Cannabis en Francia: Leyes, Uso y Historia

La legislación francesa es conservadora en relación al uso y posesión de cannabis. Extraña que este país de la UE siga sin un programa de cannabis medicinal. Pero la multa «in situ» de Macron para los consumidores de cannabis indica un cambio gradual de actitud. A pesar de sus leyes severas, Francia sigue siendo un importante productor de cáñamo y cannabis.

    • Capital
    • Paris
    • Habitantes
    • 65,721,000
    • Productos de CBD
    • Legal por debajo de 0.2% THC
    • Cannabis recreativo
    • Ilegal
    • Cannabis medicinal
    • Legal

Legislación del cannabis en Francia

¿Se puede poseer y consumir cannabis en Francia?

La legislación francesa prohíbe el uso o posesión de cannabis. Además, no hace ninguna distinción entre posesión para uso personal o para el tráfico. En su lugar, se trata a los infractores en función de la cantidad de cannabis con la que se les sorprende y de sus circunstancias individuales.

Dependiendo de la situación, el fiscal puede optar por cerrar el caso sin imponer ninguna sanción o pena. También tienen derecho a proponer alternativas a la penalización, como un programa de tratamiento. Se pueden emprender acciones legales si procede.

Si se acusa de uso personal de cannabis, el inculpado puede enfrentarse a una multa de hasta €3.750 y una pena de prisión de hasta un año. Esto puede no aplicarse a los menores de edad. Si se descubre que el acusado ha puesto en peligro a otros mientras consumía cannabis (por ejemplo, estar bajo sus efectos mientras trabaja en una posición de responsabilidad para otros), la pena máxima se incrementa a cinco años y la multa se sube a €75.000.

En 2008, se introdujo una política «rápida y gradual». Esto significa que, en casos sencillos, los consumidores de cannabis pueden recibir una amonestación y ser obligados a asistir a un curso de concientización sobre las drogas. Si no son dependientes del cannabis, es posible que tengan que pagar hasta €450.

Las leyes volvieron a cambiar en 2018, cuando el gobierno introdujo una nueva política, que otorga a la policía el poder de imponer multas in situ de €200 a aquellos sorprendidos consumiendo cannabis. Sin embargo, el ministro del Interior, Gerard Collomb, ha enfatizado que la nueva política no despenaliza el consumo de la sustancia, y que la imposición de una multa no garantiza que no se emprendan más acciones legales.

¿Se puede vender cannabis en Francia?

Como muchos otros países, Francia adopta un enfoque más severo con los que venden o distribuyen cannabis. Si se es sorprendido traficando cannabis, el delito podría penarse con hasta diez años de cárcel y una multa de 7,5 millones de euros. Estas penas podrían duplicarse si el acusado vendiera a menores o vendiera cerca de un centro educativo.

¿Se puede cultivar cannabis en Francia?

A pesar de que Francia tiene una industria próspera en la producción de cáñamo y cannabis, sigue siendo ilegal que los ciudadanos del país cultiven plantas de cannabis. Aquellos que sean descubiertos haciéndolo, pueden ser condenados a hasta 20 años de cárcel o una multa de hasta €7,5 millones.

La ley no hace excepciones en este punto. Incluso si el individuo solo utiliza el cannabis cultivado con fines personales y medicinales, se sigue considerando un delito punible. Sin embargo, en realidad muy pocos cultivadores de cannabis han recibido la pena máxima. Los condenados a largas penas de prisión son generalmente los que están implicados en actividades de cultivo a gran escala.

¿Es legal el CBD en Francia?

El aceite de CBD no contiene suficiente THC (la sustancia responsable del efecto cerebral o «subida») para ser psicoactivo. Por lo tanto, (técnicamente) el gobierno francés permite el uso y venta de productos de CBD en el país. La Misión Interministerial contra las Drogas y el Comportamiento Adictivo (MILDECA) ha aclarado que solo se permite si:

  • los niveles de THC son de 0,2% o inferiores
  • los productos se han elaborado con tipos aprobados de plantas de cáñamo (con bajo contenido en THC).

¿Se pueden enviar semillas de cannabis a Francia?

Las semillas de cannabis se pueden comprar y vender en la mayoría de los países europeos, lo que incluye a Francia. También se pueden enviar al país a través del servicio de correos. Sin embargo, es ilegal germinar las semillas, por lo que no está permitido cultivar plantas a partir de ellas.

Cannabis medicinal en Francia

Francia continúa adoptando una postura conservadora en lo que respecta al cannabis medicinal, y aún no es legal, aunque Sativex está disponible con receta médica (en teoría). Sativex se autorizó en 2014, pero en 2018 seguía sin estar disponible debido a las disputas por los precios entre los productores y las autoridades del país.

La ministra de Sanidad, Agnes Buzyn, ha manifestado abiertamente su apoyo a un programa de cannabis medicinal, pero hasta ahora no se ha creado ningún programa de ese tipo. Sin embargo, en septiembre de 2018, la Agencia Nacional Francesa para la Seguridad de los Medicamentos y Productos Sanitarios (ANSM) puso en marcha un comité científico (CSST), que evalúa la viabilidad de un programa de cannabis medicinal en el país. Sus descubrimientos han concluido que sería «apropiado autorizar el uso de cannabis terapéutico…/…en determinadas situaciones clínicas y en los casos en que las terapias (existentes) proporcionan un alivio insuficiente o no se toleran bien».

Se estima que Francia tiene entre 300.000 y 1 millón de pacientes que podrían beneficiarse de los productos medicinales derivados del cannabis. Debido a la falta de disponibilidad bajo receta, la preocupación es que un gran número de estos pacientes están recurriendo al mercado negro para obtener su suministro.

Cáñamo industrial en Francia

Francia lleva siglos cultivando cáñamo. Hasta el siglo XIX, más de 100.000 hectáreas de terrenos franceses se utilizaban para producirlo; y el cáñamo cosechado se convertía en lino, cuerdas, aceite natural y telas.

Después de todo ese tiempo, la producción de cáñamo comenzó a disminuir, hasta que llegó a tan solo 700 hectáreas en 1960. Las razones son variadas. Los barcos de vela ya no se utilizaban de forma tan habitual (el cáñamo era perfecto para fabricar velas y aparejos) y las fibras sintéticas comenzaron a dominar el mercado. Por no hablar del algodón y de otras fibras que llegaban desde el extranjero.

Desde entonces, la industria se ha recuperado. A principios del siglo XXI, había alrededor de 6.000 hectáreas de plantaciones de cáñamo; sobre todo en La Loire y La Sarthe. La mayor parte del cáñamo se usaba para producir papel.

Las variedades de cáñamo de Francia producen (de media) ocho toneladas de paja por hectárea. Según el Informe Europeo sobre Cannabis de Prohibition Partners, el país es ahora el líder mundial en producción de semillas de cáñamo y es responsable de producir el 59% de las semillas del mundo. También domina el mercado de la fibra de cáñamo, ya que produce más del 50% de toda la pasta y papel a base de cáñamo en Europa.

Los partidos políticos franceses y el cannabis

Son muy pocos los partidos políticos de Francia que están a favor de legalizar el cannabis, aunque la mayoría reconoce sus beneficios medicinales. El presidente Emmanuel Macron se ha manifestado a favor de introducir reformas limitadas en lo relativo al cannabis, como la sustitución de las penas de prisión por multas in situ. El Gobierno hace hincapié en que este es un enfoque pragmático para reducir el tiempo que le dedica la policía, y que no debe verse como un primer paso hacia la despenalización.

Sin embargo, hay alguna excepción importante. El parlamentario socialista Daniel Vaillant, ex Ministro del Interior, propuso la legalización del cannabis en Le Parisien en 2009. Cecile Duflot (Ministra de Igualdad Territorial) y Vincent Peillon (Ministro de Educación) también han esgrimido sus argumentos a favor de la legalización, afirmando que era una solución mejor que seguir con «la guerra contra las drogas». El gobierno les ha llamado al orden y se ha considerado que sus comentarios «no son objeto de debate».

Otro partido digno de mención es Cannabis Sans Frontières, que está dirigido por el reconocido activista Farid Ghehioueche. El partido ha tenido representación en las elecciones europeas y legislativas, aunque los representantes reunieron menos del 1% de los votos en cada caso.

Conviene saber

Si vas a viajar a Francia (o resides en el país), te resultará útil saber lo siguiente:

Historia del cannabis

El cannabis estaba disponible de forma habitual a finales del siglo XIX, cuando las fuerzas francesas regresaron de Egipto con hachís y cannabis. A medida que avanzaba el siglo, el consumo de cannabis se puso de moda, sobre todo en los círculos intelectuales.

Muchos de los escritores y filósofos más famosos del país escribieron sobre su experiencia con el consumo de drogas (incluido el cannabis). Víctor Hugo, Charles Baudelaire, Pierre Gautier y Alexandre Dumas fueron todos miembros del célebre Club des Hachischins (Club de los Comedores de Hachís), que se dedicaba a la exploración de estados inducidos por las drogas.

El cannabis no se popularizó entre las masas hasta la década de 1960, cuando los militares regresaron de Vietnam. Entonces, la sustancia se convirtió en una parte importante del movimiento de contracultura hippie, y su popularidad comenzó a despegar.

El mercado actual de cannabis

Francia no produce hachís en el país, aunque sí cultiva hierba de cannabis (marihuana) ilegalmente.

Gran parte del hachís de Francia llega a través del trafico hasta el país desde Marruecos. También predomina el cannabis holandés, aunque las exportaciones de Holanda han disminuido en los últimos años, debido a las leyes cada vez más restrictivas de los Países Bajos.

Asimismo, Francia es un punto de tránsito de drogas dirigidas al Reino Unido, los Países Bajos, Italia y Bélgica.

Los coffeeshops de París

En 2018, dos empresarios franceses sacaron el máximo partido de la relajación de las leyes del cannabis del gobierno (que permitían la venta de productos de cannabis que contuvieran un 0,2% de THC o menos) y abrieron dos «coffeeshops» al estilo holandés.

Joaquim Lousquy, el propietario de Cofyshop, le aclaraba a The Telegraph: «No hay efecto psicotrópico. No es un medicamento ni un calmante. No promocionaría que nadie fume cannabis. Lo vendemos como cualquier otro artículo, igual que en una tienda de muebles se venden mesas o sillas».

Stephane Bélaiche, que dirige E-Klop (un establecimiento similar), ha comentado a The Telegraph: «No vendo productos de CBD para que se puedan fumar en un porro, sino para que las personas puedan encontrar otro sabor que disfrutar.

Sin embargo, ambas tiendas han sufrido las protestas de los vecinos y las autoridades por igual. El diputado Pacome Rupin ha visitado una de las tiendas e informado a los periodistas franceses de que estaba «vigilando muy de cerca» sus actividades. Además, los vecinos de la zona se han quejado de la tienda. «Huele a hachís en la calle», ha comentado un vecino. «El olor sube hasta nuestro piso».

Eventos Relacionados con la Marihuana en Francia

Francia acoge varios eventos importantes relacionados con la marihuana durante todo el año. Estos incluyen:

  • UFCM I-Care. La UFCM I-Care empezó, originariamente, en el 2012, gracias a Bertrand Rambaud. Es una de las conferencias de marihuana medicinal más importantes del continente, y ofrece a expertos de todo el mundo la oportunidad de compartir sus conocimientos y experiencia.
  • Cannabis Europa Paris. Políticos, científicos, académicos y compañías internacionales de marihuana asisten a la Cannabis Europa París para tener la oportunidad de intercambiar ideas y escuchar a ponentes clave en el campo.
  • Cannabis Business France. Este evento de dos días se centra en el mercado de marihuana y de cáñamo en Francia, con el objetivo de educar a los empresarios sobre las oportunidades en la industria. También se promociona como un evento de networking.

Próximamente

  • Canamour. Parece que este nuevo evento de marihuana, previsto para el 2020, ofrecerá conferencias y exposiciones, centrándose tanto en la industria de la marihuana como del cáñamo. Aún no se conocen más detalles, aunque parece que el evento se celebrará en Marsella.

¿Se legalizará el cannabis en el futuro?

Dada la actitud conservadora de Francia ante el consumo de cannabis, parece poco probable que se legalice en el futuro. Sin embargo, es posible que se pueda establecer un programa apropiado de cannabis medicinal en un futuro próximo, en gran medida en base a la creciente presión pública.

  • Disclaimer:
    Aunque se ha hecho todo lo posible para garantizar la exactitud de este artículo, no está destinado a proporcionar consejo legal, ya que las situaciones individuales serán diferentes y deben consultarse con un experto y/o abogado.

Comments

2 comentarios en “Cannabis en Francia: Leyes, Uso y Historia”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor y revisor

  • Profile-image

    Sensi Seeds

    El equipo editorial de Sensi Seeds incluye botánicos, expertos médicos y legales, además de activistas de renombre como el Dr. Lester Grinspoon, Micha Knodt, Robert Connell Clarke, Maurice Veldman, Sebastian Marincolo, James Burton y Seshata.
    Más sobre este autor
  • Maurice_Veldman

    Maurice Veldman

    Maurice Veldman es miembro de la Asociación Holandesa de Abogados Penales y uno de los abogados más destacados del campo del cannabis de los Países Bajos. Con 25 años de experiencia en dicho ámbito, su conocimiento del derecho penal y administrativo apoya a los vendedores de cannabis y a los productores de cáñamo al abordar la cuestión de las desigualdades entre el individuo y el estado.
    Más sobre este revisor
Ir arriba