Cannabis en Eslovenia: Leyes, Uso y Historia

El cannabis es ilegal en Eslovenia. La ley es tolerante con la posesión para uso personal, pero mucho más dura con los que lo venden o distribuyen. Todavía no hay un programa medicinal, pero se ha hablado de regular la industria del CBD. Algunos medicamentos a base de cannabis se pueden obtener con receta médica, y los aceites de CBD y cáñamo son legales.

    • Capital
    • Ljubljana
    • Habitantes
    • 2,082,000
    • Productos de CBD
    • Legal
    • Cannabis recreativo
    • Descriminalizado
    • Cannabis medicinal
    • Legal

Legislación del cannabis en Eslovenia

¿Se puede poseer y consumir cannabis en Eslovenia?

La posesión de cannabis es ilegal en Eslovenia. Sin embargo, el consumo personal de cannabis se ha despenalizado. La Ley de Producción y Comercio de Drogas Ilícitas define este «uso o consumo personal» como una pequeña cantidad para uso individual, o una pequeña cantidad para aquellos que han optado por un tratamiento médico, o como parte de un programa sanitario-social.

En virtud del artículo 33 de la Ley de Producción y Comercio Ilícito de Drogas, la posesión de cannabis es un delito menor. Esto significa que los infractores no recibirán una pena de prisión, pero podrían tener que pagar una multa (entre € 42 y € 209). Si la persona acepta ponerse en tratamiento por consumo de cannabis, o participar en un programa de seguridad social aprobado por el Departamento de Sanidad del Ayuntamiento, el castigo puede ser más indulgente.

¿Se puede vender cannabis en Eslovenia?

El Código Penal de Eslovenia de 2008 divide la venta y el suministro de cannabis en dos delitos:

  • Fabricación/tráfico de drogas ilícitas. Incluye la venta de cannabis, más la compra con la intención de vender, y el cultivo de cannabis.
  • Facilitar el consumo de drogas ilícitas. Incluye ofrecer cannabis a otros para su consumo.

Aquellos que sean sorprendidos produciendo cannabis para la venta, o que se lo venden a terceros, pueden ser condenados a una pena de prisión de uno a 10 años. Esta puede ampliarse de tres a 15 años si hay circunstancias agravantes, como cuando las hay personas vulnerables involucradas o en lugares concretos.

Los que ofrezcan cannabis a otros para consumir pueden ser condenados a una pena de cárcel de entre seis meses y ocho años. Si hay personas vulnerables implicadas (por ejemplo, un menor de edad), o si el delincuente está abusando de su posición, la pena puede aumentar entre uno y 12 años.

¿Se puede cultivar cannabis en Eslovenia?

Después de que Eslovenia se uniera a la UE en 2004, adoptó sus regulaciones con respecto a la producción de cáñamo y permitió su cultivo. Por lo tanto, es legal cultivar cannabis sin licencia en el país, siempre que contenga menos del 0,2% de THC (la sustancia responsable de la «subida» o efecto cerebral) y que las plantas de cannabis no se cultiven en un área mayor a 0,1 hectáreas. .

Si un agricultor quiere cultivar cannabis con bajo contenido en THC en un terreno de más de 0,1 hectáreas, debe conseguir una licencia o autorización del gobierno. Cultivar cannabis con altos niveles de THC es ilegal.

El cultivo de una planta de cannabis en casa en Eslovenia es legal, siempre que contenga un porcentaje de THC de 0,2% o inferior.

¿Es legal el CBD en Eslovenia?

El aceite de CBD y el aceite de cáñamo son legales en Eslovenia. Además, se consiguen con facilidad y, a menudo, se utilizan para aliviar los síntomas asociados con diferentes enfermedades. Sin embargo, al igual que ocurre con el cultivo de cannabis, ningún aceite de CBD o de cáñamo debe contener más del 0,2% de THC.

¿Se pueden enviar semillas de cannabis a Eslovenia?

Aunque el cultivo de cannabis con altos niveles de THC es ilegal, no es ilegal hacerse con semillas que produzcan plantas con un alto contenido en THC. Se puede comprar de forma legal cualquier tipo de semilla, además de enviarlas a Eslovenia desde otro país. A la ley, lo que le importa es lo que pretendes hacer con esas semillas.

Cannabis medicinal en Eslovenia

Actualmente, el cannabis medicinal no es legal en Eslovenia, pero el gobierno ha permitido el uso de ciertos medicamentos cannabinoides. Los medicamentos que han sido aprobados son Sativex y Marinol. Del mismo modo, es legal comprar aceite con un bajo contenido en THC en el país y utilizarlo para fines medicinales.

Hoy en día, los pacientes pueden conseguir una receta de productos médicos a base de cannabis de su médico. La mayoría de las personas que lo hacen están en cuidados paliativos. Unos 160 pacientes están inscritos en un programa que permite el consumo de dronabinol (Marinol). Se estima que, en el país , unas 30.000 personas se automedican con aceite de CBD y productos similares.

La situación legal del cannabis medicinal puede estar a punto de cambiar. En el pasado, se han presentado varias propuestas para despenalizarlo para uso medicinal, y en 2013, el gobierno esloveno reclasificó los cannabinoides como sustancias ilegales de Clase II. Esto significaba que los cannabinoides podían usarse con fines medicinales, pero no los cogollos de cannabis. En 2018, los parlamentarios presentaron un proyecto de ley para legalizar el cannabis para todos los usos, pero no se aprobó.

Cáñamo industrial en Eslovenia

El cultivo industrial de cáñamo ha sido legal en Eslovenia desde que ingresaron a la UE en 2004. Si se cultiva en menos de 0,1 hectáreas de terreno, ni siquiera se requiere una licencia del gobierno.

A pesar de esto, los productores de cáñamo de Eslovenia han luchado para plantar el cultivo. La cosecha resultó ser problemática, debido a la naturaleza resistente de las fibras, que pueden enredarse en piezas de la maquinaria. Las plantas suelen crecer de manera desigual, y algunas llegan a ser muy altas, lo que a su vez causa problemas con las impurezas y la pérdida de cosechas.

Además, la mayoría de las variedades cultivadas se importan de otros países. Algunas son adecuadas para el clima esloveno, pero otras no lo son. En esta primera etapa de la producción de cáñamo en el país, parte del proceso es inevitablemente cuestión de ensayo y error.

Sin embargo, algunos cultivadores de cannabis están teniendo éxito. El Country Estate Trnulja es un buen ejemplo. Vende productos alimenticios a base de cáñamo y elabora platos con cáñamo en su restaurante.

Los partidos políticos eslovenos y el cannabis

El partido que actualmente ocupa el gobierno (el Partido del Centro Moderno) mantiene una actitud liberal hacia el cannabis. En la actualidad, también están considerando legalizarlo con fines medicinales. Otros partidos se han hecho eco de su postura, como los socialdemócratas, que también han pedido su legalización.

Conviene saber

Si vas a viajar a Eslovenia (o resides en el país), te resultará útil saber lo siguiente:

  • El cannabis es la sustancia estupefaciente más consumida en Eslovenia. El cannabis a base de hierbas/ La hierba de cannabis es la más incautada por la policía.
  • El 10,3% de los «adultos jóvenes» (15-34 años) consumen cannabis. Lo consumen con mayor frecuencia los hombres que las mujeres.
  • El acceso al cannabis medicinal recetado es actualmente limitado. No se puede conseguir en las farmacias y muchos pacientes compran su medicina en Austria.

Actitudes hacia el cannabis

En general, las actitudes eslovenas hacia el cannabis son liberales. En el pasado, varias personas y organizaciones han hecho campaña a favor de la legalización del cannabis para uso medicinal y recreativo. Se considera como una droga de «jóvenes», con un 15% de los usuarios que tienen entre 15 y 24 años de edad. Por el contrario, solo el 0,2% de los usuarios tienen entre 55 y 64 años.

A pesar de la popularidad del cannabis, Eslovenia no es uno de los países del mundo en los que se fuma más cannabis. De hecho, ni siquiera está clasificado entre los treinta primeros, según un informe reciente.

Clubes Sociales de Cannabis de Eslovenia

En diferentes partes del mundo donde el consumo de cannabis se ha despenalizado, se han formado clubes sociales de cannabis. Eslovenia tiene actualmente seis clubes, que se espera que aumenten a diez, según Jaka Bitenc, fundador del primer club de cannabis del país, Slovenski Konopljin Socialni Klub (SkSk).

Estos clubes sociales suelen ser organizaciones colectivas sin ánimo de lucro, y que solo atienden a sus miembros. El énfasis está en operar de manera transparente y en ofrecer un producto de mayor calidad que el mercado negro. Un mercado que no está regulado y que con frecuencia financia actividades delictivas.

Los clubes sociales de cannabis suelen suscitar polémica. Algunos argumentan que no funcionan dentro de la ley y que deberían cerrarse. Pero técnicamente este no es el caso en Eslovenia, siempre que el cannabis que se cultive se distribuya por igual para uso personal.

Campaña a favor del cambio

Jaka Bitenc lleva varios años siendo activista. Fundó el SkSk como resultado de su diabetes, cuando buscaba un tratamiento de cannabis para aliviar los síntomas. Ahora, el SkSk tiene más de 1.000 miembros, y todos están registrados como consumidores de cannabis con fines medicinales.

En una entrevista de 2014, manifestaba: “El objetivo del club es ayudar a los pacientes medicinales, a quienes la medicina oficial no puede ayudar, así como a cambiar la ley de tal manera que permita el autoabastecimiento de cannabis aquí en Eslovenia».

Dado lo partidarios del cannabis que son muchos de los parlamentarios del país, parece probable que la ley cambie pronto, sobre todo en los que respecta al uso medicinal.

 ¿Cómo es el cannabis esloveno?

La potencia del cannabis esloveno varía considerablemente, dependiendo de la variedad (y la calidad del cultivo). Los registros oficiales muestran que la hierba de cannabis contiene entre 3,5% y 38,6% de THC, que es increíblemente potente. Asimismo, la resina (o hachís), varía del 0,2% a 38,6%.

¿Se legalizará el cannabis en el futuro?

Dadas las actitudes actuales de los políticos, la opinión pública y los profesionales médicos, parece probable que el cannabis se legalice completamente para uso medicinal en el futuro.

El Instituto Internacional de Cannabinoides (ICANNA) afirma que la mayoría de los médicos de Eslovenia consideran el cannabis como una «planta medicinal», y también comentan que: «Los países que han legalizado y regulado el cannabis para uso medicinal han confirmado una disminución en el número de recetas de medicamentos para el tratamiento del dolor, la ansiedad, las náuseas, la psicosis, las convulsiones, el insomnio y la depresión, y una reducción de más del 25% en las muertes por sobredosis de opioides».

Resulta más difícil predecir si el cannabis se legalizará con fines recreativos. Las leyes de Eslovenia ya son indulgentes con respecto al uso personal y es posible que el gobierno no considere necesario legalizarlo totalmente. No obstante, el 85% de los delitos de drogas ilícitas en el país tienen que ver con el cannabis, y la mayoría de estos casos tienen que ver con el uso y la posesión personal, lo que supone una carga mayor para el sistema de justicia penal ya sobrecargado del país.

Como uno de los países más liberales de Europa, Eslovenia puede ser uno de los primeros en legalizar por completo el uso recreativo personal, sobre todo si el gobierno consigue regular la industria.

  • Disclaimer:
    Aunque se ha hecho todo lo posible para garantizar la exactitud de este artículo, no está destinado a proporcionar consejo legal, ya que las situaciones individuales serán diferentes y deben consultarse con un experto y/o abogado.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor y revisor

  • Profile-image

    Sensi Seeds

    El equipo editorial de Sensi Seeds incluye botánicos, expertos médicos y legales, además de activistas de renombre como el Dr. Lester Grinspoon, Micha Knodt, Robert Connell Clarke, Maurice Veldman, Sebastian Marincolo, James Burton y Seshata.
    Más sobre este autor
  • Maurice_Veldman

    Maurice Veldman

    Maurice Veldman es miembro de la Asociación Holandesa de Abogados Penales y uno de los abogados más destacados del campo del cannabis de los Países Bajos. Con 25 años de experiencia en dicho ámbito, su conocimiento del derecho penal y administrativo apoya a los vendedores de cannabis y a los productores de cáñamo al abordar la cuestión de las desigualdades entre el individuo y el estado.
    Más sobre este revisor
Ir arriba