Cannabis en Finlandia – Leyes, Uso y Historia

La legislación finlandesa del cannabis es relativamente dura y no es fácil conseguir cannabis medicinal. Pero se han despenalizado las pequeñas cantidades para uso personal, y las juventudes de los partidos políticos del país están presionando para legalizar el cannabis recreativo. En 2018 también se intentó desarrollar productos de CBD para uso medicinal.

    • Capital
    • Helsinki
    • Habitantes
    • 5,580,000
    • Productos de CBD
    • Legal
    • Cannabis recreativo
    • Ilegal
    • Cannabis medicinal
    • Legal

Legislación del cannabis en Finlandia

¿Se puede poseer y consumir cannabis en Finlandia?

La Ley de Narcóticos de Finlandia establece que el uso o posesión de cualquier sustancia estupefaciente (incluido el cannabis) es un delito penal. También recomienda sancionar con una multa o hasta seis meses de cárcel.

Si la cantidad de cannabis se considera «insignificante», la sanción puede suspenderse. También ocurre lo mismo si el acusado decide aceptar recibir tratamiento (como se describe en el Decreto del Ministerio de Asuntos Sociales y Sanidad). Es poco probable que se retiren los cargos contra los delincuentes reincidentes.

Un delito de drogas con agravantes puede condenarse a una pena de prisión de hasta 10 años. Las «circunstancias agravantes» incluyen:

  • Sustancias consideradas peligrosas
  • Grandes cantidades de la droga
  • Beneficio económico importante
  • Actuar como parte de un grupo organizado de narcotráfico

En 2017, el Tribunal Supremo de Finlandia dictaminó que una sentencia por un delito de drogas con agravantes podía reducirse, dependiendo de la naturaleza del papel del acusado en el delito.

¿Se puede vender cannabis en Finlandia?

Finlandia es inusual porque la ley no distingue explícitamente entre la venta y la posesión de cannabis. Como resultado, no hay una ley separada para la venta o el tráfico.

Si el acusado es atrapado tratando de vender una cantidad significativa de cannabis, es probable que la sentencia sea más severa, de hasta diez años de cárcel. Las cantidades más pequeñas reciben una sentencia menor, y si es especialmente pequeña, puede que el infractor solo sea multado.

El cannabis no está siempre disponible a la venta en Finlandia, ya que la mayoría de las importaciones llegan desde Dinamarca a través de otras rutas internacionales de tráfico de drogas. Sin embargo, hay un nivel de cultivo doméstico a pequeña escala, y parece estar aumentando.

¿Se puede cultivar cannabis en Finlandia?

La Ley de Estupefacientes de Finlandia establece que el cultivo de cannabis es ilegal. Esto significa que no se te permite cultivarlo en tu casa bajo ninguna circunstancia. A pesar de ello, algunos finlandeses siguen optando por correr el riesgo.

La revista European Addiction Research ha revelado que los cultivadores finlandeses prefieren el cultivo en interior, lo que tiene sentido dado el clima frío. Normalmente cosechan las plantas para su propio uso personal. Además, es el doble de probable que los finlandeses cultiven cannabis para uso medicinal que sus vecinos, los daneses.

Mientras que el cultivo personal es ilegal, la producción comercial no lo es (aunque requiere permiso). Muchas empresas finlandesas cultivan cáñamo y cannabis con fines medicinales en el país.

¿Es legal el CBD en Finlandia?

El CBD es legal en Finlandia siempre y cuando no contenga niveles bastante altos de THC (la sustancia responsable del efecto cerebral o «subida») para ser catalogado como sustancia psicoactiva. Así pues, se pueden comprar productos de CBD libremente en las tiendas de alimentación sana y en internet.

¿Se pueden enviar semillas de cannabis a Finlandia?

Es legal enviar semillas de cannabis a Finlandia, y se pueden comprar sin temor a ser acusado. Sin embargo, como el cultivo es ilegal, no se pueden utilizar para cultivar plantas.

Cannabis medicinal en Finlandia

En 2008, el gobierno finlandés aprobó una ley que permite el uso del cannabis medicinal. Se trata específicamente del cannabis Bedrocan de los Países Bajos. Una década más tarde, el acceso al cannabis medicinal sigue estando limitado. Actualmente, solo se encuentra disponible Sativex (un spray oral) con receta médica, para pacientes con EM.

El CBD puede recetarse para otras enfermedades, pero lo decide en base a cada caso individual la Agencia de Medicamentos de Finlandia (FIMEA). Incluso cuando el cannabis medicinal está disponible, es difícil conseguir una receta. Solo puede extenderlas un experto en neurología (o médicos que trabajan en una clínica neurológica) y se consideran un «último recurso» en caso de que el paciente no haya respondido a otras formas de medicación.

Son muchos los habitantes de Finlandia que también ven el cannabis medicinal de forma negativa. Un paciente de unos 60 años hacía estas declaraciones a Yle: «Le pedí marihuana medicinal a mi médico y casi se cae de su silla. Fue como si hubiera planteado una especie de gran tabú. Y era un médico bastante joven, así que mi impresión es que el tema no se estudia bien en la facultad de medicina de aquí».

Además, los productos de cannabis medicinal son caros. Según se informa Sativex cuesta hasta 650 euros por tres botellas de spray, de las que cada una contiene solo 10 ml. El cultivo en casa es considerablemente más barato, lo que puede explicar por qué cada vez más finlandeses se arriesgan a ser procesados por cultivarlo en privado.

Aunque el programa de cannabis medicinal del país ha tardado en ponerse en marcha, el número de pacientes que reciben el tratamiento no ha dejado de crecer.

Cáñamo industrial en Finlandia

A pesar del clima frío del norte de Europa, Finlandia tiene una larga historia de cultivo de cáñamo. Sin embargo, en el siglo XX, la industria del cáñamo cayó en declive. El lino y el algodón (ambos requieren menos mano de obra intensiva) se vieron favorecidos por los agricultores, y las percepciones cada vez más negativas redujeron el cultivo del cáñamo a casi nada.

A diferencia de muchos otros países, Finlandia nunca aprobó una ley específica que prohibiera la producción de cáñamo. Lo que significó que el cultivo nunca desapareció por completo, sobre todo en las zonas rurales. En la década de 1990, se vivió un resurgimiento de la industria y, desde entonces, el cáñamo se ha vuelto a convertir en una parte vital de la economía del país.

Los partidos políticos y el cannabis

La mayoría de los principales partidos políticos finlandeses: el Partido de la Coalición Nacional, el Partido Socialdemócrata, el Partido Popular de Suecia y los Demócratas Cristianos, no quieren que se legalice el cannabis, aunque muchos apoyan su uso con fines medicinales.

Sin embargo, las juventudes de estos partidos tienen un punto de vista totalmente diferente. Suvi Makelainen, presidenta de Center Party Youth, comenta: «Es bastante fácil evitar hablar sobre políticas de drogas. Es fácil decir: ‘No quiero que la marihuana se legalice’. Pero es más difícil tener un debate a fondo al respecto».

Todas las organizaciones juveniles de los principales partidos se han reunido para debatir la despenalización del cannabis para uso personal. El Presidente de las Juventudes del Partido de la Coalición Nacional, Henrik Vuornos, ha manifestado: “En todo el mundo, el consumo de cannabis es más popular entre los jóvenes que entre las personas mayores, y creo que los más jóvenes también están más conectados en todo el mundo. La gente mira páginas web, lee revistas, y sigue la política de los Estados Unidos, donde casi la mitad de los estados han legalizado el cannabis». 

Conviene saber

Si vas a viajar a Finlandia (o actualmente resides en el país), te resultará útil saber lo siguiente:

Historia del cannabis

Nadie sabe exactamente cuándo llegó el cannabis a Finlandia por primera vez. Los granos de polen antiguos sugieren que las plantas que pertenecen a la familia de las cannabáceas llevan creciendo allí desde 4000 a. e. c., pero en realidad pueden ser plantas de lúpulo silvestre en lugar de cannabis. Es verdad, ¡la cerveza y el cannabis están emparentados!

Las excavaciones arqueológicas han encontrado evidencias de que el cáñamo se cultivaba desde alrededor del 800 d. e. c. en adelante. Se cree que los vikingos lo cultivaron en Ahvenanmaa, una isla ubicada entre Finlandia y Suecia. Otras excavaciones sugieren que el cultivo de cannabis estaba muy extendido, desde ese momento hasta el 1500 d. e. c.

Los registros históricos tributarios y fiscales demuestran que había una pequeña industria del cáñamo en el país en los siglos XV y XVI. Algunos expertos creen que el cannabis que se cultivaba por aquel entonces se introdujo desde Rusia (a través de la región fronteriza de Karelia). Sin embargo, es posible que algunas variedades procedan de Europa central.

En los siglos XVIII y XIX, el cáñamo era el principal cultivo de Finlandia. Su producción superaba a la del lino, su rival más cercano, por un margen considerable. Pero la «era dorada» del cultivo del cáñamo no iba a durar mucho. En el siglo XX, la industria comenzó a disminuir. La creciente negatividad hacia el cannabis significó su casi total desaparición, aunque algunas comunidades rurales siguieron cultivándolo.

¿Qué es Finola?

Finola es el nombre comercial de una variedad de cáñamo resistente que se cultiva en Finlandia. Se desarrolló por primera vez en 1995, y se incorporó a la lista de cultivos subvencionados por la UE en 2003. Hoy, es reconocida en todo el mundo por su resistencia a las heladas y su adaptación las latitudes del norte.

Finola no ha tenido un camino de rosas. En un principio, los representantes de la UE protestaron por su inclusión en la lista de cultivos subvencionados. En 2006, se descubrió que las muestras tenían niveles de THC más altos que los permitidos (más del 0,2%). Se eliminó de la lista de la UE, pero se volvió a incluir en 2013, tras una intensa campaña por parte de los cultivadores y activistas del cáñamo de Finlandia.

Hamppusampo: ¿prácticas progresistas o incumplimiento de la ley?

Hamppusampo es una empresa finlandesa del sector del cannabis. En 2018, empezaron a desarrollar una variedad de cannabis no psicoactiva, con la intención de crear un producto de CBD para vender en Finlandia y en el extranjero. Trabajaron con varios pequeños agricultores en la costa. Hamppusampo también ha conseguido un permiso de la agencia de seguridad alimentaria de Finlandia (Evira) para poder importar semillas para investigación y desarrollo de productos.

Luego, Evira anunciaba que las flores de las plantas de cáñamo de Hamppusampo eran ilegales. Como resultado, la empresa se vio obligada a dejar de venderlas. Habían supuesto que Evira consideraría las flores como un alimento. Sin embargo, Evira afirmó que «no habían legalizado las flores del cáñamo y…/…ni habían concedido ninguna autorización de comercialización a nadie».

¿Legalizará Finlandia el cannabis en el futuro?

Teniendo en cuenta lo difícil que resulta conseguir productos de cannabis medicinal incluso con receta, parece poco probable que el gobierno finlandés vaya a cambiar sus leyes relativas al cannabis a corto plazo. Sin embargo, las juventudes de los partidos representan otra opinión; y quizás una clara diferencia entre las personas más jóvenes y mayores del país.

En resumen, las leyes pueden cambiar en el futuro, a medida que las nuevas generaciones tomen un papel más activo en la política.

  • Disclaimer:
    Aunque se ha hecho todo lo posible para garantizar la exactitud de este artículo, no está destinado a proporcionar consejo legal, ya que las situaciones individuales serán diferentes y deben consultarse con un experto y/o abogado.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor y revisor

  • Profile-image

    Sensi Seeds

    El equipo editorial de Sensi Seeds incluye botánicos, expertos médicos y legales, además de activistas de renombre como el Dr. Lester Grinspoon, Micha Knodt, Robert Connell Clarke, Maurice Veldman, Sebastian Marincolo, James Burton y Seshata.
    Más sobre este autor
  • Maurice_Veldman

    Maurice Veldman

    Maurice Veldman es miembro de la Asociación Holandesa de Abogados Penales y uno de los abogados más destacados del campo del cannabis de los Países Bajos. Con 25 años de experiencia en dicho ámbito, su conocimiento del derecho penal y administrativo apoya a los vendedores de cannabis y a los productores de cáñamo al abordar la cuestión de las desigualdades entre el individuo y el estado.
    Más sobre este revisor
Ir arriba