-lucha-por-satisfacer-la-demanda-de-cannabis-medicinal/
      https://sensiseeds.com/es/blog/un-programa-de-cannabis-medicinal-con-problemas-iniciales/
      https://sensiseeds.com/es/blog/viajar-con-cannabis-como-medicina-lo-que-debes-saber/

      ¡Saludos y Suerte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor y revisor

  • Profile-image

    Sensi Seeds

    El equipo editorial de Sensi Seeds incluye botánicos, expertos médicos y legales, además de activistas de renombre como el Dr. Lester Grinspoon, Micha Knodt, Robert Connell Clarke, Maurice Veldman, Sebastian Marincolo, James Burton y Seshata.
    Más sobre este autor
  • Maurice_Veldman

    Maurice Veldman

    Maurice Veldman es miembro de la Asociación Holandesa de Abogados Penales y uno de los abogados más destacados del campo del cannabis de los Países Bajos. Con 25 años de experiencia en dicho ámbito, su conocimiento del derecho penal y administrativo apoya a los vendedores de cannabis y a los productores de cáñamo al abordar la cuestión de las desigualdades entre el individuo y el estado.
    Más sobre este revisor
Ir arriba